(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Historia tragica de la vida del dvqve de Biron, con sv comedia a la fin."

m 









^msg 





Accessioiis 




BEQUEATHED BY 

$í0tqz Mitknüt, 



Digitized by the Internet Archive 

in 2012 with funding from 

Boston Public Library 



http://archive.org/details/historiatragicadOOmrti 



HISTORIA 

TRÁGICA DE 



i ) 



LA VIDA DEL DVQVE 

DE BlRON,CON SV 
Comedia a la fin. 

SV AVTOR I VAN PABLO 
MartyrRizOv 

DIRIGIDA JLL EXCELENTÍSIMO 
feñor don Framifco Diego Lope^deZuñiga y y Soto* 
mayor ¿Duque de FexafyCúnde de Belalca$ar ? y Ba- 
ñares, Marques de Gibraleon > Vi^onde de la 
Tuebia ,y fenor de las cinco 
y illas y &c 



Airo 



U3 



7 




CON LICENCIA; 



Jtn Barcclona,por Gabriel Nogucs, en la 
calle de Santo Domingo. 













r %# 



#f «*■. 



C/'f 



Apfoüacidn 3 y licencia? 

ESTA trágica Hijloria del Duque dé 
Bifen ( clegariciá cuydadofa deluaú 
Pablo Mar tyr Rify fu Autor ya otra 
vezmprejfa en ejía Ciudad) he vijl& 
por mandado delfeñor Doétor Aguflin López 
l 'ernande^V "icario general defieObifpado dé 
Bar celona^no halla mi intención en la pure- 
za Ej paitóla de tan elegante ejiilo mancha dé 
horror quelaviciaffe> ni mota alguna q afeé 
W integridad y pureza de nuefírafanta F e>y 
buenas cojlumbr es, antes lo éxemplar efth tra 
tadocon tanta agudeza que fe puede facar 
documentos morales i y efcarmientos en cabe** 
fa agenajrabajo que puede v.m. (/íendofer- 
uídoj premiar con la licencia que fe pide > qm \ 
a la publica luz fe vera mejor quien deleyttí* 
do enfeña.Ejíe es mi parecerán ejie Hofpicio 
délos Padres Clérigos Reglar es Menores dé 
¡Barcelona)/ Enero i . de i 6 ¿5 • 

tuys de Zefpedcs Superior* 
dejle Hofpiíio de los Pa- 
dres Clérigos Reglaren 
Menores y y examinador 
Sjnodd defíe Qbifpada. 
A x A L 



AL ILLVSTRISSIMO» 

NOBILISSIMO , Y EXCELENTÍSIMO 

principe don Francifco Diego López de 

Zuñiga,y Sotonuyor/Duque de 

Vexari&c. 

LA Hifioriadc la Vida del Duque deBiro 
embio a vtieífa Excelencia para reftituyr 
mas dilatado fer 3 al que alentó breues dias 1 a 
parte moYtaUquádo coronado de triunfos,fuc 
aclamación de los Francefes,exempló grande 
donde fe conoce la variedad de la fortuna,quc 
aun no referua a los que en el fepulcro gozan 
continua afsiftencia 3 pues oy buelue a la vida 
la piedad de vueíTa Excelencia, aquellas ceni- 
zas eftrangeras que quiííeró competir con fu 
legitimo Principe, a quien el tiempo cófumia 
la memoria. Yo pues feñor en demoftració de 
mi voluntad 3 ofrezco a V.E.eftos cfcrito$,y i* 
por fus defetos no fueren admitidos > eftimo 
en mas que mueran debaxo de fu nombre* que 
con la protección de otro hazerlos famofos,y 
con cfperanca de eternidad: vea V. E. fi es li- 
d toa tanta grádeza,dexar perecer injuftamé- 
te , o alómenos con rigor á quien a la fombra 
de fu fauor fe ha reparado, y efté V. E. cierto, 
que en tanto que tuuiere vidaefta Hiftoriatra 
gica conferirá inmortales las grandes calida- 
des de V. E. y son ellas mi obligado y afeito. 

luán Tablo Martyr ñi^o. 
JfcUS. 



Fol.i 







HISTORIA DE 

LA VIDA DEL DVQVE 

DE BIRON. 

Ejla primera parte contiene la introduciona 
la Hjftoria. Padres del Marifcal deBiron. 
Susferuiciosa los Reyes de.Francis.Eleceio 
(¡e Marifcal en DuqueyParde Francia. Su 
-Jornada a F l andes- Venida del Duque de $a- 
boya a Francia. Tiene principio la con- 
juración del Duque de Biron,y la 
guerra entre Francia? 
y S aboya. 

O es licito hazer juyziodcl 
año por el fuceflo del primer 
dia^del dia por la hora prime- 
ra , ni de las acciones por el 
principio.Cóuiene efperar el 
fin del año,la noche del dia ? el 
fin de la obra , y hafta el día de la muerte no fe 

A 3 deuc 




Hifloria de la rida del 
$eue ímer juyzio de nueftra felicidad. Eftaua 
el Rey Crcífo en poder de Cyro Rey, y vien- 
dofe prefo,y condenado a muerte, cuando ef- 
pcrauael golpe del executor , prorumpio cyi 
altas voiesjó Solón, Solón; auiédo oydo Cy- 
10 eftas palabras , persuadiéndole le dixeífe q 
queria át zir en e)las;Crefló le replicó, que có 
perdida de fu vida fe verificaua entonces la 
aduertencia que en otro tiempo le ania dado 
Solón* Que los hombres, ni por los ab-gosde 
la fortuna,ni por riquezas , Reyncs , e Impe- 
ríos que poflean no fe puede llamar dichofos, 
Jiafta que ayan paífado el vltimo dia de la vi- 
da, por lainitabilidad,y variedad de las cofas 
humanas, pues por yn ligero mouimiéto traf- 
paííande vn eftado a otro en tododiuerfo. 
Por eífo dixo Agefilao , a quien reputaua por 
feliz al Rey de Perfía(porque fiendo de pocos 
años auia recebido el Imperio de tan podero- 
fos Reynos.) También el Rey Priamp en eífa 
edad no fue defdichado. Ya hupo vnRey de 
Macedonia fucciTor del gran Alexandro , que 
defde tanta inerte, defeédió afer carpintero*) 
Y aquel Principe Romano , que con indüílria < 
quifo pulpar el Imperio de fu República, def- 
pues de auer cpnquiftado la mitad del mun- 
do,y auer fidpEmperador de tantos exercitos 
fe vio miíerablemente reduzido a pedir mi- a 
{tricordia a los Ínfimos miniftrosde vnRey 
(ÉS Egypto¿ tanto le'coítd al gran pompeyo e 

dilata* 



Duque de JBirml % 

dilatar cinco , o íeys mefes la vida , y al ñn 
bárbaramente diuidieron fu cabeca de aquel 
cadauer triunfador del Orbe.Las hiftorias an- 
tiguas eftan triftes con eftos trágicos fuceífos* 
y nos manchan las memorias con fu fangre, 
parece pues, queafsi como la tcmpcftadbate 
con ímpetu lo eminente de las fabricas 3 fe ha* 
Han también entre nofotros efpiritusimbi- 
diofos de la grandeva délos mortales, y que 
la fortuna eípera con vigilancia el vltimo pu- 
to de nueflra vida para manifeftar la fuerza, 
y poder que tiene en aterrar en vn memen- 
to lo que en mucho tiempo ha fabricado * Ea 
efk lentido (y con razón ) fe deue oyr la fen- 
tencia de Solón , empero nofotros realcare* 
mos fg penfamiento, porque fiendoFilofofo, 
con qiiien los íauorts,y disfauoresdela for* 
tuna,no tienen lugar de infelicidad, ni de feli- 
cidad/y fon las grandezas^riquezas, y grandes 
auroi idades , accidentes de calidad , cafi indi- 
ferentes, me parece verifimil que fe ha dilata-* 
i do mas fu fentencia , y que ha querido inferir 
que efia mifma felicidad de nueftra vida , qu# 
depende de la tranquilidad , y contente de 
vn efpiritu bien nacido, y delarefolucion, y 
firmeza de vn animo bien regulado,y bien có« 
¡puefto , no fe deue jamas atriWyr al hombre 
a quien primero no fe aya vifto el vltimo afta 
de !a Comedia a donde reprefenta , que es fia 
duda el mas difícil, pudiendo.cn las demás pav- 

A 4 ' tes* 



Hifloriadelayidadel 
tes, de fu vida proceder con alguna difsimula* 
cion,ya fea, o porque eftos gallardos difcur- 
fos de la Filofofía no obran en nofotros, fino 
por vna cierta grauedad ; o que no experimen- 
tando buenamente Ips ¿accidentes , nos dexan 
mantener en vna apariencia templada. Mas en 
el extremo de la vida,y punto de la muerte^no 
ay íimulacion alguna , coñuicne hablar íin, 
engaño, y moftrar todo lo que ay de bueno, y 
íincerpen lo' intrinfeco.de nueftros coraco* 
«es , en eñe vltimo punto fe depen tocar , y 
examinar todas las ¿acciones de jipeftra vida, 
el es el dia principal, y el dia que ha^e juy zio 
de todos los demas,el es el dia,dixo vn Autor 
antiguo, que ha de juzgar todos los años paf- 
íados. Mas porque la vida f y muerte del Du- 
que de Biron ferá vn exemplo verdadero, que 
acredite lo que auemos propuefto , ya fea en 
el fentido que CreíTo quifo entenderla prc- 
poficion de Solon,o ya como nofotros lo aue- 
mos explicado .* referiremos la Hiftoria de a- 
quel PríncipejCuya vida fue notable , los pen- 
íamientps mas altos de lo que permitía fu ca- 
lidad , y fu muerte tan prodigiofa como deri- 
tuada de la cumbre de fu imaginacion>para que 
fe vea, que la fortuna en todos tiempos , en 
quaíefquieraReynos : f con todas las perfonas 
de qualquiereftado,ílempre ha fido bizarra, y 
prpcUizen los ílglos hornores que íiruen de 
f xemplp admirable a los que defean adeían- 

tarfe 



Duque de Biron. £ 

tarfe en la felicidad humana,y de .cfcarmiemo. 
a los que no corrigen la ambición de ios pea- 
famientos temerarios. 

Fue Ca4ps de Gontaut hijo del Marifcal 
de Biron, aqufcl gran Capitán que en los prin- 
cipios de las guerras domeílicas de Fricia íir~ 
uio valeroíamente a Enrique Tercero íu Rey? 
y defpues de muerto por las manos atreuidas. 
de aquel religiolo, que fue admiración del 
Oibe,y miniftro déla jufticia Diuina , figuid 
las armas del gran Enrique Quarto lu fuceííot 
en el Rey no, como en la dsídichs de la muer- 
te , pues los vltimos accentos de la vida arre- 
bataron a ambos la temeridad, y la defefpera- 
cion,quando con las armas vencederas de que 
eftauan acompañados 5 efperauá eílos dos Prin 
cipes dar gloriofos triunfos a fus acciones^en 
£rueua de que no gy feguridad humana que fe 
<pueda librar de las aííechancas de la refolució 
de losatreuidos. 

Siguió Carlos las armas vencedoras de fu 
Rey algunos años, en compañía de fu padre, 
hafta que el exercicio militar dio por tributo 
la v ida,que auia atemorizado gran parte de la 
Francia,quedando Carlos por hei edero deí ti- 
tulo de Marifcal , como de la fortuna , y pro- 
greflTos de fu padre.No fe le ofreció aEnnquc 
Quarto ocafion alguna (quando los de la liga, 
y fu cabeca el Duque de Mena le refifíian la 
políefsion.y tranquilidad de Reyno ) a &é'úée 

! el 



fíifloria de la vida del , 
el nueuo Marifcal no afsiftieííe perfonalméteü 
En la guerra tuuo principio fu vida,cn la guer 
ra fuftentó la fama que auia grangeado, con la 
guerra crecieron fus efperancas , y por las fe- 
licidades de la guerra dexó crecer tanto fus 
penfamientos,que fe refoluierenen humo ,y 
defpeñó fu crédito en el obfeuro abifmo de U 
infamia» 

Kompio la efcolta de las vituallas que fe lie 
uauan a la gente del Conde Mansfelt.a donde 
los Efpañoles no vilmente, fino por defgracU 
fueron vencidos.Ocupa el c&Jtiilo de Bcana 5 q 
abrió el camino de la felicidad al Rey Enrique 
en el vencimiéto de la batalla de íuri 5 fue par- 
te fu valor para alcancar tan celebre vit-oria. 
Rinde a Corbe^conquifta a Corbia jeflaura ai 
Noyon , defmantelaa Attiñi , ocupa a Mans, 
en Artoys rompe, y prende al Marques de 
Varambon,gsna para fu Rey muchos legares» 
y pone admiración ai mundo con fus hazañas» 
y tmbidian fu valor todas las naciones, , aífai- 
ta junto a Agre el quartel de don Agonfo. Idia*» 
quez General de la cauallcria , que le pufo en 
deforden , y le prende. Quando los 
Francefes bolpieron a reftaurar a 159 7. 
Amiensjjainduftria del Marifcal de a 22.de 
Biró impidió el focorro de Dorlés, Mar^o. 
el confejojy la experiencia fe mof- 
tró en los acometimiétos de fus foldados, y al 
fia fe ganó laCiud&d.Grao parte fue en la ref* 

tauracion 



Duque de B ir on. 4 

tauracicn de la Francia,y nc de otra manera q 
Camilo libró a fu patria de la oprefsió de los 
eftrangeros>imitando a Ios-dos Decios. Sacri- 
ficaron la vida fu padre, y el Kíarifcal por la 
quietud de la patria,ygual a Marco Curcio, fe 
arrojó muchas vezes en los fcfíos,y minas, pa 
ra remediar el daño q amenacaua a íuRepubli 
ca.no fe halló en *n«nos batallas que Lucio Li 
cinioDentatojio recibió mecos heridas, ni có 
menos triunfos fue mirado de los Francefes* 
Vitimameme la fortuna muchos ligios antes 
auia dado al mundo otro exéplo como ej del 
Manfcalde Biron , pues Marco Manlio Capi- 
tolino,que fus armas le hizieron celebre a los 
naturales y eftraños : ellas leuantaron fu ani- 
mo a emprender la pati ia,y deípues tuc mife- 
rabltmente precipitado de vna peña, por má- 
dado del Senado, y con regocijo del pueblo,q 
íiempre (¡rué de auditorio en el teatro del mu 
do, a donde fe repreíentan felicidades , y ruy- 
nas de los hombres. 

Hallauafe el gran Rey don Felipe Seguní 
do cargado de dias, que le lleuauan aprefí'u» 
raclamente a que entraífe tu el fepulcro que el 
fnifmo auia fabricado , y que fus virtudes ar 
dornaífen de milagrofos trofeos. Pretendía 
morir en la paz , ya que en la guerra auú vi- 
uido. Enrique Quarto, que en laguerra %iú* 
conquiftado vn Reyno .defeaua gozar en la 
paz Jo que auia ganado JLos dos Reyes defea- 

• mu 



Hiftoria de la vida del 
lian el fofsicgo, era neceflano que vn tercero 
íirukífe de medio para juntar eftos dos extre- 
roos.Otra vez Fernando Rey de Romanos , y 
la Duqueflfa de Lorena propufieron los prime 
rosdefigmos de la paz entre el Emperador 
Carlos Quinto., y el Rey Francifco Primero, y 
sora Clemente Oékuo Pontífice fe interpo- 
ne , pero conuiene que alguno fea interprete 
de las intenciones, en femejantes ocaíionesfe 
deuen bufear ingenios^o calidad>esuendimié 
tomas que palabras , y niervos dignidad que 
foficiécia.Entoces vn Reügiofo Efpañql de la 
cafa de los Guzmanes,y aora elPontificeJiaze 
elección de fray Buenauentura Calatate Gene 
ral de los F rancifeos, para dar a entender a los, 
dos Reyes las fantas y faludables perfuafiones; 
de la paz. Los Religjofos fe auian mezclado 
en la guerra , los Religiofos fe juzgaron con- 
ueníétes para la paz,afsi S, Bernardo fue a Ma 
juncia para que fe concordaífen el Emperador 
Lactario, y Conrado, Simoneta de la Orden 
defan Aguftin fue medio déla paz entre Ve- 
necianos > y Francifco Sforcia >el Sauanarola 
fue muchas vezes embiado por losFlorentn 
nes para el mifmo efeto.El principal punto de 
de la virtud ¡ es faber, y contemplar los áni- 
mos feparados de penfamientos ¿ y de la con- 
ínfion del mundo,efto$ fon mas a propofito q 
los que fe dexan lleuar de violetas pafsiones, 
^uecomo teros funofos faltan continúamete 

fobre 



Duque de Birori. 5 

íbbre la barrera de la razón. Al fin el General 
Francifco íupo trarar el negocio , y facilitar 
las dificultades que fe ofrecían con tanta pru- 
dencia, que fe acordafíen ellos dos Principes. 
Autendo juntado por ambas Coronas en Ver- 
biras miniftros de gran juyzio,y por el Archi- 
duque de Auftria perfonas de gran capacidad, 
y talento. Los buenos miniftros ion cania que 
las preteníiones de los Principes tengan buea 
efeto 3 los malos defencanunan fus intentos, y 
el pueblo fe deleyta quado ve al Principe va- 
lerfe en las cofas importantes de los hombres 
prudentes>y valeroios,juzgando que tie^t£S¿ 
gar,y premio la virtud. 

Auia el A rchiduque de jurar la obferuancia 
del tratado de la paz en nombre del Rey Ca- 
tholico,y para efto fe difponian en París mu- 
chos feñores que pretendía yr a efta jornada; 
mas el Rey noquifo ocupar en ella lino a los 

■ que auian con reputación , y juyzio feruidcle 
en efta ocafion, que fueron Beliieure > y Bru- 
lart,losdos principales de fu Coníejo,y el Ma' 

■ rifcaldcBiron. Pero efta honra fue acompa- 
ñada de otra mayor,y mas durable, porque el 
Rey que no fe oluidaua de la recompenfa de 
las generólas acciones^ que juzga que el ho- 
nor es el mas dulce alimento que íuftentá a la 
virtud ,y que en todos los Eftados bien gouer 
nados, conuienc que la alabáca,y la recompé- 
fa figan las talero fas acciones. Quifo que el 

Marifcal» 



Htftorid de Id viád del 
Manlcátj&fsi fueííe el exemplo de fus ñutóres* 
coítio de la fidelidad de fu feruicio» Erigid 
por efto la Baronía de Biroti en titulo de Du- 
que, y Par de Francia. Fue recebido en el Par-* 
lamento con general aplaufo , y con grande 
declaración de las afsiftentesí' que cftoshond 
res por grandes, y fublimes que eran no ygua- 
lauan a la grandeza de fus méritos, que eítos 
no eranefetosde la fortuna que muchas ve-» 
zesa los indignos leuanta a los grados emi- 
nentes i fino golpes de la virtud, que fe exer- 
cita én no dexar jamas fin galardón a las acció 
nes famofas. Aísi fue encumbrado al grado 
masvezinodefu Rey , y hecho Par de Frácia* 
ya que no tenia par en el valor. Mas los que 
eftan apartados deftas grandezas , no deueti 
folícitar el llegarfe a ellas : Q¿unto mas efti 
vno lexosde los fauores de Iupiter/táto mas 
eftá apartado de fus rayos* 

Hizo va folene feíliu por cfta nueua digni- 
dad, y el Rey partió de San Germán para ha- 
llarfe en el, en teftimonio de que efte no era el 
punto, ni el periodo de los honores de qtte 
quería reconocer la perfeuerancia de fus bue- 
nos feruícios,y la conftácia de fu afeólo. Hafta 
entonces no auia cofa en el que no fueífe mas 
admirable que imitable. Las mofeas de la ca- 
lumnia no podían produzir alguna corrup- 
ción en vn cuerpo animado deja vida 3 del hó- 
nor¿y de la vittud,afsi como produzé gáfanos 



Duque de Bironl 6 

en los cuerpos muertos,y vlceradpsde alguna 
dcslealtad , y quien huuiera dicho mal defa- 
mas feria creydo, Viuia entonces en fu cora- 
con la fidelidad de fu Principe, no tenia aquel 
jpeíHlente aliento que le corrompióla fangre, 
y le quitó el juyzio. No auia en el que repre- 
hender , fino quando fuera de toda reueren- 
ciahablauadclRcy. Vno de fus amigos fue 
entonces el oráculo de fu fuerte/iiziendojque 
finomudaua eftilo en eftas liecnciofas pala- 
bras que defpues fe arrepentiría. Que me pue 
de a mi fuceder? refpondióel j lo que me- 
nos temeys que os hagan , replicó el otro , é 
inflándole a que hablafíe mas claro* Efte que 
fabia que los Principes fon muy delicados , y 
fenfitiuoSi y que las ofenfas que mas difsimu- 
lan fon las que menos perdonan, le dixo entre 
burlas y veras. Que elftey le haría cortar la 
cabeca. Efta amenaca eftaua tan lexos de toda 
apariencia * que el amenazado no hiio otro 
mouiraientofinoreyrfe. Las malas intencio- 
nes que comencarona ocuparle el animo en 
efta embáxada de Fládes han verificado la per- 
dición. No podia otra cofa rendirle infeliz 
fino el excedo de fu felicidad, que le quita 
todogouiernoy moderación. Si huuiera te- 
nido menos profperidad, feria mas fabio. Pe-» 
ro noaycofamasinfoportable que vna gran 
fortuna,que da infoleilcia, y licencia ,afsi co- 
cho «1 infortunio trae moderado* y prudécia, 

la 



Hiftoria de la vida del 
la profperidad enturbia la vifta del efpiritu^ 
C"riio vna gran lumbre deslumbra la del cuer- 
po.No fe fabia comportar en medio de fus co 
n>odidades,defpreciando lo que cra>para mo* 
firar lo que no podia fer. Efta nueua dignidad 
de Duque, y Par de Francia pufo azeyte en ef- 
te fuego. 

Todoslos Principes yerran en "e'flcpunto, 
de hazer a los que aman tan grandes * .que es 
menefter mucha atención p ara deshazerlos.El 
Emperador Garlos Quinto aconíejaua al Rey 
don Felipe fu hijo , que no diefíe jamas gran- 
des cargos fino a los que por la ley de fu con- 
dición no podían .efperar mayores grandezas. 
Dezia , que era mejor recompenfar los ferui- 
tios con vua razonable liberalidad , que con 
vna desafiada comunicado de dignidad» Vno 
de los mas fublimes puntos de honor de fu 
Corte,defpuesde la del Tufon,eracubrirfe en 
fu prefencia,y eílo no fe concedía fino a los q 
tenían derecho por fueefsion , o por recom- 
penfa de fus méritos , no fe daua inconfid^ra- 
damente a perfonas nueuas. Antonio de Ley- 
ua,que también le auiaferuido en las guerras 
de Italia moría de defeo de poder morir con 
efte honor.Poniafe todas las mañanas quando 
fe leuátaua el Emperador en fu prefencia, que 
compadecido de la debilidad de fus piernas le 
mandaua que fe fentaífe , mas aquel viejo Ca* 
pitan acomodando furefpucftaaltono de fu 

ambi- 



buque de Birtfñl 'f 

ambicio deziá,que tenia el mal en la cabeca,y 
lio enlas piernas^no pudiendo ocultar efta fa 
riofa moleftia de aícancar eftar cubierto en 
prefénciade fu feñor. Y aunque eftasfeñalcs 
de honor fon vanás^y fin vtilidad>como cipre- 
fes fin fruto, y que ni el titulo de Duque , ni 
de Par de Francia que enllena los ánimos va- 
rios no menguael teforo délos Reyes, coa 
todo eífo ía comunicación es táüto mas digna 
y eftimada , quanto es mas rara , y que la difi« 
cuitadle da fabor , y aumenta el defeo ; Por 
ello los Romanos no fabiendo con que pre- 
miar los grandes fcruicios de Cayo Duillio 
le concedieron que pudieífe traer de noche 
por la calle vnaacha encendida , y vn pifano 
que le fueffe tañendo delante , y fiendo efte 
premio no mas qüevri defuanecimientó del 
animo,fe juzgó admirable , porque a nadie fe 
le auia concedido fauor tan exquifito* Verdad 
es que no era cofa riüeua hazer Par de Fran- 
cia al hijo del Marifcal dcBiron.Vna cafa an-* 
tigua podía fer horada co el titulo deDuque* 
Vn gran Capitán que tenia tanta parte en la 
reftauracion de la Francia,merecia el honor, y 
titulo de Par , mas efta era vn recompenfable 
en medio de la jornada, y del curfo de todo lo 
que fepodiaefperaralfindel dia, y de la car- 
rera.Era darle de vna vez,y junto lo que fe de- 
uia recogerjpoco a poco en muchos años , y 
f or premio de muchos fernicios* Era reconi- 

Jl peaíalle 



Uifioria de la vida del 
penfklk antes del tiempo de las fatigas Ácíé 
jornada , fin afiegurarfe íi el trabajo de la no- 
che feria femé jante al de por la n anana > cofa 
que no fucede muchas vezes. Tato los afe&os 
de los hombres corren con ligereza al mal , y 
trafpaífan del acierto al yerro , de aquí al vi- 
cio, y del a los abifmos^y precipicios* 
1598 El primero feruicio que hizo el Du- 
que de Biron en efta nuena dignidad 
de Duque fue el viaje de Flandes; juntaron- 
fe con el los que le auian de acompañar en Pe I 
roña, de donde partió para yrf@ a aloxar &! 
Cambray. En medio del camino entre la yna, 
y otra Ciudad, el Gonde de Sora , Lugartc* 
ni^nte General de aquellos Payíes le fue a re-* 
cebir , y dcfpues de auelle faludado con vn di- 
latado , y cortés difeurfo , dixo , que tenia 
orden de ín feñor de feruirlc en cfte viaje , y 
acompañarle hafta Rruífelas, como lo hi¿o, 
Los de Cambray le feftejaron en la cafa de la 
Ciudad ? y aoíi también fuá recebido en Va- 
knticnes , y en Meras . En arribando a teef* 
cr* Señor* de Naha , tres leguas de Bruífelas, 
íiaíló m Mayordomo del Archiduque * y cin- 
qyenta de fu guarda que lé auian de feruir , y 
el diafiguiente 3 que fue «1 quinto de fu parti- 
da ; en el camino que ya á Brúñelas encontra 
al Conde deMansfcIt, al Duque deVmala, 
y Principe de Oratfge* que le recibieron crt 
nombre del Átchiduque.feí CÓcle de'Mansfelc 

§convj 



bizque de Birün. S 

leotnpaSáua al Duque de Biron * el Duque de 
Vmala a Béllieure, y el Principe de Orange a 
Brulart : eon efta orden entraron en la Cáma- 
ra del Archiduque ¿ que eftaua folo > y algo 
diftantes el Obifpo de Ambers, y el Preíiden- 
te Ricardo. 

Dio principio el DüquedeBíronal razona- 
ínientOiBelíieure lo contiiiMÓ caíi media hora¿ 
y íá refpueftadél Archiduq&e duro la mitad 
de efíe tiempo; El Domingo figuienté el Du- 
que de Biron fue ala ígicfia mayor , auiendo- 
le embiaio el Archiduque para eñe eíeto* 
veyntc carrocas/eqalaronle íü lugar en el Co 
toa la-manoiinieftra^ con todos ios fcñ.ores 
tjueíeafsiftian , y éí Archiduque fe aííentó a 
la dieftra én vna íilhde damafeo cafmefi 3 y a 
los lados quatrd pages , que teniendo hachas 
I encendidas en las manos ¿ tenían vna rodilla 
en tierra. Defpuesde la Miífa , e! Obifpo de 
Aitibfcrs preíentó elMiflal fobre ?n atril leuá- 
tado en medio del Coro,y el Archiduque juro 
la paz en nobre cíe la Mageftad Catholica . Al 
falir de la iglefia auiapreuenidos muchos ca- 
ballos adereeados maraui31ofamente > de los 
qualesle íiruieró el mas gallardo al Duquede 
Biron>q fue al palacio del Archiduquesa dede 
comió con fu Alteza.En efta mefa eftauá elDn 
quedeBirojBellieure^BrulartjelCodeMásfelé 
el Duque de Ymála,el Principe de Oráge,y el 
£>bifpo de Ambers, En otra tabla auia yey nte 

B i cana- 



Hifloria déla y ida del 
caualleros Francefes elegidos por el Duque 
de*Biron 3 ocho,o diez Efpañoles , y Valones^ 
Defpues de comer el Archiduque les 'moftró 
vna galería adornada con las mas bellas y é in- 
g-cniofas pinturas de aquellos Pay fes ; de alli 
los conduxo al barco , en medio del qual efta- 
uá lá cafa dónde fe retiró el Emperador Car* 
losQuinto , auiendodexado elpefodel Im- 
perio, y délos Eftados* 

El Conde de Mansfelt tombidó al Duque 
de Biroiij y a vnadozcnade Caualleros Fran- 
Cefes,y defpues de comer fe pufieroü todos en 
vn cerco con vn vafo lleno de vino en lama- 
no^ con efta orden el Conde Mansfelt dixoí 
pues nofotros tenemos nueftras placas détrtf 
del vafo, y con el vino,razon es que os las dc- 
xemos,y al inflante arrojó fu vino , y rompió 
el vidrio > como lo hizierón los demás. Todos 
los dias que eftuuieron en Brufclas fueron 
combidados de diferentes Tenores > y fiemprc 
quedaron vazias las ta^as para llenar los áni- 
mos de los Principes de contento^ profpcri- 
dad.Quando los Efpañoles, y Flamencos con- 
forme ala coftumbre de fu tierra(qüe en cier- 
to modo fe partee al ruydo que hazian los 
Griegos enlá mefa) fe dauan golpes en las ef- 
paldas paranaanifeftarfu alegría, los France- 
fes fe dauan tan grandes puñadas que huüiera 
debilitado a Milán* Mofleáronles las fortale- 
zas de Ambersjde Canteras Islas^y Tcrcméd; 

JBellieu-» 



Duque de Birorf. 9 

!Bellieure,y Bruiart quifieron ver a Tuno I yp- 
íio Coronifta del Rey Catholico. Erajufto 
vera Flandes por vera Lobayna,y a Lobayna 
por ver a Iufto Lypfio , que fue el mas hernia» 
jo adorno que auia. Lo que ha coro.puefto pa- 
ra dar luz a la hiítoria merece por verlo hazer 
tan largo viaje como hizo vno defde Cádiz a 
Roma por ver a Tita Liuio. Ál fin todos bol- 
uieron contentos de las honras > y gaftos que 
leshizieron. El Archiduque dio al Duque de 
Birondos eauallos , vno dellos por fer todo 
negro fe llamaua el Cuerno, y el otro era blá- 
co.Prcfentóle también dos fuentes, y vn vafo 
de oro , veynte pares de guantes de ámbar de 
Efpaña>vna cfpada que tenia la guarnición ,y 
demás aderecos cubiertos de diamantes. A Be 
llieure,y Bruiart vna tapiceria de mucho pre- 
cio^ vna cadena de pefo de mil y quinientos 
efeudos. Y a todos los caualleros Fraséeles 
vna hoja de cfpada, y vn par de guaces de ám- 
bar, Aqui fue donde vn Francés que fe Uama- 
ua Picote, por orden del Duque de Saboyale 
infpiró fu peftifero aliento, que le causó tal 
enfermedad^que no pudo fanar della, fino coa 
la vergoncofa fangria,de que hablaremos mas 
adelante. Y al mifmo tiempo el Rey Enrico 
fue aduertido de q eftaua eiitonces en 1* Cor- 
te del Archiduque, 

No fucede íiempre bien el fiar de otras ma- 
llos el manejo de fus negocios. Alguna vez es 

B 3 bien 



Bijloria de U vida del 
bien ocupar en ellos la mifou perfona.El Du* 
quedeUaboya auia embiado muchos mi mi- 
tros fuyos a Francia para tratar la diferencia 
del Marquefado de Saludo fin efperaral juy^ 
2Í0 del Póptifice a quien fe auia remitido.To^ 
dos los viajes que el Préndente de la Roche» 
la 3 el Marques de Lulins , el Cauallero Bre- 
gón, y Roncaíio fu Secretario hizieron > no le 
auian traydo mayor fruto , que auer obfer- 
uado el eftado de la Corte , penetrado algunos 
de los deíignios del Rey, que es íiépre la prin 
cipal^ofa % donde miran lasínttruccipnesde 
los Embaucadores, y notan la difpoficion d<3 
algún anjmo impacietede fu repofo,y defeo>- 
fo de mutaciones. Por eílo pues el Duque de 
Saboya determinó pafifara Francia, y verfe 
conclRey,paraobligallecon fu prefencia a 
quecedieííedelapretenfion del Marquefado 
de Salu?o> como 3I |in lo hiza. Mas no coníi- 
guio el fin que pretendia,porque ay gran dif- 
rancia de U prefinición alefeto, y los Prin- 
cipes üq f^ben defapropriarfe de lo que juz- 
gan que es fuyo 3 y mas fi eftá en fu poder, o lo 
pueden reílaurar* porque dexar lo q no fe pue 
de auer,mas es en ellos difsimulació 4 oluido. 
Era elDuque de Saboya en todas fus accio- 
nes tá fácil, liberaljcortésj que ninguno fe par 
tia de fu prefencia mal contento. (Precepto q 
fe obferuó, y platicó admirableméte de aquel 
f imperador, que por fu bondad;, y agrado era 

llama- 



Duque de Biron. 10 

llatnsdojbs delicias de los hombres) y afsi co- 
mo era agradable con el Rey 3 familiar con to- 
dos los íeñores de la Corte > afsi era libera! 
con todos tos que querían participar de fus 
dadiuas. Iuzgaua , que perdiendo ganaua mu- 
cho, y que vn Principe no fe empobrece por 
dar. Dio a todos los principales déla Corte, 
q todos lo acetaron fon permifsion del Rey. 
Mas el Duqti£ deBironno admitió los caba- 
llos que le prefentó ¿mas no por efto el Rey 
tuno mejor opinión de la inteligencia de los 
dos,ni el Duque menor feguridad de fu aficio, 
por auer rehufado , porque por rcfpeto fuyo 
principalmente el Duque auia hecho cfte v"* - 
je para fepararle totalmente del feruicio dt-7 
key,concibie^do aquella gran maquina que al 
fin fedefeubrjóparaconfuííon de losqlatra* 
tauan. Eíla era aquella grande oca* 
íion que el tenia oculta en lo ínter- "Pedro 
no del animo , y que no quería def- M¿theo % 
cubrir quandq fus confejeros le di-? bifioria 
fuadiandela ydaaFrancia.El Mar- dcFracia 
quefado de Saiuzo era el pretefto i. parte 
de fu viaje; mas la verdadera caufa, //¿.j.pri 
el fin de aqueftagran confpifació, meranay 
era vriahoja de muy buena color , q racioti. 
fe ponia debaxo dcir-na piedra faifa. 

El feñorde Lafinfue también como inter- 
prete de la voluntad de los confpiradores* y 
confederados. La primera vez que le hablo 

. I 4 ■ -ú 



fíiftoria de l a vida del 
$á Duque de Saboya la noche defpues de la 
]Ntauidad,ftte introduzido en la cámara del Du 
que en ct palacio de Nemurs , fin que fue (Te 
vifto de alguna perfona.Y auiendo y do el Du- 
que de Nemurs a dar las buenas noches alDu- 
que, le períuadieron que no entraíle^tendié- 
doaque el Duque quería repofar.No quifo 
quehuuieíTe alguno que le efcuchaflfejteíruea^ 
do no fe lo aduirtíeífen al Rey, auiendo obfer 
liado lo que el Duque de Ncrnurs le auia di* 
cho el primero dia que licgo^que era, no auer 
cofa en el mundo que le pudieiTe mpuer con- 
tra el feruicio del Rey ,aísi como íalua efta ex- 
Qr- :ion , no auia cofa que el no hizieífe por 
fu Alteza. No auia noche que el feñor de L$« 
fin no ocupaíTe vna gran parte della, para dar- 
le a entender en que eílado eftauan las cofas 
entre los conjurados. Los que eran defta iii" 
íelligencia le yuan a bufear en las Igkfias mas 
apartadas^y fuera de todg comunicación, dan- 
ciofe cuenta el vno al otro de quanto paííaua. 
Todo lo que fe trataua. en el Confejo del 
Rey^ernaduertido el Duque al iníUnte de fus 
parcialesjfiendo el Principe de los mas prude- 
tes, para graftgear los ánimos * é inclinallos a 
fus perfuaíiones.Eñando acompañado de tan-, 
ta cortefia,ydulcura-,paragrangear labene- 
uolencia de los coracones, quanto era menef- 
ter para confeguir fus defignios , no oluidádo 
alguna Suerte de corteña, ni de oficio con el 

Duque 



Duque de Biron. ií 

Duque ¿le BiromY quando yua a palacio def- 
tinguia con agrados > y artificiofa vifta los que 
efíauan a fu dcuocion por apartados que cíiu- 
uieífen.Y quando los encontraua,hazia de nía* 
nera,que tirándoles del £erreruelo 3 o apretán- 
doles las manos conocían que fu afición no 
eftaua en el oculta.Efto es muy difícil , que no 
imprima,mediante eftos encantosjalguna cofa 
que arrebate el animo por firme , y confiante 
que fea. Porque afsi como la calma del agua fe 
agita , y enturbia con los vientos ,- afsi haze el 
animo con las perfuafionesde la vtilidadde la 
mutación de los cftados,y de las cofas. Mas au 
entonces no auia hablado al Duque de Biron 
de fus intentos, fino por tercera perfona. Era 
neceífario verfe juntos para apretar el nudo 
de la amifiad.No auian hallado ocafion dello, 
íiempre auia alguna efpia,o algún tercero que 
los impedia. Halláronla al fin muy a propofito 
en Conflanseftando folos, porque el Rey má- 
dó al Duque de Biron que cntrctuuieffc al Da 
que de Saboyajhafta que faíiefíe de fu retrete. 
No perdieron punto de tiempo > y no le ocu- 
paron fino en tres , o quatro palabras de con- 
fianca,y de vna inteligencia fegura, remitien- 
dofe en lo demás al cuydadode Lafinjiuterríu 
piófe fu difeurfo con la llegada del Conde de 
Soefon,y del Duque de Mpnvpeljer. 

El proceder del Duque era en efto muy ju- 
diciofo ^prudente > porque iatroduzia mu- 
chas 



Plifloria de la vida del 
días vezcs algún difcurfo del valor,y valentía 
del Duque de Bironpara conocer el juyzio 
¿el Rejaque no k daua fiempre la gloria de las 
gallardas exccuciones de que el fe alabaua.El 
Duque dezia , o hazia que le dixeífen todo lo 
que el Rey auia dicho por hazcrle alterar coa 
mayor exceíío , con eílas relaciones le dexa- 
13a caminar a las peores palabras que podía 
formar fu colera contra el refpeto , y feruicio 
del Rey, y aunque los mouimientos de vn grá 
animo deuen fer cireunfpeños y graues , con 
todo eífo fe defmentiaa íi miftno, y refpondia 
afperamente , íintiendo con extremo los gol-* 
pes tirados contra la reputado de fu valoreen 
cuya comparación no eítimaua cofa alguna. Y 
quando entraua en la hiftoria de fu vida, aiun- 
taua defpreciosa los demás, no perdonando 
cneñoaunal miímo Rey, pero £n efto el Du- 
que de Biron cometía grandes yerros contra 
las reglas de los que tienen voluntad de fabri- 
carlo perficionar fu fortuna. Dezir mal de los 
Reyes en publicóles delko>y en fecreto no es 
feguro.-No contsiene jamas comparar el valor, 
o entendimiento cora el delPrincjpe, nodifpu 
tar jamas fobre fu parecer^no contradecir nu- 
ca fu opinión, no folicitar parecer mas pru- 
dente ¡¡ mas judiciofo,ni mascapaz. El cxceffo 
de fu atreuimiéto le eleuaua fobre el Epicielo 
deMarte,haziédolcdcfpreciar,porvn viciofo 
enojo todo lo que falia , ode fu ma&o , o csr 
^] beca: 



Duque de Bironl ij 

beca. 'No fe reprefentaua mas perfeta idea 
que la de fu valor. Iuzgauaque la libertad de 
fus palabras era indicio de la grandeza del anl 
mo;yporefto hablaua muchas vezes fin reí-» 
peto de ofender > y fin temor de difguftar, 
diziendo 3 que folo pertenecía a los couardes* 
nofer atreuidos paramanifeítar lo que pea-» 
íauan. 

Todo el tiempo que el Duque de Saboya 
eftuuo en París folicítaua con aníia que elRey 
le dexaffe el Maquefado de Saluzo : ©fíe-* 
ciendo por efta razón grandes reconocimien- 
tos, confederación , y obligaciones perpe-* 
tuas a la cafa de Francia. Mas Enrique que no 
fabiadexarfe lleuar de aparentes razones , y 
que conocía la diferécia que ay entre el ofre- 
cimiento, y la dadiua , eítaua de contrario pa- 
reeerjdiziendojque no fe podían bien conferí 
uar las amiftades,fi primero no reftitimlo 
quefedeuia, Vltimamente íe hizieron cier- 
tas capitulaciones entre el Rey , y el D^que, 
en que fe haria vn trueque del ívlarquefado 
de Saluzo por el Pays de la BrcíTa , que aui a 
de entregar al Rey defde el rio de Sona bafta 
el de Dayno , comprehendiendo en el dicho 
Pays la tierrajortaleza de Burgo , y las otras 
placas dependieres a efta, que fon Barcelone- 
ta,hafta la Argeiiera>el valle deStura, y Pero* 
fa,y la tierra, y caftillo de Pincrelo con fu ter- 
ritoiio. Todo lo quid fe auia de entregar para 

el 



'HiftorU de la ylLi del 
el primero de lunio del ano mil y fcys 
l$oo cientos , y con eftas condiciones ] ni 
contento, ni fatisfecho , fe boluio 
el Duque a Saboya 5 fí bien ocultaiu deba- 
xo de las cenizas de vna gran difsimuhcion, 
el arrepentimiento que tenia de fu viaje,pera 
íiempre exalaua algún vapor,que por el los in* 
telligentes conocían que tenia animo de fa* 
tisfazerfexlei Rey , yunque fueífe con peligro 
de fu proprio eftado.Xos Principes tienen ef* 
piritus de vengancajBas terribles, y violetos, 
que las perfonas particulares, 

Tuuo principio la gaerra entre el Rey de 
Francia, y el Duque de Saboya, porque lo que 
feauia propuefto tocante al trueco de la Bre- 
fa 3 por el Marquefado de Saluzo no tuuo eíe-* 
to, y entonces fue quando el Duque de Biron 
fe ofendió delRey,y afsi hizo quartel a parce* 
jugando vn juego contrario en todo al Rey a 
en donde la ganancia quepodia hazernoera, 
fino fu propriaruyna. Ya tenia tratadas fus 
inteligencias con el Duque de Saboya , que 
auian de encender otra guerra en Francia y y 
conuertir: el Reyno en lugar de foragidos 5 las 
Ciudades en cernenterioSjlosCañillos en ruy- 
nas> los campos en carnicerías , los arboles en 
horcas^los rios en fangre,fu yida en vna muer- 
te irnpia,horrible,y efpantofa, Porque el que 
fuere autor de vna guerra ciuil,y rompiere los 
acuerdos de la publica concordia , fe podrá 

llamar 



huquc deBiroftl IJ 

llamar el acótela ruyna , la deftruycion de la 
patria. luzgaua el Duque deSaboyaque fus 
dcfigniosrefultariancomoelauia trabado en 
Paris , y pot efto ño ponia mas cuydado en la 
defcnla de luseftadós, que el Emperador Ga- 
leno de la perdida de las Prouincias de fu ím» 
j>erio,las quáles tenia por cofa de juego, Y 
aunque al Rey le llegó la nueua de dos admi- 
rables facciones 9 la prefa del Burgo con íiete 
vanderas,y vna corneta, que fe los embió el 
Duque de Biroil , y la prefa dé Moniiliano, 
que hizo el Ediguiera. Los que tenían noticia 
de fus íntentois, dezian, que el Duque ocupa- 
ría otras mejores en Francia* 

El feñor de tafin eftaua fiempre con el Du 
^jüede Biron,y comoeí Rey entendía que có- 
tra el fe vrdiáeftatcla.aduertiaalDuquc de Bi 
ron > que apartaífe fus oydds de aquel afpid, 
porque fu conueríacion era peligróla* Mas el 
Duque de Biron no eftaua yá capaz de confe- 
]o, Dos grandes 3 y violentas pafsiónes (la am- 
bición^ la venganza) le auiári turbado el juy- 
zio de forma,quc no podiá feguir otra luz que 
la dé fu itiifma opinión* Ellasleaüianya faca- 
do fuera de íí mifmo:y dos cofas ocurrieró en 
la guerra de Saboya, que le eftoruaron que fe 
arrepintieíTe, 

La primerá,el enojo, y zelosde ver que to- 
da la autoridad del mando, todo el honor de 
las emprefas^el manejo de las execucíones te- 
nia 



Hifloria de la vida del 
lila el Ediguiera , Capitán de gran crédito , y 
opinión en Francia. Auia querido dar a enté- 
derque no fe podía hazer cofa alguna fin el é 
Y que Cartago no fe podiá tomar en aufencia 
deScipion. Sentía en extremo no fe auer ha- 
llado en el cerco de Memiíiano cí que auia 
afsillido en el de Amiens* La fcgunda fue , la 
negatiuaque lehizo el Rey de difponerdelá 
fortaleza deÍBurgoa fu voluntad luego que 
fe ganarte* Negatiua fundada, no tanto por 
el auifo que tenia de que el Duque de Biron 
tenia fus inteligencias con el de Sabdya:quan* 
jo porque no quería difponer del gouierno 
de vna píacaantesque fe rindieífe* Coirio tic* 
es licito vender la piel delOito antes de tene- 
lle prefo* Afsila ambición del mando a y laco* 
lera de la negatiua le trafportaron qomo va 
tayo arrojado del viento , y del fuego en el 
a.yre. A refoluciones tan grandes » que el mif- ^ 
mo tuno horror en auerlas peníado* Hu poc 
que no fe podían faber fino de fu mifma boca» 
o de aquel a quien las auia defeubierto , con- 
dene juntar efte difeurfo al de fu proceffo , y 
al defeubrimientode fus confpiraciones 4 ^ 
juzgaua que eftauan fecretas , porque no fe 
auian diuulgado.Pero los ojos del eterno Au* 
tor,quelo ve todo, quelee interiormente los 
penfamientos, y que entiéde las refoluciones 
antes q citen deliberadas , no permite que las 
jrpaldades hechas .en lafoledad,y fin teítigos, 

quedan 



Duque de Birtril Y/¡- 

pueden ocultas. Y en tanto el no podía difsi- 
mular eldifgufto qtenia 3 por no le aucr ocu- 
pado en el cerco de Moiniüanc^ pareciendoíe- 
que no fe podia ganar fin fu prefencia* Coa 
todo efTo en todas las ocaíloncs que fe ofre- 
cieron enaquellaguerra,quedioque atender 
al mundo* firuiofiempreal Rey con gran va- 
lor, y cu y dado. Que confiderando efio^no me 
atreuo ahater juyzio cierto de fu animo te- 
miendo ofender a fu reputación, o faltar la 
veídad. Repetiré alómenos loque direHo-* 
tr.ero Tortura en la tetara parte de la hiíloria 
<ie Francia. Sus palabras traduzidas fon eftas: 
JÍVo ha. ¡ido la opinión di \la áesUaltad de Bircn tan 
leniuerjfil , que no aya anidé muchos que kan crey- 
do que fu vanidad , y prodigalidad le conduxeron & 
frenar icar en alguna cofa por ttmr al Rey en algún 
cuydado) ma* no por poner m execucion ningún mal 
pensamiento * yerdad a que amánala guerra mas 
me la pa^porque le parecía que enaquMa mas qu$ 
en eíia le ejlimaua U Rey>y que le encaminaron an- 
tes a la muerte quefm delitos Ja indufiria, de los ene- 
tragos pvdtrofos>y partuularmtte delftñorde Roni, 
Quando por algún accidente tiene principio 
la cayda de vn Priuado del Principe 3 luego fus 
émulos le atribuyen varias culpas, de fuerte q 
fomentan con palabras la indignación del po- 
de rofo. 

Hizieronfe aífíti laspazes entre el Duque 
tic Saboya,y el Rey ds Francia, entregándole 

el 



Hiftoria de la vida del 
el Duque elPaysde la Breña por el Marque- 
fado de Saluzo conforme lo capitulado en Pa~ 
ris # Que no fon fundentes las perfuafiones 
para obligar a los Reyes a dar lo 
que ellos juzgan que 
han menef* 
tcr é 






SEGVN. 




•M.^' ' ' ' i: ■■■'■ *>■ " - ^ fiOlaa 



SEGVNDA 

PAETE. 



Mjíafegurídd parte contiene i Id embaxadd del Dw 

qué de Biirori a Ifabel Rcyna de Ingalaterfa, El re* 

tebimknto>y fieflas que Id Reynd hi^pdl Duque, y & 

losCaUalkroidefu compartid ¿ Ha^emanifefl ación 

de fu grande^ a los Francéfes $y muefirales Ids ca* 

befas di dlgums inglefef ,<¡Ue viuiendo quiftéreti 

atentar contra fu per fond* Refiertfe la muerte del 

Conde de Ejkx ¿ priuadú de Id Reynd 9 que fue aquel 

Capitán que ocupo a Cadi^ Defpacba Id Reyna di 

DUque de Biron } yJubuelta a F rancia é F a dcm* 

firmar la confederación entre la cafa di 

Francid,y los cantones de 

Sgui¡aro$. 

ISABEL Reyriá dé íngaíáíéfnt 

auiá cmbiádo a vififár al Rey por 

vrio délos máácohfidctes feñor cá 

dcíuCcrrté. Y el Rey de Fraílete 

c" pago la vifíta cotí eí 0uque de £i?0ft,cfue le 

J>¿ fueron 




HiflorU dt la vidadet 

fueron acompañando ciento y dncju* 
i6ox ta cauallcros. El Conde deObernk 

yua también en fu compañía de fetre- 
to,mas fu calidad defcubrio quié era.La Rey- 
na no dexó cofa alguna de hazcr para reccbir 
al Embaxador. Luego que llegó a Londres le 
recibio,y acompañó lo mas luzido de la Cor- 
te harta fu caíala donde fedetuuodos diasan-* 
tes que fucffe a rer a la Rey fia , que eftaua dif- 
puefta a darle a entender que la Mageftad pa- 
rece bien en todas las cofas,y que nodeue vn 
Principe perder alguna ocafion de maniíeftar 
a los forafteros la grandeza de fu Eftado,para 
dar los motiuos de admirarla * y mantener los 
fubditos en ia reuerencia que le deué. Que no 
trae íiempre vn Rey laCorona,el cetro,cl ma- 
to Rcal,nilas demás infignias de reuerencia, y 
refpeto que los Romanos tomaíTen de los 
Etmfcos que las auian recebido de los Reyes 
de Períia,y Lydia, El Rey no nació para eftar 
íiempre en fu trono Real , y tener al rededor 
de íí la. dignidad del Imperio. Mas quando fe 
halla en acciones verdaderaméte regias, y do- 
de íe trata del honor^ reputación de fu coro- 
na, deue bufear todo aquello que la puede le- 
uantar^y hazer rcfplandccer la grandeza , y el 
luftre de fu Mageftad , y ponerla en el mas fa- 
bliuie folio. LaReynadc Ingalaterra que ha 
dado a entender que las mugeres fabé reynar 
también., y mas felizmente que los hombres 

obfeu 



Duque de Biron] id 

óbferüo cfie punto mejor que los Principes 
de fu edad,y hi¿o que todos los que feguian al 
Duque de Biron en efta embaxada hizieífen el 
roifmo oficio. Para tilo ordenó , que fe reci- 
biere en vnagranfala aderecada de los nías 
ricos adornos del Palacio. Ella eftaua fentada 
en vna filia clauada fobre tres efcaloneg, a cu- 
yos lados auia dos filias baxas con dos almo- 
hadas de terciopelo. Para llegar a efta fala fe 
auia de paífjr antes por otras tresnen la prime 
ra eftauan las feñoras de la Cortejen la íegun* 
daiasdamasdelalleyna,y en la tercera las 
dueñas. 

Todos los Cauallero$>afsi "Francefes como 
Inglefes fueron los primeros q entraró 3 á qúié 
la Rey na pedia q paflfaÜen ad.elante > y dieífen 
lugar al Embaxador, porq todos defeauan ha* 
llarfc prefentes atan fokneaéto, lleuandoco 
impaciencia q les impidieífen ver, y íer viítos. 
Luego que la Reyna defeubrió al Duque de 
Biron»y reconoció lo que eftaua eferito en fu 
roftro,y prefencia , mejor que de la iníignia q 
trahia,pues lalleuauan muchos,dixo en vozes 
altas:Señor Duque de Biron como vos aueys 
querido ocuparos en la fatiga de venir a ver 
yna pobre vieja,en quien ya en íi mifma no ay 
cofa viua fino la afición que tiene al Rey, y el 
juyzio en reconocer á fus buenos criados, y 
caualleros de vueftra calidad? Quando ella de- 
ala cfta,cl Duque de Biron hizo vna profunda 

jQ % reue- 



Hifioria de la vida del 
reuerenc¡a,y la Rey na fe baxó paraabracallej 
pero fin defcender masque vn pie que pufo 
fobre el primero efcalon pa ( ra defcender, eri 
tanto que clDuque tenia el íuyo fobre el otro 
parafubir. Puertos defta manera exprefsóla 
orden que el Rey le auia dado, y moftró en las 
primeras palabras de fu difcurfo algún gene- 
ro de aflbmbro , fin alterar fu gracia , y elo* 
quenciaque manifeftc^que el hablar bien vie- 
ne íiempre a propofito, que parece bié en los 
grandes > y firue de ornato a los Principes. Y 
fus ricas, y copiofas palabras no contenían fi- 
no repreíentar a la Reyna el diígufto que te-* 
nia el Rey de auer eftado tá cerca,y no la auet? 
vifto.Diolalas cartas delRey, que ella entrego 
a Cecilio fu primero Secretario, el qual auié- 
do cortado la íeda con que venían atadas (co- 
forme el vfo de Francia ) las leyó en alta voz# 
Eila dio gracias al Rey de la memoria que auia 
hecho della: perodixo,que no podia ocultar, 
que afsi como no auia cofa para fu aaittio>ttle>* 
no de aficion,de mayor cófuelo>que ver,y oyr 
lo que defcaua, afsi no tenia mayor dolor que 
verfe priuada de la viftajy prefencia del obje- 
to quemas auia defeado en el mundo , cuyas 
acciones reputaua,no folo inmórtales,pero di 
uinas,y no fabia íí deuiamas embidiarafufoc 
tuna,quc amar fu virtud , y admirar fus mere- 
cimientos,tanto lo vno 3 y otro excedíalas -mas 
raras marauillas del mundo f También fahea 

l¿fo&- 



Duque de Biron. 17 

tifón jearfe los Rey es.Profíguió diziendo ,qüe 
auia fido perfuadida,y rogada en las boi rafeas 
para oluidaríe defppes en la bonan caique fe 
preferían las nueuas amiftade*» a las antiguas, 
la prudencia a la jufticia, y lavtiSidadala ta- 
^on. Que por colmo de inhumanidad fe le ne- 
gaua lo que la perteneci^dexandola en el mas 
laftimofo eftado que fe podia imaginar. 

Los Embaxadores dexaton que ella por fi 
roiíma fe boluieííe de donde fe*auia defuiado, 
fin apartarfe vn punto de la forma en que fe 
ha!lauan,por no íentarfe en aquellas filias ba- 
sas, que eftauan fefiaiadas contra la dignidad 
de fo eftado f i a Reyna lo conoció, y tomando 
ocaíion del fentiniiento que tenia,tomó al Du 
que deBjrorj por la mano , y le llenó junto a 
vna ventana adonde continuó fu difcurfo,pe- 
■rocoh palabras menos vehementes, y mas 
baxas. 

Eneftemifmo lugar recibió a todos los de* 
wascaualleros que el Duque la ofreció, y en- 
tre todos miró con gran cuydado a Chrechi, 
porque era yerno del Ediguiera. Defpues que 
todos la befaron la mano, hizo que fe acercaf- 
fe a ella, y le dixo la eíiima que hazia del , por 
refpeto de quien juzgaua que no tenia yguaí 
enFrancia,y que fi en ella hupielTe dos Edi- 
guieras le pediría vno al Rey fu hermano. 
Chrechi refpondiójque tendría por gran for- 
tuna , fi por orden de ki Rey fe h ofrecieíTe 

C j¡ -alguna 



Hifloria de la y ida del 
alguna ocaííon en que la pudíeífe íeruir > para 
roanifeftar quáto el particípaua del defeoqus 
íiempre auiá tenido íu fuegro de dar tettinio- 
n ío de fu obferuancia^eftando difpueíto a ma- 
nífeftar en el efeto lo que por entonces no 
podiá fino con la voluntad, obligádole el fer* 
uiciode fu Rey que aísiüieiíe en otro lugar. 
Replicóla Rcyna, que aceptaua efta buena 
voluntad , y le rogaua que fe acordaííe Helia. 
Siempre procuró aquella Reyna grangear los 
hombres de valor para rendios por amigos, 
teniendo los Principes quanto fon mayores 
mayor necefsidád deilos. 

El Conde de Duerna que quería eílar ocul* 
to fue luego conocido , y porefto le fue íbr- 
cofo defcubrirfe en el retrete de la Rey na 
quando fe veftía^Fauor can grande 5 y exquifi- 
to (dizen lashiílorias) que jamas Principe, ni 
gran feñor de Ingalaterra mereció otro tato. 
Chrcchi entro dfefpues dehaias la Reyna qui- 
fo dar a entender que efto era quanto fe podía 
bazer para honrar a los mayores Principes de 
Europa íi la fueran a viíicar, Ella fe deleyta.ua 
en eílo como Eutelida > y :.NaíCÍfo- viendo fiis 
retratos, Pero las caricias que hizo al Duque 
de Biron fueron iní\nita,s J tañendo, cantando, 
y baylando por fu refpeío 3 y del cometo que 
tenia de fu venida. Todo el tiempo que fede- 
tuuo en Londres laReynahizo q vicífelo que 
dula notabicY lo t| fe tuuQ por fauor no acó - 

ítumbrado 



ÜuqutdeBiron. 1% 

ftumbrado fue , que mandó parar fu litera de* 
Jante de fu caía por verle. Dediayuaacaca, 
donde fe ychian damas acom panadas de caua- 
31eros Francefes,con todas las libertadas per- 
mitidas en F ranciare lanlanera que fe repre- 
sentan en el Amadis de Ingalaterra. La noche 
eftaua deftinada para los bayles^jue fe hazian 
con gra» folenidad.y concurfo de damas. 

Auiendo la Reyna hecho que el Duque de 
Biron vicffe muchas feríales de fu grandeza, y 
voluntad le moftró vnefíraño exemplo de fu 
jufiicia.que fue las cabecas de muchos feñores 
que auian intentado de inquietar íus Reynos» 
Entre eftas eilauaja del Conde de EíTex , para 
cuyo caftigo auia vencido fu coraron, y forca- 
do la volnntad.Porque(dezia ella) todo lo qut 4 
ya Principe puede deaur,y hazer por amor de 
vn fubdito yo lo he dicho, y hecho, Yo le leuá- 
tédel poluo i y lchize ygual a mi autoridad* 
Mas afsi como donde ay mas obligado, y deu- 
da , es la ofenfa mayor , y el debito masgran* 
de>y fe deue caíligar masfeueramenteal cria- 
do que al efelauo , al ciudadano que al eftran* 
gero: auiendo reconocido en el tantos efe- 
tos de ingratitud, de infidelidad , y traycion, 
creería que no podría cuitar la juíiicia de 
Dios fi yo nofíianifeftarala mia en hombre 
tanperuerfo • Ya he fido aífaltada de tantas 
traycione$,c infidelidades, que porreynar 
ion feguridad jne haíido forcofo goueniar 

C 4 aias 



Hifloriade la vida del 
fnas íeueramentc que permitid la duleura de 
fxii natural. Dios me.h& guardado de los ene* 
jnigos de fuera , y yo me he librado de los de 
dentro, y quiero antes reynar íegura con jufti 
cia,que dilatadamente^por clemencia, Yo.puc 
do de?ur con tanta verdad de mi gouierno , lo 
q Juliano dezia de fu Imperio. Que ib y muy 
lenta en condenar, pero ñus lenta , y tarde en 
perdonar deípues de auer condenado. Coa 
todo eflo yo no hize juzgar fu caufa, ni darle 
muerte fin darle tiempo para que fe valieííe 
de mi mifericordia,y fe arrepintiere ; (i entre 
la indignación de mi juííicia manifeítaííe U 
contrición de fu arrepeatimieto,como la llu* 
liia por el fereno* yo quedaua fatisfecha , fus 
lagrimas me huuicran hecho llorar , y verda- 
¿éramete quelehuuieradado la vida, aunque 
reconociera que merecia la muerte.Que íi bie 
es peligrofo tratar defte modovn coracon 
ambiciofo, auriaotros medios para que mi 
clemencia no perjudicafle a mi jufticia, ni a la 
feguridad de mí eftado.Mas el foberuio quifo 
antes romper que doblarfe Permita Dios que 
vueftro Rey mi hermano fe halle bien con la 
clemencia. A fe que fi yo eftuuiera en fus plan 
ías que fe huuicran yíÜ.o cábecas cortadas en 
Paris como en Londres. No es menefíer para 
fcfto formar nueuas leyes , o inuentar nuewas 
formas de muerte para caftigar a los culpa- 
<Í0§»L05 exémpl03 de fus predvceílbres le iba 

íuficien- 



Duque de Biron. 19 

fufíciétes, y bien puede diiiinguir los buenos 
de los malos. Era forcofo que paífalfe por las 
manos de vn verdugo la arrogada deip aoi^ 
ibo pues no quifo paíTar por las mi as. ti cré- 
dito que tenia conmigo, y .ala autoridades 
mis cofas , le cegauan de manera , que fe per- 
fuadia a que yo no podiahazer cofa fin el,que 
era fuficiente para acouardarmé. El niiíiivo or 
güilo que en vida le auia engañado,le engañó 
también en los juyzios de fu muerte. Porque 
le di a entender , P que afsi cómo la vida ..de mis 
fieles criados es para mi de grande eíHmació> 
los que no lo fon aborrezco 9 y fi me peía de 
los que mUeren.no tengQ cuyáadodeípuesde 
los que han muerto , ni me acuerdo dellos fi- 
no para alabarla virtud, o reprehender fus vi 
cíes. El perro muerto no muerde. .No puedo 
dexardereyrme de aquellos Reyes de Perfiat 
que mandauan acotarlos veftidos de Jos gra- 
des fe ñores que les auian ofendido , y por la 
cabeca colgauan vnfombrero. lamas tendré 
laftima dellos. Los que quieren perturbar la 
tranquilidad de vn eftado no fon fino lobos* 
Y jamas no difsimularé aquellas primeras fac 
cionesde guerras ciuiles,que no fe puede co- 
mencar 3 ni feguirfino con medios injuftos.Si 
por algún tiempo fe toleran , no deue fer por 
otra razón, fino por conocer los caminos poc 
dóde van los fediciofo$, y el numero que atra* 
hen a la conjuración, Todo el fentiminto que 



HiftoYiA de la vida det 
tengo de la muerte de aquel infeliz, no es ma$ 
<de por fu ingratitud. Yo le amaua mas que a 
otrodemiReyno, y mas beneficios le auia 
hecho que el me auia feruido. Es jufto hazer 
con eftos lo que con las aues de rapiña , que 
fe arrojan en los muradales quando ya no a-» 
prouechan >y dex&n de fer lo que antes auiati 
fido. Yo fuilacaufa de la exaltación de fu 
fortuna , y el folo fue ei autor defu dcfdícha. 
No proceden del cielo los principios délas 
maldades, fino de la mala regia , é inmodera^ 
eionde la ambición. lanías tuue para con el 
otro intentOjíino redo , y jufto ,y el boluic* 
contra mi la voluntad s y afe&os , mezclo, la 
fofpechacon la íinceridad , y con la deuda la 
ambición ¿ y yo cambié la paciencia en furor» 
Qmfoobfcurecer el refpeto , y la honra que 
femedeuitjafsi como vna nuue quiere obicii 
recer al Sol que el mifmo ha leuantado, y a mi 
me fue fucrca humillarle con la mifmamanoi 
que antes auia erigido fu eftado. Tenia la viña* 
tan alta , que fe ka conuertido en quimeras de 
ambicion^y en vez de licuarla delante de fui 
acciones, y dentro de los términos de fu obli- 
gación , la ha licuado a los objetos , cuya lux 
le ha cegado f y para dezir en vna palabra to« 
dos fus vicios>cra foberuio. Roma fe fatisfíza 
con llamar a Tarquino foberuio > para dczirlo 
todo con vna voz. El era tan foberuio,q quien 
&o Ichuuieraviftomas dev^a rczcoROcicn* 

fa 



Duque de Eirenl 20 

fu arrogancia , como fe juzga de la fuerca , y 
deftrezadevn Athleta^por la confideracioa 
de fu cuerpo. Veys aquí pues quaiha (ido el 
fin de aquel q no dexó en el mundo lino la ig- 
nominia de fu vida, y el mal olor deiu cábeca. 
Efto era fuficrentc para hazer que todos los 
que laconfiderauan euapot alíenlos malos Hty 
mores de los mouimientos que tenían en el 
eftomago.Si el Duque de Siron fe huukra va* 
lidodcfte exemplo * mejor penfara en ius ne* 
gocios, y dexara el camino que fin duda le co* 
duzia a femé jante dcfdkha, mas el no penía* 
ua en el delito del condenado^ no en losmo* 
dos que podía tener para eui-tar la condena- 
ción , y la pena. Tuno atreuimiento de dezix 
en otra parte, q íi el fe huuiera hallado en los 
pies del Conde de Eífex, huuiera impedido al 
jttez q le juzgaííc , y q exccutaíTe la lentencia 
en el, Qop fe marauillaua que el Conde no fe 
huuieííe dexado hazer pedacos , antes que de- 
xarfe prender, forrando las guardas a darle 
muerte jo a librarle eftando prefo. Replicó 
entonces otro cauailero de tu compañía 3 que 
quando eítaua en las manes de lajufticia,fu 
valor no podía ojbrar fino contra fi mifuio ¿ ni 
bufear otro remedio q ea íi propiio , y por íi 
niiímo , condenándole a no cerner , para mo~ 
rirde vna muerte, que aunque fe juzga por 
poco generofa, libra de -otra mas vergoncofa 
a los que efíaa condenados z :rc vkir was, 

y V* c 



Hifloria de la vida del 
y que no esfaftídiofa,ni violeta como fe imÁ> 
gina 5 porque en paífando los primeros dia$ 
cftá cerrado el paífoala garganta.No aprourV 
el Duque de Biron el confejo , antes le tuuo 
por poco animofo 9 aunque procedía de vn a- 
nimo grande jy generofo,y del parecer de vno 
de los mas judiciofoscaualleros,Rcprehendi& 
el valor del Conde de Effex , por auer futrido 
lo que jamas fufre vn animo fuertejino (eco* 
ge dürn>iendo.Quando no me quedaííen otras 
armas que las naturales^los dientes, y las vñas 
me acabarían antes que verme condnzido a la 
verguenca ? é ignominia de vna muerte violé-* 
taJLicito e$,dixo,morir cómo Caton¿q eligió 
romperfe las entrañas antes que ver al tytano 
de la libertad de fu patria. Y fino huuiera po- 
dido fufrir la prefencia del enemigo , menos 
füfriria la del verdugo tan execrable en Ro- 
ma , que por la ley de los ceníores no podía 
habitar en la ciudad, 

Nofotros en profecucion de la hiftoria 
auemos tratado del Conde de EíTex y fin dezir 
quien era , no ferá fuera de propoííto referir 
el fuceífo fuyo en vna breue digrefsion , que 
bien fe le permite al que eícriuedefuiarfe al- 
guna vez del fujeto principal a que atiende, 
para colmar el animo de mayor deley te q re- 
dunda de la variedad de lascofas;y injuftamé- 
re tendría la hiftoria titulo de maeftra de la vi 
da,de eípejo^y modelo de las acciones huma- 



Duque de Biron* ni 

tias>íino nota{Te,y hizieífe cuidentes varias co 
fas , que por la excelencia de fu virtud deueíi 
fer imitadas.,0 reprehendidas por la verguen- 
ca,y horror de fu vicio* 

El fucelfo es digno de metnoría por 1 ¿o i 
la calidad de la ofenfájy déla perfona* 
q auia afcendido a eftar en tan fupremo grado 
cala gracia de la Reyna,q .trahia.vn guate de- 
lia en el cordón con qucfeatauael cabello en 
feñal de fauor. Quando fue a fetuir al Rey de 
Francia en Normandia>era de los primeros de 
fu confejo;mandaua en fus armadas , con que 
auiaaííaltado las coilas de Efpaña , haziendo 
temer las fuercas de fu feñota por todo el 
Océano.- No auia en el acción que pudieífe 
hazer dudar de fu fidelidad en feruicio del ef« 
tado>pero concurrían en el muchas cofas para 
perfuadir que la fortuna fe canfaria bie ptef- 
to de afsiftirle. Porque era tan infolente , tan 
ambíciofo , tan lleno de vanidad , que pueftas • 
en Vna balanca la foberuia > y ambición pela- 
rían ygualmente. Los grandes feruiciosque 
el auia hecho a la Rcyna, y al Reyno le entre- 
tenían en eftaprefuncion, que no fe podia ha- 
zer cofa alguna íin el , que le faltaría la vida 
antes que fu buena fortuna. Yltimamente to- 
das íus acciones le inclinauan a la vanidad , y 
oftentacion,al que quifieflfe facar alguna coía 
defte vaxeljconuenia darle viento, y crchia q 
fu animo y valor no fe oftenrauan ¿ fino fe lie - 

«auaíi 



fíiíiofiá de la y ida del 
ñauan fbbre la grandeza de la gloría , y arfó2 
ganda -No coníiderando, que quanto másela* 
ro es el fuego haze menos humo , y que a las 
honras > y triunfos que leiiantan los hombres 
fobre los otros , no ay cofa tan conuenientc 
como la moderacion,y el acordarfede fu pri* 
mero cífodo.Eftole refucitaró embidias,y los 
cmbidiofos no ceñaron hada eftar feguros de 
fü ruyna;y como los Principes tiene las ore- 
jas mas difpueílas paraoyr las murmurado- 
nes que las alabancas , y que muchas vezes fe 
parecen a las ventofas , que fe llenan fierripre 
de mala fangre.La Reyna efeuchó a les que la 
aduertian que fus peufuroientos excedianal 
penfamiento de vncauallero que quería lcuá- 
tar fus fantafíasmasaltodc lo q permitía fu 
calidad, y q no repntaua cofa alguna por grá* 
de,fmo era difícil , y peligrofa. La Reyna que 
en las cofas que tocan a fu eftado quiere antes 
errar en creer,queenfer incrédula le defpre- 
cía, y a vn tiempo le retiraaquellos grades fa» 
uoresdeque auiafido tan liberal, Efta pode- 
roía autoridad eftá totalmentederribadajefta 
llama que refplandccia fobre el, y que le hazia 
dar luz entre los demás , fe veecüpfadá, em- 
bucha entre las fombras del defprecio,y poco 
defpues en las de la muerte^No quifo la Rey- 
na bolner mas a verle, y el mifmo cargado de 
va numero infinito de obligaciones , huye fu 
prefencia^como «nal deudor, que no queden* 



Duque de Bit mi at 

áópagafa los acreedores huye fu vifta é 

Noay cofa que Ueue mas impaciéntemete 
•rn animo gallardo, que la memoria déi-gxado 
de donde ha caydo. Lita impaciencia le arruy- 
nó^porqne en lugar de cfperar que el tiempo 
fufti6caflTe fus intenciones, confumieífc la co- 
lera de la Reyna, y rompí cffe las tramas de fus 
enemigos > fe precipitó a confejos defefpera - 
dos, que le derruyeron, refoluiendoíe a mo- 
rir,© afcender al mas fublime grado de la grá- 
dela de IngalaterraMádó la Reyna a fus Co- 
misarios que le predieífen en fu cafa, y como 
el conoció que eran fus enemigos hizo juyzio 
de aquella comifsion, fcgu fe puede juzgar de 
la intención de los Principes,de losminiftros 
q ocupan. Y afsi retuuo a los mifmos Comif- 
farios en fu cafa, ponicdoles guardas de arca- 
buzeros, y luego fe fue a Londres acópañado 
de trecientos cauallos para hazer alguna folc- 
uacióenfu prouecho,y ganar el fauor del pue 
blo,q le recibió con grandes aclamaciones, (i- 
guiendole^acompañandole por la ciudad,eíti- 
mádo fu yalor^y los feruicios q auia hecho a la 
Reyna > y al Reyno. Los mas prudentes le ad- 
uirticron , que no fe fíaífe en efta beneuolcn- 
:ia popular, cuyo efetonoera fino vn dulce 
veneno , cuya firmeza era mas inconftante 
que las Ondas, y el viento. Mas no tenia óre- 
las para oyr confejos » ojos para ver fu 
precipicio, ni/uyzio para confidcr&r % que tu 

femé- 



Hiftoria de la vida del 
femefantes ocafiones diez hombres de juyzio 
y manejo , valen mas que toda eftaxlefenfre- 
naua multitud,que no coníífte fino en viento, 
y hamo. Acole jauanlc que fe>faliefle del Rey- 
no para juftificarfe en tierras libres , y no fu- 
jeto al poder de aquellos )uezes,y de fus ene- 
migos, y que confideraífe que muchos mari- 
neros han nauegado defpues del naufragio , q 
a fu valctia.y generofidad,no faltaría en qual- 
quiera lugar donde excercitarfe > y que jamas 
th hombre valerofo ha efíado fin grandes ocu 
paciones. Empero la gran prefuneion que te- 
nia le hizo que fe refoluieflfe a romper antes 
que a dobíarfe, Confiófe en el fauor del pue- 
blo, aunque fabia que la feguridad era mas de- 
bí l,y peligrofa>que vna frágil tabla en vn tor- 
rente profundo. 

Luego que la Reyna dio a entender q auia 
renido defignios contra fu perfoua y éftado: 
aquellos que tenia por mas parciales , y mas 
confidentes en aconfe jar, y mas proniptosa la 
nouedad le defampararon. Y afsí quando vio 
que no tenía otro remedio fu falud, quela fu- 
ga^ que la hora de la mutación de fu fortuna 
era tan fegura como la de la muerte, fe embae 
co con fecreto en el Tamis, por faíuarfe en fu 
tierra,y falir del eminente peligro con el me- 
dio de los Comiífatiosque tenia prefos. Mas 
auiendolointentado,ante$ de llegar halló que 
fe auianpuefto en libertad > y que vno de fus 

£é»3 



Duque de Biron^ %% 

conjurados fingiendo que tenía orden fuya>lc 
auia libertado con promefa de libraile délas 
penas ineuitablesa los autores , y cómplices 
deftaconjuracion.LLKgtí le prendieron, y fue 
llenado a Veftrounefter, adonde fueaciífado 
de muchas culpas,conio d.¿ auer teñido vn ¿ó- 
fejo fecrcto>y confültado con fus amigos qual 
feria mas expediente partido, para promoucr 
fus efperan^as, o hazerfe dueño de la tie£fá,y 
de laciudadoyra bufear a IaReyna¿ Deáuer 
retenido prefos, y amenacadode muerte a los 
Comiífarios , y íeñores del Confejo que lz 
Reyna auia embiado. Deauerydoa cauallo 
por la ciudad exortando al pueblo a íedició, 
y foleuacion.De auer impedido, que el decre- 
to dado contra el no fe publicarte , impidien- 
do, y araienacando a los róuiiftros, á cuyo car- 
go cftaua. De auer querido ocupar vna puerta 
de la ciudadj mandado que híziciTen pedacos 
a los que lo impidieflen. 
, Eftos delitos eran de tal calidad , que aun- 
que fea efeto de humanidad tomar la defenfa 
de los reos , aqui el arrojar vn fufpiro folo de 
piedad, para defenderle, era vn deelararfe por 
compücp. Con todo effo oyeron fudefeargo 
de todas eftasacufaciones en pleno juyzio.ca 
la granSaladeVeeftmuneñeradóde era Pre- 
finiente el Muer de BucKuret,granTeforero,y 
Senefcal de Inglaterra con íaafsiílencia de 
nucue Condesil) Vizconde, .catorzc Varones 

P que 



Hijioriá de la vida del 
que llaman Pares,ocho Iuezcsordinánosj el 
Confejo de la Reynajcompueífco de feys per- 
íbnas verfadas en las coftürnbresde la Frouia 
cía. Anees que refpondiefiejpidio, que lo que 
era concedido al hambre mas ínfimo de Inga- 
laterra fe le concediefle también a el. Que era 
declarar por fofpechofos los luezes que tenia 
por fus enemigos. Mas al contrario fe obfer- 
ua, que quando los Iuezescftan.fentado.sea 
lugar conueniente a la grandeza de fu digni- 
dad r cn donde reprefentan al Rey,al Iuez del 
Rey no, es decente permitir efta licencia a la 
parte,de hazer fu poder inútil , y de perfonas 
publicas veduzillas a particulares. Porque ari- 
que las reculaciones fean fauorabks en mate- 
ria de acuíactoaes ( excepto donde fe trau 
del efíado) y que antiguamente era inficiente 
a la parte ckzirjque ti talluez era fu cótrariós 
con todo elfo f¿ deue coníiderar quelosque 
fe tienten cul pados aborrecen los Idezes, te- 
miendo la juila feueridad de fu juftícia,y tenie 
do a cada vno por foípechofo, excluyriá a to-f 
dos por el temor que les agraua de fer juzga- 
dos. El grá Senefcal pide el parecer de los Iuc 
zes ordinarios fobre la recu{acion»refpQiidie« 
ron; C^ue atento a la calidad del hecho * y que 
los Condes, y Barones, para dezir fu parecer 
tenian coftíambre de jurar folenemente q vo- 
tarían ün pafsion,que fe auia de creer que ha» 
rian eítiniacion defto,mas qde; otro qiulquie- 

ra 



Buque de Biron* 24 

t a refpeto^y que aísi no auia lugar de recufar- 
los. 

El Conde- de- Eflfex , es conft reñido a reco- 
nocer por íuezesafus enemigos, como parre 
rcfpohde a todo lo q le imputa el procurador 
general, antes co efcufasjq con razones, y nías 
cólprueuas defu atreuiu)iéto,q de fu inocécia. 

Dize que el deíjgnio de hazerfe feñor déla 
torre,y prefentarfe a la Rcyna a no auia paíTa- 
do los primaros mouimieatos de fu pafsion. 
Que las platicas , y perfecuctones de fus ene- 
trdgosjque querían entrir .en fu cafa para ofen 
derle, có color de cumplir con las ordenes de 
la Reyna> le auian induzido a lo que la necef- 
fidadd^ v^£ jufta defenfa puede permitir. Que 
entendiendo q fe hablauavergoncofaméte del 
por la ciudad, y q fusferuicios era recópenfa* 
dos con- vna %dkm$j y odioía calidad de tray- 
dor,auia : juzgado por vileza rédirfe ? callando 
la fofpeeha de trayció , y q.quié no refifte vna 
injuria femejátc,fe miíeftra oluidido de fu ho 
ra»y indigno del amor de fu patria. Que el mo 
do con q auia ydo a cauaüo por la ciudad , fin 
q el , ni otro de fu compañía tuuieífc mas ar- 
mas q la efpada,juíUficaua fuficienteméte que 
no tenia ninguna mala intéció. Mas quádo os 
huuiera fücedido(dixo eiProcu radorG-ner.u 
encaminado fus palabras al C¿de de Eífex ) q 
ocupaífedes el Palacio de laRey na(q np fe p o 
dialuzer fia derramar mucha fangre.) -Que era 

D 2 vuef* 



Hifíoriade la Yxiaáú 
vueftro defígnió? De arrojarme (refpondio oí 
Conde) a los pies de la Reynapára aduertirlé 
cofas importantes a fu c$ado,y honra, y partr 
cularmente los deferüiéios que lé Maziari Go* 
blau,Dalhoh,y Gecilió,que vendían fu graciaí 
y jufticia , y no permitían 911c alguno fe íle- 
gaífe a la Rey na, que no fuefle de fü facción,ni 
tenían mayor gloria que vituperar las grandes 
acciones, y priüar a la virtud de fu honor¿ Ef- 
tos tres que el nombrada eran fus lucí es qué 
eftauan prefentcs, que íintiendofe herir tá vi- 
uaniebte en prefenciade tan gran auditorio* 
no permitieron refpucííáalguna,que oyéndo- 
los pudieífe mayormente agráuaral Conde, 
que niortraüa no hazef cafo dclloS, aunque fu 
vida dependiere de fu opinión , aunque Ce- 
cilio le tíamó .muchas vezes tráydor : pero el 
Conde fin alterarte le dixo, que triuníaüá del> 
y que auia mucho tiempo que có fu embidia, 
y faifas relaciones auiá ¿atentado conduzille a 
aquel lugar. 

Es cofa inhumana injuriar a rn afligido,cjü¿ 
eftádo oprimido de fu defdlcha, no le ha que- 
dado mas libertad que el penfamiento,de irías 
■ de-q fon infufriblcs los que no püdicdo dar 
quentade fu vida,la piden á las perfohas ho- 
radas, y. teniédo vna bigácn fus ojos, no pue- 
den llenar con 'paciencia la paja cnlos ágcuos. 
EíUs particulares alteraciones^ injurias auiá 
perturbado la ordé del proccífo,pero el Pro- 
curador 



Duque de Pirofl. 2 y 

purador General continuando fus interroga- 
£Íones,o por mf jpr dezir cenfuras , é inueéH- 
Vías contra el Conde de Eflex, replicó ala ref- 
pqefta del prefentarfe delate de la Reyna , di- 
ciendo , que í] huuicra podido hazerfe dueño 
de laperfonade la Reyna la huuicra confer- 
uado tanto q inapto fueífc conueniente para ef- 
tablecerfe en ei Reyfio.Refpondip el Conde: 
Que fe dcuian juzgar fus acc:iopes prefentes 
fon ialey de Jas pafladas,y que los fenicios q 
el ayia hecho a laR.eyna,y al £{Udo,merecian 
fer interpretados de ojra fuerte, que fegun la 
pafsion de fus enemigos <]ue d? feauan opri* 
fuirlc debaxp de la apariencia de las leyes-, y 
juftícia. Y afsi como no a y mayor picerpn, ni 
pemoftene* para comriouer lps ánimos, y 
llanto que la innocencia^ el agrauip^los dos 
nías poderofos eftirnulosde los afligidos in- 
juftamente,habló de tal manera 9 que mouio a 
piedad a los Ineses. 

Pero defpyes el gran Sepefcal le pregunto 
íi tenia otra fofa que dezir,y auiffndo refppn- 
didp que po,mahdo a los Cpfldes , y Barones 
que fe rctiraífen, y juzgaflen la caufa cp jufti- 
fcia , y conciencia. Reduxerpnfc a vna íala no 
diftante. Concordaron la verdad del hecho , y, 
mandan llamar ? los Ipezes ordinarios de ItW 
galatefra, ppr fer infiruydpsdelo que difpo- 
íien las leyes del Reyno en femejame cafo, Y 
defpuesde aiielTo conferido to^ospor tiepo 

P 3 de 



Hifloria de la vida del > 

de vnahqra,bueluen afentarfe en el lugar prt 
merd.EntoncesYn portero llamo por fu nom 
bre a todos los Iuezes,vnoen pos de otro , y 
como cada vnodelios fe ohia nombrar íe ié- 
viiantaua,haziend(} vna eran reuerécia al Sencf* 
cal, y aleando la manó deáia en Ingles eftas pa 
labras: El ' efia culpado, [obre mi 'honra* los votos 
afsi dados , y recogidos >elSencfcal hablo al 
Conde de Ettex,y le dixo ; Vos aueys vifio q 
nueítros Pares os condenan. Y luego pronun- 
ció la lentecía de la rnuerte,que en auiendola, 
cydo,el Cede de Eífex ÁinQuAmen. Y -porque 
COfitenia>que fu cuerpo fe hizieífe quartos, di 
xo , que íi le dexaíTen entero aun pudiera ha- 
zeralgun feruicio a Ingalaterra , que la igno- 
miniade la muerte le era mas penofa que la 
rmfma muerte 3 que jamas auia tenido penfa- 
mien.to.de atentar cótra la perfona de laRey- 
V>a,nidel Eílado, fina de impedir a fus enemi- 
gos que le deftruyeíTen^como lo trahiandeter 
minado, £1 mifmo juyzio fue también pronun 
ciado contra el Conde de Sonthanthon (cóm- 
plice én el delito)por quien el Códe de Eífcx 
íuplicó a los Iuczes lo miraííen mejor, y q no 
era por rúngü refpeto digno de muet te,y dixo 
qüáto'pudo en fu abono, y de los q loauiáfc- 
güido. Al fin la pena de la muerte fe conuirtio 
en dinero, y no fue caftigado fino en la hazié- 
da.Qnádó fueron licuados a la*Sala del juyzio 
vn portero Heqauavaa alabarda , cuyo azero 
T efíaua 



buque de Biron. i 6 

eftaua buelto al contrario del roltro delCode 
de Eflex,y caminaua vn palto delate del, pero 
defpues de eftarc6denado,y q le lleuauan a la 
priííó/el jcorte de la miíma alabarda y tu buel- 
to a ia cara, y ta cerca delinque le tocaúá a los 
cabellos en fe nal de fu condenación. Qnaindo 
boluio el Conde de ÉiTexyuamas alentado 
que antes. Como en la obfeuridad de la no- 
che muchas cofas parecen mas efpantofas dc(^ 
de Ícxqs, que no tienen cuerpo,ni otra aparié 
cia, fino la que las di- la imaginación turbada; 
afsi es coníiderada la muerte en tanto q per- 
fcuerala turbulencia de juyzio en el rigor del 
nnedo^aunque es terrible, pero cófideradá có 
atención defdecerca,todo el. temor, y horror 
fe defuanece.. Defpues que el Conde de Effex' 
entendió la íentencia de fu cpn'denaci'on , pa- 
recía que eítena mas affegurado , fabiendoa 
donde yua: y en fu trifteza nú fue mas vergon- 
cofo , que en la vergon^ofa difpoficioñ de fu 
muerte. \ 

Laafiicion es el verdadero fundamento de 
la amiftad, y los verdaderos amigos fe conoce 
enefta aducrfidadvporq las voluntades eo fon 
entócis incitadas ni aletadas de otro efpirirej, 
Uno del verdadero defeo de ayudar al amigo. 
Mas en femejates ocurrécias>las amiftades fon 
peligrofas 5 y ¿rruy nan a los amigos/Con to- 
do eflb ya huuo algunos que fe ofrecieron 
para fu confuelo , a quien dixo,no tenia 

t> 4 necefsi- 



Hifíoria de la vida del , 
nccefsidad del, 'e'ftandp mpeHo uépo auia dif- 
puefto a ambas forjas , y nofe quexaua, ni 
dolía de cofa alguna^ porque conocí q el traba 
jo de las lamentaciones /uüas , o injuftas, era 
quexarfe fin fati-sf¿£Íon.Eftp& llorando fu def- 
gracia,y la perdida q el Rey no h^zia en iu per- 
fona, lcexprtauaqueacudiefft a la bondad de 
la Reyna.é implpraífe fu clemencia. Preguntó 
ii auia feguridad de q la alcancariá pidiéndola, 
y dieronle algunos deíiguios, y cfpeiácas de* 
lia. y que el grande, é incomparable fauor q la 
Reynaleauia moftrado otras yczesalfegura- 
na el perdón. Por cftomifmo replica e¡ Con- 
deno quiero pedtrle.el inocente no hade pe- 
dir perdón, el generpfp no fe deue apartar de 
la muerte,quando fe le ofrece la graci^ preíu- 
ponelaofenfa.y yo me hallo inocente, el per- 
dón me introduziria en las bopafcas de la vi- 
da , y la muerte me conduziria al puerto defta 
gloria.Que vnaReyna me ha juzgado ppr abil 
y capaz con prefumir que yo pude inquietar 
íu repofp , y Eftado. Que ella ha temido mi 
animo, y hecho juyzio de la grandeza de mis 
defeos por ía calidad d!e mis méritos. Delpues 
que vnaperfonade mi condición ha perdido 
la gracia de fu feñor > y que la fpfpccha fe ha 
mezclado entre la finceridad de íus acciones, 
no deue mas defear viuir. Aquel fe puede lla- 
mar codícioto de la rida que rehufa la muerte, 
¿efpuc's que todo ha muerto par* el. Yo la 

fuplico 



Duque de Biron. 77 

fuplico no impute a defobediencia , no inuo* 
car fu mifcricordia,ni fu gracia. Eftando can- 
fado de viuir,y defeando como yo (muchas ve 
zeshe expuefto mi vida por fu fcruicio) facri- 
ficallacfta vez enteftimonio demiiidclidadjy 
obediencia. 

l'erfeucraudoen efta voluntad de morir , y 
laRcyna en perdonarle,fe reconocía fir error* 
IJeuaróle a vn cadahalfo q eftaua leuátado eti 
medio de la placa de la torre deLódrcs,a dódc 
falio veftido de terciopelo, có vn sobrero de 
Gaítor todo ncgro,acómpañado de tres mini- 
ftros.Reconoció entre los afsiftentes vntró- 
peta del Rey, a quien dixo : trompeta amigo» 
dile al Rey de Francia que tu me has vifto en 
vn lugar indigno de acordarme del , pero con 
el milmo animo j> y generoíidadcon que le be 
feruido. No moftró en fu roftro palabras de 
mas temor que íi aquel cadahalfo huuicra fer- 
uido de teatro para alguna accip llena de ale- 
gria.Pareciatah valiente Capitán fobre aquel 
infame íitio , como quandoaflaltóa Cáliz en 
nueftras riberas Efpañolas. 

En todo lugar es razón que las perfonas fe 
acuerdé de parecer lo q han (ido. Saludó a los 
feñores q la Rey na embió para la execucio de 
fu muerte* refpondio a los miniftros q queriá 
ayudarle a morir con vna voz tan gallarda ,c 
intrépida, quedenotaua bien la feguridadde 
fu coracon. Rogó a Dios por la íalud de fu al- 
ma 



\ fíijloria éc ht yida del 
fnaypor la ptofperidad de la Reyna,y de íii Ef- 
tádo,por fus encmigos;y clefpues preguntó al 
exécutor de la jufticialoq aukdehazer.Qui- 
tofela ropilla,y el jubón, quedando fe có vna 
almilla de efcarlata , y dixgal exécutor ^qué 
dieííeel golpe quando yieífcque ponia laca- 
beca encima de vn Cepo que eftaua en ei cada- 
fcalf^y eftendieííe los bracos. A eftacontrafe* 
Éacl^verdügo le feparolacabecardelagargá- 
ta 3 no de yo folo golpe 3 porque vn temblor 
tan grande arrebató al Conde,que fue nienef-» 
ter acudir con tres.Afsi íe perdió efte grande 
hombre dotado de excelentes dones, arrojan- 
dofe> y fumergiendofe en las ondas de la va- 
nidad de i mundo. La ambicien que es el hon- 
rofotrabajo.de los grádesele causó vna muer- 
te llena de deshonra* Algunos deziau >que íi 
fcooiera tenido tanta refolucion al obrar mal, 
como en hablar delante de los luezes,huuiera 
tenido ma&dichofofin.Muchos fintieron efta 
cxeíwció , como las pafs iones fon íiempre di-? 
nerfas. Otros huno que la aprouaron,y dcziá* 
q®€ ñ fu deíignio de hazerfe dueño con las 
^rfnasdelPalaciodelaReyna,le reíultafife co- 
mo el quería * ninguno eftuuiera fcgm*o de fu 
rtiyna>y que la ambición río detendría en efte 
efiadofus penünnientcs. Elcaíiigo fe conti- 
nuó también en otras cinco , o feys perfonas* 
queriendo la Rey na , que la feueridad contra 
pocos firuieífe de remedio a toda 4a llaga. 

Mejor 



Duque de Biron. s>8 

Mejor fuera auer muerto defpues de algu- 
na gloriofa acción, que continuándola vidas 
cometer defpues cofa que deshonre la memo- 
ria. Yo pienfo que la muerte le fue dulce a a- 
quel Campion nacido en Crotón , que fiendo 
vencedor etilos juegos folenes Olímpicos, 
cayó muerto a los pies de los luezesquele 
auian de coronar . Ni le feria menos agrada- 
ble a Admeto , que auiendo también ganado 
el premio, y recebido laX2cronadelas ma- 
nos de los Iuezes , efpiró* al inflante # Los 
que mueren en medio, o al fin de alguna ac- 
ción gallarda , mueren fin dolor , como aque- 
llos dos famofos Archite&os que edificaron 
el templo de Apolo en Delfos;de. lamifma 
manera fe dcue prefumir, que la muerte le 
buuiera fido gloriofamente dulce, fi el/Conde 
d^eEífex muriera en aquella grande emprefa 
de Cádiz, y que los vltimo,s días de fu vida 
nohuuiefíen obfcurcddo los primeros. Excra 
pío alfin notable de vna extrema, y gran juf- 
ticia. LaReyna de íngalaterra alómenos en 
efla parte ferá alabada en los figlosque han 
de venir. Que ha fido inexorable en la períe- 
cucion de los delitos de eftado,dc facciones,y 
de fedicicnes.El Elefante es el hieroglifico de 
vn Principe de feuera jufticia , que jamas 
dobla las rodillas* y ha?e perpetua guerra a 
los ferpiervtes, y beftias venenpíasjamas ella 
prefirió fus aficiones al bien del Eftado. 

Amo 



Hiflor¡4 de l a vida d$l 
fiVtio alCóde de E(Fex,fignificQle efetos de fij 
voIuntad 3 honrandple cp los fuprpmosxargos , 
que mereció dignamcnte,có marauiljoía pru- 
dencia^ incomparable v^lor. Por cuya razón 
dexó grande defeo de fu perfon¿ , j muchos 
profundamente fe afligían, viendo qfu virtud 
no tcnija otra recompenfa fino la muerte.ni fu 
memoria otro honor, fino la infamia. Lashó- 
ras q tenia eran íeñaleS de fus fenicios,}' me- 
ritos,que le auianjifcho ncceífgrio para gl bie 
de la Rcyna»y del Réyiío. Efta necefsidad cau* 
so en fu animo infolencia,y prefuncion, y lle- 
nó el déla Reyna de fofpecha,y miedo. Vn fe^ 
ñor por qualquiera fauor que áicáce del Prin- 
cipe,por qualquiera fegyridad q la virtud per 
mita a fu fortuna, deue guardaí fe fie no fe dar 
a conocer por neceífario , y íi llegare afer 
tal , no conuiene que fe juzgue que |o es * por 
no dar deíconfianca>o zelos Jamas hizieró bié 
losquedefearon fer más temidos que amados 
de fu Principc.Finalmente Londres q algunos 
años antes le auia >ifto entrar en fu' ciudad 
triunfante, có la mifma alegría que C^rulp en 
Koma,lc ve defpaes condenado , y jufticiado. 
Auia hecho grandes feruicios al Rcyno , mas 
nilayida,dampr,ni el tftadp fe confidera,fino 
por el tiempo prefente , y los feruicios , y los 
años paífados fe cuentan por nada.No juzgan 
los Principes fino del prefente » y de la perfe- 
ucráciá,ios feruicios paffados no fe confitera 

fino 



Duque de Biron. ígí 

fino fecentinuan. No ay cofa que mas prefto 
fcnuejcfcca que lagra<¿ia,y el beneficio /parti- 
cularmente donde fe tráu delbié, y del repo- 
fo del eftado. Empero bóTuaxDOS a lá nárracio 
de la hiftbria de a donde nos áuembs apartado 
j>or referir tan prodigiofo accidente; 

Eii dando fin el Dtiqtie de Biróh a fu emba- 
xada^pidio licencia ala Rcyna,qücledio mu- 
chos prefentes,y grandes dadiua^,di¿iédo pa 
blicamehte , que no aüia vifto ninguna perfo- 
ha que láhuuieífe dado mayor alegría que el, 
ni le dexaífe mayor fentimiento a la partida, 
pefandole dé no le aücr recebidó cóforme fus 
méritos , y que íi el défcarla pudieffe fertrir de 
alguna cofa querría que el mar q auixdc paffar 
fuefíe el rio Letheo , para que fe oluidafle del 
íhal tratamiento ? y del difguílo con que fue 
recebído. Partió pues el Duque, y no hallo 
quando bolüio al Rey en Cales , fino en Fon- 
tanableo.Dio relación de fu viage , y la carta 
eferita de mano de la mifma Rcyna de Ingala- 
terra , dándole gracias de que la huuieíle em- 
biadoá viíitar con perfónátánfauorecida , y 
conftdetejfitíien fabiendo que eftaua tan cer- 
ca que no auia de diáácia fino camino de feys 
horas,reputaria fu prefencia y vifta.por la ma- 
yor felicidad de fu vida . E\ principio de fu 
carta era derte tenor. 

Monfcnor mi hermano. 

Como no ay cofa masptfada que queda* engañad* 

de 



HijiQxiddeiayidcLdel 
de vna próxima felicidad s a¡ si podeys imaginar a que 
wala fortuna reputo la pr marión de l a preferida , de 
lo qti£ tantas vérosme hajignificado el defeo > que 
tiene larga mano en y n fu arme \ T fmoaueys tenido % 
carifsimo hermano, muy for fofa ocafionde no venir % 
me qiiexarc de vos. Ma$ entendiendo del Duque de 
Biron lacaufa queosha detenido , quedo fatisfechet 
confolo el penf amiento- que weys tenido >fí bien con* 
fiefjo auerlo deferido en extremo. 

Moílró el Duque de Biron al Rey los pre- 
fentes de la Rey na , que fue la joya de valor 
de tres mil efeudos;, y las acaneas de tan gran 
portante , quecaminauantreynta, y quaren- 
ta leguas en vndia.Refirio también alRcy to- 
do lo que auia entendido de lia,, excepto ?el 
cartígo , y difeurfode la muerte del Conde 
de Eifex ¡ no queriendo ocupar a fu imagina- 
ción con efta infalible yerdad,Que el orgullo, 
y la infplencia qo trahen ninguna felicidad* 
Que el rayo hiere a los grandes animales, pa- 
ra que (coraodize Artabano) no fe hagan in- 
íbléntcs. 

Aun perfeueraua cite hombte grande , en 
feruicic de fu Rey¿y afsi aunque Enrique auia 
embia,doalos Suyceros a.Mousde Sirilery,y 
Mons de Vic , para concluyr vna liga entre 
dios , fi bien el tratado eílaua conclufo a fa- 
* tisfacion de vna, y otra parte : faltaua que vi- 
nieífe el Duque de Biron para autorizar co fu 
prefeacialo que.auian hecho los Eaibaxado- 

res 



Duque dtBiron. %% 

fres delRey. IJegó pues a los vltimps de- Ene- 
ro bien acompañado, y fue bien rece- 
bido de los principales de aquella Re- 1 6oz* 
publica, y de los Cor_orieles,y Capita- 
nes^ los quales parecía que eftauan en Fran- 
cia , viendo delante de fus ojos al que los ama 
mandado en los excrcitos del Rey. Hablóles 
paefta forma ert la- junta general que fe hizo 
en Sol mi reí 

Magníficos feñorcs^el Rey mi feñor q hazc 
la mifma vftimaeió q han hecho fus predecef- 
foresde vueftra generosidad, defean-dó lacó- 
tinu&cionja buena amiíhd, y liga que haaui- 
do de mucho tiempo a efta parte entre fu co- 
rona, y vueftra comunidad, ixic ha mádado. que 
vega a vueftro Pays, para poner la vltima nía- 
no al principio que han dado losfeñares de 
Sillery* y de V ic , fobre el tratado deia reno- 
uacion de la liga Júntamete me ha mandado üi 
Mageftad.q osaífegure la grande eftimacionq 
haze de vueftra £e,y q hará juftajmente obfer- 
uar las prometa? que os huuieren hecho,- -affe- 
gurandofe también, que de vueftra parte auia 
todafinceridad, y verdad. Aora que fu Rcyno 
eftáen flor,y que da mas embidia que piedad, 
defeacon mayor feruor recebir , y cobrarlas 
antiguas amiftades que ha auidafiépre entre 
los Reyes, y Corona de Francia con vueftras 
Repúblicas. Creyendo que el bien q refukara 
fera en vueíira utilidad, y fer el mejor , y rna$ 

fegur^ 



HiftoriddeU vida del 
feguro medio para conferuar mas fírmemete? 
y con mayor felicidad vueftra potencia. No 
quiero callar quanta eftimació hago de mi por 
el honor q me haze el Rey mi feñor , c» aucr* 
rnc eligido con eftosfenorss para feruir en 
tan buena y fanta obra > y por verme también 
en medio dcvna nación que ha fido muchas 
vezes,y cb particular afeito eftimda en la paz t 
y en la guerra del Marifcal mi padre , y de mi. 
En prucua pues de mi particular afición , os 
ofrezco todo lo que eftá en mi mano difpuef- 
to de dar todo fauor a vueftra fatisfacion , y 
feruiros en lo que puede > y deue vn honrado 
cauallcro. ¡ 

Aceptófe la liga con el Rey , dando gracias 
2 Dios publicamente , y haziendofe vn feftin 
íblcnc, adonde los Suy ceros dieron a enten- 
der que el beuerbien es tan gran virtud entre 
ellos,como en Pcrfia, Alli fe vian gran nume- 
ro de frafeos de vino > y no auia perfona que 
no tuuieífe necefsidad de tres cabecas como 
la cftatua de Diana para refponder a tantos 
brindis. Beuio el Duque de Biron mas larga- 
mente que alguno de los demás , y aunque el 
cxccíTo del vino engendre oluido de todo lo 
que fe deue hazer , no dexó por efto de cum- 
plir con todo lo queconuicnca vn hombre 
íbbriojugóa losnaypes , y cerrand^fe def- 
pucs en fu apofento eferiuio de fu mano al 
Rey carta* muy importantes ¡ dándole quenta 

de 



Duque de Biróti* t6 

áe quito fe ania hectro en fü feniicio. Q£c lo 
que en Francia fe reputa por corteíia 3 en Ef- 

Saña fe juzga por deftenaplanga.Efcriüió ifm; 
icn a los amigos ,.. para que tuuicffen nucaaá 
de fiis fucc(fo5 3 y efcriüió otras ícef et'as V" Afsí 
fe acabó cfta penpfa ^y-poco f conocida nego- 
ciación de la confederación de los.,Sfvy ceros* 
iius illuftrcjj^m^s peceílaria q tedas las prece 
¿entes catí&quella aaeion/Defpúes mani^ 
fritaremos el premio que dio la fot 
i tpna ? yicl Eey a eílos - nrr / 
f émidos. - 



M 



$®w& 



■:■■■■■■:■ . •yo, 



,&v* 






E 1 E K 



«M-4«M*t-«M4*fr 



•S#M*S-M»-E*!-»*-í*?- <$$* 




f#*»Mf»4«-;#t' 



TERCERA 

P A R TE. 



í/7 4 tercera parte contiene : Lo que fttiixo ét jlY- 
fobifpo de Lton de lafifommia del Duque de Biroru 
las qmxas que tenia del Rey de Frícia^Su ambicio, 
y defeode honra. La amifiad que entabla con elfeñor 
de Lafin ,yfu trate. £¿ Rey de Francia tiene noticia 
de la coniur ación. Láfin trata ton el Duque de $ aho- 
ya el modo de efetuar el intento. Troponclo al Conde 
de Fmntes en Milan y y na es áimitido 3 yfale huyendo 
de aquel Eftad*. El Duque dt Biron pide perdón al 
Rey de fu ddito,y el Rey le perdonadero proftgue de 
nueuo enfm dcfignios.Ofcndcfe Lafin,de que el 
Varón dt Lux fea preferido, y def cubre 
al Rey el trato* Disimulación 
del Rey de Fran- 
cia. 



i6oi. 



fY^á ^ ^ grandes maldades que fe 
1 t emprenden , íi defpucs fucede 
§!.$®gjs bien fe juzga virtudes,porque 
fe ácrcnieron a executallas con felicidad;pero 

no 



Duqmite'MYon* 27 

tío fiemprc refukan bien los atreuimientos.El 
Duque de Biron aípiró a lo que no deuia ; íl 
lo folicitó temerario,no lo configuió dichofo, 
y áfsi merece nombre de maluado. Ycertifico 
en fu muerte lo que dixodcl en, fu vida el Ar- 
eobifpo de Lebn: Sus grandes eítudios mere- 
cen efla breue hifcniohay la muerte qué defea 
confumir eftepedadcrdd tierra, queitemamos 
perfecion humánay afeito al ArcotuÉpo' \ y en 
losvltimos diá's dfc'íü feñférmcda'd*Íe-v¿íi-to«l 
Duque de Biron , y 'deípués IVhaiií) ¿® íü'íe- 
pultura. Sucedieron do : s*CQfaíeft"cfftá$ dos ac- 
ciones, que no Fueron entonces bies» cmiffde- 
rádas,pero defpues féhillaro verdaderas JEta 
aejuetf relado el primer hombre' &fel mudo en 
fiazer juyzk>delanatüftüexá de las p€ríona$ 
por las ícñalésdelrofírd.Era vn Zopiro en el 
conocimiento de la fifonomia ♦Gregorio Na- 
mnzeno no juzgo mas verdaderamente de 
Iüliaño Emperador/ ni el Patriarca Theódoro 
át Andronico Comen o , como el juzgó de la 
fortuna del Duque de Biron, por las lineas ¿ y 
áyre ác fu róflro; Porque auiendolo confide* 
rado con atención, dix© a fu hermana luego q 
fe fue. El Duque tiene la peor fifonomia que 
yo he obferuado Jamas en perfona alguna. Pa- 
rece que es como de vn hombre que ha de mo 
ririnfelizmétc.La otra fue,q hablando el Varo 
de Lux en la muerte de vn deudo fuyo, dixo al 
Üuquc de Biroa yp dicho que auia e jrdo avn 



Hiftoria de lamida del 
Hcjígiofo Capuchino jquando le éxortaua* 
bien morir» felicitando rcfolucr al hombre al 
defprcciode la felicidad del mundo , y ajuz* 
garla antes por inftrunientoderuynaque de 
falud. Eftiloque obíeruaron primero los FU 
lofofos Gentiles,que los Ghriftianos.Quando 
el Medico vé que Sa Talud del enfermo fe llora, 
y que la .enfermedad fe burla de los remedios, 
permite que fe le dé todo lo que pide, porque 
no fe feguira mejor 3 n¡ peor en negarfelo. Y 
de la miíma manera dezia aquel Religiofo* 
Quando Dios yé que no ay alguna enmienda 
en el pccador,y q rehuía fu graciable da prof- 
peridades, y codo le íucede fegun fu defeo , y 
le colma de contentos defte mimdo.Refpcdio 
el Duque de Biron ,afsi quinera yo queme 
fucedieflfe. Empero los que han conocido la 
profperidad de fu vida> concluyan files agrá-» 
daeftarefpuefta. 

Noay períonaque aya cftada en opinión 
de bucea, que fe haga en vn inflante mala. La 
mutación bufea tiempo para moucr la prime^ 
racoftumbre del animo. Las pafsiones rcíu- 
citadas délos objetos exteriores, fon mas vio- 
lentas que las que titeen interiores . No da la 
naturaleza algún principio deprauado . £1 
tiempo le haze nacer ,1a mala difpoíicion le 
aliaienta. El mar Boreal nofeyelaporfimif- 
nio 3 fino por ios ríos, y otras aguas dulces que 
defcmboCíUi ea eh Bienfabia el Rey Francés, 

* ^ue; 



Duque de Bíron. ?,8 

que elDuqttede Bir©n fcapartauade fu obí¿# 
gacion* y conocía también que' cita- voluntad 
no fe ha engendrado en vn momento Que no 
le h^n ocupado eitas tremendas refoluciones 
de vna vez, íino poco a poco , y tratando con 
ítis enemigos/Mas no podía imaginar, que ni 
cfpiritu tan vigilantc,tan a#iuo,y valerofo,fe 
dexara tr anfportar a furores tan extremos. Y 
parecía también fucño„que vn hombre que fe 
auia adquirido tantas honras, y a quien fu pa- 
dre auia de jcado tantos honores,y que recebia 
de fu Rey quantos qneria,fe huuieífe refueito 
a defignios contra fu honra,y a la grandeza de 
fuanimo.Efta buena opinión hazia que ciRey 
no creyeflfe los auifos que le dauan de fusma- 
las intenciones,^ dio algún indicio, fino quá- 
do quena darle el gomernode Guicnna.con 
dozientos mil efeudos de recompenfa, el Cal* 
tillo de Blay fobre Blay , por apártale de ia 
frontera que eítaua mas commoda para la co- 
irmnicacion de los que eftauan refueltos de 
íacarle de Francia, o arruynarlc , y que juzga- 
uan , que tentando fu fidelidad, no auia otro 
peligro menor que fu cabeca, fi efeucbaua fas 
perfuaíiones.,0 hazerlc fofpechofo al fernicio 
de fu Rey fino declaraua los comprehendidos 
en cfte trato, Auianlc acometido quaodo fu- 
pieron que fe auia venido a Paris^enojado por 
4a ecgatiua del Rey, de cofas con que auia gra 
tincado ta Duqueiía de Beofort. En aquel tic- 

S 3 po 



Bijlorid déla Vida del 
po Te ofrecieron grandes aumentos , mas af$I 
confio k hallaron vn Achiles en las batallás^af- 
file hallaron yo ¥Hxesen las palabras, tapa- 
dofe las orejas al encamo* y declarando , que 
jamas la colera le fec^riade fu obligado , que 
fi bien fu naturaleza eftaua viua en el cap/o, y 
fentinnento de la ofenía, fu animo no fufriria 
jamas efte fuego para confumir la fidelidad q 
deuia a fu Principe. No rehusó pues cofa algu 
na de la oferta que le hicieron, fino la memo- 
ria del precio a que eftaua puefto fu valor # Y 
defde entonces federó lleuaralos mouimic- 
tos q induzé muchas ycz.cs los ánimos a la in- 
foiécia,y al defprecio de todo. Oyoíelc dezir 
alguna vez , q no moriría antes q vieífe fu ca- 
beca fobre vn quarto de clcudojy q yria antes 
fobre vn cadahalfo para perder lacabeca, que 
a vn Hofpital para ganar el fuftente.Quc mo- 
riria mancebo , o tendría de que hazer bien a 
fusamigos,o nada,o Ccfar,o vna vida libre, o 
yna gloriofa muerte* No tuuo ni la vna , ni U 
otra, y fus penfamientos le eftimulauan apa-» 
labras de gran foberuia , y tan abfolutas , que 
los mas fabios las atribuyan a vna extrema ar- 
rogancia que haíiemprearruynadoalos que 
la han admitido* Esgrantcforo en vn Eftado 
tener grandes Capitanes , y no ay fortaleza q 
yguaíe aUfuerca , y reputación que procede 
de fu coracon: mas por el contrario no ay co- 
fa tan difícil de refíftir ; porque en j uzgando q 

^ han 



$>uqw de Biron* i9 

han obligado a la patina , y que lo que ella ha- 
zten fu Fauor es menos que fuobügació.-fon 
íacjles en cnojarfe , y como Paufanias , o Te- 
miftpcles platican las cófederaciones, y amif- 
tades de los enemigos , y fino fon recompen- 
fados como defean , procuran de otra manera 
fatisfazer fu ambición. Los feruicics que el 
Duque de Biron auia hecho al Rey , y al Rey- 
no eran grandes 8 mas también auiarecebído 
recompenfastan feñaladas, que po auia feñor 
en Francia de fu calidad que no pudiefie em- 
bidiarle.Porquefi bien aun tenia quarenta a- 
ños,auia tenido las mayores dignidades del 
Reyno. De catorze años fue Coronel de Suy- 
ccrosen Flandes, pocodefpues Manfcaldel 
Campo, y luego Marifcal General. Fue recc- 
bido en el Parlamento de Torfí por Almiran- 
te de Francia,y en el de Paris Mgriícal de Frá 
eia, no reconoció en el cerco de Amiens por 
fuperior a otro fino ai Rey, era folo Lugarte- 
niente de fu Mageftad, aunque fe hallauan allí 
algunos principes de la fangre,Para colmo de 
fu grandeza fue declarado Par de Francia, y la 
baronía deBiroii encumbrada en Ducado. No 
contento con efto, dize, que ao yrá a recupe- 
rar las placas de Picard*a,fii el Rey po le pone 
vna eftatua de brouze delante 4el Palacio de 
Loure ; y finaSmeutc , que antes quiere morir 
fofere vn cadahalfo , intentando alguna cofa 
grád^que yiuir en fus eftadó* fin ha^er algo* 

E 4 Y ficta- 



JJiftoría de la y ida del 
Y fiépte entre citas arrogadas hablando tan 
libre, tan peligro!^' y con tanta pafsiotvq na 

vía, de buena gana a los que noléaprouauan. 
Como vio deipues dei cerco de Arnians 1 que 
la guerra era acabada,Brc"fafiareduzi¿a> y to- 
das las eípadas pueftas ftoi mucho tiempo en 
la vayna 3 juzgó que no uñando ya roas en ti 
exerciciode la guerta/u valor no tédriá o as 
crcdíto 9 ni aquella autoridad que le concedía 
el necefsitar del el Rey , y hazer fin mié Jo lo 
q quería hazer fin jufticia. El fuego defte gran 
coraron, no temédo donde excrcíurfe fuera, 
comencó á obrar interiormente. 

Efte ardiente defeo de fer fiempre el prime 
re ocupó fu cabeca de humo , y llama , de vn 
gran.pehfamtento.Quexauafe del Rey, y de ia 
¿efígual recompenía de fus méritos , y ferui- 
cíos * publicando fus dífguftos , y juntando a 
las quexas amenacas , hablando del Rey con 
tm po¿o refpeto , que fus mas apaísionados 
criados j'uzgauan que efias palabras , y la len- 
gua. fu cj«.a,eran infolentcs, y peligrofas. Efte 
era fu natural ¡ pero también fe auia jungado 
alguna parte de la. fortuna. Porque hailandofe 
colmado de todas las proíperidades , que vil 
defeo, bien regulado puede defeat en fu cali- 
dad % hizo experiencia dé que los hombres fé 
pierden por tenerlas cofas abundantes, corno 
le ahogan las platas por el demafiado humor* 
y la lampara pol el mucho azey te. 

Co~ 



finque de Bironl 30 

Comencé pues defde entonces a dar orejas 
a las adulaciones , y a lifonjear las prefump- 
tudfas opiniones de otros, y quando fus cria- 
dos 1<? dezian > que era reputado por el mayor 
Capitán de Francia, átzit que moriría en vri 
tablado, cuafpaífaria la condición a que pue- 
de afpirar rn particular cauallero,y que la bó ¿ 
dad de fu efpada le daría el derecho que fu na* 
cimiento le tuia negado. Y los fueños de As- 
trólogos , que hallan fleuipre mucho crédito 
ea efpiritus curiofos/y que atribuyen violen- 
cia^ necefsidad a las eltreüas % le auian dicho 
con palabras ambiguas* que ninguno le podia 
impedir vna fobcrania, fino el golpe de V# : á 
cfpada,Que haría caer las palmas délas manos 
ales mejores Capitanes de Francia La opinio 
de íi núfnw leuantó tan alto fus peníamiétos, 
que como la fombra reprefeuta el cuerpo ma 
yor de lo que es»fe pufo en vn precio incom- 
parabie*creycndo que íu coracon no era de la 
común naturaleza de los otros. Que no auia 
perfona yiuáquele ygualaflfc ■, y que ninguno 
de los muertos no auia llegado a fus merecí- 
mientes. Con eftas palabras infería que no 
cedia. No fe hallauaen el algún genero del 
humor de Pedretto, que alabaua a Dios de 
"que la Ciudad de Sparta tuuieffe tantas pcs> 
fonas que le auentajauan en merecimiento. 
Y aunque en toda fu vida auia moftrado poco 
fcelocU la Religioso todo eífo de aqui difpu 



fo 



Híftoria de U y id* del 
fo fu animo a los mouimicntos de la ambicio* 
queriendo parecer muyRcligiofo;y camen^o 
a traer yn Rofario que le dio el Varo de Lux 
en vn fuego de ia pelota , y a deciararfe por 
enemigo irreconciliable de los Vgonotes, có 
nutrir algunos efpiritus gallardos, y turbulé- 
tos , perfuadiendoles que procurauaen todo 
lo quepodiadar efperancasprouechofasdc 
nonedad. 
Noeles, feñor de Lafin , eftaua por las alte- 
raciones de la Prouéca,y de yji difguf- 
Mira a to que tuuocon el Ediguera>,retira^ 
Catalina do en fu cafa , amenazado del R,cy, 
en SaluJ- enemigo de algunos Grandes del 
fio. Reyno, cargado de deudas , y deli- 

tos. Los mal contétos fe ericuétran 
íiemprc,o bufeandofe , o a cafo. &Hbu que 4q 
Biron quefabia queeftefe auiaintroduzido 
en los intereífes del Duque de Alanfoa,y coa 
el Duque de Saboya en el cerco de A micas* y 
que cftaua todo lleno de mal talento , juzga 
que el bufeaua ducño,y cabera. Hablan jútos* 
comunicafe el vno al otro fus pafsiones,y do- 
lores, y deilos forma* ?no folo,determinandQ 
bufear fuera del Reyno, lo que no podían ha- 
llar dentro; y para dar principio a la platic* 
csnel Duque.de Saboya^concicrtandeaducr- 
tirle de vna ititelligencia que el Ediguiera te- 
rna en el fuerte de Barro, que dcfpues fe con-» 
fíguió felizmente. Ved como defpucs de tan- 

tos 



Duque de Bifon. 3 1 

tos exemplos de peligros ineuitables,fe arto 
jo el Duque de Biron avna nauegacion llena 
de peligros, debaxo del gouicrno de vn houi- 
bre también bañado del naufragio que auia 
corrido. Fue a Fiandcs para la execucion del 
tratado de Vcruins, adonde Picote ¿e Or- 
leans le habló en nombre del mifmo Duque 
de $aboya,y en efpiritu en el animo de los de- 
feos de leuantar iu fortuna con los que cono - 
cian,y admírauan fus méritos. El de Biron le 
cfcuthó,íin moftrar que lo entendia,y con to- 
do eífq le dexó con efperanca,que fi yua a Frí 
cia oyriacon buena volütad, que fe le hablaf- 
fe mas claro en efte particular. Defdc cnton* 
ees el de Saboya creyó que eftaua rendido, 
pues que le auia efeuchadojy fe aífegurauaga 
nalle^arruynalle.Vn hombre principa!, que 
por las alteraciones de Francia fe auia retira- 
do a FlandcSjdeícubrió efta platica , y fue el 
primero que aduirtio al Rey ,y el lo eftimó ea 
nnuehoipero refpondió!e,que clDuque de Bi- 
ron tenia el animo muy alto para inclina!!* a 
efta maldad.Quando boluió de Flandes elRey 
le quifo cafar , mas el dio a entender que efta- 
ua inclinado en otra parte diferente de la que 
fe le proponia.Y aunque fingía que pretendió 
la hija de Madama de Luz, fólicitaua en fscre- 
to alcancar la hermana natural del Duque de 
Saboya, y el Catullcro Bretón le auia hablado 
"obre efte punto , con grande* efperaneas de i 

efeto. 



RifícYÍaáeIayiñAÍel 
efeto.De eñe modo los Lufchos inclinan lo* t 
ojos a vna parte, y la vifta a otra. 

Laíin tenia palabra del Duque de Biron de 
bazerporel todo lo que pudieífe por lograr 
fus dcfignios con efta feguridad: el Duque de 
Saboya no ponía euydado en efetuar el trata* 
do de Paris.Dcclarafe la guerra^ eíDuque de 
Biron ocupa las principales placas del* Bref- 
fa,y hallandofecn Pier Caftello, en el princi- 
pio del mes de Setiembre, Lafin le fue a ver,y 
por fu orden hizo dos viajes a fan Claudio , a 
donde cftauá Roncafio. BI Rey fue aduertido 
de efto , mas como los ánimos generofos no 
entran ligeramente en defeenfianca ,y aquel 
Principe no da prueuas menores de juíticia co 
los amigos, que ¿e valor entre ios contrarios. 
En todas fus acciones juzgo por mejor confe- 
jo diísiomlar eftos tratos, que hallar al mejor 
¿e fus criados en efta acción de infidelidad; 
contentófeconhazerque fncffe a Saboya , y 
dezill Cj que dexaííc las platicas que tenia con 
Lafin^no fe fiado en fus dañólas perfuafiones: 
obró en efto el Rey como buen Medico 3 que 
hiriéndole e n los ojos del entendimiéto, que* 
riahazerle que cobraífelaviftade la razón: 
defeubrióle fu yerro para ponellc en el buen 
camino que defamparaua. Mas como los que 
eftan vencidos defta violenta pafsion de fer 
íeñores,de no depender fino de íi mifmos, no 
quedan capaces de gouiemo , ni de confejos, 

creyó 



tuquidctirm* $% 

Ereyo, que quanto le dezia el Rey por afíeió, 
procedía de temor ; y afsi cótinuo fiempre las 
platicas con Lfifín,fomentando la rueda de fus 
defeos i y afsi no yuaa -yifitar al Rey fino coa 
grande Compañía, ni queriendo alojarfe cerca 
del , por eftar apartado. Perfgadíole eftando 
en Anea , que defeaua conocer vn paíío, y 
pidió para efte efeto la$ guias. de !a tierra,ma$ 
todo efto era para hazer que paila ffe Renaces 
(que era el interprete deftos tratos ) a donde 
cftaaa el Duque de Saboyvparadcfcubrirle el 
citado cUí exercito del Rey » y .hazer retirar 
las tropas conduzidas del Alhini , que fin efte 
auifo pudieran fer desbaratadas. Efto fue en 
tiempo que al Rey pedia el Duque de Biron 
cntregaífc la fortaleza del Buago,a quien el 
le ^f0f^^%^^f*9 y y untura! de los Gran- 
des que íiruen a los Principes, creer que lo 
merecen todo, y conuertirfetpas dañofos que 
los encnriig9s>.qiiando fe les^a negado algu- 
na cofa. Declarófe el Rey que quería dar a- 
«quella placa a Boyfícs, Efta hegkíua turbó de 
modo el animo del Duque de Biron , y le in-« 
citó a tan cñraña , y diabólica refoiuclon* 
que yna uiaoana eftando en la cama en ScTar 
monte conjuró contra la períona del Rey* 
de la manera que luego diremos en ladcpoíi- 
cionde Lafin > y de Renaces ; ti bien la con- 
juración no tuuo cfetOjporque el pro.prio tu* 
uq error de taa execrable delito. Maniñefta- 

fe 



Hiflvria de la vida del 
fe en efto la miferable condición de !os Vxiv? 
dpes, losquáles fe hallan en tan gran peligro 
en medio de fus amigos, como entre fus ene- 
migos.En efeto el que hizierc la Cuenta de los 
Emperadores de los Romanos , hallará mas 
muertos que focorridos , y defendidos de fus 
guardas . Partió Lafin del exercito para yr a 
confirmar el trato con el Duque de Saboya. 
Noay cofa a donde pueda la humana prouidé 
ch arr¡bar 5 q no fe cófideraírcjypréuitiieíTe en 
efta conferencia. AÍH fe trataron , no íb'Io las 
cofas apáreñtcs,y prefentes, mas las que eftan 
bien diñantes de la apariccia,y ocultas cnlo q 
¿iík por vcnir^Ay centurias en todas les reíb- 
luciones de tiempos en cftecftado. En cual- 
quiera cofa féauia efta condiciohyfíefto,o 
aquello fucederá. Ay refolucipnes de pruden- 
cia contra las diuerfas agitacibhfea cié la fortu* 
na y (obre iüáqáates los Sabios nó fundan ja- 
mas íiisconfejdy 3 y los efetos atiende i la def- 
truyeion del Reyno ¿ cortádófc todos Ids ntr* 
uios de fu antigua» policía. 

Lafin que fupo la verdad , y entendió el fe- 
crcto de cfte confejo,dixó al Rey, que el ma- 
trimonio de la hija tercera deí Duque de Sa- 
boya era la materia , y t\ fundamento del tra- 
tadojeon promefade quinientos mil ducados, 
y cederle todos los derechos de la fuperiori* 
dad de Borgoña. Vn entendimiento mas perf- 
picaz , y ?aa coaítancia mas ñvmc que la del 

PuqttC 



b'uqkt út Biirúnl 55 

\ Duque de Eit oh huuiera fido fofpechofa en tá 
grandes \ y gallardas ofertas. El no podia feí 
J vencido fino deftc demonio de la ambición, 
ni cegar fino concita benda en losojos: cftc 
cfpiritu no podia precipitarfe , fino có la cay- 
da de los primeros cfpiritus, í\ quifícró ygua- 
larfe a fu feñor. El Duque de Saboya le daea 
irías efperati$as,que fegüridad defte matrimo- 
nio , y no era crcyblc que quifiííc por yeroo 
avn particular Cauallero , que no era de tan 
gran familia, que no huuieffc otras mejores q 
la fuya en Francia.En rna gran cafa nunca Toa 
demafiadas muchas hijas. Los Principes fe íir- 
üen dellas para confeguir fus intentos «El Du- 
que de Borgoña prometía la fuya a todos los 
que querían hazer guerra al Rey LuysVnde- 
cimo de Francia , Los Príncipes no dan nada 
pomada. Prometen qiialquíeracofa,masno 
obferuan > fino lo que no perjudica a fu gran- 
deza* Siruenfc de los traydores en tanto que 
dura la vtihdad de la tiaycion,como de la y el f 
o el venene de qualquiera befó? venenofa. Y 
afsi muchos han mandado matar a los traydo- 
res que les conduxeron a fus emprefas, otros 
los han entregado a los mifmos que auian he- 
cho la trayciod. Los Sabinos que entraron ert 
la fortaleza de Roma por la tráyeion de la hija 
de Tarpeyo # quc era el dueño, y los dio entra- 
da quando falia por agua para los facrificios* 
la dicroa muerréjOpuíkro encima fus armas .> 



Tíiñcriá de la Vidú del 
y afsi la ahogaron, O fuelle , corno dize Tito 
Linio, por dar a entender, que antes auianga- 
pado la placa por fucrca que por traycion , o 
por dexar con eftq vn cxemplo } de que jama*^ 
en ninguna parte deue aucr cofa .alguna íegn- 
raa los traydofes* Aureliano mandó reatar a 
Hcraclumrnjdcfpues que le entrego la ciudad 
éc Panta t dizieado f que el no pqdia£arfe de 
quien suia fido* traydor a fu patria.Sultan So- 
limán auiendo prometido a vn trayd#r , por 
cuya diligencia ,auiafabido la extremidad de 
los Cauaileros de Rodas,darle yna de fus hijas 
por mu|cr , le mandó hazer quartos viiip , ¿i- 
ziendo , que no qnc^adar fu hijaa vnHQhnf- 
tiano > 9 fiantes no fe defpojaua de la piel que 
eOaua bautizado, y que entornando otra le 
cumpliría la palabra» 

JSn tanto que Lafin tratauacn I rali a, U capi- 
tulación del Duque de Biron , el tratadade la 
paz fe concluyo en león. Los ignoranKfde- 
7Jan , que el Rey auia hecho mal en np^aflíar 
adelante ¿j guardar aquella gran fortaíj^a de 
los Alpes para frontera de FrafKia.Pero efbQS 
eran difeurfosde perfonas que no íabenquan 
gran peligro es el apartaríe de teftonte|# , y 
dexar a las efpaldis, vna gi i cpjuracLon^í^te^ 
renfe mezclar en las fecretos, del Palacio , pa- 
reciendo a los qvie hablan de la§ fc$tencias de 
la Corte , es tanto ( que guardan.las aiulas de 
fus amos a las puertas de las caías ♦ EÍUua el 

Kcy 



&uqué iéBiren. 34 

Rey'aduertído de íogtícferuiciosqüc íeházia 
élDuque dc.Biron,y que las inteligencias que 
tenia íobre la fot raleza de Turin ¿ y las mejo- 
res placas del Piatnónte agían fido deftubier- 
tas de la mala feé de los que el aula fiado fu Ce 
tf ó, y Corona. Vn Príncipe que tiene traydo* 
res en fus exercitos , jamas tiene felicidad tú 
fus batallas, Y los .Romanó* hizieron mal en la 
jornada de Cannas, firtiiendofe de los Numi* 
das* Cario Magno fe arrepintió , por aüerfe 
fiado de Galalon,y Carlos Duque de Borgoña 
de Campobaífo* 

El Duque de Birria cdntradcziá ¿fia paz. 
Efté es el natural dé los hombres belicofos* 
defeár matetia en que trabajar a cófta de quií 
fe fea > y üo teneí repofo fino én los rumores 
que fefufeitanyo alimentan. Como vio qué efta 
paz fe haría boluef a fu gouierno , y que el 
Reyáuia entendido alguna cofa cóñLafindc 
fus píatica$,fé arrepintió, y pidió aí Rey per- 
dón, eftattdofe paífeando en el claufttó defán 
Francifco en Leori,fuplicandoíc con ni moda 
llenó de Contrición humildad * fe oluidáíTé de 
las malas inténciones,que la rabia, y enojo de 
la fortaleza del Burgo auian formado én fu 
anímcPerdonóle el Rey^y dixolé, que le agrá 
decía que fe hüuíefíe cófiádo de fu mífericor- 
dia , y eii la afición que íe tenia > de que fiem- 
pre daría tan grandes experiencias , que no 
auia lugar de dudar, ni de hazer cofa contraría 

F ala 



Hiftoria de la vida del 
a la feguridad que tenia de fu fidelidad. Al par 
tlrfe deaqui encontró eon el Duque de Efper 
non, y le dixo, que tomo al niayot de fus ami* 
gos le quena dar parte de la mayor ventura de 
toda fu vida , que era auer defcmbaracado 
fu conciencia de los terrores * y orrores que 
k afligían , y que el Rey le auía perdonado lo 
paífado , y prometidole toda fu gracia en lo 
por venir, Refpottdio el Duque de Efper* 
»cm , que fe alegrauadello, pero que deuia 
procurar vna abfolucion 3 porque los peca- 
dos de eíla calidad no fe perdonauan de«aque* 
Ua manera. Pues en que deuo yo aífegurarme 
mas ( replicó el ) que en la palabra del Rey? 
Si tiene necefsidad de abíolucion vn Duque 
de Biron , que ferá ¡nenefter para los otros? 
Eftuuicron en ellas platicas , juzgando el vno 
que fu coracon de León no merecía fcr trata- 
do tan baxamente^y que la confianca juftifica- 
ria fu i Docencia, y la generofidad de fu humor* 
El otro mas fabio 3 y mas prudente fe acor-* 
daua A que vn León por mny domeftico que 
efté es fiemprc Leon ? y defpues de algún tierti 
po muerde la mano de quien le ha ofendido, 
y tan apretadamente , que para íiempre que- 
da vengado. Tenia mucha razón el Duque de 
Efpernon de acofejarle^que procurarte el per- 
don por cfcrito* pero tampoco el hazia mal 
en fiarfe de la palabra del Rey,que huuiera ol- 
uidaclo fu delito^ íi deípucs no insiera cofa co 



buque de Bironl % y 

que huuíeífe&rruy nado la memoria /Empero 
oírecefe vn nueuo trato que tiene todas las 
contrafeñasde-vn odio inaplacable^y de vn ef- 
pintu que haze en fus acciones * como fe vfa 
de vn leño torcido a vná parte,que es neceffa- 
rio doblalle de la otra , para que fe -pueda en- 
derecar. 

Auienáo fido llamado el Duque de Birora 
por orden del Rey, para que recibicíle fus má- 
datos* y el -teftimonio de fu clemencias parte 
del Burgo; y vafe a alocara Vimi, y defdcalli 
defpacha vn correo a Laíin que eftaua en Sa** 
jboya.VaaLeoníadondeesrecebidodelRey^ 
tomo del padre al hijo perdido,y que ha halla- 
do. Detienefe algunos dias en León , y auien- 
do acompañado a la Rey na quando fe partía* 
buelue-a Vimi,a donde defpacha otra vez a L% 
fin por Varges.Luego que llega al BurgOidif- 
pone a Bofque pariente de Roncafio para lie- 
uar adelante la negociacion.Laiin va a Milán a 
hablar cotvel Conde de Fuentes^porque ellos 
querían ocuparle en eíte trato ; mas aquel in- 
Hendible Gapitan no admitió platica tan indig 
na^diziendo; que la grádezade los Reyes Ei~ 
pañolesjy el valor experimentado de fus fub- 
ditos.no permitía vencerá fus enemigos fino 
roftro a roftro^y íiédo el Sol teñígo de fus ac- 
ciones.Defta refpueíb^ydeloque luego dizc 
que hizo el Conde,fe conoce,q el Rey de Frá- 
cia deue al de Fuentes iibrarfe deíla conjura- 

F x don. 



Hifloria de la vida del 
cion.InEfpañaabotrefceiife fainamente lóS 
traydores,y el buen trato que con ellos tiene 
es íoio de palabras. Viofe tfetito encima del 
palacio del gran Almirante de Caitilla,Duque 
de Medina de Riofeco en Valladolid^a donde 
fe auia de apofentar el Duque de Borbon efta 
fentencia»M/ cafa efli a difpofuio del Emperador* 
masyopondiéfuego en ella luego que efle Francés 
■ayafalidQé Aun el olor de los tr^ydores puede 
dañar a los que fe alercáná ellos; parece que 
la boca dé los leones les ha bañado con fu alié 
to , teniendo tal calidad, que la prefa a donde 
llegan fus dientes, queda mficionada,de faet> 
te,que los demás animales huyen della,ElC6^ 
de de Fuentes flntió mal de Lafin, procuró aí> 
ruy'nallc>y aüiendole dado licencia ¿| fe fueflfe* 
le rogó que fe vieííc con elDüqüe de Saboya/ 
mas el temiendo algún peligro, tomó el cámi* 
no de Bale Purentinó,y fiííanco. Pero paíTan- 
do Renázes fu Secretario por Saboya,Íehi2C> 
prender, aunque en tanto la obra no varió fi- 
no de iaftrumentos ¿ porque Roncado la cotí* 
tinuó con el varón de Lux. Quándo fac i íit* 
galaterra,a donde vio la cabeca del Conde Ef« 
fex , cxenaplo moderno de la jufticia de ldi q 
fe quieren hazer temer de fas dueños * y tfaa 
mal de fu familiaridad. Boluiendo de cita cm~ 
baxada fueaGafcuña, donde fue viíitado* y 
honrado de la nobleza de aquella Prouíncía f f 
como vn Principe. Y auiendo buclto a Diguiti 

fe 



Duque de Biron. 39 

fe encamino a los Suyceros para poner lavl- 
tima mano en la renouacion de la confedera- 
ción del Rey: donde no dexo de continuar fus 
platicas con el Duque de Saboya,embiandole 
iu Secretario para facilitar algunas dificulta- 
des que fe ofrecían. Y auiendo venido de los 
Suyceros, no fue a dar queta al Rey de fu def- 
pacho,efcufandofe con la íeputa de cftados en 
la Prouincia* No fe agradaua mucho del ayrc 
de la Corte, ni fabia comportarfe en lugar dó- 
de no era el primero , y fabia que yn vaxel q 
es grande en vn rio, es poca cofa en el mar. 

El Rey que tenia algún viento deftas malas 
platicas, por medio de Comlelles, defeaua fu- 
mámente hablar con Lafin,para quedar en to- 
do bien informado de la verdad ; Lafin que 
^ftauallenode indignación , de que el varón 
de Lux quifieíte ik^art^d^cl fruto defta ne- 
gociación^ quQ el Duque de Saboya auia he- 
cho prender a Renazes por no difgyft^r alCó 
de de Fuentes que fe lo aduertia: embió a Ce- 
rezat al Duque de Biron, auifandole , que no 
podia fer fu amigo fino le haxia entregar a Re 
pazesjaduirtiepdole qiie no podia diferir mas 
Yeral Rey ? dcfeando faberlo que auia de de* 
zir en lo tocante a las cofas paitadas 5 £1 Du- 
que moftró tener poco caydado de vna de ef- 
tas cof&s^y habló de Renases.como de perfo- 
na que no íedeuia. coatar Q«trc los yiuos. Y 
por la otra dixo a Ceresat, que era de parecer 

V 3 que 



Hijtoria de la vida del 
^uefueffeala Corte con poca Compañía, pre2 
parandofe ala primera viftadel Rey, para oyr 
algunas palabras de enojo , y deíprecio , las 
quales vencería, fuplicandolecreyeíTequc el 
viaje que auia hecho a Italia no tenia otro.ob* 
jeto fino deuocion a la íanta Cafa de Loreto* 
y que paífando a Mi!an,y aTurin el Duque de 
Biron le auia encargado propuíielle fu matriz- 
monio con la tercera hija del Duque, de Sa- 
boya , lo que no auia querido oyr 3 porque fu 
Mageftad tenia animo de cafa]le,Rcgó,y con- 
juró a Cerezat, quedixcífeaLafin que huyef-.- 
fe de todos los queauian hecho el viaje coa 
clj y poner todos los papeles en lugar fegu- 
ro fino quería abrafarlos , y que confideraífc 
finalmente que tenia en fu mano fu vida,fu for 
tuna* y honra. 

Fue Laíin a la Corte cerca del fin de laQua- 
refma,vé al Rey en Fontanableo, y defpues le 
habla con Villeroy folos* Comunica de no- 
che con el Chanciller en fu cafa de Fontana- 
blo, en la Selua con Roni, y defpues con Syl~ 
leri , que auia poco que auia buelto de los 
Suyceros. Todos tuuieron horror en ver los 
eferitosque vieron, y oyr los defignios que 
entendieron. No conuiene creer las cofas li- 
geramente , porque la calumnia es tan fútil, 
que penetra en medio de las mas innocentes 
acciones . Mas donde concurre la falud del 
eftado,las cofas mas dudofas no deuen fer re-* 

cha cadas 



Duque de Eiron. 37 

chafadas , ni -dcfpreciadas. Deuenfeconuertír 
las opiniones en crédito. Las fábulas en ver- 
dades, las apariencias en feguridad. La incre- 
dulidad de las cofas indiferentes, no daña fi- 
no aí incrédulo , mas en intereses de eftado 5 
por no creer, fe adelanta láruyna , fe fauorecc 
la conjuración. No es incredulidad , fino infi- 
delidad no creer ninguna cofa. Cada vno en 
fus intereíles deue coníeruar fu crédito fir- 
me ,y no dexarfe licuar de opiniones vanas,, 
masquando interuiene lafalud del Principe, 
y del eftado , conuiene creerlo todo , y oyr a 
los imfmos que refieren cofas que parecen va- 
nas, y que el tiempo defeubre por faifas. Los 
propofitos de vn criado contra fu dueño , del 
obligado centra fu amigo, del fubdito contra 
fufeñor,fon odiofas, entre otras culpas , en 
quien es neceffario creer antes a los ojos que 
a las orejas, y cortar primero q fauorecer, ni 
efeuchar eftasfuneftas relaciones : mas en cul- 
pa de leía Mageftad,el hijo puede acufarai 
padre , y el padre no fe efeuía fino acufa al 
hijo. 

Con dificultad el Rey fe perfuadia a creer 
vna maldad tan grande, la facilidad de fu bon- 
dad hazia al crédito difícil. Lafinhizo que el 
Rey vieífe prueuas tan ciertas , y verdaderas 
defta confpiracion, que fue coftreñido a creer 
gnas de lo que defeaua. Declaróle todo lo que 
fe auia tratado en los viajes que auia hecho ai 

F 4 Da* 



Hijtovia de h ylda del 
Diiqu @ de $aboya>por el Duque de Biron,di- 
?:iendo¿que el guia defeado, que el boluer. a re 
incitar la guerra díeífe prouecho a los que la 
prouoca0eii>mas auiendo vifto que fu perfo- 
ra Real 3 e inuiolable , no tenia excepción , y 
que fe hazian crueles defigaios fobre ella.auia 
caydo en tal orror , que fe re foluio a auifalle, 
queriendo antes faltar % los criados que al fe* 
ñor.El Rey como lleno de clemencia,y de bó- 
dad 3 tuno extremo difgufto en defeubrir tan 
Inhumana confpiracion, otro qualquiera Prin 
cipe fe dexará llenar de la furia, é indignado. 
El Emperador Claudio fabiendo las grandes 
maldades de yno que fueauifado , le tiró vn 
cuchillo en el roftro , citando junto con todo 
el Senado; Mas el Rey en aquel primero mo- 
pimientOjdixOjque filos eonfpiradoreshaziá 
lo que deuian, y le manifeftauan los medios q 
pudieflen para preucnir los malos defignios 
de Jos enemigoSjlosperdonaria.Si lloran (de* 
2ia) yp llorare con ellos , fi fe acuerdan de lo 
que medeuen ,yo no mcoluidaréde quanto 
les deuo, y me hallarán tan lleao de amor , y 
clemencia, quanto ellos eftá ágenos de amor, 
y deuocion, No quiíiera q el Marifcal de Biro 
fueffe el primero exemplo de la feueridad de 
mi jufticia,y que fueífe caufa que mi Reyno(q 
ha imitado haftaaoraavn ayre tráquilo, y fe- 
reno) fe cargaffe en vn inflante de nuues , de 
truéaos, y rayos,y dcfdeentóces fe refoluio, 

a que 



! 



Duque de Biron. $8 

a que fí el Duque de Biron le dezia la verdad 
le perdonaría^ del mifmo parecer fue fu coa* 
fejo s íiempre que con efeto fe etnpeñafc en 
hazer otro tanto bien por el feruiciodel Ef- 
tado centra fus enemigos , como auia imagi- 
nado de mal coa ellos. Contcntariafe el Rey 
de tener vn poco la rienda alta a loscauallos 
inquietos , y que fus paxaros no volaííen mas 
alto de lo que permitían fus alas. 

De muchas eferituras que Lafin pufo en má 
nos del Rey , hizo elecion de veynte , que no 
eran menos las que concluhian contra el Du- 
que deBiron,y que hablauan folo del, no que* 
riendo el Rey que fe defcubrieífcn las denias f 
para q la pena de *no folo , y firuíeífe por exé 
pío a todos, fatisfaziendofe có que <fe abrief- 
fe el libro ,.y abrafar ( a imitación de Ceflar) 
las cartas que fe hallaron entre los papeles de 
Pompeyo en la batalla de Farfalia* Hizo t\ 
Chanciller tanta diligencia en guardar eftas 
cartas , que las mando coíer en el jubón , por 
no las fiar fino de fi mifmo, y no morrallas fi- 
no a fu tiempo. 

Hallauafe entonces en Fontanableo el varo 
de Lux quando Lafin arribó,y el Rey le dixo, 
que quedaua muy contento de que Lafin hu* 
uieífe hablado tan bieu,y cot^tanta prudencia 
del Duque de Biron , y que conocía bien que 
fu s pensamientos no eftauan inclinados a los 
malos deíignios que deziati,no conoció el Va» 

ron 



Hiftéria de la vida del . 
ron de Lux la colera del Rey , tanto mas peli* 
grofa>quanto oculta, y difsimulada, y poi eífo 
íe boluio a Diguin muy contento 3 creyendo q j: 
las cofas eftauáfiempre en fu primero eftado v || 
Efcriuió Lafin al Duque de Biron , que el ama 
dexado alRey fatisfecho de fus accione s ? y que 
no le auia dicho fino quanto jüzgaua qtíe po- 
día feruír a apartarle de las malas imprefiones 
que auia concebido contra el, No ay ventura, 
ni felicidad,fino por medio de la prudencia, y 
los hombres no fon dichofos , fino en quanto 
ion prudentes, y fabios. Qouernó el Rey efte 
negocio con tanta cordura, y faga^idad^que la 
refulta fue dichofa, y para Hbrarfe de los ene- 
migos de dentro.dio a entender,que no temía 
fino a los de fuera.Conuiene poner los ojos 
en vn blanco , y alargar la mano en 
parte donde fe defeubre 
el prouecho* 



QVAK 




?* 



^••S#fr-H»*#i-S*í"S*3-**3"HK- -8#3-4 






Q V ARTA 

PARTE. 



E/?¿z quarta parte contiene : i?#e c 5 / Rry á¿ Francia 

embiaa llamar al Duque deBiron. Sus receles* Los 
tmfos,yprefagios que tuno para q nofuejje. Su y da. 
La di [simulación del Rey. Los difcurfos que tuno el 
l Rey con el Duque , pidiéndole de-ciar ajje la conjura** 
ion>y el niega* luega con la Reyna. Su pn/ion y y i& 
del Conde de Ouergna. Lleuanle a la Ba{lida> o 
fortaleza de Taris s a donde 'ejia 
guardado con gran vi- 
gilancia. 

A R T I O el Rey a Poytu,y reda 
xo a! camino q deuian a los q pos? 
yerro, o iniprefionesdemaíiada* 
mente peligrofas fe auian aparta-* 
do del;y aunque quedaró algunos 
r eíiduos de efre vltimo frenefi, y que la calen- 
tura q auia meleftado aquel cuerpo de la Fran 
ciarle quedauá tábien algunos malos humores 
por fer el pueblo por fu naturaleza mudable, 

y que 




>* 



Hifloria de la vida del 
y que fe dexa lleuar voluntariamente a dond$ 
le inclinan) con todo cffo los preteftos que fe 
tomauan,para que hizieífe alguna folcuacion* 
fueron extintos (como pildoras hermoíamete 
doradas) con las efpcrancas de auentaj&rfe cv\ 
la mudanca del eftado prefente ; y afs¿ el Rey 
terminó felizmente fus pretenfioaes en aque~ 
llaProuincia, 

No entendía el Duque de Biron q el Rey 
bailaría tanta obediencia, y afición entre los 
fubditos de efta Prouincia ; antes crehia q fe* 
liaconftreñido de poner a la ciudad fuera de 
fus murallas*, y por eífo auia embiado a Paris a. 
algunos de fus criados para defeubrir tierra,y 
imoftrar eldifgufto que tenia de las fcnBbras,y 
fofpeehas que otros querian introducir en U 
fínecridad de fu fee,y obligación. El Rey que 
cítaua bien informado de fus mas profundos 
fecretos , y que fabia fus intelligencias , tenia 
refolucio de verle, prenderle, é impedir q fus, 
enemigos no lograífen fus deíignjos. Para ef- 
to embio a Decures con orden de dezille,que 
en eftádo auifado del numero de los foldados 
que fe lcuantauacn Italia» auia peufado te- 
ner vn tercio de gente en las fronteras, y dar-^ 
le el cargo de efto > y que afsi auia mandado a 
Monfcñor de Vic fu Embaxador a los Suyce- 
t os,quc leuantaífe lo mas prefto q ue pudieífc 
fcysmil hobres para que marchaífen a la par- 
te donde les ©rdenaífcfy y que en efto auia to- 
mada 



1 



jbüque de Üirvn. 40 

ftiadü el párccct del Condenable» que era el q 

»j|c embiaua por efcrito, y defeau&toyr el fuyo 

Dn vocalmente>encargandole, venir con dilrgen- 

ét eia% 

ei Mas el no fe mueüe por eíto > cfcufaftdofe, 
c ,ya por la tenencia de los -citados* ya por tener 
iQ al enemigo tan vezino¿que feria acción indig- 
na de fu reputación boluerles las efpaldas , y 
ei défamparar lafrontera.El Rey embióal Preli- 
dente Ianin 3 podcrofo, y eficaz en fus perfua» 
e íiones , que en llegando a Diguiti reprefentó 
al Duque de Biron quáto defeauá el Rey ver- 
is ,qUanío tta conuenicnte fu yda ; y con mu- 
chos diícuríbs acomodados con deítreza a fu 
IJhumorjle dio a entender qüanto era el poder 
del Rey» y la larguera de fus manos. Mas aun 
eftonofuefufitienteaperfuadirle.Piéfo pues 
que paramouer efte íeño,eran forcofas las ve 
las dc'lttiifmo leño, y aconfcjaral Duque fe 
mouiefFe por medio de aquel que era todo fu 
eonfejo,aífegurandole,qtie como adquiría to 
do el honor de eftaperfuaílon, afsi no podía 
efperár finó ruyná , y defgracia de vn confejo 
opüeño.for el contrario fus amigos le aduer- 
tian, que de ninguna manera fucile , y vno de 
losmayores que el tenia le embióadczircó 
vn hermano fuyo, que por vltima vez le acon- 
fejaua que fe retíraífe en el Franco Condado. 
Verdad es,que en el viaje de Poytu, no fe tra- 
taua fino de excmplos, y falieroufe de la boca 

del 



Hifloria de U vida del 
del Rey algunos motiuos de hazer cortar c&- 
becas; amenaeas que deuian ferivir de armas al 
atnenacado > y que por menos que efto hicie- 
ron tomar las armas a los del Águila contra 
Alfcníbde Calabria, que juraua cafíigarlos 
quando boluieffe de Ñapóles , y conduxeron 
a Luys Goncagá a resoluciones contra el Du- 
que de Mantua, que no las executara finóle 
huuiera amenacado /Otro le embio a de- 
zir , que defconfiaífe de todo lo que vieííe , y 
de todo lo que le dixeífen ypara inclinarle a 
que íueflfe, que las cartas del Rey era pildoras 
dradas, que elaífeguralle Lafin eran engaños, 
y que era de confiderar , que el viaje que auia 
hecho el Vidamede Chartres a Autunparaaf- 
feguralle,qut fu tío no auia dicho nada ¿ fe hi- 
zo a coila del Rey. Otro amigo le efcriuio al 
contrario , que fueíTe , y que folafu viíia dif- 
fiparia todo rumor fofpechofo: de fuerte, que 
le amenacaua el peligro por ambas partes. Ar- 
rimofe al confejo que juzgaua por menos 
peligrofo. No huuo cofa alguna que madu- 
rarte tanto laexecucion, que lafegundad que 
recibe de lo que le eferiue Lalin, a quien ve 
boluer a fu cafa contento, y libre de toda def- 
confianca . En eftos peligros hallo que los 
hombres tienen menos parte de prudencia , y 
de difeurfo , que los animales, porque la zor- 
ra no fe afTegura de paíTar por encima del ye- 
lo q eílá para <k$hazerfc;ios ratones no afsifte 

ea 



Duque de BirofC 41 

eíilos edificios que eftan para caerfe; y la ara- 
na leuanta la tela quando las aguas crecen.Mas 
la violencia del deftinopudomasqueelcon- 
fejo de la prudencia. Afsi el Duque de Biroa 
prometió de prefentarfe delante del Rey a los 
vltimos de Iunio en alguna de fus (piafas , cerca 
de Paris Ello fue vn golpe de defc&fjanca que 
el¡Rey difsimuló > como condición que le era 
indiferentejfiendo no menos obededecidó ea 
la campaña,que en la ciudad JE1 Prefidente la* 
nin partió primero que el 9 y luego el Duque 
le figuió con Decutes* 

Por el camino tuno auifos de que no paíTaf* 
fe adelante* Y cuando en Montargis eftuuo 
muy perplexo , y para boluerfe s masjjuzgaua 
que fu valor leauia lacado de peligros femé* 
jantes» y tenia tan gran confianca de fimif- 
mo , y de la opinión que toda la Corte tenia 
de fu animo^que crehia que no fe haüaua per** 
fona tan aflegurada que le echaífe la mano» 
y que con folo tener tiempo de ponerla a fu 
efpada , le facaria ííempre del engaño de fus 
enemigos» Que el diffolueria el juyzio que fe 
haziadel, tan fácilmente como vn golpe de 
piedra*o el rumor de la honda defparrama vna 
compañía de paxaros , quefe juntan a ¿comer 
los íembrados^Ferfuadiafe q el Genio de Gef* 
far tenia Imperio en el de Antonio, que quá- 
do eftaua en presécia del fuyo/e hallaua couar 
de ? y tímido* Que fe auia hecho tá neceíTario* 

que 



Hiftoriá ít U vida del 
c¡ue Francia podía citar fin el,coaió fin el Sol, 1 
que aun muerto feria de algún prouecho^Qiie 
importaría licuar fus huellos como los deíRey 
Eduardo dcjpglaterra * o como te eftatua del 
Cid Ruy Ví'mZyO fu piel^cómo la de Zifca* pa« 
racaufar terror a fus enemigos* Que la felici- 
dad, y vitoria de fu patria eftauan pendientes 
áe los filos de fu efpada.Se adulaua,y -Cornpla 
zia entre eftas validades* -como Pigmaleó con 
fu eftatua,y Narcifo en fu fombra»El confejo 
que le dauandehumillarfe al Rey ¿era lo que 
el tenia mas oluidadojy puede fer>que no cor 
ricífe peligro fu vida, fino huuíefife venido a 
irritar arrogantemente la jufticia delRey ,fino 
para implorar con humildad fu clemencia. No 
halló alguno que háblaífc en fauor de fu fober 
uia,y todos huuieran intercedido por fu hu- 
mildad* 

Los Reyes tietié diuerfafc formas de rayos, 
no de otra manera, que lupiterj y el que rom- 
pe,y arruyna,no haze efeto fino contra quien 
fe refifte,inclirta las cofas frágiles,y blandas,/ 
haze pedacos las íolidas > y fuertes* Mas el te- 
nia muy aira fantaíía para humilíarfe , la pre- 
fumpcion auia enllenado fus orejas de tanto 
vicnto^que la ve* de la verdad no le podia en- 
trar,fino huuiera tomado refolucion de feguic 
eftc camino, no fe hallara orden para q fucífe. 
Deuia confiderar^e^iHaofendido al Rey, cf 
las ofenfas de los Principesca eftrellas fixas» 



Btiqué deBlron. q% 

y fus faüores moüibles,y fe parecen a las rue- 
das de Egypto. Qjic la eícala de Pitaco dedi* 
cada al templo , aduierte a los hombres q to* 
da fu vida no contiene otra cofa mas que fu* 
bir,y defcendeti Que quando él Rey nohu* 
tticra tenido otra prüeua, de fus malos peufa* 
rnientos,eri perjuyzio de fu eftado, que los 4 
le podían fer encaminados de la fofpecha^erá 
peligro acercarfele. Y quando no htmieiTefa* 
b-ido cofa alguna fino por fueños, y adeuinos¿ 
deuia también creer que era efio inficiente pa 
ra darle muerte* Antigono íoñó que vía a Mi* 
tridates coger efpigas de oro, y creyó que ef- 
to era prefagio, que auia de auer alguna paité 
enfaenado 5 y por efio fe refoluio ahazerlé 
matar , íi fu hijo , a quien auia defeubierto el 
intento no humera (paífeandofe cog Mitrida* 
tes junto ala ribera del mar)efcrito en clare* 
na con la punta del hafta.H^c hHtridate$.Gor\* 
uiene creer (dize Hedor a Agamenón) que 
todo lo que fneñan los Principes en interés 
de fu eftado,es todo verdad. Y quando la ino* 
cencía de aquello en que le culpauan , le aífe* 
guraííelabueltade fu venida , deuia confuí ta*- 
lio con fu conciencia. Mejor es fiarfeetiella* 
queentodalafegtirídad que lo ofenfa puede 
imaginar, para affegurarfe de la pena que le fis- 
gue, corno la fombra al énerpo. La conciencia 
ies eiacufador , el teftimonio es el juez de los 
delitos mas feercios^y de quien nopucdeii 

Q hiiyf 



Mifloria de la vida del 
kuyr las pcrfecucioncs, caíHgos, y tormétos* 
De muchas violécias que auia hecho en el fu- 1 
ror de la guerra, mezclado la fan'gre de los Tu- 
yos conlade losenemigG$,dcuiaconíiderar* 
que la venganca del ciclo que conduze las co* 
fas a fu punto, amenaca de muerte a los borní** 
cidas^ohaze paflar la rueda por encima de! 
malo. Muchos ha anido que fueron caftigados 
con íimcftras relaciones, o condenados injuf- 
tamcote, y con todo eífo mueren juftamente, 
auicndoksiieuadohjufticiaDiuinaporouo 
camino al fupíicio,que por fer diferida no ef~ 
tá perdonada. Tal es muerto innocentemente 
por la traycion de que es acufado,que con to- 
do eflb , por auer dexado enuejecer en fu al- 
ma, las vlccras de algún execrable delito ; ha 
íido caftigado en el fuplicio de otro mal que 
no auía comctido.Aterio,y Addco,confejcros 
de Iuílino, fueron acufados de lcíía Mageftad, 
el primero confefsó que auia tenido voluntad 
de dar veneno al Emperador,y que Addeo era 
cómplice: los dos fueron condenados,y eftan- 
do Addeo en el fuplicio, dixo , que Aterio le 
auia acufado falfaroente , mas que juftamentc 
morsa, por auer hecho dar la muerte por ma* 
los medios mucho tiempo antes a Teodora 
Mayordomo del Palacio. Mucho mas pruden-% 
te fue aquel, que auiendo irritado a fu Prin- 
cipe , prótefto > que no U vería mas fino pin- 
tado. 

Mas 



Buque de Éirotf. 4 § 

Mas fabio fue Alcibiades , que fíendo acu- 
bado delance de los Atenienfcs,huyó, no que* 
tiendo fiarfe de los Iuezcs. Y diziendóle fus 
amigos , que era razón ííarfc de la jufticia dé 
los de fu patria , refpondió , que en todas 
las demás cofas fe fiaría > mas que fu vida 
no la ííaria de fu propria madre, por temor dé 
que inaduercidamente no puíiefle »la haüa rie* 
gra, penfando poner la' blanca* Ma£ es im* 
pofsible euitar lo que la prouidencia Diui- 
na ha deliberado para el eftablecimie&to de 
fus ordenes y y por eííb toxias eftas razones 
no jpüdieron refíftir > que el Duque de Biroii 
no prefente fu cabera a la jufticia del Rey* 
Los difeurfos de la razón > y los juyzios de U 
verdad no firuen mas avncfpiritutranfporT 
tado de fus viciofas pafsioncs,que las alas vie 
jas al paxaro.Y efte nombre nos ha traydo ala 
memoria algunas feñales de fu muerte i por-* 
que tuüo muchos agüeros de fu ruy na # Vrt pá* 
xaro que fe llamaua el Duque entró en fu re* 
trete*fin que fe fupieíTe por adonde. Manda 
que coíicuydadoledieífen de comer, mas en 
partiédofe murió luego. Poco defpues el caua 
lio q el Archiduque le auia dado > q fe llamaua 
Paftrana, el mifmo fe mató de rabia; lomifmo 
hizo el q le dio el grá Duque $ y oteo q el Du* 
ijwedeLorenaleauiaenuiado fe boluioetico. 
Llego alfin a.Foiitanábleo * en tiempo que 
ninguno crehia que auia de venir.El Rey dau* 

G a , indi-* 



Hifloría de la vida del 
ñd suiaído vifto con los ojos que otras ve* 
jzxs fue mirado,que no eftaua ya en la opiñió* 
y admiración paíTada^tema los lados defemba 
racados de ¿migos, como Seyano entró en el 
Senado dcfpucs de fu defgracia. Quandoa 
Apelles le fue recufadala puerta del retrete 
de Filipo, le defampararon los que le feguiá f 
Qu,i$n cae del cie|o de los fauoresdel Rey, no 
hália mas donde ¿{Tentar el pie en la tierra. 
£a efigie no defapareee tan prefto del efpejo, 
quando el cuerpo fe aparta, congola gracia> y 
btneüólcnciri del palacio fe defuáriecc, quan- 
¿o el fauor del Principe que ie ha dado á co# 
|ipcer>fehaeclypfado. 

El Marques de Roni entró en el camarín, y 
auiendofe detenido media hora , falió a ver al 
Duque, faludóle , y dixolc , que el Rey le 11a- 
piaua, Exonaroqle a no ocultarlo que el tié- 
po no podia encubrir mucho , y de lo que el 
eftaua tan informado* que quanto queria fa- 
berde fubpca, no era fino para darle a en- 
tender , que po defeaua que otro lo fupieífe. 
El Duque de pirón que entendía que Lafin 
no le auia defcubierto¿ íiempre fe afirmaua en 
laproteftacionde fu innocencia >fuplicando 
al Rey hi¿ie$e juflicia de los que querían 
oprimir con calumnias infusibles vn cora- 
con como el fuyo, y vna conciencia tan en- 
tera $ o permitirle que fe vengaflfe con la 
efpada. Licuóle el Rey al juego de la pelo- 



Duque de Biron. 45 

taquería hazer vn partido,y dixo,q el Duque 
de Efpernon,y el, jugaría contra fu Mageftad, 
y el Conde de Soyfon. Refpondio el Duque 
de Efpernon , vos jugays bien , pero hazeys 
mal vueftra parte. Efta palabra la oyeron to. 
dos, mas fue obferuada folamente del Rey , q 
al fin del juego preguntó a cada vno , fi auian 
puefto la atención en ella. 

Llegó la hora de cenar , y cenó con el Ma- 
yordomo mayor por deshazer el yerro q auia 
cometido por la mañana.Conociafe en fus ac- 
ciones, cj no eftaua nada contéto, no comía na 
da^hablana entre íi > y eftaua ya reputado por 
períonadeftinadaaalgun grande infortunio. 
Crehia con todo eflo , q no auia alguno q tu- 
uieífeatreuimiento de oponerfe contra fu ef- 
pada,y fe fiaua en fu valentía. En tanto el Rey 
fe paífeaua en fu cimara , rodeado en fu ente- 
dimiento alguna gran refolució , y le oyeron 
de?ir cftas dos palabras ; es fuerca q fe doble, 
o q fe rompa. No andana en dio apreífurada- 
mente,hi fin confideracion : dauale tiempo de 
confultarlo có fu conciencia, y de vomitar los 
malos humores q le ahogauan. Saturno q es el 
mas eminente d« los Planetas camina mas len- 
taméte. Y aunq lupiter téga fiepre el rayo en 
la mano, y q los Cicoples la fabriqué quantos 
ordena: co todo eífo,quádo quiere arrojarlos 
por vengar fus injurias, y caftigar los q le hau 
ofendido; conuiene que fe haga co vna folenc 

G 4 3íK" 



1 r„ 



Mifioria de la yid& dd 
deliberación , y co el confcjo de doze dioica 
para que el defeo de la venganea,que muerda 
CPnexcefíb al ofendido , no lelleue fuera de 
los términos de la razón, 

Pafsófg aquella noche con grande tranquil 
iidad , que muchos creyeron que feria como 
yn trueno , que haría poco mal, y mucho ruy- 
do.Q^ue el Rey fe fatisfaria con auer defcuhier 
to la conjuración , y cogido a losconjurados 
de manera que los podía caíxigar » no íiendo a 
propoíito -defcubrircl numero deilos. Mando 
9l Conde de Suyífon , que fucile donde eftau» 
clDuquedeBiron, y hazer quanto pudkffe 
por romper la dureza de fu coracon,y íacar la 
?erdad»Va el Conde, y le conjura a qpe picn- 
fe en lo que el menos penfaua /de humillárfe-, 
de temer las garras del Leen¿-yla indignación 
¿el Rey. El Duque en fuftancia de tocias fus 
razones dize % que ti Rey no fe podía qnexar 
áé fus buenos íeruicios y y que el tenia gran* 
de ocaíion dehazerlo* pueseítaua dudóla -de 
fu jSdelidad.auiendo hecho tantas prueuas de- 
Ha. El Conde atuendo coaíklerado fu humor, y 
el poco fruto que vna mas dilatada perfuaíiou 
Dodia produzir en la dureza de fu pecho , y 
que eotendia que el Rey le auia embiado pa- 
ra facarle Ipsgufanosde las narizes, le dex.5. 
El día defpues muy de mañana paffeandofe 
€n el jardín pequeño, mandó llamar al Duque 
ée Biron^ le hablo largamente,penfando que 

yenceria 



BMftede Biron. 4$ 

vencería fu -obftinacion , y darle camino pojr 
donde falieííede fu defgracia,en quien feauia 
dexado precipitar con íu ceguedad. Vchiafc 
defde lexosque eftauaím fombrero, leuantl~ 
do los ojos ai cielo, dandofe golpes en el pe- 
cho 3 y haziendo grandes proteftaciones , por 
fuftentar fu innocencia, Conocíale en el rof- 
tro del Rey la colera que tenia, y en los moui- 
iníétosdel Duque el fuego, y la Hamaque ef* 
taua bien vina en fus palabras. Los Reyes qp§ 
quieren fer honrado$,no oyen voluntariamc"*» 
te eftas palabras tan atreuidas, Xas potencias 
foberanas no admiten eftas valentías. No era 
todo fino ainenacas 3 rayos,ruynas,y infiernos 
contra los que aunan dicho mal del, 

D.efde aquife fue a comer, y encontró en el 
camino vna perfona que le dio vna carta,en q 
leaduertun que fe renralíeJvíoftrdiaal Capí'-» 
tan de la guarda,el qual dixo,que quiíiera q.u.0 
le huuieífen dado vna puñalada en el pecho 
porque no hiuiiera venido, Burlauafe de tp** 
dos los que le pronofticauan alguna gran de£* 
gracia; parecía üépre atreuidq en fus rcfpue-* 
fias 5 y aun alguna cofa mas. Ohia el Rey ellas 
valentías friamentey no pudiendo acomodan 
a efta nueua virtud de los Principes la difsi-» 
mulacion; dezia fiempre cierta* palabras, que 
podian affegurar al Duque de Birondelmal 
citado donde le reduzia fu obíHnacian , mas 
po eftauayacapa? deconfejo,H^llófe encum- 
brado 



Tíifioría de la vida del 
brado en lo mas eminente de fu gracia, y fue 
forgofo que fe precipitáis L Los masíaluda- 
bics advertimientos le eran fofpechofos 5 to- 
do lo que fe le prefentauaconla mano dieftra 
lorecebiaconlaíinicítra ;y quando leacon- 
fejauan que fe retira{fe,dezia, que quería citar 
obligado de fu falud a-fu animo, y no a fu huy 
da-El entendimiento le va , quando llegan los 
iñfortunios.Todo lo reliante del dia, defpues 
de comcr,eftuuo el Rey en la galería , y habló 
quatro horas có el feñorde laCurea, citando I 
prefente la Reyna,y otros^íin c) ellos le hablaf ¡ 
ícn.Qjiando cóuiene a los Principes refoluer- 
fe contra los q han hecho merced, y q les han 
fetuidobien,concuncfiépve en ellos vna ex- 
trema alteracio.tienen fus aficiones, y pafsio* 
ríes naturales como los demás hóbres. Afsi el 
Rey fe hallaua có vna grande agitación de ef- 
piritu antes q fe refoluieíTe.Viafe yr,y venir 
muchas vezes a los feñores de Vibleroy,dé 
Syliery , y Geures,íin q fe pudieífe penetrar 
donde fe enderecauan aquellos paífos, creyé- 
do muchos,q en tan euidentc delito fe quería 
abreuiar la forma de la jufticia, comencando 
defde fa exccucion> y haziendo con el Duque 
ac Biron > lo que Alexandro con Parmenion» 
Galba con Macro, y Fonterio, Dion con Era- 
elides . Poique los Principes ion feñores de 
las leyes 3 afsiftiendo al timón de la ñaue de 
la República, y tienen como los expertos 

(Harineros 



Duque de Biroril 4? 

tnarineros,reloxes para de dia, y noche y for- 
mas de jufticia para los grandes , y graues de- 
litos , y otros para los que fu calidad no 
ha rúenefter tanto rcfpcto , ni coníldcra- 
fion. 

En eftosgraues accidentes no importa mu 
dio que la fangria fe haga antes, o defpues de 
mediodía, la necefsidadfc conforma con la 
deforden, la vtilidad recompenfa el exemplo, 
y quando pdr la muerte del preuenido fe af- 
íegura la vida del eftado , no deuemos tener 
cuydado de lo que otros dizen de lo extraua- 
gante de las formas. E! delito de lefaMagef- 
tad es como vna libia defierta, llena de monf* 
truos. Admite en los juyzios,confideraciones 
muy feparadas del fentido común, y cótrarias 
a la equidad, y humanidad natural: y lo q pue- 
de parecer mas inhumano , y fuera de natura- 
lcza,fecaftigan en algunas naciones los inno- 
centes, y a la pofteridad,y haze capazes de pe* 
cado a los que no fon capazes de pecar. Pero 
jamas fe ha excedido de lo que fe deuiaenla 
forma de la jufticia, fino quádo los malhecho- 
res eran tan poderofos , y atreuidos , que era 
impofsiblc preuenirlos en fus cófpiracioncs, 
procediendoucon el paífo de vna Iéta,y ordiría 
ria jufticia. Contra tales fujetos,qualquiera 
piel es buena,fi la deLeó no aprouecha, couie 
ne cofer co ella vn pedaco de la de zorra. Con 
todo eflb el Rey no vsó dcllapara efte efeto: 

pro* 



V • 



fíijloria de la yida del 
procedió con mas valor , y con .mas ^ftieroíi* 
dad. Eftos tiempos de execucion.auiá (ido vi- 
tuperados en fus predeceífores* pera en eft? 
ocafion quifo que el pueblo conoeieíTci y que 
todos fupieflfen que el tenia autoridad ', y po« 
der para caftigar por los cftilos.de la ijufticia* 
no íolo los Autores de vnaíemejante conidr 
ración ( porque eftos fon diablos)roas los co- 
pílceseos inftrumentos por terribles .¿¡ican> 
Qinfo que la folenidad , y ceremonias legiti* 
mas fe obferuaífei},y que fean juagadas del ri* 
gor de la ley, No fe vale de vandos > ni .prof- 
cripciones , no publica , que al que le truxere 
las cabecasde los eonfpiradores,ies dará den 
mil ducadbs,y ennoblecerá fu caíanlos manda 
llamar, vienen, y'en viniendo los caítiga, 

Auiafe tomado refolucion de prenderle , y 
de retener también al Conde de Ouergna , y 
.no quena el Rey que fe prendieífen en el caf* 
tillo fino en fus cafas. El Duque de Biron que 
tenia alguna ib fpechadeño, y quefeauia pre-, 
itenido a lo que no podia antey.er, ni impedir* 
imagina-ua que no tenia que temer cofa algu*- 
na en la cámara del Rey,y que todo el peligro 
mháe eftar a la íalida della, y por eílo fe auia 
fvcuaúáo de vna efpada corta ; con q fe pro^- 
iríetiakazqrfe pla^y dia.Propufofele alReyT 
que fila retención fe hazia en otro lugar , no 
podia fer fino fangrienta^y que el mal que fu- 
gederia feria mayor <pe la vtilidad que fe po- 
dia 



Buque de Bír®nl 48 

diafacar del exemplory q por cuitar vn incori 
ueniente era bien no atender a ciertos refpc* 
tos, mas vanos que necefíarios * y que no era 
bien poner cuyáado en que lugar fe auia de 
coger al León ¿fino en que fe coníiguiefle el 
findclaemprefa. 

Viofe en la mifmagaleriaqoe el Rey llamó. 
aVitri,y PfaUa ,y lesdiola orden de lo que 
auiari de obferuar en fusniandadbs,y defpues 
pidió de cenar*ElDuque de Biron cenó en ca* 
la de Mohtigni,a donde habló más -altc^y arte* 
uidamente que jamas antes auia hecho, de ím 
méritos, y de los amigos que auia grangeado 
en los Suyccros.De aqui pafsóa alabar alRey 
de Efpaña don Felipe Segundo, ! fupiedad, ju- 
fticia^y liberalidad. Montigni le detuuo, dh\é 
áo , que la mayor alabanca que fe podia dar á 
fu memoria, era el auer hecho dar muerte (íe * 
gun dizen) a fu hijo,porque auia emprendido 
perturbar el Eftado* Ffta palabra interrumpió 
el curfodeladel Duque -de Biron^que no ref- 
pondio fino con los ojos^y con la admiración, 
Dcfpues de auer cenado,el Conde de Ouerg- 
naj el Duque* fueron donde c.ftauacl Rey , q 
fe paiTeaua en el jardín. El que huuiera acon- 
sejado al vno que huyefle, y al otro q le fucíFc 
finiendo ,les huuiera hecho yna notable ami - 
ftad: eftauan bien acompañados de mucha ge- 
te, aunque auiaa propueílo de yr con menos 
compañía. 

Auien- 



Biflor i a de la vida del 
'Atuendo el Rey dado fin a fu páíTco , ¿óiíi* 
bidó al Duque de Biron a jugar, y entrófe en 
la Cámara de la Rey na i entonces el Conde de 
Ouergnapaífando cerca del Duque al entrat 
de la puerta^le dixo ala otzjs,. Defpachad&s efia- 
iKos.Iugaua el Rey al juego de !a Palainedes, y 
jugando fe hazia. Vlixes,yua , y venia para 
dar orden en el negocio j y fe comprehcndU 
bien, que trahía en el animo alguna grade ac* 
cion. Entro en fu retrete nioleftadode dos 
contrarias pafstonesi dndofo a qual dellas 
fe auia de inclinar. El amor que auia tenido ai 
Duque * el conocimiento que tenia de fu va- 
lor, la memoria de fus feruicios , excluhiatt 
todos los penfamientos de la jufticia * para 
tratarle corno hizo Licurgo al que le auia 
facado vn ojo > o como Augufto trató a Cin- 
na, conquehízieíTcconel loque Cinna auia 
hecho con Augufto, Por otra parte el rece- 
lo de las alteraciones de fu Eftado * y la apre- 
henílon de los execrables efttos devnacon- 
juracion tan inhumana, acufauan a fu clemen- 
cia de crueldad , fi prefería el particular al 
publico. Pidió a Dios que le afsiftieífe con 
fu fántoEfpiritu * y folfegatTe la guerra que 
ícntia en fu animo, y fortalecerle de vn* 
fanta refolucion en todo lo que podia fer có* 
cerniente al beneficio del pueblo. £n acaban- 
do eita fuplicació^odas las dificultades que le 
rntleftauan,fe diifoluieron^ y no quedó en fu 

yoluiv» 



ttúpie dt Bíronl 49 

voluntad* fino la firme refolucion de entre- 
gar al Duque de Bir^n en las manos déla juf- 
ticia quando por otro camino no pudicífe Ta- 
car la verdad de fus malos penfamientos. Có- 
baria poco antes el rigor de la jufticia entre 
las palmas de fu clemencia,y ya fe refuelue ea 
la feuerida4 de las leyes. 

En tanto fe continuaua el juego , y el Rey 
tornavía alguna vez las cartas de la Reyna, 
efperando el punto a donde auia rcduzido fus 
refoluciones. El Conde de Oucrgnafe auia 
retirado, y el Rey le embió a llamar > y f e de* 
tuuo pafleando en la cámara , encanto que Je i 
Duque de Biron no penfaua fino ea fu juego. 
1 Varennes Lugarteniente de fu compañía, un- 
giendo leuantarle el ferreruelo, le dixo xxmf 
quedo a la oreja: Que el eftana defpachado. Todo 
o que no fe efpera trae alfombro. Efta pala* 
:>rale tuibo de tal fuerte, que defpreciando el 
juego perdió la tramontana de fus cofas. La 
Reyna le aduirtio de vn yerro que fe auia co- 
metido en el juego en perjuyzio fuyo , y el 
Rey dixo , que fe auia jugado fuíicienteméte* 
y mandó a todos q fe renraífepJEntrófe en fu 
cámara ,y juntamente con el hizo q entraífe el 
Duquejcuyafalud^operdidadepédiaderefpó 
der grátamete alRey ,q le dixo por vltima ye z > 
que lemanifcíhíle lo que auia tratado con el 
Duque de Saboya, y que fe afleguraífe que fu 
íflclemecia feriamay or que fu delito. El Daqu$ 

de 



1 



tíiflória de la Vida del 
¿éBironquecrehia que aquel merecía pefáetf 
la vida>que fe la pidieífe por merced r no tenia 
ninguna difpoíkion cíe humillaríe > ni la len- 
gua para pedir perdón. Refpondio al Rey gó 
mayor arrogancia que antes § que era demaíiá 
preguntar tantas vezes eíto a vil hombre hon- 
rado, y que no auia tenido otro defignio, qtaé 
lo que le auia dicho. Pluguiera aDios(rep!ica 
el Rey ) vos üo mt lo quereys dezir ; a Dios* 
buenas noches* 

Enfanendodelretrefce,y qnepáísolapüef 
ta de la cámara encontró a Vitrf , que pufo la 
mano encímala eípada del Dtique,y Te la pide 
por candado del Rey, A mi(dize el Duque de 
Biron) a mi , quehe feruido tan bien al Rey, 
manda que irte quiten la eípada? Mi efpada q 
ha acabado felizmente la guerra,y dado a Frá- 
cia la paz?- Mi eípada que mis enemigos no mg 
han podido quítateme quitan mis anugos?Ro* 
gó entontes '&\ Buque de Membacon* que fu- 
plicafle alRcy^penmncflíe q la dieffe el miímd 
en manos de fu Mageftad.El Rey mandó dezir 
a Vitry ,que exccutaííe la orden que fe le auia 
dado. Con cfto el Duque de Birdm efíá forca^ 
do a fufrir que fe la quiten^ y al darla , miró al i 
rededor de íi 5 íi podía poner mano a otra>mas i 
t"odo eftaua preucnido.Y riédo todas las guaf j 
das en orden tn la galería > pensó que auia dd | 
paííar por W puntas de las alabardas y y pidió 
le dieíícn cu las maiios alguna cofa para morir 

hoa- 



Buque de tifón, fd 

ffdnrackmentejdefcndiendofejiy algún tiempo 
para pedir perdón a Dios. Mas dixeronle, que 
noauiá perfonaque le quifiefle ofender 3 y q 
ftoaüia otra deíenfá fino el obedecer al [Egfjfci 
quemandaua que le lfeuaííena dormid Bien 
1?eys (dixo quando pafífaua ) como fon' pr atado $ 
los buenos CaibelúoSi Fue pues conduzido al ca* 
niarin delasarnaasjdonde nodurmio,, ni foíF^ 
gó vn punto, 

Pralin fue donde eílaua el Code de 0uérg* 
na,y lemamfefto el mandato del Rey, y le pi- 
dió la efpada* Toma,vesla aqui (dixo el Cade) 
jamas ha muerto fino jaualies;fi fe mehuuier$ 
aduertidoefto* dos horas ha que me huuíerg 
ydo a dormir a la cama # Deña manera efíos dos 
feñores imitan a dos velas, que en vn momen* 
to 5 boluiendolas lo de arriba abaxójfe ahogan 
con la mifma cera que los alimentaua , y hasia 
que refpládedefTen. Afsi fue prefa efta arana, 
que entendía* que las telas de lá ley no fe auig 
hecho fino para las mofeas / y como fu poder 
no eftaua dependiente fino de fü éfpada _$ lm* 
go que fe vio fin ella $ quedo como vn Cuerpo 
iin alma, y fe vio ageno en vn inflante de todo 
lo -que ©alba juzgó por cofa de mayor precio 
en los hortibres.' la Fe,la libertad^ e! amiftad, 
El furor que preuiene al anima por lamalig^ 
nidad de los humqre^es tan peligrofojquanto 
el que redunda del alma al cuerpo*por la fepa- 
íacion di la ra^otu Eílo le tranfporto a cftra* 

H m$ 



Hiftoria de la vida del 
ñas violencias, como a vn carro licuado fiirió-* 
famente de caualios fin rienda.y góuierno.No 
ay palabra que falga de fu boca que no ofen- 
da a Dios y o al Rey , o fe dexe licuar a extre- 
mas iorrpaclencas , le falta poco , que como 
Quintilio Varo no fe dé con la cabera en las 
murallas. La pre-uencion de los males, que ha- 
zc dulces las afliciones de lo$ otros, a el le re-» 
dia mas infoportabie, indignandofe contra íi 
niiftíio,y fu nial gouierno, por no auer creydo 
a aquel buen amigo que le pedia bizieffe las 
pazés defde lexos. Ella colera en efeto le for- 
maua poco diferente que vn furiofo , no auia 
otra diferencia fino en el tiépo , porque luego 
fe reprimía, y cóftderaua>quc eftos eftrepitos* 
y palabras no eran fundentes para libralle. 
HaSlofe que fus caualios eftauan eníillados , y 
que vna hora fola que le huuieran dado de tié- 
po, htiuiera fido forcofo que le íiguieífe quiea 
le quificíTe alcancar. Al mifmo tiempo fe def- 
pacharon correos a Principes,y Potentados de 
laChrrftiandád, a Gouernadores de Prouiti- 
cias,y a Embaxadores, que fe atfombraron de 
efte accidente,como de conjuración táodiofa 
en perfona tan obligada.Los que le fauoreciá, 
hazian derramar por Italia vozes falfas,de que 
era efto vn golpe tirado contra la Religió,pa- 
ra debilitarla con laruynadelquedezia, no 
querer mas gloriólo tirulo, que fer llamado ei 
cuchillo de los Vgonotes, 

El 



Duque dé Birmn 5 1 

Él figüiente día , poco antes del medio día* 
el Duque de Biron embió a dezir a ía Magef* 
tadjque fino ponia diligencia , y orden en las 
cofas de Borgoña, £¡ fe perdería , y que luego 
que ciVaron de Lux fupiefle fu priiion entre- 
garia.Ȓin duda a Diguin r y Beome a los contra- 
íios.Eftapalabfa ofendió fainamente al Rey, 
el qual dixo; Mirad la imprudencia* y audacia 
del Marifcal d« Biró,que me ha embiado a de-* 
zír que laBorgoñaeftá perdida íi yo no pon- 
go cuy dado en guardalla, y q^el Varón de Lux: 
introducirá a mis contrarios en ella , quando 
entienda fu prifiom Su obftinac'Ion le ha per- 
didojíi me huuiera dicho la verdad de vna co- 
fa de que tengo cartas de fu manojo fe halla- 
ría a donde eftá.Quifiera que me huuiefíe cof- 
tado dozientosmíl efeudos, y queme huuiera, 
dado ocáíion para perdonalle; jamas he queri- 
do tanto a alguna perfona como a el ,1c fiara 
a mi hijo, ya miReynojel mehaferuidobié, 
mas no puedo dexar de dezir que le he guar- 
dado tres vezes la vida, yo le he facado de las 
manos de los enemigos en la Fuente France- 
fa, tan herido, y defcaeéido de los golpes, que 
afsi como hize el oficio de foldado parali- 
bralle ; afsi vsé también del de Marifcal en la 
retirada,porque medixo*que'no e.ftaua en ef» 
tado de penfar en nada^ni de fernirme, 

Noauiaellley efperado a la aduersencia 
del Ducjue de Bkon en acudir a la Borgcña» 

H 1 por 



Hifloria de l a vida del 
porque ya auia embiado alMarifcal de Laüár- 
din con el eftablecimiento 5 y confirmación de 
fu autoridad en la Prouihcia, con refolució de 
yr personalmente íi fueífe neCe(fario,para que 
fe le diefle la obedienda deurda,y ya auia mas 
de quinze dias que Burgo Lfpinaíie auia,tee¿- 
do orden para leuanur-vn regimiento de diez 
compañías, y que Nercftan tenia otra femejá- 
te para que acrecentaffe el fuyo« Algunos cria- 
dos del Duque de Buco tuuieron penfamiS- 
to de hazer alguna no u edad* mas el Duque ios 
aduirtio,q couenia Solicitar la libertad del pre 
fo con obediencia, y noconefetosde rebeíid, 
y quefeharia juyziode fus defignios canfor- 
mee! trato de fus criados/ La ciudad de Beot- 
me,de Diguin,fe atrinchearon contra los que 
eftauan en los caftillos. Mas defpues conocié- 
do,que vna falta femé játe feria no folo teme-* 
ridad,fino injufticia, entregaron las placas a la 
dií poíicion del Rey, en manos del Marifcal de 
Lauardin.Toda la Breña eftuuo pacifica , y to- 
da la Francia en paz , deteftando éada vnode 
las acciones del Duque de Biron,y de fus ad- 
herentes, 

Defpues fueron los preíbs coduzidos a Pa- 
ris a la Baftida,el Sábado a los quinze del año 
de idoi.ElDuquede Biron fe vio en fu bar- 
ca afiigido 3 y penofo,cómo la de Aceronte. El 
Conde de Ouergna fe vehiaco mucha alegría, 
y comió com ella, £1 Duque entró en la forta- 
leza, 



Duque deBiron, 52 

IczajComo en vna íepultura. El Conde fue co.-? 
mo fi entrara en el palacio de Loure , imagi- 
nando,que el lugar donde eftaua no podia íer 
masque vna pníion.Y fue cofa eftraña q auié- 
áo el Duque de Biron encaminado todos fus 
penfamientos a confultar, y deliberar íideuia 
yr a la Corte, tomó de todos los buenas ad- 
vertimientos de fus amigos la peor refolucio. 
V n efpiritu agitado de pafsiones defprccia las 
mejores razones , y recoge las opiniones mas 
peligrofas: parece a la tela del cedaco^que de- 
xa pafíar la flor de la harina, reteniendo fola- 
mete lo inútil. Antes que partieíTe de Diguin 
fe dixo en Marfella que eftauaprefo. Luego q 
fe partió, y fus amigos le aduirtieron que de- 
peana la cabeca en el lugar donde la lleuafife; 
por el camino le dixeron , que no penfaíTe en 
ja buelta; en llegando halló el ayre lleno de 
truenos^ rayosj y afsi parece que juftsmente 
podemos dezir 5 que la fortuna le bendaua los 
ojos para que no fe guardaffe deftas emboíca- 
davYcd como la mayor locura de loshobres 
fe engendra alguna vez de la mas fútil prudé- 

lamas prefo fue guardado con mayor aten- 
fion^ordeajy vigilancia. Antigono dezia, que 
quería que a Eumenes le guardafsé como a va 
León, o Elefante.- El Rey hizo guardar al Du- 
que de Biron como íi eíkuiiera £n fu propria 
pafa,y d $rafai#igntp que fe le hizo no £ra ó'i- 

H 1 í#íf.píf 



Ttifioria de la vida del 
ferente del de fu libertad.Y porque la natura- 
leza no ha hallado otro remedio contra las in- 
jurias de la fortuna, y canfancio de la vida > fi- 
no la muerte,fe temia no fe firuieíTe deüa con 
fu propria inanoi y afsi los que eftauan en fu 
guárdale guardauan fin armas, y quando vio q 
le feruian con cuchillo fin punta, dixo que era 
el camino de la placa de Grcua* biuiandofe de 
la muerte, la qual cíezia que no podiaferim- 
péfadaja vna perfon&de juyzio^cftrañaa quié 
la ha preuiíla^i vergoncofa a vn coracon de- 
terminado* Con todo eílo halló que era vna vi 
darniferable el no poder morir , fer priuado 
de medios de anticipar la muerte , y no tener 
otro coniUvlo que el defeo de vna cofairn- 
pofsible. Paisó los primeros días de fu pri- 
íion^fin querer comer, y fin poder dornundef- 
tos violentos molimientos de la colera, y ar- 
dor de la fangre Je procedió vna calentura , y 
el difgufto grande trahia pafsiones hutnofas 
al celebro 3 que aumentauan fu indifpoficion, 
en donde ■ como en otra qualquicra enferme- 
dad el miedo de la muerte , el dolor del cuer- 
po,la mudanca de la vida , aumentaua el falli- 
dio de fu pníion/Tuuo algún remolque deba- 
xo de color de remedio , noledieílen veneno 
por medeciná de fu mal jj no auiendo cofa mas 
fácil , y cómoda q dar veneno al q toma el ve- 
neno por medicina jy afsi quería que lehizief- 
fan la falúa en todo lo q elcomia, fi bié no te- 
nia 



Buque de Biron. 5 5 

nía otra efperáca de vida,que la que podía ie~ 
cebir de fu conciencia > la priíion no le quitó 
la libeitaddelhablar,el fuego de fu coracó no 
fe extinguía debaxo de las cenizas defta afii- 
cion.Q^ue cofas díxo, o que cofas no dixo? fu 
colera arrojaua vn torrente de palabras» en 
donde no fe podría hallar vna gota de razón. 
Dixo alguna vez > que íi auia voluntad de nia- 
tarle 3 quele acabaífende preño* y que no fe 
alabaífen de darle temor enlaniuerte 3 y q lue- 
go fe bañaflen en la fangre que le quedaua de 
treynta y cinco heridas recebidas en feruicio 
de la Francia. Espropvio degrancoracon no 
callar por la prefencia del peligro>o miedo de 
la feruidübre.Temiafe, que la (oledad, la afli- 
cion,la abfíinenciaja mudanca del lugar no le 
hizieife alterar el juyzio 3 y que cfta grande in- 
flamación de fangre , y de colera no mouieífe 
algún furiofo accidente en fu perfona 3 como 
íucedio a lugurta^ que aunque era Principe de 
gran coraeon,de futileza 3 y aftucia increyble, 
viendoíe prefo, y llenado en el triunfo , per- 
dio el jüyzio.Como la fortuna auia continua- 
mente dado al Duque prosperidades felices, 
fin mezclar entre eftasdulcuras ninguna cofa 
amarga * afsi le dioefta aflicion toda entera, 
íin otra efperanca que en la muerte , que 
auia de fer la falida de fu priíion , y de fu vida. 
Para fangrar los malos tiépos de los primeros 
dias de fu prifion , no fe halló cofa mas con- 

H4 nenien- 



BilioriÁ de la vida del 
ttetiíente^q exortarle a entregarfe en la volu* 
tad de Pios,y darle alguna efperá<:a de la gra* 
eiadelRey. 

El Árcobifpo le fue a vifítar , y le corrígio 
algunas máximas dañólas de conciencia f y le 
defengañó de muchos puntos contra la pnre- 
ia>e integridad de vna jufta confeísion. Pidió 
que ledexaflenhablara ViHaroy,y Sillery , y 
que Híucñcn a ver por orden del Rey /auiále 
dicho,o lo guia aprendido en la lección de las 
hiílorias , que el Condeftable de S. Polo auia 
e fiado pr^fo en el mifmo lugar,y defeó ver el 
diícuríb , paraefto ledieíTenaEnguerranode 
Monftuler,en cuyas adqiciones fe halla efta 
tragedia.PaíTaua fu mfte^a en la Isccio de los 
Anales , los quales huuiera ampliado fi le hu- 
bieran dado lugar para ello 5 pero mejor fuera 
auerlos antes íeydo , y propongrfe a la fortu* 
iia de quien defeaua la dignidad , llena de tan* 
tos aecid£tes,que baftaua para corregir la fu- 
ya,fi los huuiera vifto antes, Alli hallada pre- 
Ceptos^que Como faros le h'üuieflen alumbra- 
do en las tinieblas de efta peligrofa nauega* 
eio,enlaqualteniaafu ambicio porbruxula* 
y vela. Conocería que el coníejo del Machia- 
br^llo^qiiedize q las perfenas partici}lares,no 
aícienden jamas de rna humilde a vna alta for- 
tuna»fino con engaño , y fuerca $ y que las le- 
yes humanas que ^ftan fundadas, y formadas 
íobre las diuinasi m permiten la confuíion de 



deíig- 



I>uque de Biron. 54 

defignios.Qujeren que cada vno las regule , y 
limite conforme fu condición, y que fepa que 
Dios díftiibuye las potencias por el gouicr- 
no de los pueblos ; que es fienipre peligrofo 
el hazerfe compañero, y burlarle de iu Icñor, 
y que íi bien lo futre, y difsimula, algún tiem- 
po es como vn León, que alguna vez da co las 
vñas, o los dientes al que penfaua que le auia 
hecho domeftico.Los Alemanes dizen,que no 
conuiene comer cerezas con los grandes feño» 
res,porque arrojan el hueíío a los ojos délos 
que fe quieren hazer grandes con ellos. 

No hablaua el Duque en los primeros días 
de fu prifion fino de jufticia. Mas reconocien- 
do ía culpa, no tenia otra efperanca, fino en la 
nrifericordiade! Rey. Publicóte- vna fuplica- 
cion que corda por París 3 adonde fe pedia al 
Rey cambiafie íi pena de muerte en vna cárcel 
perpetua, la déla prifion, en va deñierro ,- el 
deftierro en vna honrada feruidumbre de ha- 
zer guerra contra el Turco , que fino merecía 
por fus culpas leruir al eftado que auia queri- 
do difsipar,podriaferuir de general alaChri- 
ftiandad* Eíteconfejo era peligrofo , porque 
quié huuiera dado caución al Rey que no ha- 
ría guerra fino en Vngria í y qual caució pue- 
de fer fuficiente para vn Reyno , y vn Reyno 
como el de Frahcia?feria mas peligrofo fueraj 
que dentro.Vn leño haze masdaño 3 y mas hu- 
mo fuera de la chimenea , queeftando dentro. 

Dezia 



Hijloria de la vida del 
Besia también que le prohibieren el manejo 
de las armas 3 y impedirle del todo las manos 
para la guerra. Mas quiíieraelhazer priíióde 
íii cafa. Quien le huuiera guardado ? con que 
cadena le retendrían? Si tenia en fu priíion 
defeos de venganca > que baria en la libertad? 
Luego q en el cuerpo humano ay alguna par- 
te mal afeda 3 todos los malos humores con- 
curren allLMuchos que no tienen mas cuyda- 
do de las leyes del honor, quede las de la juf- 
ticia,fe huuieran inclinado a fu parte, por in- 
troduzir males fin remedio. No faltaron tam- 
bién defígnios de librallede laprifion. Los 
hierros fe fabricaron en Brelía , y la düa« 
cion de pagar quinientos efcudos 
al Petardero, impidió la 
cxecucion. 




QyiNTA 



Q V I N T 

PARTE. 



En efla quinta parte fe c&ntiene : El modo de proce~ 

der contra el Duque de Biron. Sufrifton. Elproceff - 

que hi^o contra el. Las interrogaciones que le 

hiñeron. Sitsrefpueflas, La fent encía 

de fu muerte. Su muerte 3 y 

fepttltura. 

§P*Í V E G O que el Duque de Biron fue 
j $ preíb , dixeron todos que era fu en* 
^•S*3-S fe rm edad mortal, porque jamas fe 
da temor fio mal a fu jetos de aquella 
calidad, El mifmo viédofe puerto a tan buen 
recado^y con tan diligente guarda, dixo, que 
no fe "enjaulauan paxaros de fu calidad para 
dexallosfalir.Hizo de fi proprio el juyzio q 
hizieron algunos del Conde de Egmont, y de 
Orno , quando fueron prefos en Flandes. 
Quando fe le pone laacufacion, y prenden a 
vn hombre atreuido, y de intención: mayor pe 
ligro ay en abfoluerle q en condenarle. Por 

ventu- 



Rifioria de la vida id 
ventura feria vtil que el Rey huüíeffe dicho al 
Duque de Biron^que alguno auia querido da- 
lle algunos malos indicios de fu fidelidad, ma^ 
que el los auia rcprimido.Que no podiacreer 
tan eftraoa mudan^a^Quc le auia embiado a Ha 
mar para dezirle lo que Lafin le auia manifes- 
tado. Por ventura fe deuiahazer con el lo que 
el Senado hizo con CraíTo , y Ceíar 3 quaudo 
conde natía a Lucio Tarquino , y Lwcio Vé Ario 
por auerlos acufado de partícipes m laconjií 
ración de Catilina, aunque eran cómplices. Fa 
bio Máximo, Tiendo que vno de fus Capitanes 
animofo,y valicnte>tenia alguna intelligencia 
con Aníbatjc agafajó con tantos fauore$,y le 
obligó con tantos beneficios, que le quito del 
penlamiento lo que tenia.de perfido^y de tray 
clon* NodexóelRey de intentar alguna cofa 
porque el Duque de Biron fe libraffe del in- 
fortunio, donde íu obftinacion le enredaua, y 
viendo que efta dureza no podia vecerfe, per- 
mitid el rigor de la juftícia violenta de fu bo- 
ciad natural .Quifo que todos conocí eífen>que 
no auia contrauenido a las leyes en mandarle 
prender,y mando que la jufticia fueífe publica. 
Que íe oyeiTe fadefenfa,y que no le codepaf^ 
fen' fin que lo entendiefle, 

Eftauaeonuencido de la fnftáciá del hecho* 
y la conferencia de las cartas, y memorias qué 
auia eferito j y de que auia imprudentemente 
confiado el original a otro. Bruto, no quifo <| 

fu* 



Duque de Bironl $6 

fus hijos aüque prefos en ti mifmo año fuef- 
fen caftigados > íin que antes íueííen oydos de 
Publio Valemo.El Rey que auia amado al Du 
que de üiron como a fu hijo, no permitió que 
fueífe condenado , aunque era manifiefta fu 
culpa, fin que primero fe defendkííe. Fmbio 
fus cartas alParlamento, para hazer , y acabar 
el pleyto criminal, y extraordinario, fegun jas 
columbres en los delitos tales, y de tan gran- 
de importancia,contra perfonas que tenian la 
calidad del aculado ^mandando q ceñaífen, y fe 
pofpuíif fíen todos los demás negocios. Para 
formar el proceíTo, fuero deputados por auto- 
ridad del Rey Micer Achiles de Harlay,priiive 
ro Préndente en la Corte del Parla-meto de Pa 
ris, Nicolás Potier fegundo Prefidéte^Cofeje- 
ro de Hilado, Micer Efteuan de Flury , y Fili- 
berto de Turin,Confejero en el mifmo Parla- 
mento.grandes Iuezes,mas incontraftables , é 
inexorables , en los delitos de EftadcEl pro- 
eeffo fe hizo en la Baftida, el prefo hizo algu- 
na ceremonia para refpondtr,masdifcurrien- 
do con el * jugó a cartas descubiertas coa los 
Comiífaríos,confeílandolo caí! todo , co pro- 
ferir tan atreuidamente loque lecondenaua, 
como lo que le podía efcufar* Afsi el Ruibar- 
bo fale el mifmo del cuerpo que ha purgado. 
De fus refpueftas folas fe podia facar fu con- 
denacion,ditiendo inficientemente para per- 
der otras tantas fifias > como años tenia* Lo¿ 

e 



Hifioria de la vida del 
que vfan bien de la ptudcncia en fus profpe* 
ridadesfacan voa grande afsiíiencia en laad* 
uerfidad.Mas fe auia gouernado.tan nial fu en- 
tendimiento en fu buena fortuna quecafmo 
le íiruio de algún prouecho en fu priíion. Su* 
jetandofe a la colera, y al dolor,y íiempre a la 
imprudencia , hablando otro tanto en fu per- 
juyziojy ruyna,como en fu abono» 

Careáronle con los teftigos 9 y quando en- 
tre ellos vio a Lafin ,le ocupó vn "eftraño té* 
blor 3 q fuelc muchas vezes proceder, afsi por 
mucho atreuimiento;como pordemafiadaco- 
jiardia. García vno de los mas valerofos Re- 
yes de Nauarra.teblando quádo yua a la guer- 
ra,replicó al qcrehia que era temor, y que te 
afleguraua del peligro.Vos me conoceys muy 
mal, (i mi carne fupicXe haíta dode la ha de He 
uarel coracó , dentro de poco tíép(i> totalmé- 
te feconfumiria.Pregütó el primero Prefidi- 
teal prefo', íí tenia que oponer a Lafin , dixo 
que Le tenia por cauallero horado, por fu ami- 
go, y deudo.Mas quando defpues entendió lo 
que auia dicho,exclamó contra el, como con- 
tra perfona la mas execrable del mundo, in- 
uocando todas las potencias del cielo, y de la 
tkrra,al juyzio de fu innocencia. Lafin ofen- 
dido de que le reputaífc por fu calumniador, 
apellido coma a todos los defdichados,le di- 
■xo,q le pefaua mucho q fe hallaífen ambos en 
lugar a donde era permitido a vno dezir todo 

lo 



Duque de Birciti $y 

lo que quería, y el otro oprimido a fufrirle to 
do lo que dixeífc. Llenó con paciencia lo que 
auia dicho contra el, y habló de fu conjuració 
con mayor claridad q en fu depoficionRefpo 
dio el prefo>que fi Renaces cftüuieffe prefen-* 
te diría bienal cotrario. No huno acabado de 
dezir eftas palabras quando le truxeron en fu 
prefencia a Renaces. Quedó aííombrado vien- 
do delante de fialque penfauaqeftaua muer- 
to , y de quien auia cancelado fu figura de la 
memoria, como de hombre que eftaua en el 
otro mundo. Creyó que el Duque de Saboya 
le auia dado libertad para fu ruyna , y deíto fe 
conocían grandes alteraciones en fu concien- 
cia, porque vio que todo fe cofpiraua para fu 
condenación» 

Aguíes donde mi juyzio fe pierde dentro 
drl abifmo de Dios.Quien no quedará alfom- 
brado, y no atribuyra efta figura de Renaces a 
algún incógnito fecreto de fu jufticia?L-os pe- 
famientos,y intenciones de los hombres pro- 
duzca algunas vezes efetos contrarios, Ef- 
taua efte prefo en Quiers,en el Piamonte.para 
que no pudieífe defeubrir alguna deftas plati- 
cas.Huye^y librafe del que le guardaua,y vie- 
ne a propoíito para fortificar el dicho de fu 
feñor , que fin el no tenia mas efeto que el de 
vnavoz. Tenia muchos amigos, mas no para 
prouar fu innocencia,como queriaPlaton,q el 
gran numero de amigos fea indicio de pru- 



den- 



-tíificria de la y ida del 
dencia,y la falta prueua de la contrariólo fe? 
halló ninguno tanatreuido-que hablafle de fa 
libertad, ni abfokicion, El Rey auia manifefta- 
do a todos los Principes* y feñores de la Cor 
te eftas platicas tan deteftables s y el modo de 
executarlas , que quedaron todos mudos. Ya 
huuo quien dixeífe,¿j por qualquiera otro de- 
lito s qnando humera muerto a vn Principe en 
3a Cámara del Reyvalcancaria el perdón. Y pa- 
ra efl b facrificarian fus hijos a la justicia del 
Rey, por enmendar de la oíenfa , antes que fe 
pudieííe^mas que en femejantes acciones , las 
amiílades eran conjuraciones , y las intercef- 
fiones-, delito?. Sus deudos fueron a Tan Mor, 
adonde el Rey tomaua los baños de Fugues, y 
alü fe arrojaron a fus pies , para implorar fa 
niífericordia^y adulcar la feueridad de la jufti- 
cia,antes por refpeto del padre del acufado, q 
por coníideracion de tos feruícios del hijo ; q 
podían fer comparados con el delito. El Rey 
k$ dixo,qne ei interés era de tanta importan- 
cia en fu citado f que era forcofo.dexar hazet 
fti curio a la |ufticia r tiendo cofa infoportable 
auer atentado contra el que era fu Rey f fu bié 
hechor ¿ y que no poáh perdonar efte delito, 
fin perderfe afi mi fino , a laReyna fu muger, 
fus hijos y fu Eftado: y que fabía que eran tan 
buenos Franccfes 9 quc no quería lo vno,y lle- 
uarsan con paciencia lo otro. Ellos auiendo 
conocido lo morme,y graue del cafo,y las ra- 
zones 



Duque de Biron. 58 

iones qüefórcauan la clemencia de! Rcy.,ace« 
der ala juíticia que deuia afsi mifmo , fe reti- 
raron^ defampararon la eniprefa.La Condef- 
fa de, Rufsi acudió al pleyto. Y la madre del 
Duque no quifo aíiftir en París. Mandó el Rey 
a la junta del Parlamento procediefen en el 
juyzio de laeaufa > y que rio lo fufpendieffeti 
harta acabar el procedo del todo. 

Hallaualíe que el prefo era Par de Francia, 
bauiendo fido fublimadá la Baronía de Biron, 
en Ducado 5 y eu Par del Rey , el qual no fe puc 
de hallar prefente,quando es parte, y que la a- 
cufacion del Par mira a fu perfonája fu honor, 
y al de fu eftado.Carlos Quinto,Rey de Fran- 
cia^quifo fer juez con íos Pares , del delito de 
Bretañá,y Carlos Sexto del Rey de Nauarra. 
Los Pares proteftaron que el juyzio les perte 
necia a el!os;y pidieron ado de la proteftació 
quefeordenó^y no tuuo efeéto. Es contraía 
ley natural que alguno fea Iucz , y parte, y íi 
los Reyes fe hallan prefentes>no riñe voz ni 
voto. Losluefes pues fe eligen de los Pares, 
para códenar, o abfoluer 5 a los q lo fon. Defto 
fe halla exemplo en la fentcnciade Pedro*dc 
preusMaucher,Códe deBretaña 3 acufado pQr 
reuelde, yde Roberto Conde de Artoys,-acu* 
{ado de traydor. Y el Rey Lüdouico Vndeci- 
món© quifo votar contra aquel. Ni el Rey Fi- 
¿ípo el hermofó contra cite. Y aunque la ordé 
artigua de los Pares fea mayor numero que ei 

I de- 



Bifloria de ¡a vida del 
¿c la primera inftitucion s porq de'feys Pare- 
rías iaycasjlas cinco efian vnidas en la corona, 
y la fexta no obedece al Rey. Coa codo effo 
los nueuatnéte elegidos gozan de los mifmos 
privilegios, y prcrogatiuas, que los tioze an- 
tiguos* Y también el vltimo, aunque es fuper 
numerario , no deue kt juzgado 9 fino de !os 
Pares. Padeafsiftif al juyziode otro, y tener 
la mifma voz que el Duque de Borgoña,que 
es el Decano de los Pares. Las rnifmas mime- 
reSj cuyas tierras ion erigidás'en Parerias¿oq 
las polfeea por fucccfsi'on, pueden afsiftiren 
eftos juyzios. Matilde 3 o Marcband , CódeíTa 
de Artoys,Par de Francia;, fue llamada, y dixo 
fu parecer con los demás Pares,quádo fue juz* 
gado Roberto Conde de Ártoys, La Duquef- 
fa de Oleaos fe efeusó con el Rey Carlos V. 
diziendo, que no fe podia bailar en el juyzio 
de la caufa de luá de Moufort>Duque de Bre« 
taña. Mas íi los Pares llamados no quieren ve- 
nirlo por effo fe dexa de profeguir en la cau* 
fa. La forma de la citación fe haze en dos car- 
tas patentes.En la primera,elRey llama alPar^ 
a que fe halle en fu Parlamento, o en el lugar 
adonde fe deue hazer la caufa. En lafegunda, 
fe ordena-a vn oficial del Rey coníHtuydo ea 
dignidad.Preftnte la primera al Par,o hablan- 
do con fu perfona > o con la de fus Miniftros) 
Fueron los Pares de Franciallamadps aljuv* 
ziodei Duque de Biron , mas ninguno quifo. 

venir 



Buque de Bir otil y 9 

vertir» No por eíío áctd el Coníejo de paflar 
adelante todas las Salas juntas, é\ ¡Cantflttíf a* 
"cópañado de dOsCoféjeros de Hitado de Mef- 
fe, y Ponte Garre,entió en el Parlamentóle- 
liando delante dos maííeros , y vo oficial de la 
Chacilleria.Recibieróle a ía puerta de la Bar- 
ra dos Confejeros viejos» Y faludoie todo el 
Confejcy correfpondiendo el a efta corteña* 
fe fcnxb en e! lugar deftinado * y allí declaró la, 
intención del Rey, La feguridad que tenia en 
la integridad , y prudencia de los Confejeros* 
en tan importante ©cafion del Eftado/y fobre 
yn inórme delito , en vna perfona tan grande, 
y de tantos feruicios* Y en. diziendo eftotó 
zo feñal a Efteuan de Hnry Relator de la can* 
fa, que diefle principio a la relación* 

Efto fe hizo en aufencia de los Pares , en 
cuyo feruicio fe dixa ,'que fe humera antes 
procedido, y por la petición prefentada ea 
nombre del prefo , que pedia > que el Confe* 
jo tuuiefle por bien de darle Abogado, y con- 
ítfero para gouemarfe en h forma del pro- 
ceder, de que tftauatan ignorante, quanto 
hauia dado a entender a toda Francia » quaa 
•platico cftaua en la de la guerra. La Güc- 
lle Procurador general del 'Rey bauiendo 
' "ohido cfta (aplicación , y por el Seruin Abo- 
gado General, nianifeltó , que aunque pa- 
recía que eíta inftancia no efísua fin exem* 
pío, haniendofe concedido lo mifmoalPrin- 

I 2 CÍpS 



Hifloria de la vida del 
cipe de Conde, con todo cífo hauia mucha dí- 
uerfídad , y coníideraciones que impedíanla 
execucion de la demanda. Reccbidos los pare- 
ceres, no timo éfedo lo que pedia. Cicerón li- 
tigaua porRabirio, Antonio por Norbano, 
masno deue de hauer letrado en delito de le- 
za Mageftad , y el confejo depende de la con- 
ciencia del acufado , ladcfcnfa no fe faca fino 
de la inocencia, y puede dar fu abono fia ín- 
teruencion de perfona,íin fauor de Abogado. 
Si el eftá inocente, la verdad es tan poderofa, 
que ella fe vé fiempre íobre todas las eftrata- 
gemas , y de todos los artificios de los acufa- 
dores. SÍ tiene culpa no ay ficción , efcufa fiú 
futileza que pueda impedir que el delito no fe 
verifique. No conuiene defender a los malos, 
y los buenos no tiene necefsidadde defenfa. 
Ocuparonfe tres dias en la vifta de los pape 
les. Quando fe trata de la vida de vn hombre, 
que es vna parte del mundo, y que perficiona 
el numero de las cofas animadas, no es jufto éj 
el íuez precipite el juyzio , porque lo que en 
tal cafo fe deshaze, no fe puede boluer a reha- 
zer, Fácil cofa es feparar vn cuerpo del altpa, 
rnas para hazerla que buelua , y darla fus alas, 
es fobra(como dize Plapon)de muchos figlos. 
En panto que la caufa fe via , fe fixo vn cartel a 
la puerta de Palacip , paramouer a los Iuezes 
a picdad,y no caftigar en la diuilidad de Adam 
la aílucu de la Serpiente. 

Vifte, 



Duque de Biron, 6o 

Vifto el procedo, y leydas las concluíiones 
del Procurador general , no faltaua otra cofa 
íino oyr al preíío, y hazer que vinieffe al Par- 
lamento. El feñor de Montini fue a la Baftida, 
alasquatrode la mañana. El preífoque fiem- 
pre dormía poco, y no eftimaua el dormir , ya 
fe auia leuantado,y rezaua fus deuociones, en 
cuya acción tan neceflaria nc le quiío eftor- 
uar, y le dexó que acabaflfe. Entró en la cáma- 
ra, y dixole la ocaíion de fu venida, que el Có- 
fejo eftaua junto para ver fu caufa,y que Mon- 
tener el gran Canciller le auia mandado que 
le lleuaífe. Moftró alguna alteración eneíto* 
aunque eftaua aduertido que leembiarian a 
llamar. En acabandofe de véftir falio de la Ba- 
ftida con opinión que no bolueria a clla^y que 
le facarian del enojo de fu priíion,con quitar- 
le la vida. Entro en la cartoca del Marques de 
Roni , y conducido por el arfenal , alo largo 
de laribera,para entrar en va barco adornado 
de tapicería. Y la guarda del Rey que le guar~ 
daua entró también en eU Las bocas de las ca- 
lles , las pue/tas » y la placa de Grepa eftauan 
guardadas de los Suyccros. Entró en el Pala- 
cio por el jardín del primero Prefidente ; y 
fuelle a repofar a vnadelas falas hafta que le 
llamaffen.y en la grande, en tanto que fe hazia 
hora le dieron de almorzar. 

Llegando el tiempo en que auia de íer "ohi- 
do, U fue a llamar iú Efcriuano., que k intm- 

I 3 áuh 



Bifloriá de la y ida del 
duze en laSala dorada JZíle lugar donde los fo- 
raiteros vienen a implorar la jufticiadel Rey, 
donde los grandes R eyes tienen por honra el 
fcntaifc, doade el fehauiaatíentado , donde 
otras vezes hauia ñéo honrado, con todos los 
tiruios mas glorioíbs de la virtud , donde vno 
de los Abogados del Ecy hauia dicho que Bi« 
ton no híuia antes dtl.perfona a quié matar, 
Di podia imitar a otro» lino a íi miímo,y fe ha* 
zh inimitable alos que vendrían dt.fput s. Co- 
mo dixo ?n antiguo del diurno Homero, cite 
lugar (digo yo) todo flamante de rayos de la 
juílicia.del Rey, leaduísrtede laiimáaneade 
la foiíuna, 

Salicrun':e al roftro algunas colores, acci- 
dente q ocuí re a las pe* ¡qjím f-guras. Aquel 
vellido roxo causó en íu coracon>lo que to- 
das las amias de -fus cneroigos , y las mas ín~ 
iloías batallas no hauun podido cauíar. No 
■pedia tener otro lugar fino el de los acufados, 
y eftc le dieron iobte tu efcahel, para que íc 
afientaífe,deutro de las carandas que dtuicé la 
Sala, y viendofe muy apartado para entender, 
y fer entendido , le arraílraron nías .adelante! 
di/iendo al Canciller ¡ Monfeñor eícufadine, 
yo no puedo «atender fino hablaysmas alto, 
Qaando el Duque de Alanfon fue interroga- 
do ciclante del R-ey# y en Confejo pleno, ef- 
taua en medio' déla Sala fentado en vna filia 
baxa.ElCoudei.Uble- de Lucemburg, el Du- 
que 



Duque de Bifon. 6\_ 

quedeNetríurs , el Canciller de Poietto-, ef- 
ttmieron femados donde el Duque de Bi- 
ron. 

Enana en tal forma, que teniendo el pie 
derecho delante , y el ferreruelo dehaxo del 
braco,, tenia el braco derecho deíembaragado, 
y alguna vez hecho rofca,poílura de los valiér 
tes ¡ fi bien fe aproaechauadely parasitaria . 
mano al cielo, ydarfe golpes- en- xí-pitho, 
quando quería proteftar^y abonar íi\ fidelidad, 
o' feruicios al Rey , no' fe permitiría cito a o- 
tra perfona, queriendo el ConfcjOjqueehreo" 
■en lo exterior fe manifiefte conhiimíSdadvy 
có temor en lo intrinfeco.Y no ha mucho, tié- 
po que a vn Cauailero le hizieron cerrar las . 
guedexas y barba > porque refpondiendoles, ' 
le hauia leuantado los moftachos. En efte aéto 
penfaua elDuquede Biron,q hallaría en aquel 
gran Senado alguno q baria con el,lo que Sep- 
tenio Gracho con Scipion,y que diría en altas 
W ®Z€$j que no permitiría jamas ? que la repa- 
b-iiea padecieífe femejante afrenta , como era 
ver a Scipion fentado en la orden, y habito de 
los acuíbdos,el que el Confejo hauia vino fen- 
tado fobre los liri.O-s, en recompenfa de los 
grandes feruicios que hauia hecho. 

Formó el Canciller de tal manera fu difeur- 
fo > que nofe le ofreció jamas nombralle por 
fu nombre, ni por el de fu calidad. De mu. 
f'bos puntos que hauia en el proceíib feredu- 

: I 4 xeron 



Hifloria de la vida del 
xeron a cinco principales, los demás quedaro 
como indicios , y prefumpciones , y de quiea 
110 íehazeir¡emoria,nofe deuicndo nunca có- 
niouer el juyzio de ios Iuezes, íobre cofa que 
elle fin prueua. 

El primero hauer tratado con vn hombre 
llamado Picote, de la Ciudad de Orleans, que 
hauia huydo a Flandgs , para lo que trgtaua ca 
aquellas Prouincias,y hauerle dado 150. efcn- 
dós para efte efeto. 

El fegundo hauer tratado con el Duque de 
Saboya * tres dias fiefpues de hauer llegado a 
Paris, íniconfentimientodel Rey, ofrecien- 
dole'toda la aíiftencia que pudieffe en fu ferpi 
cio,y contra todos.por la efperanca del inatri* 
jnonio de fu hija tercera, 

El tercero hauerf? entendido con el Dpqu? 
de Saboya en la prefa de Burgo^y de otras pía 
cascándole auifo,y aduertencias para aflfaltar 
la armada del Rey,y a fu mifma perfona,mani- 
feílandole muchas cofas importantes. 

El quarto, hauer querido lleuar al Rey de- 
lante del fuerte de Santa Catalina, para hazer 
que le mataffen,jr para efto hauer eferito al Ca 
pitan queeftaua dentro,dandole contrafeñas, 
por donde ponocieíle al Rey. 

El quinto hauer embiado a Lafin , para que 
trataíTe fus fecretos con el Duque de Saboya, 

El Duque de Biron negó quanto hauia con- 
feííado en fus primeras interrogaciones , juz- 
gando 



Duque de Biron, 6z 

gado que no era ilícito ocultar la verdad, qná- 
dolaconfefsiondaña,y leípondio atsial pun- 
to primero. 

Que fiendo Picote prefo fuyo , en el franco 
Condado, y Cabiendo que conocía el Capitán 
Fortuna, y era fu amigo,qiiifo ocuparle,y va- 
lerfe del, para la reducion de la tierra , donde 
íiruio con tanta diligécia, que la placa fe aííe- 
guró enferuíciodel Rey : que deípues defta 
reducion no auia vifto a Picote , fino en Flan- 
des, quandofue allí para confirmación de la' 
paz, adonde le fue a bufear con otros , rogán- 
dole intercediere por el con fuMa'geftad,pa- 
ra fer reftituydo en la poflefsió de ívs bienes» 
y poder yiuir en fu patria , prometiéndole en 
reconocimiento de fu intercefsion dos colga-- 
duras|de Tapicería de Flandes, y que rehusó la 
oferta, viendo que era folo comprar fus fauo« 
res. Y porque defeaua vqa feñai de feguridad: 
fuya para fu buelta , le remitió a los ieñores: 
de Belliure,y de Sillery que íabian las forn &s, 
y eítylo que fehauian de tener para alcancar 
efta gracia. Que era verdad que Picote hauia 
recebido del la cantidad de los ciento y cin- 
quenta efeudos^ mas no por otra razón , fíno 
para recotnpenfar el gafto que hauia hecho en 
la reduzion de Surre, teniendo laftimadel, co- 
mo de perfona dtfterrada de fu cafa , y patria, 
y que la hauia pedido preñada para hazer el 
viage, defta reducion* Qiie auia dado cuenta, 
' . dc¡ 



Hi flor id de la 'pida del 
del ,g"afto,en la data del que hauia hecho por él 
Rev, v que jamas le hauia hablado en otra o- 
cafioru 

Al fegimdo /que el no llegó á Parisfino 
quinze dias defpues de .¡avenida del Duque 
dcSabcya,y.queLafin que le acufaua vino def- 
pues- del. Que era verdad que comiedo el Rey 
en Confias,}/ el Duque de Saboya con fu Ma- 
'geftadjdefpues de comer y hauer pañeado mu- 
cho rato, entrádofe el Rey en fu guardaropa* 
mandó al Conde de Ouergne * y aci 5 entretu- 
uieffen al Duque de Saboya. Quehauiédo en- 
trado el Conde de SoeíTon , y el de Mópéíier 
en la cámara fe filio eIRey 3 y entro en la guar 
daropa a atar a fií Mageftad las cintas, y que le 
dio de beuer, partiendofe luego para yr a Pa- 
ris.Que fobre alguna cipe ranea que Roncafio 
Secretario del Duque le dio,tocante al matri- 
nionio de la hija tercera de h\ Alteza, hablo ál 
liey>elqual hauiendolcdefpuesdado-a enten- 
der por la Porfe*que no era de fu gufto^n-© ha* 
uia mas tratado dello.Que no folo tuno algu- 
na inteligencia con el Duque, ni voluntad d$ 
confpirar en los fuyos,nias q hauiéáole elRey 
mandado q le.acompañafle qnando-fe boluia* 
y q le chfcñaífe las fortalezas q tenia en Bor» 
goña.En io primero fe hauia efeufado > fupli* 
cádo a fu Mageftad difpenfaÉfe en efto con el, 
preuiniendo q el Duque no efetuaria lo q ha- 
uia tratado^y q defpues le peíanahazer guer- 



Duque de Biron. 6$ 

ra a vn Principe con qmé huuieííc ten' do pi\i* 
fiad } y hecbole copañia-.y en lo fecundo bauia 
auifado al Barón de Lux que le Imiefle pallar 
por las mas débiles , y que no le dicííc tiem- 
po para reconocellas. 

Al tercero de hasierfe entendido co el Du- 
que de Saboya , en la conquifta del Pais de la 
Brefifa , dándole auifos de acometer ia armada 
Real.Refpondió,q fi huuiera tenido tal inteli- 
gencia con el Duque no fe empt édiera la pre- 
ía del Burgo contra la opinión del Rey* no te, 
niendo-mas gentes q le afsiftie{Ten,que las que, 
eftauan ordinariametecon el* Que los Gouer- 
nadores de las placas q eftauan entonces por 
el Duque de Saboya , ñ al tiépo de la guerra 
fe les propeíietfe otro rcfpeto q el de laexecu 
ció de los mandamiétos de fuMageftad,y íi hu-- 
nieta tenido alguna mala intencio, no huuier£ 
rendido el braco tan preftocomolo-bizieron. 

Á lo quartp, del auiío dado al Gouernadot 
del fuerte de Saca Catalina, para q mataflen al 
Rey/q fuplicaua a íu Mageftad,é iroploraua fu 
memoria para q fe acordaííc t q ninguno fino 
el ledíuirtio, y difuadio de yr a reconocer el 
fuerte/eprefentandoleqen aquella placa ha- 
uia excelentes cañones , y que no podia yr fin 
gran peligro. 

Al quinto, de hauer tratado có el Duque de 
Saboya, por medio de Lafín , que porlaexclu* 
ñon de Uíorcalezadel Burgo ^ fe yio tan de* 

fefpc- 



flijloria de la vida del 
federado <?¡ hauia defcado verfe todo cubier- 
to de fangre, y fe hauia vifto capaz de dezir^y 
liazcr todo lo que fe ofreciefife. A efta palabra 
el Canciller le preguntó de que fangre defea- 
ua verfe bañado? déla núa,refpondio el reo, 
nodeíTeandoviuirmas, defpues deftaexdu- 
£on,y que me humera metido tanto entre mis 
enemigos, que quedara muerto > o no huuiera 
falido fino todo cubierto de fangre. Quedes 
ínefes continuos auiaefcrito , y hablado mas 
que deuia, mas que por eílo no auia dexado 
de feruir bien. Dixo también que Lafin de tal 
manera le hauia hecho andar enfermo con a* 
guas encantadas , y con imagines que habla* 
uá,qucfe vía conftreñido a rendirfe a todo lo 
que el queria.Que no le hablaua fino en íecre- 
to s llamándole (udueño^fu patrón , fu Princi- 
cipe, fu Rey, y entonces le mordía la oreja fi- 
nieíÍra,Dixocótra Lafin cofas execrables por 
jriouer alConfejo a que no atendiese a fu acu- 
sación, fino a fu dicho, Quien nohuuieraVifto 
la verdad del hecho , en las propias cartas del 
acufado:diria que efteera el proceífo deVli- 
xesjfuponiendo faifas cartas de Priamo a Pa- 
lamedes,o de Crates,que pufo entre los arne- 
fes de Orgilano,vn vafo de oro para conuen- 
ceiledeíacrilego. 

Boluia con todo eíTo al perdón, y dezia,que 
no hauiando hecho alguna cofa defpues déla 
clemencia del Rey qualpara error fuyo le ha- 
uia 



Duque de Biron. 64 

lita de (ex perdonado 3 y que fi era necesaria 
implorar la de nueuo, tenia las rodillas mas hu 
mudes en eíta ocafion para fuplicallo.El Can- 
ciller, le dixo que hauia eferito ynacartaa La* 
fin, defpnesdcl nacimiento del Delfín, en que 
le dezia.Que defpues que Dios hauia íido fer- 
uido de dar al Rey vn hijo, no quería mas tra- 
tar de aquellas vanidades, rogándole que fe 
boluieííe, y que fino lehuuiera perfuadido,no 
le efenuiria, Eftauan eftas cartas pueítas en ei 
procefío , para aueriguar la continuación de 
fus perniciofos penfamientos , y fe feruia de- 
Has para juftificarfe.y dar a conocer fu arrepé- 
timiento, diziendo iiempre que hauia feruido 
bien, aunque hauia tenido algún penfamiento 
dehszer mal.El Canciller le preguntó porque 
teniendo tan fegura fu conciencia, y fabiendo 
que no hauia cometido ninguna cofa ilícita, no 
fe defeubria al Rey ; que folifítaua con afedo 
en Fontanableo,le dixeífc la verdad de lo que 
defpues fe hauia defeubierto cu el proceííb? 
Alterofe en efla pregunta , y refpondio , que 
crehia que el Rey no fabiacofa alguna délo 
que hauia paflado entre el, y Lafin , hauiendo- 
le aííegurado con juramentos cfpantoíbs,acó- 
pañados de terribles imprecaciones que no 
hauia dicho al Rey cofa que le pudicífe dañar* 
Que hauia conferido con rn Rcligiofo déla 
Orden de los Mínimos, para faber fihauiédo- 
le dado palabrg a Lafin conjuramenta 5 de no 

reuc - 



Hifloria de la vidd del 
reuclar nuca cofa de lis que entre los dos paf- 
faren , podía coa íeg-uridad de conciencia roa* 
oifeftar algmva particular, y que le auia rcfpo- 
dido , que p-ues tenia ya intención de no eje- 
cutar las cofas juradas entre ellos podía- callar* 
Que e.fta resolución tenia tan fume en el ani- 
mo , que el Arcobifpo-de Burges le auia vifi- 1 
tadoenla prifion, y le auia dicho muchas ra- 
zones para quitarle eftos efcrupulos , juzgado 
con todo effo , que. era airo indigno de hom- 
bre romper el juramento , y que no conuema 
fino avnaaloui endurecida en la fuente de to* 
das las maldades,] tirar para engañarle, 

A efte tiempo le faltaron las palabras por 
la violencia del dolor , y poco defpuescomo- 
■que recobraua animo ptorumpió eftas razo- 
nes, 

Mi defgracia tiene efte confuelo,que mis 
luezes fabé los feruicios que he hecho al Rey> 
y al Reyno,faben con que fidelidad me he go- 
uernado en las mas grandes , y importantes 
ocaíiónes , por poner al Rey en lapoííefsioa 
de fus Eftados , y al Reyno , en la del Rey, 
.con fe ruar las leyes del Eftado , y poneros a 
vofótros feñ.oresen tfte lugar, de donde los 
Saturnales dala ley os auian .arrojado. Eftc 
cuerpo.de quien tenia la vida, y la muerte , en 
ladiípoficion de vueftra Jufticia , no tiene ve~ 
na que no . aya fido abierta , y que no abra li- 
betahnente por voíotros, Efta auno que ha 

eferi- 



Duque de Biron. %'é 

efcrito las canas que fe produzco contra mi* 
es la que ha "hecho al contrario de quanro ha 
efcrito.Verdad es, yo he eícrito , yo he dicho, 
yo he hablado mas que dcuJa , mas defto no fe 
infiere que yo aya obrado roa-U Y no a y ley al- 
guna que caítiguecon la muerte la ligereza de 
vna limpie palabra, y «1 moiiimiento del pea*, 
famiento jiiiis palabras han fído íiempxemu- 
geriles, y losefetos de nú animo de virón. 
La colera, y defpccho- me han hecho capaz 
ded-ezir, y hazerlo todo. Mas la razón no 
me ha permitido que aya hecho cofa algu- 
na , que no merezca no fer dicha fíraplcmente, 
mas alabada , no folo hecha , fino imitada: 
yo he tenido malos defignios , mas no han ja- 
mas excedido del penfarniento , el mifmo tíé« 
po que los engendró, los ha ahogado. Si yo 
huuiera tenido voluntad de .auinarlos , y pro- 
ducirlos , grandes ocaíiones auia tenido. Bien 
pudedeferuir al Rey ee Ingalaterra , y entre 
los -Suyceros. Y ay masdcciencauáileros que 
teftificarán de mis acciones , en la primera 
embajada, y en la fegunda. No quiero mas 
teftimonio que el de los Señores de Siüery, 
y de Víc , que faben de que manera, y con que 
fidelidad- me he gotiernado. en juntar tantas 
voluntades defunidas , y agenadas de la confe- 
deración del Rey.Si íe confidera-como he ve- 
nido ? y en que eftado he dexado las placas de 
Borgoña, feíá impofsible formar mala ooinio 



tírjioria de la 'pida del 
mis deíignios, no fe ha hallado vn hombre íó* 
lo de guerra enmi gouierno. He dexado las 
placas íingu:imiciori,y partiédóme no he de- 
xado orra ordé a los Capitanes que fermr bié 
al Rey, y de no hazer fino lo que ordenaíTe fu 
Mageftad* Todos me aconfejauan no venir a 
París* Encontré por el camino vn Gnado que 
me trahia vna carta de vno de mis mas particu 
lares amigos,qu.e meconjuraua que no patTaf- 
íe adelante. Y quando llegué mi hermana de 
Roufsi me embio onapara queme boluicífe 
fin dezir a Dios, y fe la moftré a vn Cauallero 
que eftaua conmigo , que me dixo que quine- 
ra que lehuuieraodado vna puñalada en los 
pechos, porq eftuuiera en Diguin , yo le reí- 
pondúque quando alli eftuuiera, y fupieífe q 
meauiandedar cierto en la Corte vendría a 
ella debaxo de la palabra del Rey* 

Con coracon culpable, y oprimido del ho- 
nor de fu conciencia , fe huuiera hecho peda- 
eos de temor , y huuiera efeo^ido otro cami- 
no, la fecrcta ciencia que yo tenia de mi fide- 
lidad , y la inocencia de mis defignios no .po- 
dían reprefentarme alguna imaginario de def- 
confianca. Dezia fiempre entre mi raifmo yo 
he feruiíáo bienal Rey para penfar que no me 
tenga tiépre por fu criado, el Rey a vifto mu- 
chas prueuas de mi fé,para que fe rebele de mi 
fidelidad. No puede comprehéder que el rayo 
de fu jufticiapodia ofender a vn hombre que 

repo 



Duque de Biron: 6& 

íe^ofauáeri la tranquilidad de fu conciencia, 
y en láefperánca de íus mandato^ Por otra 
parte eftauá áífegurado , que e! Rey me auia 
perdonado ¿y que defpues del perdón no le 
áuia ofendido. No puedo negar qué le he ca- 
llado muchas particularidades dé efta acción, 
mas dízierídplc,que la négatiíva de la fortaleza 
del Burgo mé áüiáhetho capaz dé dezif; y ha- 
¿sr qualqüiérácoíaf áréedrrié que rio rne atre- 
tio a efpecificar lo que íetígÓ verguéca de auer 
emprendido , y que la coinfidef ación del biení 
que he hecho en el íef uicio delRey pefará mas 
qué él mal que hé querido hazer ¿ y de lo q éí* 
toy arrepentido; Y finó me ha dado la iiét 
toas de para matarmeVdéuia confidérár¿ qü£ es 
riíaá digno de alabarica a ?n Principe: el daría* 
qué d quitarla^ quien fe ha dado, y que fu ele 
íiiencia nüüca inas refp)ade£e,qüe en la* cíen- 
fas que tocan á fu pérfoná. Si el Rey no güila 
poner en éonlideraciótt mis fernicios s y la fe- 
güridad que mé hadado ¿e fümiíer¡cordia 3 yo 
ttit confie ífo digno de muerte $ y no efpero mi 
falüdde fu júfticia^no de la vueftrsfenores¿ 
que óí acftrdayá rííejdf qtffe el de los peligros 
que he panado toda íijí vida en fu feruieio.Yo 
imploto fu mifeficofdiáfin hablar: las heridas 
de que éfíóy lleno lapiden por mí,y la efpero 
tanto mas coiiftántemente, quanto eítoy afle- 
gurado qué no fe le ha negado a quien lo ha 
hecho peor que yo, Coníieíío qué he querido 



Hijioria de la vida del 
hazer mal, mas nú voluntad no a excedido Jos 
términos de vn penfamiento primero 3 ém- 
bueko entre las nuues de mi colera^ é indig- 
nación, Cofa rigurofa feria, que fe comen^af- 
fc por mi el ejemplo del caftigo de los penfa- 
rriiétos.Nodigo, que yo tenn©.lamucrte,que 
yo juzgo que fe»hizo no po'r pena,fino por ím 
de la naturaleza', y ]que no importara acabac 
efta vida en medio del curfo della,fi fuera coa 
otra tanta honra quan-ta he adquirido en mis 
principios, feñores«Mf yerro es grande 9 mas 
no ha íido fino coíi la intención no ejecutado, 
con eldciTeo,nocoR'elefefto. Las grandes o- 
fenfas quieren las clemencias grandes* Yo fojr 
folo en Francia el q prueua si rigor de la jufti 
cia fin poder efpersr el mérito de la eletnécia* 
liga (fe lo que viniere, mas me confio en vofo- 
trosfeñores, q no en el Rey > q hauiédome o* 
tras vezes mirado con ios ojos de fu amor,no 
me mira fino con los de fu enojo , y fe reputa 
por virtud el fer cruel conmigo, y por desho-» 
ra exercitar vn año de clemencia. Mejor feu- 
uicra íido para mi, que no me huuieffe perdo- 
nado la primera vez,que auerme dado la vida* 
para que yo la perdieffe vergoncofamente^ 

Dixeranle q hablaífe quanto quifieíTe, juz- 
gando el Chanciller por razonable, q pues no 
auia tenido ningún confejo para faber lo que 
auia de dezirfe le concedieífen recompenfa 
del tiempo para quedixeífc lo queguftaflfe, a* 

ten* 



hu^kt dé Eirbri. 6j 

tención para coniuicrar fus razones, y !& va- 
riedad de fus primeras declaraciones hafta las 
▼ltimas, en donde auia grandes contradicio- 
nes.Los reos fe perfuaden que fe les haze al- 
guna gracia* en escucharles todo lo que quie- 
ren dezir , aunque ordinariamente no hazeti 
otro efeto que aumétar las razones de fu cu\~ 
pa. Habló con tanto valor, y elegancia, que É 
fedeuehazer juyziodel íauorde vil difeurfo 
por laatécion, mucho tiempo auia q ninguna 
aiiiafido mejor efeuchado. Ya huno quien fe 
enterneció en aquel tribunal, y que lloró en fu 
cafa por la comiferacion de fu inocencía,porq 
ninguna fe le conocia,fino de fu fortuna tá mi 
ferablernete abatida, y precipitada.El calor e$ 
mas natural al hóbre,q el frió , y mas lo apazi- 
ble, 4 el rigorrpero no podia efperar otra co* 
faíino fuma jufticia de tan grande congrega* 
cionoEra impofsible f 4 la pafsion, e! fyíior, ni 
el refpeto, alterarte la integridad del juyzio* 
Bien fe pueden cómouer las opiniones de al- 
gunos efpiritus flacos, q coníideran antes la a« 
pariencia,q la eííenciade las cofas, y quena 
creen el mal, fino le fienten, ni que el fuego et 
caliente, fino les abrafa : mas arrojar poluo ea 
los ojos de tantas caricias,eftéder vna tela pa- 
ra que no vean la verdad, es vna emprefa mu. y 
dificiKBien fe puede empongonar vn Pozo de 
agua, pero jamas todo vn rio,o todo el mar, 
Fu© tan largo el difeurfo del acufad© que 

K % no 



Mifioría de U vida del 
no quedo tiempo para votar, Boluíerónle a la 
Baftida,y entro en ella con mas alegría quena 
ama faüdo. Porque quando y ua a Palacio ere- 
hiaqucyuaamorir >y afsí vtendofe llenar de 
Palacio a la Baftída , pensó que boluia a la vi- 
da^ porque &uia refpondido a todas las inter 
rogaciones del Chanciller, y conmouido a al- 
gunos de fus Iuezes,a llorar fu de/gracia, mu- 
chos en deteftaral qle acufaua , y todos a de- 
íear que la inormidad de fu delito , y la falud 
del Eítadc pudieííe permitir el pcrdon:crchia 
auer de tal manera fufpendidojy pueílo en ba- 
lanca a los luezes , que la dulcura feria para 
auentajar el rigor. Por -eílacaufa no cefsó en 
todo el Sábado, el Dommgo s y también el Lu- 
nes de referir a los Capitanes,y Archeros que 
le guardauan lo que le auian preguntado, y lo 
que auia refpoñdidoj como valerofa , y dif- 
cretamente auia fatisfecho a todo Juntando^q 
le parecía que vialaptefencia,y mouimientos 
delChanciller defpues que falio de la gran Cá- 
mara. Imitauale en la grauedad de las palabras 
conuenientes a vna perfona de fu edad, y cali- 
dad , y imaginaua que le auia hablado en efta 
forma, 

Veys aqui vn mal hombre que e$ peligro* 
fo en vn Eftado,conuiene que muera, el mere- 
ce la muerte. Palabras que jamas falieron de fu 
boca^auiendofe moftrado muy circunfpefto 
en efta caufa , no auiendo nunca pronunciado 

pala- 



Duque de Birm. 6% 

palabra de muerte , lino en la conclufion de la 
feotécia,y entre eílo alguna vez por abreuíar, 
y aliuiar fus dolores , penfaua antes en fu aflú 
cion,que en fu inocencia, no pudiendo perder 
Ja memoria del bien paflado, ni el fentimiento 
del mal prefentc,Eílos eran los vltimosesfuer 
eos de la efperanca del prefo> la qual no halla- 
do mas quedo folido para fuftentarfe , corría 
detras de las fombras, y quimeras de fu imagi- 
nación, y le lifonjeaua tan dulcemente, que no 
( erehia que auia de morir, diciendo ; que no fe 
podría hallar fujeto a quien foftitnyr en fu lu- 
gar quando el murieífej notando en el numera 
de todos los que penfauan fer capazes, grades 
de fetos, y imperfecioiies, aun en efta parte vl- 
tima de fu vida , no auia cofa que le adorme- 
cí efle mas que fus alabanzas. Alexandro no fe 
conmouiamas a las flautasd9 Antigenides, y 
al canto de Timotheo,que a la gloria que í^n^ 
tia en fu coraron , quando le bablauan de fus 
méritos, y que era folo digno de mandar, De- 
zia alguna vez , íi era poísible que el Rey tu- 
uieííe por vanagloria el tenerle fofpechofo de 
la muerte, y de penfar que le podía poner te- 
mor , empero halló que fe le reprefentauá las 
cofas, fegun el color del objeto que tenia de- 
lante de los ojos de fu prouidencia, y que la 
opinión no corrcfpondia con la verdad. 

El Lunes figuiente el Chanciller boluioa 
Palacio para recebir los votos de la junta , to^ 

J£ 5 «iue$ 



Mifioria de la vidaiel 
cantes al proceífo* y fe cftuuo para coferír los 
pareceres halla dos hebras defpues de medio 
día, que todos fueron licuados de va ■miímo 
principio de verdad % como lineas de va pro- 
pio eentco, encontraodofe todas en vna-rnif- 
ma refolucion, conforme a las cóclufiones del 
procurador general. Que erajuftoneceffario, 
y vtil, extinguir eftas llamas ardientes de am- 
bición en la fangre del Duque de Biron , fino 
íe quena ver todo elReyno abrazado. Huuie- 
ra fido necefiario todo el día , y gran parte de 
la noche , fi cada veo dixera las razones de fu 
parecer. Los de la gran Cámara, y losPreíi» 
dentesfolamentedixeio el fuyo.Eftcfubjeto 
escomo vn grande, y variable boí que, q no fe 
fabe a q arbo! fe puede arrimarles tan lleno, y 
y tan rico,que !a abüdancia de las razones có* 
Funde la elección. EfUs fon las principales. 

Aqui fe hallan,y concurren vn gran delito, 
y vn gran mérito, de lo vno toda laFrácia es te 
ftígo, de lo otro la verdad es cuídete. Las prae 
uas que fe pueden bufear para defeubrir quaK 
quiera delito íecreto , fe hallan aqui entera* 
meóte perfetas, Prueuas, y refpueftas del acu- 
fado , prueuas por fus cientos, cartas de inf^ 
truccion,prueuas por la depoficío de teftigost 
contra los quales no á puefto ninguna excep- 
ción que diuilitela fubftanei&de quantohaa 
dicho, y fufientado.Deftas tres fuertes de prue 
uas fe ye faiir ?fte itjQnftrwofo atentado en la 

per- 



Duque de Bircn* 69 

pcrfona del Rey. Eftafuriofaconfpíracionxie 
alterar fu eftado,y hazerla prefa de fus enemi- 
gos, y lo vtio,y otro haze al acufado conuen- 
" cidod-e íefa Magcftad.En el primero,, y fegun* 
do articulo cófi-e{Ta,quc ha querido ha^cr mal, 
que fu voluntad fe ha e£crito,y comunicado, y 
con todo eífo que no ha hecho mal , que no ha 
excedido los términos de la volíuad*Todo es 
verdadjfnas el delito de lefa Magefíad es tádc* 
tcftablc,q la voluntad por apartada q cfté del 
afío fe caftiga,y fe reputa por.efcto.El arrepen- 
timiento que fucede defpues bien, puede fer- 
uir para la culpa, mas no ayuda para diminuyr 
la pe na .Ya huuo vn cauallere,q aniendo ateta- 
do contraía vida del Rey Francifco Primero 
fearrepentio,y fe confefsó.y auiendo reuela- 
4o fu arrepentimiento al mifmo Coníeíforjc 
cortaron lacabeea.Como el refpeto deja ima 
gen de Dios impreíía en laMageftad de los 
Reyes, los haze rifemos de las leyes eftabSeci- 
das por los hombres : afsi la dignidad de fus 
perfonas las libra de todas las conjuraciones 
de la malicia humanaba qual íi no fe atreue fin 
pena, a péfar en los efetos contra fus eftatuas, 
quanto menos contra fus perfonas? La pruena 
de vnafimple voluntad , aunque no fe ayare-- 
fuclto ni determinado, no vaxa mas fin fu pe- 
na. Y muchas vezes paila a las cofas inanima- 
¿as } a las cafas, a las eftat uas,a las imagine? , a 
las cenizas df la memoria, Efíe delito inquje- 

K 4 ta 



fíijiqria de la ylíd del 
íael repofo de los mueríos,treynta,o qpgrens? 
ta años defpues de fu fepultujra' , porque no f? 
©luida en muriendo , y lo que no tiene partf 
de fentido común , ni de humanidad natural, 
caft¿gandoalhijpJamuger,i|^aniília,y todaU 
eftirpe ; el padre no puede cícuíar al hijo. EJ 
Senador Fuluio fue alabado p©rsuer manda- 
do matar a yna que tepia , por fer parte en U 
conjuración áp Catalina, No importa q el acu 
fado diga que no ha yíado m$A, baila q ba que- 
rido hazerlo. Las ley es no fe han hecho fola? 
mente para los malos efetos>fino tmifyif® pa- 
ra los confejos , y reíolucipnes. La voluntad 
auia amenacado el delito, la ocafion le huuier$ 
acabado 9 fi el reo no huuíeífe fido prepenido t 
Qnando no huuiera hecho otro mal , que efpu- 
char las propnefas>y perfuafiones de los enepij[ 
gos,feria íiempre culpable, porque en materia 
deEftaáp>el fubdito no puede difponer y n mo 
mentó de fu voluntad, fin permif&ipp del Prin- 
cipe. Noconuiene efperar,que los animales 
poconofos ayan mordido para matarlos def- 
pues,ni que la voluntad de los traydoresfc 
execute.Quandpfellegaaefte puntoso fe tra 
ta mas de juzgar el deiito,fino de dolerfe de la 
imprudencia. Ño fe pide la ayuda de las leyes, 
fino la de las armas.No es tiempo de acufar, ni 
caftigar,fino de llorar, y huyr.La ciudad de Ro 
ma trabajó en vano de oponerfe a Celar , def- 
pues át auer prcuértido las leyes, vfurpado la 

di#a- 



Duque de Eiron, 70 

diéí'adttra, y atemorizado a Italia con el efite- 
pito de fus armas. Qujen efperafle a ene el de- 
linquente executafíe íusdeiignios.no hablaría 
de jufticia , ni citado, No es licito cfperst que 
el edificio fe arruyncjConuiene apuntalarle >y 
repararle con tiempo JEs gran defgrscia(dezia 
Domiciano Emperador) que no fe cree 'la cá- 
juracion contra vn Principe,jíino qnando cfiatv 
fruimos los conjurados. 

Aora que Dios por fingular t feto de (u pro- 
cidencia ha defeubierto efta conjuración > ef« 
triua lafalud del Eftado, y el honor de la jufti- 
cia en caftigar a los que fe confpiraion. La ra- 
2on manda, que ti exemplo dé a conocer quan 
execrable es efte delito^contra quien es perini 
(ido el atormentar los muertos para efpantar 
a los vinos, hazer participe a los hijos de lape 
na del padre,y asegurarles antes de fu trufe! i% 
quede la vida , para que el mundo tenga m?s 
horror de la maldad del acufado,que aflbwbro 
de fu pena. La cK menciadeS Rey ¡e ha ¡atufe- 
cho ¿ jufto es que la jufii'cia haga lo miimo j J 
linda ygualmepte fotn idable , y admirable fu 
autoridad 3 como el mar es mas admirable en la 
gran fortuna>que en la tranquilidad. 

Mas confiderefe la calieiad,y mérito del acu~ 
fado.Lo primero^a jufticia tiene los ojos cer- 
rados para eftas diftinciones,íino en quánto 
júzgala ofenfa mayor en vn grande, que en vn 
pequeño # y a efta proporción el caftigodc ue 



Bifleria de la vida del 
fer mayor.Los juyzios q fe hazen fon como la 
tefe del cedaco,que dexan caer la harina, y re- 
tienen el faluado,Las mas virtuofas acciones 
ceden a la violencia de las malas. El acufado ha 
feruido al Rey, efto era obligación fuya , y ha 
fido recompenfado por ello. Ha atentado có? 
tra fu feruicio , efto es hazer lo que no deuia. 
El pecado, y lapenafoncorrelatiuos. Al mif- 
mo tiempo que erro , fe arrojó encima del ri* 
gor de la pena*Como Antipatro ha traydo.fo- 
bre el cuerpo las margenes de la virtud , y ya 
no fe ve enfu animo fino tratos de infidelidad. 
No tiene la jufticia ojos para ver vna Corona 
Ducal, vn bailón de Mariícal de Francia,y ello 
no impide que quien emprende perturbar vn 
Eftado no fea, y colgado por exemplo de U 
Mageftad de Principe, y del publico* Los po- 
derofos deuen fer caftigados mas rigurofamé- 
te, y la dignidad agraua la ofenfa por eftar mas 
obligado a no ofender,y afsi quanto es mayor 
fu obligación, tanto es la ingratitud mas exe- 
crable. No auia en Francia cauallero que eftu- 
uieífe mas obligado a fu Principe , que el acu* 
fado, y fi las deudas,y obligaciones no adquie- 
ren los afeólos , y voluntades de los fubditos 
para con fus Principes en que Altar hallaran 
recurfo para la feguridad de laFee i Neceffa- 
rio ferá que en eftas continuas fombras de in- 
fidelidad fie el Rey laguardadefu perfonaa 
losforafteroSjComoLuysVndecimoalosScof 

ceíTe$,f 



Duque de Biron, 7 1 

ceffes,y que no hallando Rcligion,ni concien- 
cia entre los hombres haga le guarden las bef- 
tiaSjComo Mafsiniffa. Quien no cafíiga el de- 
lito, cífe le permitc,-pero diraííe que ya le auiá 
perdonado , y [que no fe^dcuia abrir la llaga q 
eftaua cerrada. La fortuna, y los Reyes perdo- 
nan muchas vezes para caftigar con mayor fe- 
ueridada los que han perdonado. Dizeelreo 
quenoha dicho cofa , y el. perdón no puede 
cftenderfe fino en las cofas dichas, ni enten- 
derfefinodelas confeíTadas ,1a mayor parte 
de la ofenfaha quedado en fu voluntad , pues 
no ha confefíado fino ¡a menor parte que pu- 
do , Auia vna gran diferencia entre la in- 
tención del que le perdonaua, y en la del 
que pedia el perdón. El Rey perdonaua, pa- 
ra que el acufadono boluielfe a caer en efte 
yerro, y el le folicitaua , para poder incurrir 
en el delito con mayor feguridad* Eíto fe ma* 
nifeító por fupropria confefsion,y porque 
auia dicho poco antes en prefencia de Umif- 
nia juflicia , quando le preguntó , porque no 
auia defeubierto al Rey fu culpa , quando le 
daua tanta feguridad de perdonalle, y rtfpon- 
dio,que crehia que Lafin no le auia defeu- 
bierto , y que le huuiera cumplido la palabra 
jurada con tatos facramétos. Que fi le huuiera 
nianifeftado quanto dixo al Rey, fe huuiera ar- 
roxado a los pies de fu Mageftad, tá prqmpta- 
mete como el para pediUe perdon*Y fcgu eíto 



W 



H$oria de U vida id 
alguna cofa auia entre los dos que entonces no 
eííaua perdonada. Facilméte los que han erra- 
do fe engañan en el tiempo,quetiendo efcuíar 
fu crimen , y con todo eflo la conferencia del 
tiempo manifiefta la perfeuerancia de -la yolü- 
tad.tl perdón fue por Enero»y defpues el tnes 
de Setiembre le efcriuio , que pues que Dios 
auia fido feruido de darle al Rpy vn Dclfin.no 
quería mas tratar en fus vanidades: y dize La- 
fin a cito, que alli moftraua vna carta fuya toda 
al contrario, que la negociación fe conunuaua 
fin que el Rey tuuieíie alguna noticia por par* 
tedelacufado, 

Deuia el perdón conduzirlc al arrepentí* 
miento , y no a precipitarle a nutuas infideli- 
dades, que no podían , ni remitirle , -ni perdo- 
narfe , por auer incurrido en ellas fin caftigo, 
No fe deuen continuar los defetos > el vltimo 
paga todos los precedentes. La juiticia no có- 
íidera efte perdón , en vn delito que esfobre 
todos los perdones, y cuya abfolucion no de- 
pende del Rey , que no puede fer liberal de ¡a 
íangre de los fubditos , ni poner a peligróla 
faltad de todos,por la de vito folo. Por efta ra- 
zón fe mouió Alexandro a dar muerte a Filo- 
tas,auiendo vifto,que fi le perdonaua le ponia 
en tal eftado 3 que eftaria íiempre en fu mano el 
intentar trayciones contra fu Eflado ,y no ef- 
taria fiempre en la fuya el perdonalle. Que el 
perdón no muda la mala voluntad del mal he- 
chor* 



Jbuque (te Mirón] 72 

chor. Que Pilotas íabia muy bien que los que 
auian coñfumid* toda la misericordia, facan- 
do hafta la vltima gota della , no pudiendo ef- 
.perarmas della , fe arrojauan fiemptea lade* 
íefperacion. Halláfc beneficios que fon odio- 
ios por la verguencade coníeiíár la cania , y 
declararfe por deudor de la vida de alguno, 
Quedauanlea A lexandro muchos mas enemi- 
gos extenores, fin que viuieífe fofptchoío de 
los de dentro^y asegurando eicftado de cftos, 
no tenia que temer de aquellos. Que el Rey, 
¿ornólos Médicos deue conocer la enferme- 
dad de fus Eftados.losaccicétes panados, pre- 
fentes , y futuros, valeríe de la jufticia 3 como 
de vna droga que no es buena para los q eflan 
enfermos , y puede aprouechar a otros antes 
que la enfermedad los aííalce. Falta fola vna 
confideracion ¿ que el Duque de Biron puede 
hazer grandes feruicios , y que es impofsible 
<]ue el dexó d$ encaminarfe al Camino de fu 
inoccncia,empero menor daño es no creer en 
nadadeftás cofas* que creerlas; y no cenuiene 
en vna ocurrencia incierta ^defpreciar el re- 
medio de vnmal prefentc. Es mas trabajofo el 
j»bfoluerle,y ay mas peligro en dalle libertad* 
que en darle muerte; el eftá en eftadodeno 
hazer ya algún bien ni fe pueden efperardeíu 
ferocidad fino vengancas. No fe hallan ya Fu-, 
riosCamillos que cambien fu culpa en obli- 
gación para co la patria que le auia entregado. 

£ftas 



Hiflorid de la vida del 
Eftás eran las razones de la juftida, por los 
tjüales con general confentimieRto fe firmó la 
fentencia de muerte contra el Duque de Biro* 
Algunos djueron 3 que para condenaüe fe auia 
de poner en prifion a Lafin,y aueriguar fu de- 
litOjfieudo impofsible 9 que tuuieffe las manos 
tan limpias de lodo que auia manejado* De 
cíbs razones aduirtieron al Reyjque aífeguro 
con fus cartas a Lafin.íamas permitiría que va 
ieruicio tan feñalado hecho a la Corona fuef- 
fe fu ruyna^y era jufto, porque íi los antiguos 
ordenauan honras publicas a lasbeftias , por 
algún fcruicio hecho a la Republicano era li- 
cito fer menos agradecido a vncauallero que 
auia librado a fu patria* Cualquiera quedef- 
cubre las conjuraciones contraía perfona fa« 
grada 3 y inuiolabk del Principe, y de fu Efta- 
do,deuefcr recompeníado del publico, co- 
mo hizierona Vindicio ios Romanos, Aman 
los Principes por algún tiempo a los que 
han cometido alguna gran maldad por fu fcr- 
uicio» peio luego la beneuolencia fe Gonuier- 
te en odio implacable , aborreciendo fu vifta 
porque fu prefencia les da en roftr0 -la itt« 
juria de la conciencia. Pero efto no.es feme- 
jante al que fin fer perfuadido del Principe* 
eftimulado folo de fu obligación ,manifief- 
ta la confpiracion , y' quiere, antes faltar al 
oficio de amigo , que a la obligación de fiel 
fubdito. 

Coa 



buque de Biron. 73 

Con votos concordes pronuncio el Cha»-* 
ciller la fentencia de muerte , y con granes 
razones , y grandes exemplos , reduxO aque- 
llas tres , o quatro opiniones que dezian,que 
fe prendieffea Lafín , diziendo:Que laem- 
prefadel condenado no fe reduzia-loloa íti 
perfqna,íino a otras muchas>y que los que tu- 
uicífen voluntad de manifeftar alguna cofa , fe. 
retirarían quando vieífen prender a Laño co- 
rra la común opinión que le haze digno de re- 
campe tifa* 

El Duque de Biron tuuo grande duda de fu 
vida el Martes a medio dia> viendo vna grande 
multitud de Ciudadanos de Paris » delante de 
la puerta de fan Antonio , temiendo que el 
auia de fer efpettaculo de los que efperauan; 
mas el Lugarteniente de Monfeñorde Vitri le 
quitó con mucha prudencia eftasfornbras ,dá- 
dolé a entender , que aquel concurfo fe ama 
llegado por caufa de cierto defafiode vnos 
caual!eros.Defto,y de ciertos prefagios de co 
r&^oii en femé jantes accidentes , que antes le 
eran íeñalesde muerte quede falud: formo en 
fu imaginación indicios infalibles de fu muer- 
tc,y embió al fefior de Baranton,que pidiefle 
■ a Monfeñor de Roni le fueífe a vifitar, y fino 
lo podia hazer por algún refpeto,intercedief- 
fe con el Rey para q ie perdonaífe. Refpódio- 
le , q tenia vn extremo pefar de no tener atre- 
uimiento de hazer lo primero , y no eílar en fu 

mana 



Hifíoriáde íd vida deí 
roano Ió fegundo. Que el Rey eíl&uá ofendí* 
do 3 porque qiiando eftuüo cñ Fontanableo ef* 
tuuiefle obftinado en no deiirle lá verdad^qui- 
tandole la ocafioii de darle la vida, y júntame- 
te a todos fus amigos de interceder por el. 

No auia cócuríido aquel pueblo a efta puer 
ta íía ocafion,porqüe ya fe fabia que el día an- 
tes de pronuciar la fentecia de fu müerte,auia 
viíto entrar los miniflrosdc la jufticia* y el 
executor en la Baftillá $ y el cádahalfo q fe auia 
de leuantár en la placa de la Greua, eftaua acac- 
hado, nías con todo eíío no fe fabia lo cierto, 
porque auiendo el Rey mandado al Cháciller, 
que el embiaííe láfentencía,en pronunciándo- 
la el Párlamétopara manifcftarlé fu voluntad, 
tocante alaexetucion, $ülery,que la auia He- 
lgado a fan Germán * truxo las cartas que con- 
tetiiá, que por diminuyr la ignominia del cafti 
go , y por ruego de fus parientes, y por otras 
conüd^iacioncs % fü Mageftad tenía por bien 
de mudar el lugar de la execucion , y remitir a 
la Baftiilá lo que fe auia de hazer en la Grcua, 
Verificadas, y regiftradas eítas cartas > fue el 
Chaciller el Miércoles por la mañana treyílta 
de Iulio , acompañado del primer Préndente 
déla jufticiadei Parlamento de Syllcri,yde 
tres Auditores crimínales ¿ ton feys Alguazi» 
les,y el Efcriuano del crimen a la Baftilla, a las 
nucue del día, para notificallela fentcnciade 
la junta , y en entrando , mando quedieiTen de: 

comer 



;. Duque de Biron. 74 

comer al préío.fin aduertirle dé fu venida s de-' 
teniendofe hora y media en vn ápofenfo jutv 

to a la- puerta > adonde nombró los afsiff entes 
para. efta ejecución , de quien hizo vna lifta. 
Vná períóna que íe vé muerta no tiene volun 
tad de comer. Con todo efíb fe fentd & la mefa* 
para leñan tárfe luego i y conforme !á coftum** 
bre q tenia fe arrime* defpues de comer a vná 
ventana, que mitaúa a- vn corredor de la Bafii- 
lia, y oyendo iosilanrosde y na muger; jííz^fij 
¿]ue aquellos gritos ¿ -y lagrimas eran por. fu 
caufa :y reéibío efte dolorofo concento ¿que 
algunos le ílóraíTeh áñtcsdé itiprif. ; : Poco def- 
pues elChánciiler fue adonde eftatja;y-átraüe«<' 
lando con los deíñas le defcubríé'-e'i E)uqüe 3 y 
da vozes dizsendo 3 yo fey muerto, Vb's-yénis 
a-intimarme lá-'fenten'cia-, ib y cod'déh<i ; do inju- 
ñamente,de¿M a mis parientes qtie muero ino" 
¿ehtemente¿£Í Chanciller fin moü-erfe'vn pun 
tói manda que entre en la capilla -y luegü que 
el code-nado ÍS^é ácitc-arféá ei -grita ai- féfíor 
Chanciller i no- %f ningún .genero-- de perdoíi, 
nd ay punto de^mifericordiá? El-Chanci-líeí le 
faíüdái y fé'cubrevy i qüeda el Duque d'e'Biton 
defcubserto 5 y entregando-fe totalmente al do- 
lar , y a la país-ion, íoíua por ventaja el fer e! 
primero en hablar ,■ y dezit todo lo q* vira legua 
dominada de dó-lorpuede pronunciar", dizien- 
do al Chanciller ,qu-e no auia-teñido lamifma 
voluntad o&libralle- -cjue cncondenalle, Ajun- 

L td 



Hijloriade la vida del 
to a eñe propoíito palabras , que no es licito 
acordarfedeilas,y feria digno de caftigo Cual- 
quiera que las reíiriefíe, mas ios Principes no 
cuydan de los golpes,que íiendo arrojados de 
los fubditos contra fus perfonas^febueluen 
fiempre contrae! pecho de quien los tira é Her 
cales defpreció eítas ofenfas , demanera, que 
ordeno vn facrificio,en dóde en lugar de rue- 
gos, y fuplicaciones, quería q le dixeflfen inju* 
rías. Nofabiendo ya el Duque con quien la- 
.mentarte de fu defdieha, fe boluio al Chanci- 
ciller , y dándole con la mano en el braco,le 
dixo, vos meabreysfentenciado , y Dios me 
abfoluerá, y dará a entender lainjufticia de 
los que ha cerrado los ojos por no ver miino 
cencia«Vos Monfeñor dareys cueta de efte ri- 
gor en fu pretenda diuina, para donde yo os 
cito détro de vn año, y vn dia. Voy delate por 
juyzio de hombres* nías los que ion caufa de 
mi muerte, me feguiran por juyzio de Dios. 

Todo quanto dixo £u£ mouido de tan gran- 
de violencia, que ninguno fe niarauillaua que 
gdtaffe contra el Rey, y fu Parhmento.Deue» 
fe fufrir todo lo que fe derriba de la colera de 
vn condenado de tal humor^y calidad, mas e£- 
to de citar a vn Chanciller de fetenta años pa- 
ra el cielo,no fe juzgó por digno del animo de 
vn Ca pitá, blasfemádo,defp redando la muer- 
te, y no fabiendo como fe litiga en la otra vi- 1 
da.Mas no ha fido eí primero que ca femejáte 

extre- 



ítuquedeBÍfori; ff 

exírétíió aya Citado ios luezes delante del tro 
íio de Dios* íuan Hus dixo muriendo, que los 
que le aiiian condenado darían cuenta á Dios, 
y a e,l,de allí a cien años, y los Boenios que ve- 
neran las cenizas de fus maldices huellos ¿ y la 
obítinacionde fu faiía dotrinajl&braronalgu-* 
ñas monedas, que contenían efta citación* Tá- 
bieri fue incierta la del Duque de Biron, porq 
el Chanciller no pareció $ y eftuuo con niajoe 
falud defpues que antes* 

No halló el Chanciller oeafion alguna 'pati 
poder hablar en medio de la confuíion, y den* 
fidad de tantas paiabras,que parecían vn ímpe 
tuofo torrente ¿ con todo effo le detuuoconf 
de¿irlei q tenia mucha neccfsidad que Dios M 
ampara{fe,y que fe encomendare a el.Replkó* 
que auia inclinado fus penfamientos a Dios* 
y implorado fu fauor para que le diefíe pa- 
ciencia contra fü injufticía , mas que- el, ni los 
demás juezes auian hecho para juzgarle ♦ La 
pafsion (di&o el Chanciller) os hará dezir mu* 
chas cofas, que nofon veriíkniles» y contra 
Tueftro proprio juyzio. fío ay perfona que 
aya mas conocido vueftros méritos que yo , y 
pluguieffe a Dios qué tueftras chipas fueffen 
tan ocultas como han fidodifsimuladas>mas 
el conocimiento fue tan grande , y maniíie- 
fio , que vüeítros luezes han tenido mas 
trabajo en bufear modos de ablandar la -pena, 
que en caftigaros : y mas han felicitad© ywc- 



Miftoria dó la vida del 
ítra juftificacion, que vueítra condenadora Étí 
tanto que el Chanciller hablaüa,el Duque de 
Biron fe boluio a Roefsi , y preguntándole, fi 
el también auia (ido vno de fus luezes , Róef- 
íi le refpondio » ruego á Dios feñor que os 
confueleími padre os ha amado tanto(réfpon- 
dio el Duque de Biron) que aunque feays 
vno de los que me han condenado , os perdo- 
no*Y boluiendo al principio de fu diícurfo, fe 
llegó al Chanciller, queeftaua hablando cotí 
Voeífea* Muy bien conozco (dixo el Duque) 
que yo no foy el mas malo, peto íi el mas deí* 
dichado. Los que han obrado peor de loque 
yo he intentado fon fauorecidos, ía clemencia 
delRey fe a perdido en Frácia para mi,ño imi- 
ta el exemplo de Ceífar Áugufio , ni de aque- 
llos grandes Principes que han perdonado, no 
foío a los que han querido ofendellos , fino 
también a lo& que auian hecho* y que fiemprci 
han ñáú auarosdelafangre de los fubditos. 
En que fe puede nioílrar el Rey mas grande q 
en perdonar? La clemencia, es la virtud de los 
Reyes. Todos pueden quitar la vida * mas na 
pertenece fino al fuperior el dalla» Quienes 
mas cruel q el Rey?' No fabe que me ha perdo- 
nado. He teñido algún maipenfamieftto? Yá 
me perdono,y acra rabien le pido.Biet3 le po~ 
deys defpachar vn corre© , q el bolúera al inf- 
tante. La Rey na de Ingalaterra me dixo,que íí 
el Conde de EíTex le humera pedido perdon,y 

fe 



Duque de Biron, y6 

fe rindiera, que le pe.rd.onaria;pero peso efcu- 
far la muerte por otro, camino^cufando a los 
principales del Rey no,y afsi entró en tá bef- 
tiaíobftinacion, que ianias quifo implorar fu 
mifericordia, quitándola la ocaíion de moftrar 
efe&os dellp, defeando co ido generofa ■■prip- 
celía perdonar a los hombres, .copo quería q 
Dios la perdonare. El eftaua culpado, yo foy 
inocente . No pedia gracia en fu culpa , yo la 
pido en mi inocécia, ɧ ppfsiblt- q e] Rey no 
pienfp en los feruicips que le he hecho ¿No fe 
acuerda de la conspiración de Mantas, y del 
peligro q huuiera corrido íi yo me entedief- 
fecon losconfpíradores, que no hallaron co- 
fa que impidieífe íti efeto fino pii fidelidad ni 
modo mas proto para llegar a ella q mi muer 
te? Se a oluidado del cerco de Amiens, adode 
me han yifto tantas vezes cubierto de fuego^y 
de plomp paflar tantos peligros por d^r.o re- 
cibir la muerte> No ay vena en mi cuerpo que 
yo no ayadefangrado en fu feruicio f Bien fe 
■puuiifitlta que jamas me ha querido bien fino 
en quanto tuuo necefsi4ad de mi .Mi padre fe 
ppufo a mil peligros ,y a la miíaia muerte por 
ponelle la eorona en la cabeca,yo he recebido 
treynta y cinco heridas para conferuarfela : y 
en recompenfa me qyita la cabe ca de los orn- 
aros .Mire bié que la j.uftiqia de Dios no cay- 
gafobre el. Conocerá q prouechole trahemi 
muerte.Ella no aumentará la feguridad de fus 



Hiílotidde la riela del 
cuyáados, y diminuyrá la reputación de fu ja* 
ífcicia. El pierde oy vn buen criado , y Jos de- 
más Reyes vn grande enemigo,no me mandan 
matar por auer tratado con ellos, mi valor, y 
generoíidad me ha leuantado, y ella mifma me 
arruyna. 

No fe permite a vn condenado el difputár 
fobre lo que fe ha juzgado contra el , y afsiel 
Chanciller le dixo,que no fe auia de quexar de 
fu fentencia , porque fe apia hecho la jufticia 
que vn padre eftaua obligados hazer contra 
?n hijo fi huuiere cometido aquel crimen, A 
efta palabra fe encendió mas encolera 5 y refpó- 
dio, Comojufticia? yo no he íido ohido mas 
de vna vez, y nohcpodidodezirde cinquenta 
partes la vna de mi juftiíicacion. Que juyzio* A 
qfentencia fehalla por el teflimonio del hó- 
bre mas maluado, y execrable del mundo , que 
jamasfellegauaami (in encantos, ni fe apar- 
taua fin dexarme hechizado? me mordíalas 
orejas , me hazia que beuiefíe de las aguas fa- 
náticas , me llamó fu Rey , fu Principe, fu fe* 
ñor, No podra negar que me hizo ver vna ima 
gen de cera quehablaua, y que dezia eftasdos 
palabras latinas (^Keximpie fmhis) fi el tenia 
poder fobre vn cuerpo inanimado , que no a- 
brá podido conmigo > De quien tiranizaua 
con fu mageia la voluntad, y difponia a fu pía* 
£er. Con todo eífo LafínTiempre negó cfta 
imagen» Mas íi es cierto , efh palabra def- 

fubrp 



Duque de Birm. j j 

cubre el arte del Demonio > que dize la ver- 
dad para deftruyeion del que fe fia en fus me- 
tiras, enredándole fiemprc en vna ambigui- 
dad impenetrable. Defte modo engañó a 
Creíío , quando ledixo, que el rio Aüs ane- 
garía vn gran poder , entendiendo que ha- 
blauadel íuy-o , que no del de Cyro , contra 
quien yi*a a combatir. Afsiengañó a Aníbal, 
con afleguralle , que fu fepultura feria en 
Libia, no entendiendo afsi mifmo que ha* 
uia de morir en África, ni el fer enterrado 
en Canago , fino en vn pequeño BuaíTo- lla- 
mado Libia, donde fue enterrado. Afsi el 
demonio no entendió hablar de otro fino con 
quien Lafin faludaua con nombre de Rey , lla- 
mando al Duque de Biron fu Principe , y fu 
Rey. A qualquiera palabra que dezia , en efte 
tiempo prorumpia fiempre alguna execrado 
contra Lafin , motejando a la junta de injuf- 
ta , por auerle condenado por fu acufacion. 
El Chanciller ledixo, que feauian bien con- 
fiderado fus refpueftas, y cartas. Es verdad,di? 
xoel Duque de Biron, yo he eferito algunas, 
mas tambié fe hallan muchas,que por vna mal- 
dad no preuenida fe han contrahecho, Las que 
fon de mi mano no fon de mi intención, yo 
las he negado. Hallanfe muchas perfonasque 
íaben imitar de tal fuerte la letrade otros, 
que los mifmos autores fe hallan confuíos , y 
creen auer eferito lo que jamas han penfa- 

L 4 do? 



Bijioria de la y ida del 
do. La Marqueta de Vernulle confefso aucjr 
elerito lo que no era de fu mano, ni de fuihté- 
CÍon,y cp auiendolakydo exclamó con granr 
des vozes que Íü mano- auia hecho traycion a 
iucoracon » noauicndo jamas penfado en lo 
que contenia, Quería el Chanciller romper fu 
difeurfo , mas ei lo condnuauacon tanta ve- 
bemcricia,<jue no le fue pofsible. Hablaua del 
perdón q el Rey le auia concedido, como que 
fe auia fiado de. fu palabra, fin pretender otra 
feguridadrhazianxmoria délas cartas que el 
Jte.y le auia embiadp para que yinieíTe; los ai> 
tificiosdel preíidente faniu para perfpadirle a 
cj biziefife efte camino>Ílamandple engañador; 
las aduerteocias de fus amigos que le conjura* 
van a que no yinieflfe; y vna infinidad de o|ros 
(difepríos inútiles ; y que por abreuiar le dixq 
el Chanciller, que el Rey le pedia fu habito , el 
Duque quitándotele de la ropilla lele dio, 
proteftáncio, y jurando por fu falud, y conde- 
nación de fu alma , que jamas auia quebranta- 
do a juramento que hizo quando le recibió. 
Que era verdad, que antes auia deffeadola 
guerra que b paz parahazerfe neceífario , y 
confetuar 'la reputación que auia adquirido 
en eí ejercicio de las armas. Quifo el Chanci- 
ller hazer que le leycffen lafentencia,, mas ei 
3e íuplíco, que no le trataífe con aquel rigor, 
¿lut; bsen Cabía lo que conteníalas que elRey 
f« dcuia fatisfazer conquitalle layida, y de- 

a 4 ' xar 



puque de Blrpn] ^8 

xsr fus bienes a fus parientes* acabando fu pe- 
na con fu niuerce.pLefpondio el Chanciller, que 
po dudaííe que el Rey como Principe lleno de 
bondad no manifeftaífe a los fuyos la voluntad 
que le auia tenido , y aunque 1$ perdida de la 
yida no lea confuelo para la conferuacion de 
la hazienda,con todo efío , efíp le firuipde al- 
gún aliuio ? de fuerte , que el humo de la colera 
que falio al principio tan grueffp, y continuo, 
fedifsipó luego que el fuego fue encendido. 
Dixo el Chancíller,q le auia traydo dos Theo- 
logos para que le confolaífen,y ayudarle a mo 
rir.R efpondio el códenado, que el fe auia dif- 
pueftoatodo, y que tenia fu animo en tanta 
tranquilidad , que la noche precédete auia ha- 
blado con pios,y que las guardas le auia fen- 
tido reyr entr^ fueños. El Chanciller que fe 
auia valido de fu paciencia , le dixo : nofotros 
os damos los buenos dias. Quales buenos dias 
dixo el condenado > Vendré a veros ( repücé 
el Chanciller) defpues de comer.Al falir lefu- 
plicó le concediere el vltimo confuelo que le 
queda al que eftá para morir : quando pueden 
hazer executar fu yolütad defpues de fu mucr- 
tejpermitiendole hazer teftamento, Efto fe le 
concedip,y le- ordeno con mucha tranquilidad 
de animo^moftrófe reconocido a fus criado<s,y 
amigos , y no fe cluidp ,d?l Varón de Lux>de 
quien le pefaua inas que éc otro alguno. Qui- 
tofe tres fortíjas de los dedps,y fe hs dio a Ba 

ranton, 



Hiftoria de U y ida del 
ranton,para quefelasdieíTea fu hermana de 
fan Blancardo, rogándola que los truxeííe en 
memoria fuya . Tenia en vn bolíillo hafta tre- 
cientos efeudos quando le prendieron , y ania 
jugado algunosjlos demás los dio de limofna. 
Ocho,o diez Toldados de fu guarda vinieron a 
defpedirfe del llorando , a quien dio vertidos, 
eamifas,ferreruelos,y quanto tenia. Defpnes q 
los manteles fe leuantan, los manjares que ha 
cjuedado,fe dan a los que han feruido. Garner 
Predicador del Rey, y ya Obifpo de Moinpe- 
Her, y Mañano , Cura de fan Nicolás de Cam- 
pos, fe hallaren en elle a$o , para confolarle, 
y facarledc lacabeca aquellos violentos mor 
uimiétosquelecaufaraala opinión defuino- j 
cencía : defuiandolede los aféelos del mundo, 
que deslumhran los ojos enfermos con las co 
lores muy vinas. Voefsin le dixo,que la jufti- 
ciaordenaua quefeleleyeíTefufentencia, y 
que para eífo fe incalfe de rodillas delante del 
Altar.Leedidixo el Duque, yoobedeceré.a to 
do,y feré mas tratable que vn guante. 

Viílodela Corte, y Cámaras juntas, 
Senteáa. el proceflfo hecho extraordinaria- 
mente por los Frefidentes,y Confe- 
deres diputados para efto,por cartas patentes 
de i9.y 20.de Iunio, a pedimiento del Procu- 
rador general del Rey contra M. Carlos de 
Gontaut de Biron, cauallero de las dos Orde- 
nes del Rey,Duque de Biron, Par, y Marifcal 

de 



Duque de Biron] jf 

de Francia,Gouernador de la Borgoña , preíb 
en el caftillo de la BaíHlla , acufado del delito 
de leía Magefhdjnformaciones, y interroga*- 
ciones,confefsiones negatiuas, confrontado** 
nes de teftigos, auifos , inftrueciones dadas a 
enemigos,reconocidaspor el ,y todo loque 
el Procurador general ha produzido por reni- 
tencia de 22. del prefente,por la qual fe orde* 
na,que en aufencia de los Pares deFrancia lla- 
mados, que en aufencia fe paííaria adelante en 
el juyzio del proceflíb , conclufiones del Pro- 
curador general del Rey,oydo , y interrogado 
de la dicha juta, el dicho acufado fobre el cuer 
po del delito, y todo cófiderado,dixeron. Que 
la d icha junta ha declarado , y declara al dicho 
Duque de Biron atentado, y conuencidode 
delito de lefa Mageftad , por las confpiracio- 
nes que ha hecho contraía perfona del Rey, 
atentando a fu Eftado,conueniencias,y tratos 
con fus enemigos, fiendo Marifcal de la arma- 
da del dicho Principe, en pena de cuyo delito 
le ha priuado,y priua de todos los oficio$,ho- 
ras,y dignidades, y le hacondenado , y conde- 
na q le corten la cabera en vn cadahaifo q pa« 
ra elle efeto fe leuátará en la placa de la Gre- 
ua,y ha declarado, y declara, que todos fus bie 
nes,tmiebles,y rayzes,generalmente,qualquie 
ra q ícan, y en qualeíquier lugar q eftén fitua-* 
dcs,puei1os,y adquiridos, fea cófifeados para 
elRey» ia tierra de Biron priiuda para fiem- 

pre 



Hiftoria de la vida del 
pre del nombre, y titulo de Ducado, y de Par ? 
y la dicha tierra, y otraqualquiera adjacente, 
fea inmediatamente obligada al Rey , y rehu* 
nida, y incorporada a la Corona. Fecho en el 
Parlamento el vltimo dia de Julio de mil y 
feyfcientos,y yeynte y dos, Signado en la mi- 
nuta de Beliuuere Chanciller de Francia 9 y Flu 
ri,Confejero en la Corte. 

Leuantófe con in4ignacion en tres partes 
de lafentencia quando fe la ieyan , vna dizien- 
do , que auia atentado contra la perfona del 
Rey, protefté con grandes imprecacionesjque 
efto era felfo,que jamas auia hecho tal confpi- 
racion , que es verdad que tuno la caheca per- 
turbada de alguna interprefa de eftado,por no 
cftar en el ocio de la paz, y dar materia de ocu 
par a los foldados;pero que auia mas de veyn- 
te y dos rneíes que no 'trato dello , y quería q 
Voefsin cancelafie efta palabra de la fentécia, 
Quando oyó dezir que harían jufticia del en la 
plica de laQreua^dixOjque no yriaallá jamas, 
que antes fe dejaría tirar de quatrocauallos, 
y que no eftaua en mano de todos los que cf- 
tauan p relentes el coduzirte. Voefsin ledixo ? 
<qnc ya eftaua efto preuenido , y que el Rey le 
suia .hecho efta gracia > de mudar el lugar de la 
exctucion , ordenando que efto fe hizielfe en 
k Baftilla» Que gracia , refpondio el condena- 
do.jEl tercero punto que le defaíbffegó, fue la 
rehunion del Ducado deBirona la Corona, 

Sobre 



DuquideBiron* So 

Sobre eftodixo , que no pedia fer confifeada 

en perjuyzio de la foftitucionde fus herma* 

>nos> y que el Rey fe deuia faíisfazer eoníu 

tida. , 

Defptiescíe la pronunciación de íafenteri* 
ciaylosTheologos le hablaron con mayor \U 
bertad de la muerte , y de que fe defpojafle de 
todos los demás penfamiéntos, corno auia he- 
cho de la hazieíida, atendiendo folamente a la 
falud del alma.Encolerizófe mucho ¿ y con ¿n- 
dignacion>dixo, queíe dexafTenen paz > que a 
el le tocaua péhfar cñ las cofas de fü alma , y 
que ellos no tenían que hazer allL 

En las execucidnes criminales e$ coftumbre 
de entregar al condenado en manos del e&ecu 
tof, luego que la fentencia fe pronuncia,)' afsi 
fe querían tratar con efte eftilo. Mas Voefsin 
fue a hablar al Chanciller , por ver fi le qiieria 
diftinguirde losdemas teos^níoftró el Chan* 
ciller eftar dudofo í enfife le áuian de ata* 
las rnanoS,o noty afsi pidió a Syllery fu pare- 
cerse] qual áüiendo entendido de Voefsi,que 
el condenado fe auia fofíegado * y que aquella 
gran tenipefíad de fu animo eftaua en calma, 
dixo > que era bien confíderar^ fí al tiempo de 
atarle las manos le harían romper todas las li- 
gaduras de la paciencia, y que entraíle en duc- 
hos furores,porqüe los que fe hallan en feínc- 
J3ntes anguftiá's* fe turban interiormente con 
qualquieracGía exterior, Quifoel Chanciller 

oyr 



tíifioria dt la l^ida det 
oyf el parecer de! primero Prefidente q eftáuá 
en otra Sala, el qual dixo .* que auia mucho pe* 
ligro en dejarle las manos fuekas., y que con- 
uenia atarfelas. Todos fueron del parecer de 
Sylleri,el qual coníideraua, no tanto lo que fe 
deuiahazer , quanco a lo que fe podía hazer* 
porque jamas el condenado fehuuieradexa* 
do íleuar al fuplicio * arrebatado del furor , f 
defefpcracion , y antes que fufrieífc q le ataf- 
fen,auria maltratado al executor de la juíHcia. 
Y afsi dixo defpnes,quc vn miniftro de p ocos 
años*y no expenmetado>fe moriría de temor* 
y corriera peligro de paífar c} mifmo lo que 
auiadehazer que otr^fufrieífe* 

Conefta libertad quedo fa entendinüieñta 
libre de fus penfamientos. Por vltimadifpoíi- 
cion de fus cofas > rogáronle los Theologos q 
confideraífe que ya el no era nada de lo que 
auia íidd,y que dentro de vna hora * o dos de- 
saria de fer lo que era, que comienza cambiar 
de fer,por fer para fiempre , y que fu alma fe 
yria a prefentar delante del efpátofo trono de 
Dios viuo,para fer recompenfado eo vna vida 
nías feliz , y mas per feta q la q auia gozado en 
eñe mundo, o codenado a vna pena infinítame 
te infinita , en cóparacion de la qual no era vn 
atamo de las ardieres tenacas de la tufticia Di- 
uina. Con efto fe pufo a examinar fu concien- 
cia, en que fe detuuo mas de vna hora. Eftaac- 
cion pide ?n coracon afligido de dolor, 

lleno 



Duque de Biron, 1 1 

¡(lleno de arrepentimiento , y humilde, y autes 
parecía mas aficionado a las cofas del mundo, 
y al interés de fu cafa , q a la de fu propria fa- 
lud y y como fi entonces empe^aífe a aprender 
las primeras oraciones de fu religión , rogaua 
a Dio?,no comoReligiofo, fino como Capitá, 
no como Moyfe$,o khas, fino como lo Iofuc» 
que auiendo empuñado el cuchillo, y pueftofe 
acauallo,rogó, y mádóal Sol que fe detuuief- 
fe.Auíendoíeconfefládoj fe paifeó porlacapi 
lla s teniendo vna mano en el collado ; y con la 
otra el cordón de la caitiifa, y alguna vez fe a* 
brochaua , y defabrochaua los botones del ju i 
bon,efcapa'ndofele alguna exclamación, y por 
fu inocencia alguna execración contra Lafin^ 
preguntando, 6 fe les concedería a fus herma-» 
nos que le abraejaflen? Aeftetiépollcgó Voe*- 
fin diziendo,que e!Chanciller,y primero Pre- 
• íidente eftauan muy confolados de la conftáte, 
y generofa refolucion que tenia para la muer-» 
te , y que luego vendrían a verle , refpondio, 
q auia mucho tiempo q eítaua refuelto , y que 
no era la pena de la muerte lo q le afifombraua, 
fino la calidad. En tanto que laefperaua, le 
dieron muchos memoriales de cofas fuyasfa- 
miliares , a los quales refpondio fin tra- 
bajo, ni confufion, encomendando lafatif- 
facion de algunas cofas quedeuia a algunos 
caualleros que no tenían eferituras , y entre 
ellos al Embaxador de Inglaterra* Deípues de 

ttucr 



Hifloviá de la vida del 
áiicr comido el Chanciller le fue a ver, y en fii 
compañía el primer prefidénte, f halló que co 
roo el agua turbia fe aclara eftaridó repofada, 
afsi el tiempo que le áuia dado para penfar en 
fus cofas,k auia quitado áquélfás violentas a- 
gitacioftes déla fantaíia, y defcoifibrado el aai 
mo de las penas de la muerte. Mandó a todos 
los que eftaüan alli que fe retiráíferi, y eftuuie 
ron juntos fentados cerca de vniá hora , no fe 
íkbe que difcurfo^ fué el fuytf. Finalmente el 
Chanciller le dixo, yo haría ofetííáá vueftro 
valop, fi os exortáffe a íá muerte , ella fe os ha 
prefentado en tantos lugares y que ño eííá yá 
en fu podet tetiiotitíós de la coñiáñciá, y pa- 
ciencia a donde cree que éftáys difpüefióVV'os 
haílayS <qüe es difícil morir en laior , y vigor 
de vueffía edad , mas íi confideráys que vuef- 
trosdias fon limitados , y que fu fin depende 
la próüidencia del Gouétnádor del vniueríb, 
recibíreys efta muerte coriío de la voluntad 
de Dios <f quiete facaros del mundo por vuef- 
tro bien, antes que alguna grande , y dilatada 
miferia osréffálte.CorrvG no fe ha de defear vna 
muerte perezofá, afsi no fe ha dé refutar la q 
fe prefent3.No>no(refponde el acufado)no ay 
que canfaros feñor en apreíldiarme contra el 
temor de la muerte : veynte años ha que no la 
tengo miedo, y que no fabiendo donde me ha 
de acometerla he aguardado en todas las par- 
tes.Yosmeaueys dado quarenta dias para ef- 

tudiar 



buque de Biron* B% 

tudiar en ella,mas yo no puedo treer ¿ que no 
auiendo tenido poder mis enemigos para qui- 
tarme la vida, aya fido tan infeliz, que la reciba 
del consentimiento de mis amigos*El Rey (di 
xo el Chanciller ) ha quitado todo lo que po- 
día tener de verguenca , y afrenta , y luego le 
preguntó fi quería hablar có alguno, dixo;que 
deíeaua vera Laforfe , y fan Bíacart , refpon- 
dieronle,que eftauan fuera de la ciudad. Y def- 
pues de auer preguntado al Préndente por fu 
cafa , y fabiendo que auia tres días que fe auia 
retirado a vna cafa de campo, dixo,que no de- 
uian auer ydo en eáa ocafion, y que auiá que- 
dado todas fus hojas en blanco, añadiédo def- 
pues eftas palabras laftimofas;7>¿Í0$ me han de* 
famparado. En eftos delitos las amiftades fon 
peiigrofas,los amigos no fe ven ; el mal viene 
tan prefto por el conocimiento como porco* 
tagio. Es prudente el que no conoce a nadie,y 
que ninguna perfona le conoce a el.En auien- 
do dicho efto el Chanciller ,. y Préndente llo- 
rando le dixeron,a Dios. Pidióles que tuuief- 
íeii buena opinión de fu vida,con la fegurid^d 
que leidauaal punto de fu muerte,de no auer 
jamas emprendido contra el Rey , y que fi hu- 
mera atentado cótra fu perfona, ya auriatres 
años que el Rey no eftuuieraenel mundo.Sa* 
lio ti Chanciller de laBaftilla con el primero 
Préndente , y Syliery , los quales fe quedaron 
en el Aríenal hafta que la e^ecuciontuuQ efe- 



Mifloria de U yidd del 
to. Rogo el Duque de Biron al Capitán de la 
guardia que le acornpañaiie 3 íup!icandole per* 
mítieífeque fu cuerpo fe enterraffeen la fe- 
pultura de fu padre^y madre en Bíron* porque 
aunque la naturaleza aya preuenido, que nin- 
guno muera fin íepultura , con todo eflo las 
perfonas inenfan curiofamente en ella antes 

i s. 

de morir ^ juzgando que como la gloria cófer- 
ua a la reputación , afsi la fepultura guarda la 
memoria del cuerpo. Cualquiera que le vieífe 
dixera , queno eftaua difpueftó a morir, tan 
poco penfamienro tenia de la muertey pare- 
cía que el fe prometia algún efetono efpera- 
do de la rnífericordia del Rey ,o huyr della por 
algún omiagro . No &y engaño que fe yguale 
al que forrña la imaginación en el extremo, 
quando ella fe lifonjeacon alguna vana efpe- 
ranea > y que fe reprefenta que Dios haze ma- 
yores rnarauillas, y que fe han vifto muchas 
gracias entre la eípada del miniítro, y del de- 
litbjy en efeto los Astrólogos , a quien el mas 
auia crehidosle dixeroii,que eraconueniente, 
Q^e en ios vkimos acentos de femé jantes afli 
cionesias malas confteiaciones fe mitigan de 
los 'buenos $ y tauorables afpeétos* que libran 
los afligidos con medios imaginables. Voeím 
le preguntó *fi tenia que dezir algo en defear- 
go de fu conciencia. Exortaronle losTheolo- 
gosa que no ocultaífe ninguna cofa , y q con- 
fideraffe que no le podían abfolucr fino de lo 

que 



Duque de Birotíl ' 85 

que confeífaflfe. Refpódió, que arique era ver- 
dad le quitaua el Rey la vicia ínjuftamcnte^co 
todo eíío aüia amado tato fu feruicio>y le auia 
feruido con tanto amor, y obediencia, fin auer 
feparado jamas yno de otro,qu.e íeotia dentro 
de los peníamientQs de la muerte los de fu vo- 
luntad tan viuos> que no quería callar lo q fa- 
bia contra fu perfona.y eftado, y que por cofa 
alguna del mundo s quando leaiíeguraflen de 
la vida > no dhialo q no era. Yaísi ie retiró a 
vna parte con Voefni, y fus confcffores 9 y les 
dixo en ícereto algunas cofas q no paflaron a 
noticia de, otros. Y auienda eftado media hora 
con ellos , fiendo ya las cinco ledixeron cf era 
tiépo de partiríamos (dixo el)pues es fuer-t 
ca que muera. Y poniendo-fe- de. rodillas dela- 
te del Altar hizo oración , y fe encomendó a 
Dios, Antes que falieffe déla Capilla,pregüta 
fiama al-li algún criado d&Roni. tíailóffe Ar- 
ü3ut>a quic dixo 5 q embiaua muchas encomié*' 
das á fu fefior en mémoriajno tato fuya q y tía 
amorir,fino de íits paríentes 3 q qaédauau con 
U vida > y q 1 e aüegurauaque le tenía por tuic 
criado del R^y^vtiUy oeceííario para íeruirl** 
y que lepefauade no auer creydo a fus con- 
fejos.R ecpnoci.ó-a otro delDuque de Vmena* 
y le pidio,que le dixe.ífcj que íí viuiédole auU 
dado alguna ocafion de no le amar % le rogaua 
creyeífe que moría fu feru¡dor,de los Du- 
ques dcEguilon, y del Conde de Sommariua. 

M % - Sus 



Hiftoria de la vida del 
Sus hijos,encomcndó a Baran:on>que llcuaífa 
las vltimas palabras de fu aficiona fus henil i- 
nos 1 amonettatidoles i que guardaren la fideli- 
dad a que eftauan obligados al feruicio del 
Rey,de nofentir fudefgracia> ni boluera Pa- 
rís, hafta que el tiempo huuieífc cancelado las 
apariencias de fu muerte vergoncofa. 

Pidió a vno de los que auian íido fu guarda 
que dixeífc al Conde de Obernia , que yua a 
perder la vida fin pelar, fino folode perder fu 
amiftad, y que fi Dios fe la huuiera concedido 
mas largarle huuiera feruido mas,fuplicando- 
lecreyeííe, que no áuia dicho enfuproceífo 
cofa que le pudieflfe ofender £i ya no era opri- 
mido de quien le tenia mala vokmtad.Recibio 
el Conde de Obernia eftevltímo vale como 
de vn verdadero, amigo*, y como por efeto dig« 
no de fu amiílad le rogo que le desafíe vno 
de fus hijos; naturales, para que fe criaífe con 
los fuyos. 

Al falír de la Capilla fe te ofreció el minis- 
tro de iaJuílicia.Pregmitó a Voefsin quié era? 
Refpondio,que el execütor de la fentencia, 
yete,rctirate,dixo el Duque de Biron , no te 
llegues a mi antes de tiempo. Y porque tenia 
alguna duda de que le auian de atar, dixo , yo 
y re voluntariamente a la muerte , no tengo 
manos para defenderme contra ella , empero 
no fe dirá jamas que yo he íido muerto ata- 
do como yn ladroneo efelauo. Y boluiendofe 

házia 



Duque de Biren. 84 

házia c] míniftro, juró , que fi fe le accrcaiu le 
ahogaría. No podía ver al míniftro, y tenia ra- 
$on, porque femejátes executores fon diablos 
délos cuerpos , afsicomo losdiablosfon mi- 
niaros de las almas. Y aunque fon hombres^ y 
executores de la juílicia , con todo cíío fon 
íiempre como execrables. No podían tener 
domicilio en la ciudad de Roma por la ley de 
los C£fores«Lo& dos Theologos le dieron la 
ttiano para que baxafíe , rogándole que refif- 
tiefle fus Ímpetus , y impaciencias., que dauan 
mala feñai de la predeftinaeion de fu alma , y 
k difponian a no falir fino por fuetea de las 
ligaduras donde no podia afsiftir contra la vo 
Juntad del que fe la dio preftada. Caminó def- 
pues cinco , o feys paífos fin dezir palabras- 
no, ha, ha, ha. Aleando la voz a efte tono, fir- 
mó ios ojos en d Lugarteniente ciui],en cuya 
cafa íe auia alojado Lafin,y le dixo, feñor Lu- 
garteniente ciuil,yo foy vueftro amigo, tened 
cuydado en no tener amiftad con hechizeros, 
y Magos, y fino lo hazeys podra fer que os re- 
ful te algún gran mal. 

Auiaíe leuantado vncadahalfo avn ladode 
la Bartula , delante, del portal por donde fe va 
al jardéele alturadeieys pies, y vn poco mas 
largo , y fe afcendia a el por vna efcala de cin- 
co paífos , y no auia en el ningún genero de 
preuencion,bayetas,r)i ninguna diftincion.La 
uias pópofa muerte es mas dolorofa.Q.uato es 

M 3 mar 



Hijloria de la vida del 
mayor el aparato esmssíeñaiadala vergueta» 
la muerte con menos ceremonias es ía mejor. 
Los que lo auiun de ver, parte eitauan por las 
ventanas,-parte en los patios. Y en llegando el 
Duque ce-Biron aVcadahalfo, fe pufo de rodi- 
llas en el primer efcalou.. EncomédofeaDios 
con breue oración, leuántó los ojos al cielo^y 
excitáronle que befafle la Cruz en memoria 
de nueltra redención.- -Yua veftido de tafetán 
plateado , pueí'to vn fombrero negro. Bcluió 
los ojos con gran ferocidad al verdugo,y juz- 
gó Voeísin que lea-uia defeonocido , mas co- 
nocíale muy bien,y'dixo 3 que le cucrian toga 
ñar. Mandóle que fe arrimaffc a vn lado 3 quc el 
le llamaría cuando fucile tiempo., Arrojó el 
fombrero en tierra,y vn. pañuelo que tenia en 
la mano fe lo dio a vn muchacho^ luego íe lo 
pidió, pareciendole f que no auia en efte a cío 
itguridadpara verla muerte con ojos defc'ü- 
bieitos.Leuató los bracos en alto para quitar 
fe el jubon 3 y fe le arrojó al niiftno muchacho. 
El verdugo le ofreció vna bada que no admi« 
tío, diziendóle, que íi le tocaua en otra ocaíio 
que no fueííe para dalle el vltimo golpe , que 
le auia de ahogar. Dixo a los foldados q gnar* 
dauá la puerta , moltrandolesel pecho defeu- 
bierto , que quedaua obligado al que le tiraífe 
vn mofijuetaco.Que compafsion(deziaelDu- 
que)es morir tan niiferablemente,y de vn gol 
pe tan Vergoncofo.Alfin fe cojnprehedia en el 

grande 



Duque de Biron» 85 

grana* variedad de penfamicntos.Prcguntó ñ 
ama algún genero de clemécia , y.boluiédo.íu 
difcurioalos prcfentcs,-les dixo^que auiare.- 
duzido fu alma en el eftado que conueiiia para 
prcíeotalla delante del acatamiento diurno, pe 
ro que tenia piedad del animo del Rey que ic 
bazía matar injuftamcnte , y que efta muerte 
era la reconipenfade fus feruicios* Voeíin le 
dixo,que eta eftilo debolueraleer la feuten- 
-cia.Indignófb de que le hizieífen boluer a que 
íintiefie fu fuerte, y morir tantas vezes 3 antes 
de fu muerte ; porque fentia que le marauan 
cruelmente en la repetición del delito de fu 
códenacion , q era nías q auerle traydo donde 
eftaua, y dode íe hallaua difpucfto a obedecer; 
y q los q vian no ignorauan la caufa. Gomo el 
eferiuano refpodio,q no podía fer de otra ma 
ñera, le dixo q la leyefle , y al pronunciar ella 
palabra de auer atentado contra la ptrfona 5 y 
eftado del Rey^dhco q efto era falfo,quc Dios 
era fu Iuez,q queriafer eternajnente priuado 
de fu gracia íi efto era verdad. i^ue auia veyn- 
te y dos mefes qno auia tenido tal penfamié- 
to 3 y q el Rey le auia perdonado. Y profiguio 
días razones hafta que "Voefsin acabó de leer 
la fentencia 3 de modo 5 que no fe entendió al 
Tno, ni al otro, no fabiendo ios circunílátes a 
quié dar oydos.En auiédole leydo la fentécia 
losTheolo^os le aduirtieron que imploraflc 
el íocorro cleTcielo > que no peaíafíe mas ea 

M 4 ; la 



Hifioria de la yida del 
la tierra, querefignaífe fu alma en la inmortal 
difpoíkion de fu Criador , y dexaífe el cuerpo 
alo q la jufticiaauia determinado. Preguntó q 
auia de hazerr y tomó fu pañuelo, bendandofe 
los ojos , diciendo al verdugo , donde fe auia 
de poner, y refpondíole,alli M©nfcñor,alli. Y 
en que parte es efte allí? Replicó el Duquesa 
ves que yo no te veo , y tu me feñalas como fii 
yo vicffc.Y quando dixo eíio fe quitó co eno- 
jo el Heneo con que fe bendó ios ojos , para 
ver. Boluiofe a atar fegunda vez, y porque es 
vna efpecie de gracia el acabar prefto, yvna 
grande crueldad el padecer efperando la pena, 
dixo al verdugo que le defpachaífe. Quería 
morir en pie fegun el dicho de Vefpaíiano; 
mas el míniftro dixo,que era conuenicnte que 
fe pufieíle de rodillas, para que no hizieffe ala- 
guna cofa mal hecha . No, no , dixo el Duque 
de Biron j fi tu no pudieres de vn golpe hazlo 
de treynta, yo no me moueré mas que íi fuera 
vn terminote! haze inftancia, que fe arrodille, 
y obedece,y dize al verdugo que acabe, y lue- 
go fe leuanta,y buelue a el los ojos, y defpues 
mirando a los afsiftentes pregunta,fi ay algún 
genero de mifcricordia # Tuuofe por cierto q 
quería echar mano de la efpada del executor, 
oq penfaua que luego q eftuuiefíeenaftode 
recebir el golpe le traherian el perdón. Pidié* 
dolé licécia el verdugo paracortalíe latréca 
de los cabellos , le dio eíta palabra vna txmím 

cennio- 



Buque de Eirott, %6 

conmoción de colera , y aísi le hizo retirara 
vna parte > y juró que íi le tocaualeauia de 
matar, Voefin le dixo , que tenia mucho cuy- 
dado de vn cuerpo q ya no era fuyo. De nue- 
uofe boluioaindign3r,diziendo,que tío que- 
ría que le tocaífe , pues eftaua viuo. Si me ha* 
zeys enojar yo haré pedacos la mitad de los q 
eftan aqui, y obligare a la otra mitad , a q me 
maten, faltare abaxo fi me obligays a que me 
defefpere. Los que eftauan en el tablado de* 
cendieron del,y el verdugo quedo atemoriza- 
do , temiendo trias fu muerte queelqueauia 
de morir. Voefin rogó a los Teólogos qbol- 
mciTen a fubir, y le foffegafíen, cuydadofo de 
que no intentare alguna defcfperacion. Cree- 
fe que hafta aqui aunque eftaua muy próximo 
a la muerte, penfaua con todo effo en no mo« 
nr,y que quería tomar la eípada del miniftro. 
Auia viuido en la guerra, y no fabia morir en 
la paz.Refoluiofe vna vez a hazer efte camino* 
y auiendo recebido la vítima abfolució dixo. 
Dios mió, Dios rnio 3 Bios mio> tened piedad de mi, y 
defpues boluiendofe al verdugo, le toma la 
vanda que tenia en la mano , rebuxa los cábe- 
los por la parte de atrás, y hr.ze pafiar el nudo 
por la frente, y con fu pañuelo fe véndalos 
ojos.y fe pone de rodilla. Animanle los Teó- 
logos para que períeuere en tan buen cfpiti- 
tu ,y le aífeguran- que el alma eftaua muy pró- 
xima a ver a Dios, de participar de fu gloria* 

y de 



Mi floxia de la vida del 
y de afeéder al cielo, Si dixo e! gran Duque de 
Biroii; el cielo ella abierto para recebir mi al- 
ma, y en riziendoefto abaxala cabeca , y di- 
ze al verd »go da % da? acaba , da. fino es' vn mo- 
rir mandando, y yn mandar muriendoJEl ver* 
dogo queauiavifto que tresvezes Teauiale- 
yantado, y defuendado, y que qüádo íl boloia 
a el auia mirado íi teníala tfpádá en ¡amano 
para quitarfela;juzgó que no podía quitalicU 
vida fino con engaño , y para cfto le dixo>que 
¿mportaua que dixeííe fus vltimas deuociones 
para encomendar fu- alma a Dios : y en tanto 
que dezia efto , hizo Teñas a vn criado Tuyo, 
que le truxefífe la cTpadá, con que le corto la 
cabeca, y dio también muerte a- vua- palabra 
que auia ya formado entre los dientes , y que 
imperfetamente fue entendida. PaTsó el gol-* 
pe tan Tutilmente que pocos lo rieron, y la ca- 
beca cayó encima del tablado , y dio vn falto 
abaxo. Efte fue el vltimo mouimiento del 
viento, y del humo deque cllaua llena. Hi- 
cieron losTheologos algunas oraciones por 
la díchofa fálida del alma, de vn cuerpo tan 
poco feliz, que luego le defnudaron. y fue cu- 
bierto de vn brocado blanco. Palpitauale el co 
racon, como íi Te leuantaíTe contra la cabeca, 
y parecía que le dezia lo que Apollodoro en- 
tendió que dezia al Tuyo quando Toño que eT- 
t-aua hecho pedacos. Tu eres califa de que y opa* 
de^ca. . 
- 



^fta 



Buque di Birófh &j 

Eñacabeca llena de ambición quito la vida 
a efie gran coraecn. Dio el verdugo el golpe 
tan alto, por debaxo de la nuca del cuello, que 
toco en las mexillas, y dexó vn gran parte del 
cabello en el tronco del cuerpo ? cuyo efeto 
hazia 3a cabera tan pequeña que muchos fema 
rauiíhuan que vncoracon tan grande tuuief- 
fe vna cabera ttm pequeña; afsi muerto como 
eftaua,fe manifiríiaua Ja colera en el roftro,co- 
mo fe refiere de los foldados que murieron en 
Canoas Todos fe fueron dando alabanzas ala 
"Jufticia del Rey, ribas laftimandoíe de la infeli- 
cidad de tan grande,y valiente hobre^y creyé- 
do que por mucho tiempo no fe hallaría otro 
femé jante en Francia , porque los años, o los 
fíglos no íiempre produzen ygualmente. El 
que co níiderare curiofamente efta cabera que 
tenia algunos pelos blancos en las mexillas, 
dirá- entre fi mifmo, que fus parientes podían 
viuir vfanos'jfi la gloria de íu vidapudiefle cá- 
c'eílar la verguéca de fu muerte. Si la grade luz 
de fus acciones primeras,no fe huuiera obfeu- 
recidocon las tinieblas de las vltimas,íi en te- 
compenía de todos los feruicios que aitia he- 
cho , pudieífen alcanzar que no fe ablaífe ja- 
mas- dello, íi alguno pudieíTeperíuadir que 
vna nuuc le auia arrebatado al ciclo, como a 
Romulo, ó que vn Águila le auia licuado 
deSa Baftilla/como fe ve en ciertas medallas 
■aiuiguas ? que-mariifieftan aquellas- almas 

fabu- 



v i Hiftori* de U vida del 

fabnlofamente deificadas quando fe abrafa* 
tian los cuerpos: fi encontrafe coa algún Su* 
tilio,qucdixcfle queje auia viftotrafpaflarlas 
nuuesjcomo a Augufto : quedaría inmortal en 
lapofteridad. Mas esimpofsible oluidarefta 
, muerte/ Los Egypcios no pudieron impedir 
, con la fcueridad de fus prohibiciones , que el 
pueblo no creyefle que Serapis , y Yfides que 
auian leuantado fobre la mas fupremaHierar- 
chiadel cielo , y que adornauan como Dios* 
: no auian íido humanos,noay ley de obedien- 
cia que haga oluidar lo que ha íido 3 y lo q es* 
Eñe fin tuuo el Duque de Biron,no ay bo- 
nanca que no tenga tempeftad y dixerafe vién- 
dole en elTropico de fu profperidad.que auia 
puefto vn clauo en la rueda de la fortuna, para 
viuir fiempre en tan alto eftado, mas velde ya 
precipitado abaxo.No hecho de diftancia fina 
vna noche entte-fu gloria, y fu ruyna. Las hon- 
ras, y las grandezas no le firuieró fino para fu 
deftruycion,como los largos cabellos no fue- 
ron de prouecho a Abfalon,fino para fufpen- 
derfedellos.Scliadezir el Rey Luys Vndeci- 
mo,que la arrogancia trae áprefuradamente la 
ruyíia. V n alma que fe conoce , y reconoce de 
donde procede el bien,fiépre fe mueftra ene- 
miga de la foberuia.Afsi no ay mas que vn in* 
fiante entre la gloria,y el precipicio. Los grá« 
des arboles no fe crian fino con mucho tiem- 
po,y fe derriban en ynahora.Empero con to- 
da 



1 

< 



Duque de Eircnl 88 

áo cífo es verdadjqiie íi el Duque de Biró hu- 

uiera tenido buena cabera no la perdiera , ni 

la 'humera puerto entre las manos de la juf* 

ticia de vn Principe, a quien tantas 

vezes auia ofendido. 

F I N. 



LA 



LACRAN 

CO ME DI A 

DEL MARISCAL 

D E B I RON. 

Del dotor ivan perez 

de Mont luán. 



PERSONAS DELLA. 

Carlos Marifcal. Blanca Dama. 

El Rey. Belerma criada. 

El Duque de Saboya. La Reyna. 

El Conde ele Fuentes La Fin* 

El Conde de Suyfon. Criados. 

Jaques Grachfo. Múfleos 

Monteni viejo. ^Acompañamiento. 

IORNADA PRIMERA. 

Salen Marifcal Carlos de Biron disfrazado, y 

laques fi criado* 

Jaques. f^On mayor razón me altera 
\*j tu condición cada dia. 

Car. N# 



' Duque áeBir$ri¡ %9 

Car. No creyera que era mia, 
fi menos altiua fuera. 
Yo auia ele acompaña? 
al de Sahoya* no fiendo 
yo quien fuera, prendiendo 
el pueftc,accio-n, y lugar? 
Ya le lalioa recebir 
el Rey con toda fu Corte, 1 
y tocios como a fu norte 
le han de mirar, y feguir. 

Y íí yo k acompáñala, 
aunqucrmas bizarro fuera* 
fu valTallo pareciera, 
y nadie en mi reparara, 
cofa que llenara mal, 
luego es conocido error 
permitir lo fuperior 
quando rne ofende lo ygual» 
Ño fe que efpiritu en mi jipar» 
me arrebatado me llena, 
a que afpire t a que meatreua 
al fol, cuyo rayo fuy. 

Y afst me vengo a deuer 
llegándome a reportar 
el faberlodc{fear 5 
y el no quererlo emprender. 
Para que con la traycion 
confentida, y inuentada, 
mi lealtad queda- 'apurada* f 
j sinimofa mi ambición* 

Sien* 



•*JU gran Cornelia 

Siendo en mi poíkridaá 

nueuo linage de honor, 

no querer de nai valor 

masque pide mi lealtad. 
Jaq. El Mariíiabentrefi 

efta hablando, ^iBurmurando, 

quanto va que eftá penfando 

como feragran Sofí. 

Ya que no ayas falido. 

fuera acción culpable, y mala, 

que como todos de gala 

también te huuieras vefiido. 

Y no venir de manera, 

que mirando en vn efpejo 

pareces Francés de viejo. 
Can . Si tu dizes que qualquiera 

vertido de varios modos, 

fefteja la entrada,di, 

que me deuiera yo a mi 

íihizieralo que hazen todos? 
lat¡. Acaba, y di con que intento 

eftas aqui tan de efpacio, 

quando ya llega a Palacio 

cafí el acompañamiento. 
Car. Quiero ver íi ay.ocafioade hablar. 
Jaq. Dirás a Madama 

Blanca de luz 3 y a fu llama 

arder racional carbón, 
Car. Bien la quiero* 
laq. Es lamas bella 

Fran- 



DuqUe de Birvn* $& 

V ranccfa fluc ay en Paris; 

lí va a Miííi a fan Diortis 

fe van los hombres trr.s cita* 

Y todos vana morir, 

tanto que en viéndola entia? 

el Cura empit caá cantar, 

y haze la boueda abrir. 

Porque al yrfe pairando 

por la Iglcñaíin eítrüsndo, 

Caualleros van muriendo, 

como ella los va mirando. 
tur. Dizcs bien>mas mucho tárckfiu 
laq. Siernpre con aquefte efpacio 

van las cofas de Palacio. 
Car. La Reyna,y damas aguardan 

en el falon,y han de entrar 

en publico,mas cfpera. 
Iaq. Ktuficael Palacio altera» 
Cdr.Todos deuen de llegar. 

Tocan Chirimías .y Jalen por yn palenque el Duque 

de Sahoya 9 Monten^ el Conde de Suyfon>el de Fuen* 

tes 5 j acompañamiento ,ypor otra parte 

Blanca Dama,Belerma,U 

Reyna,y el Rey¿ 

Rej.Viieñfa Alteza fea a Francia bien reniác^ 

trac falud vueftra Alteza? 
Quq. Agradecido 

alfauoFÍbberano* 

N €ttti& 



Ldgrún ComUU Mi 
chrífHanifsiroo R ey , que de la mané 
de vueítra Mageftád me prometía 
traygo Talud. 

Rqu Será feliz la mía, 
con tan alegre nueüa¿ 

D/^.Como ha eííado 
vueflraReal Mageftadj 

Rejf.CÓii gran cuy dado 

de que HegaíTe bueno vueítraAlteiál 
mas ya la Rey ni aguarda^ 

Í^.Que grandeza. 

ReyniY a vueftraAltezaguardeDios mil añoil 
porqué á viííáde propiós>y de eftraño s 
del enemigo poftre la arrogancia, 
en concorde feliz Sábóya, y Francia» 

¿^.Teniendo vn Ángel como vos feñoraj 
qfie ú las pazes afeilte, defde ágorá 
doy por cierta la paz. 

Rey.Péna me ha dado ¿Mpdrtél 

no auerme el Marifcal acompañado, 
^ ver el trage humilde con qne viene, 
úotable condición en todo tiene. 

Ja|.Más que repara: eí Rey en ef vellido. 

Car. Mas efué yú no me doy por cfitcndidró 

JSe/.Trifte eítá el Márifcál,y retirado* 

£/4j2.D.euedcferen-el razón deEftado. 

Bcl.No ay en lo desluzido quien leyguale. 

lían. Hartó luz ido fale,pues el fale. 

Rey». Vamos Blácá,Dios;.giTardea vueííra i 

Con.El luzimienío yguala a la belleza. ( u 






o 



Mari f cal de Bitotü ffj| 

jD/íf .Tengo de acompañallos* 
Reyn. Duque. 
Duq. Quiero. 

Reyn.V alerme he de íá edad pot cféuderaj 
Rej.Quéde monos los dos. 
Duq.Dichoh tarde. 
Sto.Vedme Garlos defpueg.' 
Reyn. El cielo os gurde* 

Fanfe UReynay ki Bain¿i% 

JD^Xonde de Fuentes.; 
C0W,Granfeñor# 
D//^. A y roías 

fon las Damas de Francia} 
Cen.Ymny herríioías. 
Rey. Que dizevueftra Alteza i 
Duq.Qus foabefías 

lasr damas, y íjue en eífa^ 

cómo en efpejo el Sol fus rayos mfrar 
Rey. Y en Bíán¿a,ó los rcfpeta^ó los admirad 
¿D^.Áñnqüe ya no cpñfiga eí Marqüefado 

de Salucio,daré por bien gaftado 

el tiempo con auerá Francia vino. (j?aríé¡ 
Rey Mi enojo cñ tanovy vtii futóí íéíifto, U- 

que aun hablarme no- Hcgtfc , eítraña caí*, 
ConJcño ei tener el alma belicofa, 

á Carlos de Biron rochan alabado 

de valiente foldado, 

y.cotfQcegU.cíp-e'rov 

]$ i éi 



la gran Comedia del 
de vno de aqueftos informarme quiero» 

Rey. Mas no quiero moftrar que lohefentidd* I 

ConMonCmv. 

Car. Dezis a mil 

ConShyo he venido 

con el Duque hafta Francia, 

por file es mi perfona de im«portancia, 

y ya queaquime veo, 

hablar, y ver defleo 

al de Biron,ptu:s conoceys lagéttte^ 

enfeñadme qual es fi ella prefénte, 

C®r. Para que lo bulcays? 

Conllzntne informado, 
que es valiente íoldado, 
y lograré con verle mi venida. 

Car. Pues mal os informaron por mi vida, 
íi de eífo os informaron folamente» 
porque es masque Toldado, y que valiente^ 

Cow«Cofno,como Frances,pues yo he vencido 
feys batallas campales, y he reñido 
oierpo a cuerpo en campaña,he nauegadoj. 
y mas de cien murallas he aífaltado, 
y aunque mi fama aclama 
a mis obras por dignas de mi fama, 
no fe íi he merecido judíamente,. 
el nombre de foldado,y de valiente. 

C^r.Qualquier foldado puefto en la campaña 
haze~lo mifmo,hazaña por hazaña; 
Y el no eftar tu de ti mas fatisfecho 
faxk porque conoces lo que has hecho ° , 

mas 



DuquedeBiron, $% 

Mas eífc Garlos, que de Polo a Polo 
en todoesfingu!ar,vnico ? y folo; 
como fabe que es mas que qnalquíer hóbre 
pide a mayores hechos mayor nombre. 

Oz.Frances íabes quien foy, 

Car, lamas te he vifto. 

Con. Corrido eftoy de aquefto por mi Chnfto. 

Car.Si bien por la arrogancia que en ti veo, * 
pareces Efpañol,pero no creo, 
que es tanto tu valor como refieres, 
pues no fabes quien foy, ni yo quien eres. 

Con. Lo mas del tiempo eíioy en la caínpafia, 
dando opinión a la opinión de Lfparia, 
íi cu fueras Toldado, 

ya en la guerra me huuieras encontrado, 
defnudo el blanco azcio: 
Mas vo afeminado Cauallero, 
que en las delicias de la Coi te 'duerme, 
como pqede en campaña conocerme. 

Car Sin duda te ha engañado ver mi modo, 
porque en rodo,y por todo 
tan hijo de las armas he nacido, 
que por las pazes que oy fe han couenido, 
vifto efte trage,tal es mi deffeo. 
que traygo luto porque no peleo, 

Cm El brio del Francés me ha contentado* 

Car.For Dios que e) fcfpañoi es alentado, 

íey.Y q\ie gente acompaña a vucftia ftltéfál 

]}uq. De Saboya lo mas de fu nobleza, 
y entre muchos íbldaüos muy valientes, 

N 3 el 



la gran Comedia del 

el gran Conde de Fuentes. 
'Cojf.y.óy que me han llamado. 
CtfK.Luego el Conde foys vos* 
Con.Yp foy el Cojnde 

C^r-Bien la faena a los hechos £orrefpoa¿ej! 
Duq.Db vueftra Mageftad fu inuifiamano 

ál de Fucntef . 
Rey. Al Hedor CafteMano, 

y al vaflallo también el mas valiente 

del Cefar mas prudente. 
tóiuVpr mi Rey,y por mi la mguio q$ befo» 1 
jRey. Que defeaua yeros os confieflb, 

c fta es buena ocafió para llamarle, jiparte 

reñirle con honrarle, 

yo le quiero pagar efta fineza, 

con el roifmo caudal a vueftra Alteza^ 

Marifcal de Biron befad la inanp 

al Duque, 
jí ¿r.EI fauor mas fobcranp 

que me puede hazer. 
Rey. Llegad de prefto. 
Car. Van mi condiciotí es buetjo aqueftjp? " 
fqn.yinc Dios q es el mifmo que yohablana¡ 

y que por el, á el le preguntaua, 
Duq.Vümeroq a mis pies llegue £ mis bracos 

tan bizarro Francés. 
CarX>c cfto$ ¿bracos ? 

grande opiniqn,ami opinión configo. 
Rey,El Marifcal es mi mayor amigo. 
jC^Hechura vueftra (oy* 

Rcj.Haf 



Mariftal de Biron t$ 

Rey. Hablad al Conde. 

Car- Quien obedece con callar refponde. 

Cpn.pe loco íiene el Marifipal vn poco, 
mas no fuer^ valiente a no feríocb." 

Car.Yo foy el Marifeal, agora mire 
Vuefeleqcia fi csjuftp que me admire, 
que por nú pregunte, y fojamente 
diga que foy Toldado, y foy valiente.' 

Confío fpy Conde de Fuentes conocido 
tanto en efte Paygcompteqúdo, 
y toda efta opinión he grangeado 
confaber fer valicnte,y fer toldado, 

pr.Pefamc quedefc£nfenk>5a*ero§ 
con efta paz. 

Co#.Porque> 

pzr.Porque de veros 

en la campaña viue Dios me holgara. 

Cofr.Defpues fuera pofsible que os pefara, 

far.Yo lkuo vua ventaja a nú enemigo, 
que voy con muchos* porq voy conmigo, 

C{i»,'Pues yo ep yr iplp mi ventaja fundo, 
Porque bailo yo folo para iptivenda^ 

Rey.yi%tifcal de Biron. 

puq.Coná d? Fuciues, 

CarSeñor. 

Con. Señor. 

Rey, Que honradas, 

P«^..Q.ue-vaWentc&. 

Rey Bueno efta Marifcal. 

Dn'q. Bueno cli'á Conde* 

N 4 Cox.hgo* 



la gran Come áU del 
féw.Agora a yiieftra Aluza fe le efeonde, M 

que entre toldados ellas bizarrías, 

ion todas militares corteñas. 
Car. Aqui ion U>$ recelos eícufados, 

que eftos fon 'cumplimientos. de íoldados¡ 
Jlry. Vamps, porque dtícanfe vueftra Alteza» 
J)uq. Aliuio esdclcanliiucioeíUüaeza^ 
Rey. Marifcal, 
Car. Gran fe ñor. 
Rey. De vos confío 

huefped tan fuperíor, 
C^r. Del pecho' mío 

haré quarto a fu Alteza gottu.c niente, 

niihuefpedesel üuque, fácilmente jífar. 

fi le gano la gra£ia,per(uadirle 

podré, y a ñus infentus rcduzirle. 
|>/f£.Huefped(klMarifcal elRey ii)e ha hecho, 

fi hal'o ocafid le he de fiar mi pecho, jipar* 
Rey.Defcanfe agora vueftra Alteza, y crea 

que licuará el defpatho que deífea. 
D«^,No dexa que pedir quien tanto ofrece* 
#9. Eíio Saboya,y mucho mas merece. 

Vanfe,y falcn Blanca,)' Bckrmft. 

^/•Trifte Tienes. ¡ 

^/¿w.Vengo mperta, 

ay Carlos del alma mia> 

retira aquefía hugia v 

y ten cuenta con U puerta* 

' Meh 



khfifcÁlde Btron.. P4 

Be!. Apenas la entrada vifte 
quando la Corte dexafte, 

y a penas aquí Ikgafte 

<¡uandomas trine cftuuiftc: 

Pues di, que nucuo pefar 

te ticneanfi? 
Elan.Que turbada cfípy. 
£e¿ Que tienes? 
£;an. No es nada. 
£e/.Aduicrteque el recatar 

lp que íientes en mi amor, 

ferá quererle ofender. 
£/<2tf # PtiesBelerrna fi íaber 

quieres el grande dolor, 

que me tuerce,y que me tira, 

como el verdugo lafoga. 

Lfcuchame atenta, y mira* 

fon mil fobrefaltos lucho* 

íi Carlos viene, o Latín, 

ay noche,ay fueño,ay jardín. 
2?e/.Ya lo miro, y ya te efeucho. 
hlan. Dos años ha q entró en París triunfante 

Carlos el Mariícal, Carlos mi amante, 

aquel de cuyo coracon valiente^ 

el Sol es coronifta fulamente, 

porque a fus hechos folos, 

aun eftrechos le vienen ambos Polos: 

y afsi el cielo que fabe 

que en folo fu papel fu nombre cabe, 

deue ya de tener fin duda algüiW 

defeum- 



LagranCúmedia^dd 
dcfijufnbrada j a esfera de la, Luna^ 
para que en fu diftancia. 
vaya eíeriuiendo fi^JVnaks Irancia^ 
Ley de loa cíe lo^ es, y ky confianíe* 
apar toda muger fa£emejante, 
yo vi a Carlos, y al punto, 
e<?n ja vifta, el amaine vino junto t 
pprque aunq impliqué todp.ren4imi^tM;% 
a mí bizzarro aliento* 
y natural briQÍa^ 
yo gallarda, el farnofo* 
y$ &treuida,el valiente* 
yo ciada, el impaciente* 
yo fucrte,y el tsíribk, 
Venimos a vence*: el impofsíbk, 
de fug etar el pecho a humana al jauaj 
qijc como en el mi propio íer miraua^ 
a mi en el me quena, 
y afsi no fue el rendirme cobardía, 
pues fin faltar etx nada a mi refpeto, 
creció el amor,mas no mudd elfugeto* 
Etiefte tiempo fipor matarme 
dio el Eey en fefte jarme, 
con tal fuerza de amor ,-que tem.e£ofa» 
áy fuerte rigurofa* 
de que Carlos perdie{l : e fapriuanca^ 
encubrí mi efpcranca, 
y por fuerca admitida fus defeos, 
íi los regalos no,los galanteos, 
mas víend0>que íi Cari os lo Tupiera, 

ay 



Jpuquede Biroril 95 

ayDios 3 que me perdiera, 
ppr no ofender de fu amiftad las leyes, 
quedar zelo$ o enojos alos Reyes, 
fino es ciara locura, 
es vn querer morir fin calentura. 
Para poder con Carlos difculparme, 
y también ^efahcgarme 
del Rey que me pérfigue,en efta quinta 
<Jcl mar cercana,y ¿k Taris difíinra 
ipe retiro 3 auifando fplamepte 
por galán, y pariente 
al Marifcal para que ayerme venga, 
fino es que aya en París quien le detenga^ 
Y eftando diuertida 3 ay de mi tr ifte 
en vervnramillitequé me hiziíle, 
por feñas que al hazerle 
antes de matizarle, y componerle 
vpa canción cantafle 
en que mis penas 5 y aii amor pintarte ^ 
con tal garganta 5 y tales fuftenidos, 
que como a petición áp los fent id o§ 
por guñOid por juguete 
en tusmanos eftaua e! remillete, 
llegué a penfar,q alg&ii (Sirguero hermo/b 
del crifíal detus nianQs codiciofo 
abeuerdelanieueíc baxaua, 
y que el era fin duda el que cantaua. 
Saípenía pues con la canción í'uaua 
ti tiempo que la Jlaue 
fcchauad Sol ai dia> 

y eii* 



•>, 



la gran Comedia del 
y entre cenizas de criftal moria, 
porqué ya íus cauaUos defpeñados, 
en lugar de la yerua de los prados 
pacían por el Geminis,y el Toro 
roías azules, y cogollos de. oro*. 
Vnparentefísbreuede lavida* 
vn guftoío homicida, 
vn lueño,imagen fuerte 
de las amarillezca de la muerte, 
meaffaltóde improuifo,é inclinada 
fobre vna alfombra de jazmín bordada, 
y feys roías d.-l Sol que por mayores 
eran premiadas de las otras flores. 
La mano en la mexilla,el pie en las hojas, 
y en el pecho vn diluuio de congojas, 
dándole al alma vn fuefio de barato 
defperdicié la vida por vn rato. 
Pero a penas él fueño, 
que los poínos imita del Beleño 
en tan confuía calma 
me fue beúiendo la mitad del alma, 
quando me pareció que a Carlos via 5 
que con el Rey lidiando fe oponía 
refuelto,y denodado 
a fu eftoque dorado, 
y que el Rey ofendida 
de ver fe de vn vaffaílo refiftido 
por quedar íatisfecho, 
de parte a parte le paffaua el pecho, 
dejándole en mis bracos palpitando, 

y con 



Marifazlde Mironl v $$ 

y con las flores con purpura regando. 
No es mcneíUrdezirte delaíuerte» 
ay duro,ay golpe fuerte, 
quelaftimó mi vida 
aquella roxa, y penetrante herida» 
tu lo irnagina,halla'qüe fi has amado, 
ya la experiencia te lo aura enfeñado» 
y fi amor hafta agora no has tenido 
para quaado lo tengas te cómbidOj 
que entonces tu dirás viendo mi llanto, 
martyr tac efta muger pues fintia tanto.;- 
Solo diré por mueUras del tormento 
que entonces afligió mi penfamiento» 
que fiendo cofa cierta, 
que fi eftaua dormida eftaua muerta. 
Es tan grande mi amor que muerta zíimá* 
y el amor me duraua, 
pues fumuerte ifóraua compafs¡ua 8 
mira que hiziera fi eftuuiera yiua. 
Entonces yo bolineado al Rey injüfto* 
quife para vengar aquel difgpfto 
a vozes repetir el trifté cafo, 
pero filióme mi dolor ai paflfo 
con pená,y furia tanta, , 

que arrimada al ymbrál de ia garganta 
k voz ya proferida, ,' 
.hito bciuer la voz interrumpida/ 
a«as como eFcorá^on era fu centro» 
y boltiio a repetir házia allá 'dentro»" 
oyóla el Córá^óhjytemetofOjí''' * 

batió 



Lagran Comedid del 

bátio las alas,qüe embargó el'rcpófo 

las potencias temblaron, 

los miembros fe eftiráronr, 

el Rey fe defpidio, murió midueño£ 

tenté las flores , acabo fe tí fueno¿ 

lloré el agüero, répéti lá herida, 

cobré los oj os,y bolui a la vida* 

£{fá la ocaffoñ ha fido 

de mi péna^ay dulce; dDeño é 
JB^/.Con dezirtequeeraíueño 

íeñora té he vtlpoésdido* 
Ban&$ verdad ¿pero nó puedo 

dexar de ten ér temor, 

que no ay tativálié'nte amor, 

que á vnazar tío tenga miedo^ 

Garlos viue,y Carlos es 

á ¿juien tfl Rey quiere mas; 
.Bd.Pues qug recélandro eííás? 
Han. Que í e aborrefci defpues. 
JBe/.Qoanda el Rey le aborreciera/ 

con reüíarfe a vn lugar 

Garios pudiera paflar; 
tldri. Bien dizesyfi fer pudiera, 

pero en llegando a effe eftado 5 

el riefgo eíia eonociéó, 

que vri pf iüado aborrecida 

nunca para en retirado. 
#ci.Eftas ion vanas quimeras, 5 

mas p oral:! i tficñe vn hombre* 
jj/4?;.Si es £áíicá>quc áutcé némbM 



DuqUc ú$ Mirón* pf 

t! fera,baxa, qite efperas* 

y alúmbrale, pero no, 

que yo le quiero falir 

¿;¿n:éi alma a recebir. 
#e/. La luz,con eííb fobro» 

que tu íol te alumbrará. 
ZJ/^.Di Bckr«já'midtffeo¿ 
íe/.Si Carlos es el que veo 

laques el ot*o íerá* 

Entti^pórvhap^ta^ otrájytras Ui 

dosel Rey, y Monteni 3 y el Conde 

iicSuyfon. 

^lanjÚ ítey l ém 
Je/.Brauoázar. v 
BlanNo puedo boluer enmK 
"Rey. Vos Conde con Monteni 

fin derar a nadie entrar 

me aguardad en eíTa puerta; 
íBe/.Solo falt&ua fe&ora 

que Carlos Vinieífe agora, 
g/.Qoe importará 3 íi eíttyy müertáj 

mas adonde eftámi brío, 

que ya fe rinde al temor. 
Hey.PerdÓne eítá vez fu honóf 

Blanca heraiofa. 
Un. Señor mi o, 
tcjy.Eíta filia es para vo$$ 

y efta ftrrá panuro. 



tapen Comedia del 
"JB/4tt.$eñor,yo eftoy bien anfl. 
Rry.Eíhremoslo los dos. 
B¿4in-?ot no teneros en píe 

hago lo que no dcuiera é Sicntmfe. 

Rey. Difs anula. 
Blan. Quien díxera ¿Afarte* 

quandoini amorofa fe 

a Carlos yuaabuícar, 

que hall ara a quien aborrece* 
Rey. Sino me engaño parece 

que eílays con algún pefar* 
Blan* Pefar no,que no era julio 

tenerle viendo a mi Rey, 

a quien dcuo amar por ley, 

folo me aura dado fufto, 

no íiendo cofa que importe 

el vetos venir aqui* 
Rey. También me lo ha dado a mi 

el no hallaros ett la Corte, 
Blan.Yó me qui fe retirar 

a eftaeafade plazer* 
Rey, Y yo lo quife fabef 

por eíctifarme vn pefar. 
Blan, El no auifaros>fue acafo¿ 

porque boltíer me pense. 
Rey .Y el venir á veros fue 

a cafo^porque me abrafo* 
Bhn. Yo no nie obligué aafsiftiros 

toda la vida en París. 
Rey.Ni yo puedo, fi os venis 

obligar-» 



MatiftaldeBironl ^g 

obligarme a no feguiros* 
Mlan.El venirme yo.es recato, 

que deuoami propio fer. 
Rey é Y elfeguirosyo querer 

no fer a mi vida ingrato^ 
Mlan é En mi el recato esmas jufto 

que en vos la pena arrorofa. 
Rey No ay en mi mas juftacofe 

que hazer lp que me da gufto* 
Xlan.Gixllo fin mirar primero 

mi honor no le puede auer é 
Rey. Eñ allegando al poder. 

puedo yo quanto yo quiero. 
Bkn.Con eflfo aureys dicho arto» 
Rey. Digo lo que yo podré. 
B/^w.Yof©y Blanca. 
Rey é Ya lo fe. 

mas yo ib y Enrique Quarto 

que os viene a ver de Paris. 
Blan. Q¿ie importa,fi me agrauiays* 
Rey. O que efcrupulofa eftay$ é 
Blan.O que reíuelto venís. 

Salen el-Marifcal,y laques* 
Mar .Para mi jamas ka auido, 

puerta cerrada. 
Con. Es verdad, 

pero eftá fu Mageftad 
con Madama entretenido* 
y no querrá, 

O Car. 



Lagrán Comedia del 
•C^.S i querrá, 

íi labe que eftoy aquí, 
que píenla Bianca^ay de mi, 
que cftos pe f^r es me "''"di. 
J¿!^.Señor,con ei Rey,y el Papa*» 
CarXlaro qftá^que fino fuera 
el Rey que aili eíiuuiera 
con efpacUuíilla,y'capa f 
ya yo le hupiera licuado 
al primer balcón ,y del 
fin eíeala,ni cordel 
al mar ieluiu i-era arrojado» 
Para que fia Blanca amara 
tanto ¿que abrafíar fe viera* 
con el aguát que beuíera 
el fuego fe le templara» 
Iaq* Pues apoftemos,que eí tal 

lo daua por recebido. 
Rey. Que es eífo? 
Car. Y o que he venido,-; 
Blan* Y venido por mi mú>Jlp¿rtt> 
ReyXarlos Marifcal, pariente* 
y amigo, que es mas que todo, 
vos trifte^vosde eife modo* 
pues que cáufa¿ que accidente 
os detiene quaftdo eftays 
tan cierto del amor mió? 
2/tfH.Gran miedo tengo a fu brío, 
Re)\Á Blanca folo miray s, 
fabeys vos algo de aquello? 



tlan. Señor/ 
Jlgf. Hablad* ;¿ 
Car. Para que, 

yo feñor oSlodits, 

y fino mcjor,mas préílo^ 
Iaq Mirajque fi el Rey la quicfe| 

©y ru priuan^a acabó* 
Car 4)igo lo que fíento yo¿ 

y venga lo que tihxé.r e. 

331anea,como #| fabey s 

es de aquellos ojos lumbre¿ 

y me ha dado peíadumbré 

el ver que; la vifítey s á 

Eftas fon tós'confufiones 

perdonad el defenfadó, 

que como he fldo Toldado 

gallo innij pocas razones^ 
thn* Notable refoluciorn 
M* El es Korftbte de capricho.* 
Jaq.Vor enfafmo fe lo has .éix¿hó¡' 
C&r.YLs efta mi condición* 
&(?jy. Y efío os tenia afligido? 
faroClaro eftájpórque naci 

inferiór 3 y vos aqui 

foysmiRe/. 
Rey. Vos lo aiieys íídó 
para im,en mi yólüiítad 
como agora ió'véféy^ .' _ *? 

ya Blanca dueño teneys* 
í/¿í»,De cute manera? 



; La gran Cómeme 
Rey.Efcuchad. 

Carlos quanco a lo primero 
os auisó,quc no es ley 
que un vaífallo con fu Rey 
hable nunca tan enteró, 
porque Í4 deue adüertir, 
que el Rey fe puede enojar, 
y enojado hazetbaxar 
al mifmo que hizo lubir. 
Vos aquí me aueysháÜíááo 
con alguna fe quedad, 
pero mi grande amíftád 
el yerro os ha perdonado. 
Que nunca para configo 
amigo fe ha de deíir, 
el que no fabe fufrir 
alguna falta a fu arhigb. 
Yo lo foy vucftroVy afsi, 
aunque a Blanca amando eftoy 
licencia defamarla os doy, 
y feruirla defde aquí» 
Yo os doy a Blanca,mas no, 
que íi mia fue algún di a, 
vueftra fue, porque era mia, 
y aníl en darla agorayo, 
No aumento mi yoluntad, 
aunque liberal me muefiro, 
porque daros lo que es vueftro 
mas es deuda que amiftad. 
Y íi es que puede auer fido 






Mmfcal ds Biron. i oo 

en algún modo fineza, 

hazcr cita gentileza 

eftoy tan agradecido. 

Al darme vos la oráíion 

de obligaros, y de honraros* V 

que folo para pagaros 

la lifonja de efta acción, j 

(mirad fí la eftimo bien) 

Para que conofca Francia, 

que no folo recebis 

premio por lo que feruis 

con cuydado,y vigiíaucia. 

Sino que foy tan amigo 

vueftro tan apafsionadó, 

que defpues dé aueros dado 

la dama qu£ adoro, y figo. 

Os pagó a vos por los dos, ! 

que es lo ¡nas que pued e fer, 

cldarmsocafiondehazer 

alguna cofa por vos. 
UqMn bronze,en ero f y en jafpG 

tu nombre cfcriua la fama 

pues fabes dar vna dama 

fin confejo de Campafpe, 
Blan.No eftoy ?n mi de alegría* 
Be/.Por cierto fmeza rara. 
ManJ?ov cífo folo me holgara 

de auerle amado algún dia. 
Car.Los pies gran fe&ór os befa 

por merced tan ..ungular,. 



lagran Ceweditidel 

^'.Lcuantaos^ílo es amar, 
y amar Car)o$ con exceífo* 
Cubrios,dp fu ambición 

Ci4brefedepreji0.' 
aníi templaíe el eftretrío, ? 
que le quiero bien,y tem# 
fu terrible condición. 

J^.Lpco con efto eüarás» 

£rr.No eíhrétá, / 

I^.Corno anfi. 

Jf^r.Porque yo dentro de mi 
pienfo que foy mucho wzs¡ 
Mas agora me he acordado 
que $1 Duqu£ tengo de hablar '* 
velebolandoaauifare 

Jd^.AHáefpero. fafe2 

BeLA Dios toldado. 



Kg.Venid Duque. 

£¿iMrm palabra, Va } 

kryXon efto pienfo dbligalle 



el parabiciípodeys dalle. 
Car. Coo vidrio yn diamante labrad 
Iley.Por yos a Blanca perdi. 
far .Somos amjgps los ¿tas. 
Rey. Pues no M perdays por yos* 

porque os perdaré por mi* 

Entrgndofe el fl*y« 
g{¿»jii!bfral el Rey a eftado. 1 



i 

Car: 



3 



Mmfcal deBironl ioi 

CarJFaera lo demás violencia, 
B/¿i 4 Guarde Dios a Vuefelencia. 
i'e/.Pagofela de contado, 
Cty.Qiie os parece del valor 

con que hablé a fu Mageftad> 
Bitn.En auiendo voluntad 
tiene difeulpa el herror. 
Car. Con el brio le obligué* 
Blan.Y por el es merecí. 
Car. Y o para vueítro naciY 
£/¿!w.Lomifmodiz§ mi fe, 
0*i\Soys vna imagen de Palas,' 

Blan,$oys vn retrato de Marte, 

C^r.Que prefencia. 

Blan.Quc buen, arte, 

Car.Aun no ha menefter las galas q 

BlanM'mtió el agüero del fueño, 
pues fu amigo el Rey lo llama. 

Car. Nadie ha tenido tal dama, 

B/d«.Ninguna tuiió tal dueño, 

CtírrVn alma rige a los dos, 

Slan.Y con vn ahnaVvna ley, 

Be/.Scñores, que llama el ReyJ 

Or.Pues a Dios Madama. 

BUn. A Dios, - 



Fanfe,y falen laques, y vn criado 
del 'Duque t 
Jaq. A fu Alteza quiero hablar, 
Cria&Qn el feñorde Xafin 

Ó 4 efíá 






la gran Comedia M 

Éftá agora en el jardiq. 
J¿^ Veníale a viíltar. 
Cria.Qmenf 
laq. Ei Duque de Biron 

todo entero. 

Sale ti Buque,y L$fín. 
%dfinJl\ Marifcal es ya Quqije* 
D^.Es premio yguaU 

y digna fatisfacion 

de fu valor. 
lafin. El criado lo eftá dúiendc, 
Cria.Yafals fu Altera, 
lafin.Y afsi mas vale 

que aflegure fu cuydado. 

Vueftra Altcza.jy cara a cara 

fu intento al Duque le diga r 

que a fer cómplice le obliga 

íí la verdad le declara. 

Fuera de que el de Viro A 

tan poco afeóto le eftá 

a Enrique que intentará 

qualquiera refolucion. 
jp/f^.Aora bien,el Duque es hóbre 

de coadicion tan liuiana, ^Aparte. 

que íi le ofrefco a mi hermana, 

que bafta foto efte nombre, 

por mi fe ha de auenturar 

a qualquiera defatino, 

pftccsclwejor camino. 



Marifcal de Bircii* . ~ 10 2 

LafituRien puedes laques llegar» 
i^.Uego, 
Lafin. laques tiene humor, 

béfale a fu Alteza el pie. 
lilaques foy. 
Dw^.IaqueSjdc que? 
Jaq Jaques de laques fenor^ 

lo demás diré otra vez, 

que agora tolo imagino 

que foy hijo de vezino 

del juego del ajedrez, 

Y a mayores no me fub©* 

que en mi parto no fe lo que 

paf$ó,folo fe que vn Roque 

¡de vna dama me huuo. 

Algunos laques la dieron, 

jaque a mi madre,y anfi, 

porque de laque naci, 

laques a mi me dixeron. 

Otros que mas lo miraron 

viendo que vn Zaque me hazia, 

con el vino que beuia 

Iaque,o Zaques me llamaron^ 

Otros ni Iaques 3 ni Zaques, 

fino Traques, y a mi ver 

lo mifmo fe viene a fer 

Iaqqes,ó Zaquead Traques. 
Üuq.Di que te den cien efeudos. 
J^^.Cien famas tu nombre acuerden, 

ó que de cofas fe pie rden 

los 



ZéLgrán Comedí 4 del 
los hombres que nacen mudóse 
Tu luz fin anochecer 
eternamente fe atufa» 
y dures mas que vnaSifa, 
que es lo mas que puede fen 

Lafin. El Duque viene feñor, 

Jaq>N o es aquel mi amo? 

lafin. Su 

J^.PuesIaques 3 jaque de aquí, 
que es necedad fuperios. 
Aunque en la comedia yfada 
que eftando hablando los amos 
no los picaros queramos 
meter nueftra cucharada. 'fofa 



Sale el Mar'ifcall 
C¿r.D os vezesa vueftra Alteza 
fee bufcado»y no ha querido 
dexarfe hablar. 
Vuq. No he tenido 
noticia de eíTa fine^aj 
Antes agora foy, quien 
mas he deífeado hablaros,' 
como es juft o,para daros 
del Ducado el parabién* 
C^r.Su Mageíhd conoció 
la quexa que del tenia* 
porque n o fatisfazia 
lo que a deuer me llego. 

¡£*E8 4dí¡ n ? íü°Y ? z &^°» 






que 



Marifcal deBÍrwh íoj 

quefiyole^afieguré 

vnRcynoeátefa 5 nc)füe 

bailante paga^n Ducado? 

Luego aunque Duquclctogí 

al Marifcafdc Biron, : ; 

confieífa la obligación 

d Rey, pero nq la paga* 
Puq.íLfío fi Duqufe,cffo fi> 

deuafe todo al valor. 
C^r.Nada tengo ^ofeiioy, 

que no me lo deúa a tjpjJ 
P^.QupardiniieutOjvijiie Dios 

Duqut,quefi me acompaña 

vucftro valoreo S§ hazaña 

qne no emprendamos los dos 

rniétras me voy empeñado (yí/wr¿ 

me declaro;y lo prouoeo. 
Car.Yz cómigó poco a poco (jipar. 

fe vá el Duque declarando. 
PuqM'ú cofa^de vos ohi, 

aunque algunas las dudé: 

mas lucgotjti'c os vi, y hablé, 

quanfo dudaua crfey. 
Car. Y o no me e (panto fe ñor, 

que quien rrfi valor oyeraj 

dudará háfia que le viera, 

porque ha de verfe el valor, 

y como fon mis defpojos 

tan grandes para creydos 
no caben por ios oydos^ 

y anfi 



- 



La gran Comedia dd 

' y aníí han mencfter los ojos . f 
DuqMuy bien dezis,como vos 
fi a cafo pofsí ble fuera 
tocios los hombres quifiera. 
Car.Bicn lo pudiera hazer Dios, 

pero no lo quifo hazer, 

porque a íer todos aníi, 

como yo no quepo en mi, 

no cupieran enfufer. 

Y foberuios y ambiciofos 

de ocupar mayor lugar, 

fe vinieran a matar 

por quedar masanchurofos 
Duq . Es tu valor inuencible, 

no vn Ducado,vna Corona, 

merece vueftra perfona. 
Car. Todo viuiendp es pofsiblc. 
DuqSi a mi hermana he de cafar 

por fu efpofo he de elegir 

quien lepa vn Rey no adquirir 

no quien le fepa heredar. 

Yhaziendodel premio alarde 

la daré mas fácilmente, 

a vn cauallero valiente 

que aun potentado cobardea 
Car.Efto es proponerme aqui jiparte 

que a fu hermana me dará 

perdone Blanca 3 que ya 

a otros ojos me rendi. 

Chíe no ferá mucho error* 

aunque 



Marifcal dé Mirón. 104 

aunq es nueuo en quien biéama* 

que quiebre la fe a fu dama, 

quien esa fu Rey traydor. 
Duq. Parece que le ha ptfado (¿Apdirté] 

a Carlos de lo que ha oydo. 
Car.Si pecana de ofendido, 

ya pecó de aconfejado. aparte. 
Buq.Qujr ma * hizc en deícübrirme, 

nías yo lo enmendaré prefio, 

mefurado os aucys puefío -¡ 
Car.Yo feñor de quc> 
«D^.Deoyrme, 

yerran ya vueílros intentes 

íi pienían que en mis razones 

ay fegundas intenciones, 

ni afeftados fingimientos. 
CVrr.Hablad claro, vine Dios, 

que os entiendo, y me ha pefada 

de no auerme declarado. 

Duque primero que vos. 

Yo cftoy quexofo del Rey 

lleuo mal la Mageftad, 

que aunque es contra mi lealtad 

el valor no guarda ley. 

Las guerras deftos Payfes 

andan mas viuas agora, 

el Rey fale al campo, y llora 

elaluafobrelasLyfes. 

Los Luteros ya conmigo, 

de todo le han declarado, 

y en 



Labran Comeara dtl 
y en el jurppo no ay falcado 
que no \vt llame fu a;nígo ¿ 
Halta el P^ey me teme en Franciá| 
y mírándomi dcnqedo^ 
II algo me TiauJado^es de miedo* 
porque teme mi arrogancia, 
Eftoesdexi^queliquieio 
el Marquefado os daré .,; | 
de Saludo, vaun pondré ,. m . 
a effos pies vn mundo entero* 
Animo Duque famofoj 
que fi como aquí molírays, , 
avueftraherm^fmedays, 
y yo llególa íeríiieípoío^ 
Eíia valeroíadkftra 
os dará fin repugnancia 
á'quanto querays de Francia. 
Pues C^rlos^mi hermana es vue* 



vencí con grandes eft remos, (lira, 
CdrMi fortuna fe mejora, aparte» 
Du< Haga mi negocio z^oxsLy Uparte^ 

que defpues nos auendremos» 
Car. Gáfeme con ella y o 

que a lo denlas yo me obligo* 
D/i^.Bueno es Carlos para amigo, cd~ 
mas para cuñado no, (parte, 
que quien deíla fuerce yerra 
contra vn Rey*q el fer le ha dado # : 
que hafá contra vn cunado!^/?, 
y mas eftando en la guerra» 






r 






Ca^ 



Marifcalde Éironl ¿ ® j 

Cav.V crdonecl Rey,quc rae llama 
mi brio a mayor poder, 
Cefar,ó nada he de ícr 
prefto muerto,o grande fama? 
Fafe por otra parte* 

Fin de lapfiméra jornada] 

I O RN AD A SEGVND A2 

Suena ruydo degUérrd>iaxa$,y tfoltopeta$>dí$e 
dentro el Martfcal. 
Car, T^Rancéfes,íiore íü eftragó, 

JT Sabbyá'én cííe Fay$¿ 
Rey.Cicru Francia^ían Dionis. 
Con.Cicxig Saboya Safitiágo* 

Buduen a tocar,yfalepor vita parte §1 de Biron¿ 

* y por otra laques. 
Car<Oy dcfde el cerco áe Aynics 

mi fama a viuir empieza, 
Jaq* O y ene-quiebran la cabera 

íino me valen los pies 
C^r*Iaqiics f 
I^,Señor é 
C¿r.Dondc vas? 
laq. Dieron muchos enhuyf ¿] 

y bueluolesadezir 

que no bueluán paíío atrasj 
Car.A buen laques, eííbíi, 

muefha que eres .mUria&>« 



La gran Comedí a é 
J^.Harto poco ío he moftrado* 
C¿r,Cierra V rácia,ven uz$mu(Vafc<> 
JiX^.Yate figo,embifte,calla> 
que conttgb vá vn León, 
licué el diabla el cótacon 
que boluicre a ia batalla* 
Señores todo mortal 4 
lo que fabe ha de .emprender*, 
que lo que no fabe ha^er 
claro eftá que lo ha de herrar # 
Y anfi yo como fe huyr 
fiempre que huyo lo acierto, 
mas com o jamas he muerto 
nofefifabréniorir. 
Ya fe acercan >y a enfrafcá, <AlBe* 
ya fe hablan, ya fe bufcan, Jiuarh. 
yafe pegan,ya fe ofufcan, 
ya fe encuentran, ya fe cafcan, 
y yo ceñida la efpada 
fin hazer nada en fu abono 
como vn nerón me nerono, 
y no me duelo de nada. 
Aunque fi el fer mas valiente f 
y mas con quien fe reíiftcj 
en folo matar confifte. 
Ninguno mas juftamente 
que yo,valiente ha de fer, 
fin reSir,ni pelear, 
porque me voy a efpulgar 
de tras de aquel alcacer. 



Mar if cal de Biron] to6 

yafe, y hmluefe a falir Cáirlos de Virón de guerra s 
con la efp&dá defnuda, 

Ctfr.Como lo fuydifpóniendo 

fe va todo executando, 

la guerra fe va trabando, 

y el dia fe va poniendo. 

El Duque me ha prometido 

fi ^quefta placa le entrego, 

tratar de mis bodas luego, 

y efto efta ya confeguido. 
Porque en vez de pelear 

como yo fuelo gallardo, 

me retiro,y acobardo 

para que tenga lugar* 

El Duque de yrfe acercando 

al CaíHllo con fu gente, 

que aunque no es acción prudéte 

quando el Rey me cftp, obligado. 

No es mucho ü -confegui 

mi intento con efta traca, 

que yole quite vna placa 

de tantas como le di. 

Sale el Conde de Fuentes también dt 
guerra. 
M'Por todo el campo Francés 
bufeo al Duque de Biroa 
para verü ea la ocafioa 
indeterminado es. 

P Gomo 



Corno ctt1aQ©|t¡e¿c¿pp@^ : - , 

aquel es, m ay que dudar. 

Duque , yp s y?ngp a prouar 

fi es va lat,6 es arrpganciat, 

La valentía en lo$dos 

y pues íabeys pelear, 

oy nos hemos de matar 

cuerpo acuerpo voto a Dios* 
tar* E (cuchad Gmide de Fuen t$s 

pornoauerft contienido, 

Francia, y Saboya, han venido 

alas armas*, accidentes. 

S <> n cti 1 a g u e r rk , y la paz, 

jpot Saboya Efpaña viene, ! 

y en vos lu detenía tiene 

el Duque mas eficaz,, \ { . í{¡ 

Siaganar vays la batalla -,.¡ ¿ 

port:í Duque, yo también, ; f 

queiby fu afnigo>y. a qpiea ( ( ¡ , ; 

le impo rta mas d ganalla^ ; 

fcormil razanesde cftado 

ique masde eípaciofiabreys 

del Duque,a quijen ibcoireys^ 

y afsi pues que ya ha empagstd^í , 

La vefctajá a íVr notoria, .... . 

y yo no he de embaracaila, ^ 

proíeguid vas la batalla, 

que yo os dar c la vitoria, 
Co«.Ya he entendido la fuftancia 3 

.y eftoy foío^p clarado. 



fáarifcaidcilréril íqj 

áé aueros Düqiic llamado 

foldado,y valiente en Francia* 

Porque fue engaño cuídenle 

y tu teftimonio erírigor, 

que el que es á fq Rey tíayddt 

ni es íoidado,ni es valiente. 

La plaga me que^eys dar 

que yo no puedo qüercrj, 

porque no Quiero dcuer 

loqtie rcie puedo tóntíar. 

Y esagrauiaf rni váldr 
"que llegue a petf fár la geritc 

qtie para fer yo vatitnts 

os hemenefter traydor» 

Yo foy EfpaiioUcjue baflí 

para cxcmplo de lealtad, 

y ítís dettii calidad 

íbmos de tan buettá cáftaj 

En blasfemar loa herrores 
de los trayáores que temosa 
que aun la fafüdrto queremos 
íi es por manos de traydoret( 
Y anfi Duque hafccdálarde 
del valor ¿con empeñaron 
por el íley,y diíctiípsros 
detfaydor,y de cobarde. 
Vientres la guerra .prbffgi* 
qtic mi fama cftá enfenadá, 
folo.a réh'ccrr cotí mí efpada* 
kr coala ¿c mi tntmgb¿Fafé¿ } 



La gran Comedia del 
éarXlg? es lo que cfcuchando eftoy, 
yo de cobarde culpado, 
yo ofendido, yo injuriado* 
del Conde de tu caites oy. 
Contufo eftoy,y perplexQ, 
palabra al Duque le di 
de dar la placa, y íi aqui 
me retiro, y fe lo dexo. 
Podra el Conde,y con razo» 
dezirdefpues en.Efpa$a 
que cobarde en la campaña 
halló al Duaue de Biron. 
Pues no haaeferanfi, 
porque en llegando al valor 
mas fuerca tiene el honor, 
que ninguna cofa en mi. 
Ea Francefes valientes, 
porque ya vueüro caldillo 
vá a defender $\ Canillo 
para que ej Conde de Fuente 
fe defengañe,aunque tarde, 
de que mi heroyeo valor 
puede animarme traydor, 
mas no rendirme cobarde. 
De vencida van los mios, 
aunque Enrique los exorta, 
mas íi yo qucdo,que importa, 
bolued a cobrar los bríos 
Frances,pues que venis (Dentro el 
a defender y^lirakierra, {Conde, 



guerra 



Marifcal dé Birón. i o 8 

güera contra Fratícia,güerra. 
Czr.Cierra Franciá,Sán Di®nis. 

Vafe>y fale el de Saboya ,yel de Fuentes Retirando 
a Monteni.y t&rkanfe i entrar y y fale el Rey, 
y el Marifcal ,y Lafin acuchillando 
a los mifrnoSt 
ídr.Vucftra Alteza fe retire, 
que yo baíío folamente 
para toda aquefta gente, (re f 

lafin. Vueftra Alteza aduierta , y na- 
ley. Con vos Duque nadie ignora* 

que cobraré 4o perdido. 
ar. Ya Lafin os he entendido 
mas efto ha de fer agora. 

Entran fe, y queda Lafin f ola. 
>afin. Ay tan grande confufion 
quand© todos los demás 
fe van retirando atrás 
folo el Duque de Viren, 
Los llamajanima.y detiene, 
y por los contrarios entra 
matando quantos encuentra 
pues ello como conuiene. 
Con auer aflfegurado 
al Duque de la vitixf fa, 
efta es cautela notoria 
fino es que le aya pefado 
de hazer cite tiro ai Rey, 

P 5 j pre- 



y pretende arrepentido 
bplper a fer ío que ha fidQ 
comp vaflbllo de ley^ 
y fi apepentido cílá 
a los que tñ$wQ$ culpados? 
aunque del apopfcjadps, 
mañana nos culpara, 
rnas yo lo remediare, 
y antes que $1 Rey puecta habV^F 
cnefte particular 
Ja verdad defcpbrire. 
Yo diré al Rey fus intento?, 
N y traycioncs,que fon hartas^ 
hafla enfeñarle las cartas 
fn ouc de fus penfarnientps 
rne da cuenta, y de fu amor ? 
y afsi dos cofas configo 
haberme del Rey amigo, 
vengarme de vn traydor. paftl 

Dentrp el Conde de Fuente^ 
Cm.I>% noche fe va poniendo 

pubrieiido de horror la tierral 
ptiq.de %kDexefe por oy la guerra 

ppes no ay otro remedio, 
jtey.YaSaboya la arrogancia 

rinde a la Francefa gloria* 

ea foldadps yitotia s 
Torfoí.Francia viua* 

ykaFraní% • 

Salm 



Salen Madama, Blanca, Be tetina?; ; 
yvnthufítQ. 
Be/.profeguid los dos,y dad 
a mi pena alguna gloria, 
mientras buelúccdn vicori^ 
Carlos a mi voluftdad. 
Cantad amigos,cantád, 
y templad de mi dolor, 
noel való*,ímd el temor, 
porque en llegando a ternes 
no ay valor en la muger 
como no tener valor, Cantan. 
O>os cuyas niñas bellas 

efmahan mil arreboles, 
muchos fo.ys parafer Sol^s* 

pocos para ferEftreilas. 

Noioys Soles, aunque days 

rayos,mil de vueílro cieid, 

porque el &1 alumbra el ftiel^ ' 

y vofo.tros le ccgays. 

No eftrellasp0tque goray^: 

agena la candidez, 

antes bien mas de vna ve^ 

al Sol le preftay¿ centellas, ; 

Ojoscuyas niñasi &c. ^ 
£/<*«. Confieífa laífufpenííon. 

mas no el guftoramiga mia* 

qiic aufenciacon alegtia ~ 

implica contradicion. 
JSe/»Tanbicn en tu condición v 

P 4 [ímplka 



La gran Comedia del 

implica el ver como cftás. 
$/¿/2jBelerma,no puedo mas, 

vencida el amor me tiene, 

masaycielosjaques viene. 
BcLDc lo que paffa labras. 

Sale laques con yn pliego en la mam* 
Jd^Dame albricis. 
£/¿z/nYo ¿le que. 

tarde la hueua has traydo, 

dirás que el Duque ha yencido, 

y eífo laques ya lo fe. 
laq.Ya. lo fabes? 

Blan.Su 

Jaq. De quien? 

íi apenas yo lo fabia. 
3lan.Dc que fupe que (alia 

apelear,quebaftaua 

el faberque* peleaua 

para faber que vencía. 

ConfieíTo que el temor mip 

hallándome a mi fin mi, 

dudó el fuceífo,y alli 

obraua d amor,tio el brioi 

Mas cobrado el aluedrio 

crehi lo que alli dudó, 

y fi nai pecho temió, 

gran diferencia ha de auer 

de fer yo como muger t 

afermugercomoyo, 

pero 



Martftal de Btion. J i o 

peroqueeseffo. . 
Jaq. Imagino 

que es vn pliego de importancia 
para Carlos. 
JB/¿8,Es de Rancia. 
Id</.No J quedeSaboya vino, 
encontróme en el camino 
el,correo,y me la dio. 
Bian.Cofa que penfafíe yo, 

que es laques de alguna dama. 
I*q.kfei fe engaña quien ama. 
B/aw. Dámelo á ver. 
laq.Efío no/ 

que me eftuuo conjurando 
el correo vna horo entera, 
que en mano propia la diera, 
teniendo el como,y el quando* 
Blan- Necio no llega rogando 
quien puede mandar, y afsi 
no quiero deuerte a ti 
lo que me puedo deüer, 
pues lo miímo viene a fef 
darfelo al Duque que a mi\ Qnita 
Pero que miro,aqui viene (feto. 
dentro del pliego vn retrato, 
hermofamug^rjha ingrato, 
otra dama el Duque tiene. 
Hono^moririnc conuiene, 
amor,de embidia me abrafo, 
2elQs,demos otro paífo, 

OjÚS* 



La gran ComcáU dfl 
ojos, a leer empecemos, 
no dixe bien, agóte^ips 
toda la poncoña al vafo, 



[iee* Duque mi feñor,fu Alteza eftá tan albo? 
. robado con la prometida plaga, q en pren- 
das de fu fatisfacion me ha. dado aquefte re 
trato de fa hcfpnznz mi Ccñorz Madama 
Margarita, joya es, que merece qualquierá 
refolucion, y mas con promefa de quinic- 
tos mil ducados,y la íuperioridad deJJor- 
goña. A Vuefelicia guarde Dios mil años 
para que goze de todo. 

Aqui importa mi valora 
Be/.í>el Duque eftoy admirada. 
Blandí o no me admiro de nada* 

Antes lo temí peor, 

porque el hombre,y el mejor 

fimpre aníi nos ha pagado, 

tanto que fuera acertado \ 

en pago de fu afición, 

llenar de vna fin razón 

el dolor adelantados 
laq. En grande peligro eíloyy 
Bel. Porque el fecrcto dixifté* 

ya tu smo defcubrifteá j í 
Jas¡* Porque fu criado foy« 
Be/. El Duque. > .'-, 



$ak 



Mdrifcal de Bifon. 1 1 * 

jSakelMarifcal. 
Car, laques. 
J*^. Señor. 
Car. Si viniere *? 

■Lafín,bicn puedes dexalle 

entrar,que tengo de hablaíle, 
JaqSi el Je habla, laques muere. 
$lan. Vete laques. 
J¿£.Ya me voy, 

y por feru'irte de veras 

me yré de cien mil maneras, 
Bhü.Y tu también, loca eftoy. 
Lzj.Ven Bclerm2 f 

BtlTuyafoy. /'aií/e 

.C¿r,Si os tuuo triftc mi aufencia, 

ya bpeluo a vueftra preferida, 
JtUn.Czüfo a y mayor »ay de mi, 

tfeucheme Vpéfelenei^ 

feñor Duque de Bíron, ¿ 

porque toda Francia fabé 

Ja antigüedad de mi cafa, 

y elftonor de mi lindge. 

Noaceydariea Vueíélencia 
Su menor criado. 

los blafonesinmortale?, 

que a pefar del tiempo duran 

en mi nobleza, y mi fengre. 

Defde mi he de comencar 

.S^f no quiero que m$ a^parco , & 

aquellas 



la gran Comedia del 
aquellas primeras dichas 
en que yo no tuue parte. 

Entran el Rey Móntenla el Conde de Suyfon,y Lafin 

y quedanfe arrimados al paño. 
Lafin.Rftz licencia tenemos 

los que tenernos las llaues 

de los fecretos del Duque* 

y pues a defengañarfe 

\icnc vueftraMageftad 

aquí encubierto me aguarde* 

y de fu boca podra 

hazer mejor el examen. 
Rey. A traydor>á faiío amigo, 

que injuftamenteagramafte 

la Mageftad mas piadofa, 

y la voluntad mas grande* 
Aforaí.Hablando eftacon Madama* 
Lafin.Pucs retiraos a eftapartfe, 

y eíperemos que fe vaya 

para que a folas le hable» 
Blan. Quando era Carlos Biron, 

no mas tremolando al ayrc 

las cinco Francefas Lifes 

en las Flamencas ciudades 

le quife bien,porquc el brio, 

la gala,el valor, y el ayre/ 

fino de todo rendirme 

pudieron algo inclinarme. 

Y no fue tanta fineza 

el 






Marifcal de Mirón. iiz 

el llegar a enamorarle. 

como llegar a dezirle, 

que vna muger de mis partes 

puede amar como muger, 

mas no confeffallo a nadie* 

Por fus heroyeas hazañas 

tuuo honras, y en vn inflante, 

defde Marifcal a Duque 

lefubioel Rey ( Dios le guarde) 

para premio de valientes, 

y caftigo de cobardes. 

A efte tiempo feñor Duque 

dio el Rey en galantearme, 

y yo en defpreciar fu amor 

íi efta obligación no es grande, 

el que fuere agradecido 

la pondere,y la repare, 

porque ver vna muger 

avnRey qu,e de amores arde, 

padece, fufpira,y ruega, 

y tras efto defpreciarie, 

aunque a muchasfue pofsible 

no ha fido a.muchas muy fácil. 

Mas yo que mi honor miraua, 

y quería en otra parte, 

ya por mi efta fineza, 

no quiero que me la pague. 

No (lento que Vuefclencia 

etomeaqueítacarta)trate (Dafela* 

con Margarita la hermana 

de! 



Z¿ g rm Comedia dú 
del dcSaboyaCEÍarfe. 
No íierito que me defprecie 
que me claide 5 qüe me mate¿ 
que eftc> folo puede bazerte* 
ingrato, pero no infame^ 
Solo íiento que a fu Rey 
niegue el deuido bornenageí 
que deue vn ^aiaüo noble 
a h% leyes een que nace, 
A tnenefter Vuecelencia 
para qae el Duqus le cafe 
con fb hermai3%{er tfaydor¿ 
no es par de Francia/ no vaic^ 
Mas fu va 1 o? . t o d o e 1 p r¿c io 
<de effa ^tairgarju.» trate 
pubHcantfefrtg fusboáasi 
que ericübr if lasaos culpar í¿¿ 
de nrmy deíigual al Duque* 
pues en k>$ truecos q$s Üactf 
le ák vná trayei$m ti alma 
para poder ygualarle. 
Demás defto Vteíeleneia 
vende fu patria, y fu tógre¿ 
y la que le áan per ella 
na es precio confiderable> 
ni el Duque por tal la tizne* 
puesfabiendo que es infamci 
y que es traydor a fu Rey, 
a fu hefmáaa quiere darle* 
Luego a fu hermana no cftima* 



que 



Marifcál deBmfil j i j 

que fi eíHroára fus partes» 

claro eftá que no qui fiera 

quecon.vntraydor cáfaífe. 

Carlos Duque.agora estieínps 

de atajar mayores males, 

quepa dentro de lojufto, 

el valor no fepa nadie, 

que ha podido fertraydof 

quien nunea ha fido -cobarde*- 1 

que en lealtades animofas - 

es hazaña ma&loablev 

Saber donde el valor entrar 

queentrat adonde no cabe 

el amor de Margarita» 

ya que os c¡cg'a,no os engane> 

Dad lugar a que d Gonfejo 

elíjala mejor parte, 

o al R ey dezid vueílro amor 

que es vueftr o amigo tan grande 

que por daros eífe gufto 

hará con Saboya pácese 
Rey. Ya no tengo que fáber 

bien puedo defembocarmé. (cha 5 

BlanMzs que es eíl0,elRey nve efeu^ 

, q a entrado fin 4 a u i Ca ííen, (¿Apur* 

ü me ha ohidx> s tDas no importa, 

yomudarrdelenguage, 

que podrá pedir al Rey 

Tuefira lealtad que no alcance, 

vos folo Je aue y s n.nddo. 



La gran Comedia* 

mas batallan que ciudades. 

heredo de lu$ mayores. 

Si muchos rebeldes falca 

aíu Coronados Tolo 

baílays para caí): ¡garles. 

Q^e importa Duque que a Frácia 

fe oponga $aboya,y marchen 

contra tu inu-icla Corona, 

él Moro,el,Perfa,cl AUrbe, 

ñ quando en efíos Payfes 

tremolan fus eílandajrtes, 

quantas batallas prefentan 

tantas lífonjas oshazen. 
Car. Bueno eftá Blanca, feñora 

perdon$,eícucha,no paites 

adelante en mis hazañas, 

porque es vn nu.euo linage 

de correcion vergoncofa 

reñirme con alabarme, 

es verdad que yo intente. 
Blin.Xz yo fe lo que intentarte, 

el fe declara, y fe pierde, (Uparte. 

a quien pudiera auifalle 

de que el Rey le eftá efeuchando. 
Car. Si las cartas quií mirjiíUs. 
JB/¿.Calla Duque que te pierdes 

enmudece que no fabes 

quien te efcucha,mejor es 

para poder atajarle, Uparte. 

dezirfelo claramente 

aunque 



Marifcal de Biron, ti/} 

aunque no me fatisfazc 

amiszélós Vuefelencia, 

fepa que el no replicarle, H^/d*/ 

esporq elRey nosefcuchaJRry. 

quexas fóri de dos amantes 

las que vueílra Mageftad 

a cfcuchado,tio feefpantc, 

porque quierobién al Duque, 

y aunque la culpa nó es grande 

plúúiefáaDiós,foy.frmy. fina, 

y prefamO yo qué vale ^Aparte* 

roas que muchas Margaritas 

vncoraconde Diamante. 
Cdr.Pcrdido foy íi la oyó* 
Hej.Heroycá muger« 
LafiriéNotüblCé i 
Btan. A y Duque tfmcho te temo, ' 

plegué a Dios que no té arraftré 

tus Iocos,tus ciegos bt\os y% Apartel 

y bien tus íbberuias paren, 

porque para las trayciones 

guardajdifpone y reparte, 

el Rey, la jufticia,y Dios, 

cuchi lio, v erdugovy carcel.J^^>J 
C^r. Vos a qu i > 
Rey.Soy vueftro amigo, 

aunque mal pagado íoy, *Ap4rt$* 

no os alte rey s. 
C¿r. No lo cftoy, 

porque eiioy fnmpre conmigo. 

Q^ líey. 



Zagran Comedia d& 
itey/El parabién vrjengo a dar os 
delaritoriapaífada, 
por vos Cufies alca^ada. 
C¿r.Pucs no fue por obligaros* 
j^j.Solo a vosíe df uio todo. 
Car* Y al de Fuentes. 
Rey.Pues porque, 
. íivueftrotontrariofücv 
C^r.Por eífo^porque de modo 
me piqué de ver íu brio 
que tune embidiá a fu ardor» 
que parafer el mayor 
iolo le faltó íer mío* 
Pues pcleaua de fuerte* 
y mataua de manera, 
que dar liciones pudiera 
al eftoquc de la muerre. 

Y aun tü parte auentajó 
de la muerte los enojos, 
porque el matar con los ojors 
Ja muerte no lo aVcancó. 

Y el andamian y alien te 
lili poder nadie-imitaUs, 
que de achaque de miralle 
murió muchifcima gente. , 
Yo entonces viendo fií aliento* 
y aleando en alto la efpada, u 
que pudiera enfangrentada 
dar temor al firmamento. 

y eftido d$ mas renombres « 



<i«e 



Mariftál de Bíreiü Elf 

qíie Eftrcilas el cicla rige, 

t)io$ os perdone les dixe 

a mas de docientt&'hombrest 

Y tan jKtfto el alma dieron 

entre amargos parafiímos, 

que parece que ellos mifmoi 

de bien a bien fe mwieroné 

Solo el Varan de Sili 

valiente fe refiftio 

vn gran tato*, pero yó 

que defeubierto le vi. 

Le di también vn reucz 

que a pefár de fu deftrezá 

halló el cuerpo fincabeca* 

y la gabela fin pies* 

Pero como el Gorafón 

quedo entero,aunqüe difuntea 

no víendofe todo junto, 

cayó con tal prefuncion, 

que tendido fin concierto 

por la tierra^y alargando 

los bracos de qüando eti quaüd^ 

fobre tanto cuerpo muerto. 

Las caberas de manera 

tentaua,quc a entender daua¿ 

ó que la fuyabnfeaua, 

ó otra que bietvle viniera* 

Con eftobolui a cobrar á* .> 

lo perdido,y atrcuidoi 

en poluc^y fángre teSido^ - ,• 



í¿ gran Comedia del 

fin ccíTaritii defc«mfar. 

Me rccobréypelcé, 

refc3té,tHünfc,venci, 

retiréme,y defcansé, 

y asegurando-' mi fama, 

que es m todo peregrina 

pordeípreciar mi mohína - 

me vine á ver con mi dama. 
Rey. Todo quántoaucys contado 

hazeys fiempre en la campaña, 

y afsi de fola vna azaña 

vengo Carlos admirado. 
Car. De vna foja ,quando apoya 

tantas vueí|n mifma gente. 
Rey.Mo fue azaña el fer valiente, 

ííao el ferio coa Sabaya, 
C¿rr.C^uandQ jSrüo de manera, 

que admiro a quantos me vcn> 

qualquier malicia es defden* 

y viue Diosíi fupitra 

la lengua que os ha informado. 
Rey. Hasblad quedo. 
CarSi hablaré, 

y hablando quedo diré, 

que fe la^uaiera arrancado 

poraquefto folamente 

embidio a quien en cápaña firue* 
Rey. A quien? 
Car.A\ Rey dcEfpaña, 

qut es el Ccfár mas prudente, 



Marifcalde Biron. 116 

y que r^as de fus v&ífallos 

fia qualquicr cfp^ranea, 
( que es precio la confianca, 

y los premia con honrallos? 
Re)'.Afic;ionadP le eftays. 
CarSi a otro feruir huuiera 

folo al Rey de Efpaiía fuera. 
Recluítamete le ala|>4ys 

de prudente y generofo, 

que a todos nos efta bien, 

pero aUbadietanbie$ 

de Rey tan efcrupylofo, 

y en la lealtad tan prolijo, 

que a vn hijo de Monteni, 

que eftá efcuchandoRse aquí, 

porque inqu ietaua a fu hijo^ 

y hablaua con el de efpacio 

encofas.d^poco honor, 

aun antes de fertnydor 

le dip garrote en Palacio. Fafe* 
Car. MucHo he quedado cobarde 

fin poder difsimulár. 
Lafin.hu vida le ha de coftar. 

la vitpria de efta tarde. Vafc 
Car. Eftas amepacas ion, 

y amenacas declaradas, 

mil faltos,mil aldauadas, 

me eftá dando el coracon e 

El Rey fofpechofo eftá 

delaYcrdad ; y4emi, 

qj que 



La gran Comedia del 
que pues el me trata afsi 
informado viene ya. 
Peroíi tan cérea eíloy 
del remedio,qud remedio 
ferá poner tierra en medio, 
que dudo que no me voy l 
yo me voy t pero que digo, 
toy yo quien hablo,eftoyloeo¿ 
yo me eftimo a mi tan poco, 
qupal rezeiodtl caftigo 
fnc rindo, no foy yo quien 
pongo a toda Italia miedo, 
y que con mi nombre puedo 
ponerle al mundo tanhíen?- 
Pues en que tui temor fundo, 
a fuera rezelo vano, 
que con la efpada en la mano 
po puede prenderme el mundo¿ 
Porque no ha de auer Alcalde, 
Chancilkr,ni Marifcal, 
que configo eftá tan mal, 
que quiera morir de balde, 
Pero fupuefto que el Rey 
4uda ya de mi lealtad, 
aunque es barbara impiedad* 
contra toda humana ley. 
Para aííegurar mi vida 
del peligro que me efpéra, 
cfta vez aunque no quiera 
jengo de fer fu homicida* 



Mari fe al de Blronl 11 j 

y en fu tienda viue Dios- 
la vida k he de quitar. 
i Va a cuitar >y faleelRcy* 
Rey. A quien aueys de matar, É 

Car* A quien me ofende con vos¿ 
no fe que miedo ciuil ^ípart$¿ 
me acobarda,y me detiene, 
quandolaocítíion me viene 
a tas manos>foy Gentil. 
Can la muerte batallando 
a penas temi renombre, 
y aqui folo con vn hombre 
parece que eftoy temblando* 
mas es miRey,claro eftá. 
Rey. Mirad Duque aquella puerta^ 
Gt>\ Ya 5a he viíto,y eftá abierta. 
Rey, Pues cerradla, y dadme acá 

lallaue. 
C¿r, Ya eflá cerrada. Ciérrala* 
Rey. Fuerte batalla me efpera. 
C¿r.Pues aunq a fys manos muera, 

no he de rendiíle la cfpada. 
Rey. Son las culpas tan inmenfas 
del Duque, y de fu ambicio, jífw* 
que parece,que el perdón» 
fe anega entre fus ofenfas. 
Pero mi auior infinito ¡ ^ 

de fuerte eftima fu vida* ¡ 
que como perdón m? pida 
le perdonaré el delito^ > 

5U Ya 



la gran fomedia del 
Ya eftamos folos Jos dos, 

C ar.Si feñor, y yo fin mi, ¿Aparte* 
masa que bolueys aquí? 

Rey. Solp eftar folocon vos. 

Car* Pues eflfo que nouedad 
viene a fer en mi priuancas 

Rey. En no tener copfianca 
Carlos de yueftraamiftad, 
y fer yo tan Rentado, 
tan yalieore,y animofo, 
tan bizarro,y prgullofo, 
y de mi tan confiado, 
quefabiendo que bufeays 
ocafion a yna traycion, 
os vengo a dar la ocafion 
para ver fila lograys. 

Car. Yo contra vos. 

Rey. Aduertid, 

que vengo bien informado. 

Car. No venis fino engañado. 

ftey.Afsi fcrá,mas oyd 
Carlos, yo he venido aquí, 
hablemos daro,adeziros 
que foys vnmal Cauallero. 

'C*r.Q¡n en dixere* 

Hey. Yo lo digo, 

y fe que digo verdad, 
porque yo propio lo he yiftoj 
por feñas que quando oy, 

fi por Píos vueftros delitos 



mil 



Márijfal de Biron. 1 18 

mil coloras me Calieron, 

que ay delitos tan indignos 

de que los corneta yn hombre 

preciado de bien nacido, 

que aun el que no l t os ha hecho, 

fe corre folo de oyrjos. 

Dirá alguno que fupuefto 

que puedo, y no los caftigo, 

ó de4niedo los pejrdon°> 

o de malicia los finjo. 

Y refpondo quanto al jniedo, 

que fe engaña el que atreuido 

pienfa que temen los Reyes, 

porq vn Ray quanto al dominio, 

que tiene fpbre los fuyos 

por el puefto,y el officio, 

es vn retrato de Dios, 

y Dios a nadie ha temido, 

porque íi temer pudiera 

queesvn necio barbarifmo, 

dexára Dios de fer Dios» 

y lo fuera fu enemigo. 

Quanto al fegundo argumento 

de que yo puedo fingirlos 

refpondo con eflas cartas. 
^Arrójale las cartas. 
C¿r*Cielos Lafiíi me ha vendido! 
Rry.Sin razón os admirays 

de que Lafin lo aya dicho, 

que fí es el amigo Yueftro, 

v te- 



f teneys por mal ¿ftilo, 
que fiendolo os cngaSafle 
vos también fiendolo mío. 
Con el Duque de Saboya 
hablafteys en mi perjayzio^ 
y íby Rey de mas a mas, 
luego no es macho delito, 
que fi ay traydor para vn Rey 
lo aya para vn amigo. 
Duque yo cftoy enterado 
de todos vueftros defignioss 
fe los tratos de Saboya, 
ordenes,prciida$,y amíos* 
que aueys dado contra mi, 
por palabra,y por eferíto, 
y todo aquefto porque, 
porque os di el mejor oficio, 
porque os htee par de Francia, 
porque os yguale conmigo, 
porque osdi nombre de Duque^ 
porque os honré con cubriros* 
porque os ofrecí mi dama, 
fineza que nadie hizo. 
Y en fin porque os quife bien* 
que es fombra del beneficio 
la ingratitud,y bañó 
parahazerosmi enemigo^ 
Solo aueros obligado, 
porque eftamos en vn fíg!o¿ 

«£ue d fe^sec bien fe caftig» 



Marifcal deBitml % i p 

camo Afuera delito. 
Y fupuefto qué fe quinto 
aueyshecho,y aueys dicho, 
y la menor de eftas culpas 
merece en tela.de juyzio* 
o dar la boca a vn veneno, 
o la gargantaavn cuchillo. 
Yo imitando a Diosen todo¿ 
blando>piadofo,y benigna,, 
qs la quiero perdonar, 
con condición que rendido, 
me pidays perdón de todas, 
y me digayslos que han fidq 
también culpados eon vos. 

Biteluefe de efpaldas con enfado» 
Pero quees eíTo quemiroy 
las eípaldas me bolucy s. 
Car *$icn sp que íi yo le digo 
al Rey la verdad de todo^parte^ 
como aqui lo ha prometido 
me ha de perdonar, mas quien 
ha de eftar tan mal configo, 
que la infamia que intentó 
ha de copfeffar e! mifmo, 
que en agrauibs femejantes 
tengo por menos delito 
el atreuerfe aintentallos, 
que el allegar a dedillos, 
y fuera de aquefto foy 
tan briofot y tan altiuo, 

que 



Sagran Comedia del 
que quiero mas de va verdugo 
prouar confiante el cuchillo, 
que no pedirle perdón 
eftando a fus pies caydo. 

Rey. Carlos íi aqupffa es vergueca 
de miraros conuencido, 
eífa por difculpa bafta. 

CW\N¡es verguenca,niloha fido* 

Rey. Pues que puede fer> 

Car.Pcfar 

de efcuchar agrauios mios, 

quien llega a pedir perdón 

da a entender que ha delinquido. 

Mas yo que eftoy innocente, 

ni lo quiero,ni lo pido/ 

que es defay re el rendimiento 

quando la calumnia es vicio, 

Rey.Afsi ferá 3 pero agora, 
lo que importa es reduzirps 
a hablarme con claridad, 
para darm§ algún motiuo 
de que crea yo fi quiera 
que os aueys arrepentido. 1 

Car. Efío ha de fcr imppfsiblc 
ei recabarlo conmigo, 
porque no tengo de que. 

Rey, Elbuícafu precipicio, 
fritad que tengo e (Tas cartas, 
que vos propio aueys -.ciento* 
Car* Eflfas cartas fon fupueftas 



de 



Mari fe al de Biron* 120 

de alguno que mal me quifo* 
Jtry. Mirad queay información. 
Car. Sera de falfos teftigos, 
Hey. Mirad que lo ha dicho Blanca* 
Car. Son zelofos defuarios» 
Rey. Mirad que lo digo yo, 

y bafta que yo lo digo. 
Car.V ueftra alteza no lo fabe, 

que cifres hablar de capricho* 

y deuame efta refpuefta 

quando agramado me miro* 
Rey. Mirad que os eftá muy bien* 

que feamos'muy amigos. 
Car. Y a vos también, porq os tengo 

vueftro Reyno defendido. 
Rey. En efeto eífoys refuelto 

Duque a uó querer rendiros, 

ni querer darme efte gufto. 
Gzr.En lo que he dicho me afirmo* 
Rey .Pues a Dios» a buenas noches. 

Vafe el Rey. 
Car. Enojado le vá el Rey 

viendo el tefon que he tenido» 

de no rendirme a fus plantas» 

y reuelaije el motiuo 

de aquefta conjuración, 

de que la culpa ha tenidb 

Lafin»pero vipe ti cielo 

que antes q en los blacos vidrios 

del mar el Sol fe retrate, 

yfacu- 



ta grdn Cernidla áéh 
y facudiendo los limpios 
cendales queencarracha* 
el alba de quien es hijo 
beuaetadalabcüida 
en c!aueles,y jacintos 
tengo de dalle la mucrttfi' 
y defpues corno de vn rió 
he de beuer de la íangre 
de fu pecho fementido; 
pero entretanto que el diá 
da de mi venganca indicios* 
porque me fiento canfado 
del miliurexercicio, 
en efta filia me quiero 
reclinar,y dcfpedido 
de Blanca que eftáxetoíá, 
y del Rey que cftá ofendido 
permitir a misfatigas 
algún genero de ¿Huío. 
Quedtfe adormidpé 

Sale el Rey, el Ccnde,yl6sde*Has,y dú$ 
foldados con arcabuces* 

Cojf«Vueftra Mageftad adtüerta* 
KeyXondc ya lo tengo vifto, 

a mi Rey no,a mi Corona, 

i mi quietud,a mis hijos, 

y a mis raffallos importa 

hazer lo que tengo dicho* 



Cario 



Carlos tntrefncños* 
C¿f ¿Bafta ya Francés valiente, 

bafta ya Principe inuiño» 

dexamc que me defienda* 

que no es azañade brío 

matarme atadas las manóse 

y difuntos los fentidos. 
£0*. Entre fueños cita hablando,' 
Rey, Y hablando Conde comnigo<? 

yd vos preílo, y defpcrtadle* 
ConSeñot. 
Rey.No vays, 
fow.Ya os firuo, 

Duque de Biron. 

Defpi€rta,y Isuantafe de Ufdláj metí 
WMnoaUefpad4 
C*r. Pues muera 

el aleue que ha querido 

cnfangrentar*ma$ que es efto? 

válgame el cielo.quc mirot 

feñor^Condc Montern, 

y a mi muerte proaoílicot 

que defdichado que foy« 
AfoH.Todos fot* vueftros amigos*' 
Rey.Dzá al Conde de Suyfoíi 

laefpada, .. . , 

C^Brauo prodigio. 
Car. La efpada fcñor¿ 
Rey. Si Duque* 
Car* Los paífos cíbjKOgidoSa 



La gran Comedia del 

ya no cspofsible etcaparme. 
Rey. No rcpHqtieys, 
Car. No replico, 

mas mi efpada fblo a vos 

el tomármela permito» 
Rry. Pues dádmela Duque a mi. 
CW. Ya ícñpr me la deícitto ¡(efpada. 

tome vueftra'Mageftad. (Dale la 
Rey.. Llenadle agora al GaíUllo 

de laBaftida. 
Car. Yo prefo f 

porque caufa,ó que deliéto! 
Rey. Para faber folamente 

qual de los dos ha mentido. 
Car .Yo a la Baftida, mirad. 
R^.Noosalrereysjque imagino, 

que aueysde lalir muy prerto: 

snas no fe fi ferá viuo. 
Car. Claro eftá, porque en entrado 

me daré muerte yo mifmo. 
RryXarlos tu proprio cetraftc 

a mi piedad los oydos, 

perdone el amor, que ya 

ib y tu juez, y no tu amigo, 

Conde ya entendeys , cuydado, 

venid Monteni conmigo. 
Vafe el Rey por vna parte con Monteni y Carlos 
por otra con ti Conde, y los demás en~ 
tarándole las efeopetas. 

Fin de lafcgnnd* jornada. 10 R 



Marifcal dé Bironl ¿¿ j 



&±» 



JORNADA TERCERA, 

- S^/e e7 Conde dé Su) fon, y el Mmfcal con 
cadena prtfo* 
Cow.Ya vino fu Mageftad, 

con el también los juezes. 
Car. En eftc puerto otras vezes 
tüue yo fu autoridad, 
pero harta el íirí de la vida, 
no ay fegtiridad alguna. 
ConSombfds fon de la fortuna 

la priuanca,y ía eáyda. 
Car.N® ha íido fortuna en mi 
Conde lo que agora paífo, 
que la fortuna es a cafo* 
y efto yo lo pretendí* 
Porque viendo que a! pf luar 
le íigue íientpf e el caer, 
lo que el hado auia de hazee 
me quiíe yo negociar. 
Para que no fe alabara 
de que fe atreuio a mi esfera f 
pues fí yo no me cayera 
la fortuna no me echara. 
A muerte eftoy condenado, 
y oy fe cumple la fensencia, 
y por efifo ala clemencia 
de ios Pares he apelado, 
Y aunque el cadaalfo eftá hecho, 
y toda Francia lo cípera*» . Br ' és 



LagyanComtdiadcl 

és mi orgullo de manera-, 

es taa bizarro mi pecho* 

que no he podido creer 

fino que eí> eftratagema } 

del Rey ,pára que le terna., 

y que al ha me ha de abíoluefa 

Porque fuera de que es juftó- l 

Enrique me quiere bien, 

y le eftá muy bien también 

no ha¿erme a mi eñe difgufto^ 

Efto Conde es cofa clara, 

pues lo deuehazer afsi, 

por íi,quan<lo no por mi," 

porque íi yo le faltara 
' qualquier trille Potentado 

a fu Reyno fe átreuiera, 

y vilmente le rendierá 

dentro,y fuera de fu Eftado* 

Luego ñcoú stii perfona 

con íer fus contrarios tantos* 

lefaco libre <k qtiantos 

fe atrtuen a fu Corona* 

Claro eftá que ha de querer, 

pues ha de querer Reynar, 

quererme a mi canferuar 

para coníeruar fu fer* 
€ <w.Malel Duque de Biroil 

ha entendido la fentencia lAparicl 
Car. C^uedezis> 
Con. Q^ue Vucfelencia 
■ . emodoücne raaom ' • usas 



MtiYifcáldeBirciu - Í2J 

i-has ya han abierto la fala¿ - ;. ^ 

y ha lalido el Chancilltr* 
Sa/e eí Chanciller 
Cbarx* Peíame íeñorde fer 

quien os trae nueua: tan ííialaé 
Ca^ Comomalái 
Ckanc- La peor 

que pudifteys efperari 
C¿r. Pues mándate confirmar 

lafentencUr 
Chanc.SiizúQXt 
Con. Abforto 3 y fuera de íi 

le hadexado áquefta nucua¿ 
Car. Y es en la placa de Guebá 

mi tragedias* 
ChancSeñor íi* 

Cat. Y ha de fer luego> : 

Chanta Aísi lo ¿frauda la ley* 
Cat. Es verdad, 

mas no efperé tal crueldad 

délos juezcs,ni del Rey* 

Aqüi acabo mi ambición, 

frii colera, y mis enojos, 

que con la muerte a ios ajos 

liadie tiene coftdicioi*, 

A mal aya amen mi br jo, : 

que me ha puefió- m tal eñ&do$ ' 

el cotacon fe dn e-ha- elado; 

mas animo valor mió* 

que fiendo íuerca morir 

pues lo quiere aísi mi .&& i*» E % fío 



tagtan Comedia del. 

lio me Tía de rendir ia muerte: 

bolued amigo a dezir 

al Rey mi íeñor,que ya 

que gufta de que yo muera, 

que lo trace de manera 

por lo bien que le eftará» 

Que quede mi cuerpo entero, 

porque íi a cafo defpues 

el Flamenco, 6 el Ingles 

le acofafife altiuo,y fiero, 

pueda a la guerra configo 

como otr^s vezes licuarme, 

pues folo con eníeüárme 

triunfará de fu enemigo. 

Porque de mi heroyco pecho 

venga Franciaa confeííar, 

que aun muerto tengo de eftar 

y Ta he de íer de prouechó. 
Chañe, Ya fale fu Mageftad, 

y fe lo podeys dezir. 
Car. por lo menos me ha de oyr 

quando no tenga piedad. 
Sale el Rey con los demás. 
Rey* Dios fabe con el dolor 

que he quedado Mbnceni* 

mas efto ha de fer afsí. 
Car. A vueítros pies gran feñot 

que el Cielo mil años guarde, 

éítá quien pide clemencia 

de tan injuíla lentencia. 
Rey, Duque de Virón ya es tarde. Car* 



Marifcal de Biron. 1 2 4 

Car. Si es tarde para el perdón, 

no lo feraparaoyr 

a vn hombre que vá a morir, 
Rry. Duque ya no es ocafion. 

Quieiefeyr el Rey por atraparte. 
Car. Pues aísi íefiqr os vays 

fin efcucharme fi quiera, 

porque ferá la poftrera 

vez que os canfe f poco amays, 

pocoamays feñora quien 

por vos lavidaarriefgó. 
Con. Señor. 

Rejf.Ya he dicho que no» 
Chañe- Señor. 
Rey. Callad vo$ tambieq, 

Carlos fe hecha a fus pies. 
Car. Pues ya que no baila el rué go 

que fiempre ha podido tanto, 

báfte íeñor efte llanto 

con que vueftras $}<^&$ifg@* 

Porque de ellas abracado, 

y puefta mi indigna bpca 

en el fuelo que las xoca, 

pues de mi vida esf^gtadp r 

O me aueys de áfi^giixar 

el hazerme efte fauor, 

o hecho pedacos feñor 

de aqui me han de leuaata* 
Rg.Efto ya es apretar pucho, 
Con. Que laftima, 
CJiwHc.Que terneza. R 2 fóf> 



labran Comedia ¿el 
tax. Que reíponÜe Véfenrk Alteza, 
Re)», Hablad Carlos que ya efcucho* 
fuf* Aunque no es Principe excclfo 
de perfonas generpías, 
el repetir beneficios 
ni el contar hazañas propias, 
en efta otafion,en efta 
3nguftia,en efta afrentofa 
muerte que me eftá efperandoj 
poco gran feñdr importa 
cítr^gar la bizarría, 
por redemir la deshonra* 
jjLa naturaleza apenas 
fobre el papel de mi boca 
£ feriuio con vn ringloft 
quatro luftrosá nú aitíora, 
qu^ndo a vueftrp áfoteceííoE 
que en campos de luz repoía$ 
vn Religíofo atreuido 
paífando en yna carrpea, 
mató de vria puñalada, 
qu e aun las reales per fonas 
po pueden aííegurarfe 
mientras mortales fe nombran/ 
ni de vna pluma atreuida, 
lú de yna efpada traydora. 
Heredafteys vos el Reynq* 
pero no tan ííñ encobra, 
que no intentaííe eVde Hurneng ', 
- pon las de la ligatoda, 
^ f efiftít la poitef^fdiV " ; -F^as 



Marifcal de Biton» JáM| 

yras tiiefchn4o,y difcordias 
entrólos vueili os, y o entonces 
(aqui empiecanmis vitorias) 
coxna el Sdl^q.ye mayorazgo 
es de las demás antorchas* 
y rayo a ra y o de fm i ente 
quantas fe le oponen fo rubras» 
deshice todas la^ nieblas 
de fu. intecejon cabilofa, 
y^pefar de los rebeldes 
os pufe bien la Corona^ 
que fe oseftaua cayendo, 
de la cablea por horas. 
Conociendo mi valor 
ocupafteys mi perfana 
en la guerra^<?ndc he fido : 

erro Curdo, que a las bocas, 

de Us minas me arrojaua, 

pues con colera animofa 

apartando muchas vezes, 

porque a la viíla me eftoruaü 

con ella mano Us flechas, 

y con efta lis pelotas, 

me entraua por mis contrarios 

go mo por mi cafa propia;. 

El CaftiUo de Beana 

que eftauacomo^na roca 

guarnecido de efeop^tasj 

de tiros,balas 3 y bombas^ 

afalté con dos mil hombres 

que me íiguieroa ci> tw$¿ 9 &4 , y 



La gran Comedia dd 
y porque los enemigos 
quemauan las cuerda* todas^ 
jponque lQsmiosfubian 
apefar de las piftolas, 
abracándome con quantos 
cftauan a }a redonda, 
y arrojándolos al fofo, 
fueron tantos en y ni hora 
Jos que cayeron del muro 
fobre la playa arenóla, 
que firuieron de efcalera 
a ios que eftauah de eícolta, 
y afsi no fue menefter 
«challes otra maroma. 
Rendí defpues a Corben, 
a Nayon,a 'Turi,y Corbía, 
íiempre fiendo yo el primero^ 
que las Lifes vencedoras 
fobre los muros ponía 
para aclamar la vidoria. 
Al Marques de Barimbon 
rebelde a vueftra Corona, 
prendí en el cerco de Artoy, 
y dexandple en (Cuítodia, 
a teli defínantele, 
y con fer mi; gente poca 
de Amiens,del Biirgo,y la Brefaj 
las placas rendí famofas, 
quitándole al de Masflet 
toda vna efquadfá EfpanoÍ3 f 

lasYÍtwalla?roiiipi vna 



Mariscal d$ Biron, H6 

vna mañana a la efcolta, 

ellos dizen por defgracia N 

pero yo pienfo otra cofa. 

Prendí a Don Alonfo Draque 

junto al Agre,accion,que monta 

inas que todas las azañas, 

que de Camilo fe copian, 

porque el no venció Bfpañoles, 

y yo ñy que e) nombre (obra. 

En el focorro de Orliens 

por fer la tierra fragofa, 

tropecó vueftro cauallp, 

y cayendo en vna hoya 

fe echaron de ios bridones 

echo coracas de efeocia 

para hazpros mil pedacos; 

mas yo con lealtad piadofa 

viendo mi Rey en el fuelo, 

fobre yueftras armas propias 

me t arroje defde el cauallo, 

y reeebi en efta forma 

ocho heridas ñn defenfa, 

doblemos aqui la oja, 

que podrá para defp ues 

importar efta memoria. 

Diez Ciudades, veynte Villar 

que por fu Rey os adoran, 

y mas de ochenta lugares 

de Flandes,y de Saboya, 

he añadido a vueftro Imperio* 

y folo me pefa agora^ t\ 



La gran Comedia del 
el no auer rendido quantas 
África tiene, y Europa. 
Treynta y ocho heridas tengo 
cuyas cicatrices todas 
repartidas por mi cuerpo, 
porque vfan todos agora 
acuchillar Jos veíhdos, 
parecen vnas con otras, 
o gala de mí corage, 
o vio nueuo de mi honra* 
Eftas fon fenor I^s deudas» 
las finezas^ las cofas ? 
que en vueítrp feruicio he hecho, 
y la culpa quien ignora, 
que es vn penfarnientofqlo, 
vna altiuez engañdfa, 

vna ciega fant^ík 

ge peníar con vanagloria, 

que pudiera yo fer mas 

fi me cafara en Sabo y a. 

A i& culpa que me imputai> 

de que en el rio con ma5oí¡| , 

induftria os quite matar 

paífando vtu puente angofl^ 

íatisfago coi) bplucr 

donde doblárnosla oj% 

de las paííadas heridas, 

porque quien tan a íu coft$ 

os íiruio de bra^o yzquierdo^ 

parece impofsihle cofa, 
v guc contra q^a nútan rid¿& iflten* 



Mari fe al de Btroríl ? a 7 

intentaífe acción tan loca. 
No tengo vena en mi cuerpo 
que no íc aya vino rota* 
en defenfa de mi patria, 
y en agrauio de las erras. 
Diez mil enemigos .vuéftros, 
aunque Ja embutía me oyga* 
he muerto con cfíás manos 
en aífaltos,y viftorias^ 
y íi no fon mas de diez, 
es prouidencía ingeniofa j 
porque no ríñanlos dedos 
iobre el 'partir lo que fobra* 
Y todas ellas azañas ; 
pongo a cuenta de y ná fo}^ 
imaginación que tuue 
amagada en la memoria* T 
no es valor poder matar 
quando ay vn Dios que perdona 
ni el quitarme a mi lá vid^ 
os puede dar nueua gloria, 
pues lo miírno háze vna piedfí 
defpedida de vria honda*, 
va veneno^vn fnfto,ynayré t 
yn rayo con lo que topan, 
y no es en ellos áingo^a 
alabanca mifteriófá, 
antes bien comóin&rdmentos 
ide la pena que fe cobra* 
o la piedad los maldize* 
ée| enojo losdcíitoca. - : V É 



LágYán Comedia del 

Y fi penfaysque efto es miedo 
de la muerte que aie alfombra, ] 
con fiero^ triftc temblante 

es engaño,que no podra 
la muerte a vn animo noble* 
fuera de que eíia penofa 
algunas vezes la vida, 
que fi a buena luz fe nota, 
fue menefter que cercara 
Dios la muerte de cpngoxas, 
para que no la tomafTen 
todos con fus rpatios propias» 
No es miedo,no d'eU muerte 
feñor el que me apafsiona, 
fino miedo de la infamia 
que a buéltas de ella fe compra 

Y fi es fuerca que yo muera 
aunque fera cofa impropia, 
que prefiera vn penfamiento 
tantas generofas obras, 
muertes ay que no hazen ruydo 
abrafeme vna poncoña 

las entrañas vn eftqque, : 
venas, y arterias me rompa^ 
o dexanme en vna cueua 
k mas trifte,y la mas honda 
fin comer,porque la hambre, 
que nueftro calor fu (oa, 
me vaya dando la muerte 
con vna congoxa,y otra. 
Mi Rey, mi feñor, mi amigo, 



tAarijcal de Biron é i%% 

ya no pido que me oyga 
Yiieftra piedad, para darme 
la vida que ya me eftorua, 
fino que no fea la muerte 
fe ñor tan eí cándalo ía. 
Pero fi dcudas,y vidas, 
finezas^ruegos^ftiejoras, 
lagrimas^y obligaciones, 
feruicios,y buenas obras, 
no baftan 3 y es el rigor 
mas que la roifericordia, 
venga ai punto,yal in&antc*. 
al momento,y a la hora 
el verdugo.y íi faltare 
para hazer la ceremonia, 
yo meatarédelosombros 
íeñor mi c'sbeca propia, 
y quica mejor que el mifmo 
que por oficio ¡as corta, 
porque tengo el braco hecho 
a cortar las que os enojan* 
y lo liara bien con la mia 
comoenduíkiado en las otras» 
Ea mátenme al momento 
aunque fe anegue mi honra, 
y la murmuren deípues 
las naciones mas remotas, 
fabiendo que es güito vueftro, 
y lo teñe ys por Hfonja, 
yré contento a! fuphcio 
y a la efpada cortadora, - éaré- 



id gran Comedia del ; 
daré la mejor cibera 
que de-plumas y garcotas 
fe tío coronada en Francia* 
para que el mondo conofea 
tni £l,mi amor,nú obediencia^ , 
y en mi pdftrimera hora,¡ 
miren corno en vn efpejo 
los que Tupieren mi hiftori& 
de la priuanca mayor 
lacayda mas cortofa* 
de te mas alca fortuna, 
la müdanca mas traydorai 
de la mayor prefüncion 
la humildad mas prodigiofái 
del Monarca mas piadoíb 
la ingratitud más nótofia, 
y del hombre mas valiente 
que tuno Grecia>ni Roma, 
la muerte mas defdiehada, 
la vida mas heroyéa. 
Kej.El alma me ha enternecido^ 
y a poderlo ha¿er fin nota 
le perdonara otra vez. 
mas ya lamiíericordia 
no tiene lugar aquí, 
perdone el ámoragora2 

Fafe yendo el &ej . 

CarJPüzs que reíbondeys íendt? 
Rey. Lo que es jufto que reíponda* 
; v c^e-tratey3 de recogeros, , ■ í- qué 



Marifcaldc Biroril i $p 

q es lo q mases importa, Faje] 
£e#.Sabe Diesel dolor mió, 
el cielo Duque os íbeorra 
en lance tan apretado pajel 
Con. Lo que callare la boca* 
dirán de parte del pecho 
los ojos cosí lo que lloran, p^ja 
Mcn. Por no atormentaros mas, 
ni hablaro$*eneftas cofas 
osdexo, Paje* 

Car.VucTonfe iodos. 

y el alma eftá tan abforía, 
' «$ne lo miímo que ha efeuchad® 
parece cidós que ignora, 
yo condenado a morir, 
fin aparato^ni pompa f 
yo en las manos de.vn verdugo^ 
que ai redopelo me coxa 
lacabeca vdel cabello 
la eníeñe a la Plebe toda, 
y no me fiferftblá la tictra 5 
los montes no fe albofe tm á 
los cielos no fe cftrerneccn* 
y de las ceíeftes Zonas 
los circuios no fe raigan,- 
•y las lineas no fe-borran* 
Pero ya no es tiempo de cfto* 
la jufticia es poderofa, ' 
el Rey quiere qoe yo ronera* 
eí cielo tm& lo reuoca, 
mi foberma lo -rtierece.» f es 



La gran Carne di a del 

y es la diftancia tan corta; 

ay Dio$,que apenas de vida 

me quedarán fkte horas, 

pues vencaci entendimiento» 

que la voluntad informa, 

y lo que ha de hazer la ftíerga 

pongalod gurto por obra/ 

en fin la ley fe executa, 

y por traydor me pregona. 

Pues yo prometo en mi brio 

morir con tan belicofa 

bizarría, que parezca 

que el morir no me congoxa» 

ó que en aqueíla ocaíion 

mucre por mi otra períbna, 
* pero efto fe ha de entender, 

con condición que a efta hora 

cfté viuojporque pienfo 

legun la pena me ahoga, 

que antes, que f&lga a ¡aplaca, 

íi el ciclo no me reporta 

he de matarme yo mifmo, 

que en muertes tan afrentofas 

no ha menefter el valor 

mas verdugo que fu honra. Vafe* 
Salen Iaqt4es,y Belerma* 
Jfc/.Iaqueshuye. 
j¿^. Yo porque? 
Bel. Huye laques. 
laq. Eíío no, 
iin culpa efíoy. : Be/, 



Marifcal de Birori, | j o 

Be/. Que fe yo. 
J^.Soy yotraydor? 
Bel. Y o que fe. 
Jaq. Tengome de hazer culpado 

conhuyr? 
BeL Y do es rnejof 

fer por fofpechas trayder, 
quefin culpacaftigado¿ 
laq.Yo que he hechoí 
BeLNo has feruido al Duque? 
faqSu 

Bel. Yeffo es poco? 
laq. Si el era vn tronerado loco, 

y vn Francés defuanecido, 

tanto que nació Francés 

por yerro de cuenta es liano, 

porque hombre que erará vano 

nació para Portugués, 

que ucee que ver vn trifte, 

que aun huye vna melechiá, 

porque traydora*y malfina. 
Bel. Mira que ai ñn le feruitée, 

y que el Rey la efpada aguza, 

y que es mas fegura cofa 

poner pies en poiuorofa, 

que llenar en caperuza. 

No fe que dezia mi agüela 

de hazientes,y de coníknres* 

que culpas tan iofolentes 

a toda ma parentela 

picanean por juña ley,.. S por- 



La gfan Comedia del 
poirqüe e! que tray dorna fido» 
aun la cafa en que ha^inido 
le fiembra.de fai el Rey, 
foloporqóe vez alguna 
fue fu dueño defleal. 

Jtf^Pues fiembremc a mi de fal¿ 
ay nwger tan importuna, 
mas fi a mi me íieirhbran¿di> 
de fal fin auer pecado, 
ni eftar Bel^rma dañado* 
de que han de í embrarte a ti? 

Beh Poco pienfo que has fentido 
la muerte de tu feñor, 
pues que con tan buen humor 
a ver a Blanca as venido. 

jtq* Eífo no,porque en pcafando 
en que mano infame vn cuchillo 
de Francia al mejor caudillo 
la vida le eftá quitando. 
Tanto lo liego a fentir, 
que por parecer honrado 
morir quifiera a íu lado* 

Bel. Ay laques bueno es viuir 3 
pobre de Blanca qus lienta 
por todos, 

Itq.Trifte fe ñora, 
eíhrá llorando agora* 
voy a coníblarla» 

BeLTcmcJ 

¿teiporque no eftá "en cafa. 



Mmfcal de ÉirdfQ 1 J 1 

Ut¡. Pues agora donde fue? 
¿V/. No fe Iaques,folo sé, 

que de fuerte le trafpaífa 

el coracon efta muerte¿ 

que temo fu vicia ya, 
Uq. Ellafcconfolárá Ruydódenír&l 

con el tiempo 3 mas aduierte 

que fíente grande ríiydo, 
Bel. Ay Dios ruydo, que puede fer! 
Jaq. Ei veniros a prender, 

o talarnos a los dos. 
Bel¿ Pues ven laques por aquí¿ 
Jaq. Ay Belerrngqüe no pu£do¿ 
Bel. Porque? 
Jaq. Porque tengo mltáb, 

o el miedo me tiene a tni. 
Sale el Rey*y los demás. 
Rey¿ Dexadme, porque me trata 

tan mal mi pena^que infiero, 

que yo foy folo el que muero*' 

y es el Duqiíé ti que me niata¿ 

es posible pena fuerte, 

que yo foy Rey,y cafiigó 

al Düq&e^al mayor amigo¿ 

y concaíligodé muerte l 

no foy Reyuno tirano¿ 
ge/Jaques? Uq. Beleriná* 
Bd. Que haremos* 
Jaq¿ Cámara pues que tenemos 

el miedo tan en Ja mano. 
txy* Auiiad luego a ttiadátitf S i qué 



La gran Comedia del 

queeftoyaquu 
Con. Dos criados 

cftan allí retirados, 
Rey. Lleguen pues* 
Mon.hi Rey os llama. 
laq. A quien llama el Rey? 
Mon. A vos. 

laq. Dezid que no cftoy eticafa, 
Mon. Llegad preño. 

Uffele para que llegue* 

laq. Suerte efeafa, 

i!egaran 3 vaigame Dios. 

Bel. Yo me efeurro poraqui. 

laq. Señor aquella fe vá. 

Bel. Yo, miente. 

Mon. Venid acá. 

Bel. A parlero* 

laq- Aqueífoíij 

fe ñor yo no tengo parte 
en lo que el Duque pecana. 

De rodillas los dos. 

Bel» El conmigo no trataua 
de ofenderte, ni matarte, 

laq. Sí yo fu intención traydora 
fupe,el cielo me deftruya: 

Bel. Yo no fui tercera fuya, 
fino fue de mi feñora. 

laq. lamas de mi fe fió. 



Marifcal de Btron, j j a 

<BcL Yo íkropre del me dcoadi* 
Jaq. Dexarae dezir a mi* 
Bel.Dcx&mc que diga yo. 
Rey. Amigos, que hazc madama, 

notemays. 
BeL Eftoespeor. 
laq. Efta lo (abe Tenor, 

diga adonde cftá fu ama, 

digalo prefto. 
Bel, Que haré? 
Rej'.Mayor defdícha rezelo. 
Bel. Fuerte deíbonfuelo, 
Rey.Donde cftá Blaneai 
Bel.Nok, 

efta mañana falío 

íin dezár a nadie nada, 

en vna filia encerrada, 

lo demás no lo fe yo, 

pero bien fe que la vi 

llena deconcoxa,y llantoí 

Sale Blanca, 

Bhn. Ola quitadme efte manto, 
Rey mi feñor vosaqüi! 
íi porque al Duque ame yo, 
y aunque muerto lo he de arnafy 
en mi le quereys quitar 
la vida que le quedó. 
Muera yo para acabarle 
4e matar,fmo os altera* por- 



I* gran Comedid ÍeV f 

porque hsfta que Blanca muerg 

no acabareys de matarle. 
Rey. No filanca,ma} vtieftroamoE 

'haize tita piedad malicia, 

^atarle en e!,fue jufticia, 

matarle en vos, fuera error, 

Viendo ya q el Duque hamuert® 

y amándole vos es cierto, 

que yiup en vos fe quedó, 

bufeo fu vida en los dos 

pon amor tan excefsiuo, 

que porque en vos cftá viuo 

le vengo a bufear en vos. 

De donde venis agora: 

tnas quien duda que vendreys 

de llorar lo que perdeys? 

porque defeanfa quien llora 

qui^aparadiucrtir 

la pena que el pecho eícpnác* 
'$Un*tiomi feñor. 
Rey Pues de donde? 
fían. De ver al Duque roorrr. 
Rey. A verle morir falsfteys? 
"fían* A verle morir fali| 
Rey. Y eflTo fue amor? 
flan. Señor (¡. 
Kcy.Poco piadofaandauifteysi 

mas le deue a mi amiftad, 
Mlan.Ticnc fugeto mayor 

mi piedad,y mi valor. 
$eyMí e|ío es yalór^ni piedad^ pan} 



Mar i fea 1 de Riron. 3 3 § 

Ritn. A fenor,que vn mal temido 
esvn morir dilatado, 
y aunque es mucho imaginado^ 
es mucho mas padecido, 
luego mas fineza ha fido 
ver yo propia mi dolor* 
quanto es mérito mayoE 
en vnapena crecida, 
auenturarvnayida, 
que áílatar vntemor. 
Yo amana al Duque, y creya 
que era vaífalloleaU 
fue rraydor,procedio mal, 
vengaíteys fu aleboña. 
fupe que q$ fatisíazia 
con fu muerte^y que os vengaua* 

y como vos le eíHmaua 

por leal,honrado»y fuerte, 

quife afsiftir a fu muerta 

para ver como os pagaua, 

C^uando a ver fu muerte fuy * 

preuino mi voluntad, 

para el mucha piedad, 

mucha pena para mi^ 

fu valor acabó alli, 

yo mis dolores profigo» 

no me laftima el caftigo, 

yfenti el golpe cruel; 

luego mi amor fue con el 

mas piadoí© que conmigo, 

t^o verismo mié m&mi S 4 p® 



La gran Con* ediadel 
po fon dos cofas feñor, 
quelorniíiixo es en amor 
padecer, que prefunrur 3 
por ver al Duque morir, 
gqqcllo,mas le afsiftieron 
rnis ojos, que a vellc fueron, 
y como yiuo le hallaron 
pus efperancas duraron 
aquello mas que le vieron. 
Rey, Conuencido Blanca eftoy* 
hlan. Yofeñor eftoy mortal. 
Rey. Grane pena, 
BUn.Vaerte mal, 
Rey. El pefame Blanca os dojrj 
Blan, De marmol pienfo que íoy^ 

pues quedo viua. 
Rey. O quien le viera 

Blanca* 
Blan, Señor f 
Rey. Murió con mucho valos 

nueftro Duque* 
filan. Si tenor,' 
Rey, Corno íaci 
Blan.D cl\& manera, 
a! expe&aculo grande 
del mayor teatro,en cuya 
tragedia reprefencaua 
fus mudancas la fortuna, 
iría nchado de fangre el Sol^ 
cubierta de error la Luna, 
y eftido el dia de afombra^ ji cna ¡ 



Itarijcal de Bironl 134 

llena la noche de dudas, 
ciego el ayre,fordo el viento, 
y, en fu variedad confuía 
diuidido el vulgo en olas, 
partidas en votos la turba, 
a fer latHma,y exemplo 
de las priuancas que duran, 
lo que la vida en la rofa, 
lo que en la flor la hermofura. 
Llegó el Duque a vn cadaalfo 
trono infame de fus culpas, 
cuya maquina fublirne 
negros ropages enlutan* 
Eraei fúnebre aparato 
geroglificOjO figura 
de la noche,y de la muerte, 
tan expreífo en cada vna, 
por el color,y la forma , 
que fin que alL fe confundan 
dos imagines a vn tiempo, 
pareció nublado,y vrna 
por qualquiera parte fombra, 
por qualquiera parte tumba, 
Dudaua Francia el fuceífo* 
no porque ignoró la injuria, 
ni porque llegó a dudar 
la pena como la culpa, 
lino porque fiendo el Duque 
dueño de la gracia tuya, 
dudo que huuieífe en el mundo 
quien fus delitos ddcubra, qué 



La gran Comedia del 
qtselas faltas del valido 
qualquiera las difsimula, 
Entró el Duque por la placa,' 
quien duda feñor,qu.cn duda, 
que cfta fue fu mayor pena, 
y fu mayor defuentura, 
pues por donde entró triunfando 
de tantas vanderas Turcas, 
entre agor? defpojado 
de aquellas armas Anguilas,' 
que no fe muda el lugar 
aunque las dichas fe mudan, 
Noguardauan fu perfon^ 
cfta vez como otras muchas* 
de fus mejores foldados 
tantas militares punta?, 
antes lleuando la vida 
en mas peligros que nunca, 
yua con menores guardas 
íu perfona mas fegura, 
Apenas de que llegaua 
dieron noticia confafa, 
lenguas de metal entoncc$ 
retoricamente mudas, 
quando lo fe#alan todos, 
y de repente fe efeuchan, 
pidiendo atención al ayte 
todas las vozes en vna* 
Defcolorido el femblante, 
las mexillas mas enxutas, 
defaliñado el cabello^ 



Mari fe al de B¡ro£ I j j 

Ja barba fincoropoftura, 
libre la mano derecha 
Cpn qpe compone, y aj'ufta 
el C2puz íobre los ombros* 
y con afeto,y ternura 
vn Crucifijo en la osra* 
cuya deuota eícultura 
quanto enternece los ojosj 
los cabellos efpeiuRca. 
Llegó al cadaalfo el Duque* 
aqoUa lengua fe turba* 
aqui la voz fe entorpece^ 
#qui la dita fe anguftia, 
aqui el coracon fe pafma» 
aqui la pena fe ofufea, 
gqui el dolor fe reprime* 
aqui el aliento fe añuda, 
aqui los t?raco§ fe efiiendén^ 
aqui las manos fe pruzan, 
y aqui finalmente todo 
el cuerpo fe defeon junta* 
todo lo pa4ece el alma* 
todo el amor lo difculpa^ 
luntp.a! teatro fe apea* 
y fubc fin mas ayqc}a 
qué fu valorean confiante* 
quedos vezes fe }e arruga$ 
el capuz entre los pies 
para eftoruarle que fuba» 
y el con defpojo bizarro 
jo acoi»oda,y le difguft? 



Lagran Comedia del 
de que le eftorue el camino, 
porque ninguno pre'fuma, 
que para llegar mas tarde 
era diligencia fuya. 
En llegando a lo mas alto 
del fuio que el folo ocupa, 
mirando a vna»y otra parte 
con atencion,y mefura, 
a Francia vio dedos vezes, 
y Francia le vio de yna, 
alli íedevó mirar 
de toda la plebe junta, 
fin efeuías,^ Porteros, 
y pagó Tolo con vna 
quantas vifi^as deuia, 
que en vn Priuado fon muchas» 
Difpuefta vna filia eftaua 
en lugar de blanda pluma, 
para ellecho de fu muerte, 
para eftrado de fu injuria, 
íentófe,y fentóíe bien, 
de otra vez,donde le ayudan 
con Chriftianas diligencias 
dos Religiofos,column3S 
de la Fé,cuyas palabras 
le ofrecen,y le aífeguran 
en fu fangre/u remedio, 
y en fu infamia, fu difeulpaj 
Por vltima diligencia 
le intiman,y le pronuncian 
la fentencia de fu muerte, que 



Marifcal de Biroril 136 

que viuo 3 y acento efeucha. 
A peníion de los mortales! 
que la mayor defuentura 
de los hombres fea ignorar 
la hora poítrera fuya. 
Y que llegue a fer la muerte 
de vn dchnquente tan dura, 
que el faber que muere entonces 
fea fu mayor anguftia. 
Llegó a vendarle los ojos 
con mano aleue,y perjura, 
el verdugo pretendiendo 
con infames ligaduras 
atar fu cuerpo a la filia, 
y el con impaciencia alguna, 
que en pie k dexe morir 
pide al Verdugo,y le jura, 
porfuRey^y por fu fangre 
de no refiftirfe nunca, 
aunque vea la cuchilla 
fobre fu cuello defnuda, 
Como el que fe ve fangrar 
que el mifmo el braco fe alumbra, 
y aunque la vena le rompan 
no fe refifte a la punta, 
No fue acción defefperada,' 
aunque algunos la murmuran 
en Francia 3 antes me parece 
que fue vna obediencia juftat 
O para hazer voluntaria 
la pena quaodo la fufra* o pura 



la gran Cémedia cid 
O para dar & entender 
qufitido el golpe fe executá¿ 
que no pretende cobarde 
eíloruar lo cjue no efcufáU 
E nefeto hecha ía feñá 
él verdugo que la eícüchá 
leuanta eí braco^y del golpe 
£uz la prefteza tan mucha, 
que no pudi> cornfneheftdeílá 
el mifmo que lo executa. 
Salto la cabete en tierra 
huyendo de quien la injüriafj 
que folo en huyr entonces 
no pareció que cía fuya¿ 
Pero cómo no podiá 
vengáríe ya pot difunta* 
andando por el tablado 
parece que yua aunque tnuéi§- 
pidiendo a todos venganza 
de aquella mano perjura. 
El cuerpo (raro prodigio) 
quedó en la propia eíUturá¿ 
fin cae f en grande rato 
ni moftrar flaqueza alguna* 
O porque no lo creyó 
la muerte que lo procura» 
o porque él cuerpo valiente 
mientras el alma Huttia* 
quifo viuir por fa cuenta 
aquello poeo que dura* 
En fin a villa dd puebla que 



Matifcal de ÉlrQril M j 

que le llof á,aünque le acufáj 

entre lagrimas,? penas 

quedó aquella flor caduca* 

aquella vida fin alma, 

aquel cuerpo fin figura, 

aquella eftreUa fin rayos* 

aquel foUfifí hermofüfó/ 

aquella ñaue fin velas, 

aquella águila fin plumas^ 

y aquel animo fo bra$o 

fin fuetea en las conjunturas** 

y con vna muerte fola 

facisfechas muchas culpas» 

vengados muchos agrauios* 

vueítra perfona fegura, 

f rancia trifte el mundo abierto* 

muerto el Duque,yo difunta. 
Ai)',Karamuerte,ay Duque amigo^ 

que mal mi amor difsimula* 

las lagrimas en los ojos* 

y en el pecho ia ternura» 
Mon. Mucho lo ha fentido el Rey] 
Con. Pierde vn gran foldado,y nuca 

tal perdida fe reftaura. 
Rey. Blaftca.B/¿i». Señor, 
Rry.Buelue ¿enjuga el llanto, 
Man. Lloro de vn Sol 

la muerte que en noche obfcüta 

fe me pufo de vna vez, 

porquela ílenta de nwchas# 
Rey ¡Toaos .lo fentimos Blanca* y afsi 



/ La gran Cothedia M 

"yafsi,puesque quedays viuda 

de vndeífeo,procurad 

bufcar marido que lupia 

él valor del Duque itmetto»' 

no madama la ventura» 
Blan Agora esmay preftd. 
Rey. Pues quando ferá tiempo. 1 
Btan. Nunca, 

que vn-a'müget de mis partes 

quaodo a querer fe auentura, 

y hierra la vez primera, 

no hade prouarla fegunda* 
Re>Gtande valor. Iaq.Gv&ñ fineza* 

mucho amor, y cofa mucha, 

y pues por amar al Duque 

tener , y guardar procura 

fu virginidad,hambre 

efta matrona en ayunas, ] 

yo también quiero imitalla, 

y aunque la carne lo gruña, 

no he de cafarme en vn mes. 
fiel.Y defpues fe ñor figura? 
laq* En paífando la Quareíma 

quien no canta la Alieluya* 
Rey. Y con efto tendrá fin 

la prodigiofa fortuna 

del Marifcal de Biron, 

que fue de la patria fuya 

el mas valiente Francés, 

aunque de menos ventura* 
Win de UgranCvmeiü del Marifcal de Biron» 





íi-vílv ' • 






: - 






3^*S 



VMmpm 



# 



.% 






•#■.'